Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia

Soca 1213 - Cel.: 099 161 358 - Fax: 708 81 09  - E-mail: familias@adinet.com.uy

 Montevideo - Uruguay 


"En su camino histórico la Iglesia no lucha sólo entre el bien y el mal, sino también en medio de la estupidez humana."
Eugenio Corti
"Nada conozco más grato que escribir una palabra y tener la seguridad profunda de que aquella palabra dentro de pocas horas volará a grandes distancias y vibrará en millares de espíritus para producir una convicción o excitar una simpatía, como una chispa eléctrica que, saliendo de un punto, conmueve la atmósfera hasta un remoto confín."
Jaime Balmés

CONTENIDO


Publicación Nº 04/02

EDITORIAL

 
LOS PRINCIPIOS NO SE VENDEN NI SE ARREAN
 
Días atrás un grupo de funcionarios del "Comité sobre la Eliminación de la Discriminación en contra de las Mujeres" (CEDAW), criticó duramente a la delegación uruguaya liderada por el Embajador Paolillo, por "la lentitud de Uruguay en el camino hacia la igualdad de género. Las mujeres uruguayas no están ni emancipadas ni 'empoderadas'. En Uruguay no existe igualdad ni de hecho ni de ley. Todas las acciones presentadas en el informe para beneficiar a las mujeres son meras palabras. El país ha fallado totalmente", sentenció el Comité, al tiempo que exigió como segundo punto de la agenda para lograr sus objetivos, "la depenalización y legalización del aborto" (1). 
 
Cadena de cesiones
 
Estas declaraciones parecen haber influenciado la decisión del Ministro de Educación y Cultura, quien buscando evitar una mayor confrontación con los representantes de la ONU y el feminismo radical, nombró como nueva Directora del Instituto Nacional de la Familia y la Mujer a la feminista Ana María Balparda, quien durante su asunción, propuso un debate sobre el aborto. Por lo menos queda claro por un lado, que la destitución de la Sra. Raquel Trobo no fue motivada porque el Dr. Mercader estuviera  "desconforme con el desempeño técnico de la funcionaria" (2), sino porque se manifestó lisa y llanamente contra el aborto y esto le creaba problemas con el lobby feminista-proabortista. Y por otro, que la designación de Balparda responde a la necesidad de calmar el pataleo de los mandones de la ONU, que nada saben del respeto a la soberanía de los países que les pagan sus sueldos.
En los hechos, parece existir una notoria e incontestable relación entre la destitución de Trobo, las críticas de CEDAW al gobierno y la asunción de Balparda. A mediados de diciembre de 2001 el Ministro Mercader destituyó a la Directora Trobo; el 24 de enero los integrantes del comité de CEDAW consideraron que "la legislación uruguaya contra el aborto constituye una "afrenta" contra las mujeres", que el informe presentado por la delegación uruguaya "fue horroroso" y que el escaso interés en modificar las leyes era para ellos "disgustante" (4); y el 22 de febrero de 2002 como Directora del INFM una persona que propone un debate sobre el aborto; lo que en buen romance, supone poner en tela de juicio su penalización. El nombre de esta persona fue propuesto al Dr. Mercader por la Senadora Julia Pou, en calidad de dirgente política de un sector del Partido Nacional al que fue confiado el Ministerio de Educación y Cultura. Partido que oficialmente, siempre se ha manifestado contrario a la despenalización del aborto.
Para el Ministro y para la novel Directora del INFM, la vida de los niños por nacer es materia de debate. Cabe preguntarse, qué pensarían ellos y el resto de la ciudadanía si propusiéramos un debate sobre la legalización de la pena de muerte o de la rapiña. Seguramente pondrían el grito en el cielo.  De todos modos, parece que la flamante jerarca, es una persona bastante sensata, desde que afirmó que "el mundo para la mujer es difícil, yo no quiero decir con eso que haya que matar a los hombres ni nada, digo que hay que cambiar el mundo".(3). Es realemente tranquilizador para el futuro de la humanidad -y para el 48% de la población uruguaya-, que la nueva directora no comparta la idea de matar a los hombres; al menos a los ya nacidos...
 
Desconocimiento de la realidad
 
Tampoco sabemos que opinaría de sus propias palabras la Sra. Balparda, si conociera -mínimamente- la realidad de la condición de la mujer en el Uruguay. Porque ni ella, ni los funcionarios de la ONU, tienen la más remota idea de los temas de los que opinan. Es sabido que a los integrantes del Comité de CEDAW no les importa ni les importará nunca la realidad porque su propuesta es ideológica; pero la Sra. Balparda, si pretende trabajar con seriedad, al menos debería tomarse el trabajo de profundizar un poco más en la información relevada por el Instituto Nacional de Estadística. En su discurso de asunción, la flamante Directora dijo que "no estamos en la república Talibán, pero son esas cosas pequeñas, esas dificultades que se encuentran en los distintos ámbitos y que la señalan a una por ser mujer" (5). Parafraseando al Dr. Eduardo J. Corso, hablar de régimen republicano a los talibanes es como mostrarle crucifijos al diablo, pero eso no tiene que ver con su especialidad y se le puede disculpar. Lo que no se le debería perdonar, es que no maneje algunos conceptos y cifras oficiales del último Censo Nacional de Población. 
Sin pretender ser exahustivos-, analizaremos a continuación algunos indicadores que contribuyen a la elaboración del Indice de Desarrollo Humano (IDH), el cual se utiliza para tener una idea del grado de desarrollo de los distintos países del mundo. Uruguay tiene un IDH de 88,3, que lo coloca en una posición levemente inferior a la de los países más desarrollados. Los indicadores relacionados con la educación, la asistencia sanitaria y la longevidad, son algunos de los que contribuyen a la formación del IDH. Aquí veremos algunas cifras extraídas del último censo realizado en 1996 (6):
Índice de alfabetización: Este índice ha venido creciendo en forma constante en los últimos cuatro censos (1963, 1975, 1985 y 1996). En todos ellos se observa que la alfabetización femenina es superior a la masculina. Las cifras para el último censo indican que el índice de alfabetización de las mujeres es de 97.4%, mientras que el de los hombres es de 96.4%. Si se estudian los datos promedio de los últimos cuatro censos de acuerdo con el área de residencia, es posible observar que en las áreas urbanas, la alfabetización de hombres y mujeres es prácticamente igual: 95.5 vs. 95.4: en promedio, los hombres sólo han estado un 0,05% más alfabetizados que las mujeres. Las diferencias a favor de las mujeres, surgen principalmente en las áreas rurales, donde la alfabetización femenina superó en un 3.93% a la masculina: 92.3% para las mujeres y 88.4% para los hombres.
Años de estudio: Además de superar a los hombres en materia de alfabetización, las mujeres uruguayas estudian durante más tiempo que los varones. Así, se observa que en el censo de 1985, las mujeres tuvieron en promedio, 8 años de estudios contra 7.5 de los hombres y en el de 1996, los valores promedio fueron de 8.5 años de estudio para las mujeres, contra 8.13 años para los hombres.
 
Cobertura médica: Los datos del último censo, demuestran que la cobertura médica femenina es mayor que la masculina. Esta diferencia es levemente superior en áreas rurales. En efecto, a nivel urbano, el 89.1% de las mujeres cuenta con asistencia médica, mientras que el 86.6% de los hombres recibe dicho servicio; a nivel rural, las mujeres con cobertura sanitaria son el 84.5%, mientras que los hombres representan el 81.0%. La carencia de cobertura médica, también es levemente mayor en los hombres que en las mujeres.
 
Esperanza de vida: La esperanza de vida o longevidad, es mayor en las mujeres que en los hombres: según el último censo, las mujeres tienen una esperanza de vida promedio de 76.2 años, mientras los hombres viven en promedio, 69.7 años. Las mujeres viven en promedio, seis años y medio más que los hombres.
En nuestra humilde opinión, si las mujeres viven en promedio seis años y medio más que los hombres, no ha de ser por falta de cuidados y de atención. Todos los uruguayos estaremos de acuerdo en que conocemos más viudas que viudos; si la longevidad es indicador de calidad de vida y desarrollo, se puede concluir que las mujeres -como sector de la población- no estan marginadas ni mucho menos. En efecto, tienen mejor asistencia sanitaria que los hombres y mayor cultura. Estamos de acuerdo en que esa mayor preparación no se refleja en los salarios pagos a las mujeres, pero no por ello hay que concluir que estamos apenas un poco mejor que en una "república Talibán".
Según se observa, ni el Dr. Mercader, ni la Sra. Balparda están muy al tanto de la realidad de la mujer en el Uruguay; y si la conocen, peor, porque actúan cual veletas que van hacia donde sopla el viento -no el de los datos oficiales, sino el de las presiones internacionales-. Al parecer, se guían por lo que les dicen de afuera, en lugar de basar sus apreciaciones en los datos oficiales obtenidos -objetivamente- por los de adentro. La condición de la mujer uruguaya es atípica en América Latina, y esto nunca lo van a reconocer quienes pretenden imponer ideologías antinatalistas donde quiera que van. Pero sí deberían reconocerlo las autoridades nacionales.
 
Guapos eran los de antes...
 
Lo triste del caso, es que tiempo atrás el Dr. Mercader escribió un libro sobre el Dr. Luis Alberto de Herrera y su firmeza en la defensa de la soberanía nacional ante la pretensión del imperio yanqui de instalar bases militares en nuestro territorio. Y ahora, ante la colonización cultural, el Ministro de Educación y Cultura depone las armas que otrora portara Herrera, cediendo servilmente ante la imposición de los señores -y señoras- de la ONU.
Apenas un año atrás, el diario El Observador titulaba: "BLANCOS PIDEN EXPLICACIONES A BATLLE SOBRE TEMA ABORTO - EXIGIRÁN AL PRESIDENTE QUE PRECISE SI APOYA IDEA DE DESPENALIZAR". E informaba: "El Directorio del Partido Nacional se pronunció ayer en contra de la propuesta para despenalizar el aborto, realizada por la diputada de la Lista 15, Glenda Rondán, informó a El Observador el ex diputado e integrante del Ejecutivo blanco, Javier García.
Los ministros de Educación, Antonio Mercader, y de Vivienda, Carlos Cat, preguntarán al presidente Jorge Batlle, en forma "oficial" y en representación del Directorio, si la propuesta de Rondán de despenalizar el aborto "responde al sector o a la visión del gobierno o es simplemente una apreciación de índole personal" sobre el tema, explicó García." (7)
Nunca se supo si ambos ministros preguntaron o no a Batlle si respaldaba la propuesta de Rondán. Pero al menos demostraron tener la intención de hacerlo. Hoy, apenas un año más tarde, la despenalización del aborto no es para Mercader un tema de principios, sino algo para debatir. En el día de ayer, durante asunción de la nueva directora del INFM, el Ministro afirmó: "Creo que el instituto puede tener un rol importante en la posibilidad de generar un debate, partiendo de la base que es un tema muy complejo que no se puede hacer del un escándalo, que tampoco se lo puede politizar y tampoco se puede convertir en un tema de confrontación, es un tema que tiene vetas religiosas, filosóficas, sociales, médicas, son muchas las vertientes que hay que tocar y creo que el país se merece una discusión ordenada y serena sobre el tema." (8)
El Papa Juan Pablo II, tiene una opinión bien distinta. En su Encíclica Evangelium Vitae, afirma: "el derecho originario e inalienable a la vida se pone en discusión o se niega sobre la base de un voto parlamentario o de la voluntad de una parte --aunque sea mayoritaria-- de la población. Es el resultado nefasto de un relativismo que predomina incontrovertible: el « derecho » deja de ser tal porque no está ya fundamentado sólidamente en la inviolable dignidad de la persona, sino que queda sometido a la voluntad del más fuerte. De este modo la democracia, a pesar de sus reglas, va por un camino de totalitarismo fundamental" (9).
Respetar los principios de su colectividad política parece ser para el Dr. Mercader, algo tan pasado de moda como la idea de que el aborto es un crimen. De otro modo, no propondría un debate sobre el tema. Paradójicamente, el Sr. Ministro de Educación y Cultura aparece con frecuencia en la prensa como el gran cruzado "por los valores", criticando al argentino Marcelo Tinelli por su ordinariez chabacana y grotesca, mientras pasa por alto la lascivia pusilánime del "Lic. Petinatti". ¿Será que también teme a las burlas y chanzas del procaz bufón criollo? 
Es penoso decirlo, pero a la luz de los hechos, no queda duda que en este bendito país hay quienes aceptan sumisos que de afuera, nos vengan a decir quien debe vivir y quien debe morir en Uruguay. Parece haber olvidado el Dr. Mercader aquellos versos murgueros que los blancos cantaban en los tiempos del Pacto del Club Naval: "Los principios son principios / no se venden ni se arrean / con Aparicio y Herrera / los sabremos defender." Tal vez nunca los escuchó, por impedirle su empaque disfrutar de la música popular...
 
AVE FAMILIA
 
(1) ONU: Uruguay acorralado por el Comité de la Mujer; Noticias Globales 14/02, 10 de febrero 2002
(2) El País 19/12/2001
(3) El País, 23/02/2002
(4) El Observador, 19/02/2002
(5) El País, 23/02/2002
(6) www.ine.gub.uy
(7) El Observador, 20/02/2001
(8) El País, 20 de febrero de 2001
(9) Evangelium Vitae, Nº 20, « ¿Soy acaso yo el guarda de mi hermano? » (Gén 4, 9): una idea perversa de libertad

MATRIMONIO Y FAMILIA

 
SER PERSONA ES UNA IMPERTINENCIA (*)
 
Eduardo Deal
 
Relacionarse con organizaciones lleva una parte importante del tiempo que transcurre en nuestro diario vivir, aun para los productores rurales, que, por la naturaleza de sus tareas, tienen una menor frecuencia de contactos que quienes viven exclusivamente en la ciudad. En virtud de ello, cuanto más las conozcamos, mejor las podremos utilizar.
Este artículo, extractado y adaptado de un curso sobre "Gestión de Instituciones y Organizaciones Rurales", plantea aspectos que hacen a los integrantes de las organizaciones, pero cuyo conocimiento permitirá entender mejor que ocurre y ayudará a una relación más eficaz.

Una de las características de las organizaciones -acaso la que ha permitido su éxito- es que pueden especificar enormemente los comportamientos que requieren de sus miembros.
Dado que el sistema organizacional puede ser construido en forma deliberada para lograr ciertos fines, es posible planificar la forma más eficiente de distribuir los recursos y asignar las tareas para obtener los fines con el mínimo desgaste de recursos.
De la anterior característica se desprende el que las organizaciones puedan definir en forma muy clara y específica los comportamientos demandados a las personas que quieran participar en ellas.
Los roles organizacionales son claros y precisos y, por esta misma razón, es posible reemplazar el ocupante de un rol por otro que sea capaz de realizar el mismo cometido. La misma especificación y precisión de la definición del rol, por otra parte, permite hacer altamente predecibles, coordinables y controlables los comportamientos de los seres humanos en las organizaciones. Esta es una innegable y apreciable ventaja para un sistema que quiere lograr la máxima eficiencia en su función, que implica ofrecer productos variados a una sociedad que día a día necesita de nuevas soluciones para su siempre creciente complejidad.
No obstante, a esta indudable ventaja, se une un problema que ha sido anticipado por el padre de los estudios organizacionales: Max Weber. En efecto, la especificidad de los comportamientos requeridos por la organización transforma al hombre en una pequeña ruedecilla, engranaje de la maquinaria y, muchas veces, su única aspiración es llegar a transformarse en un engranaje mayor.
Esta importante observación de Weber queda ratificada en el hecho de que los comportamientos requeridos por los roles organizacionales son cada vez más específicos y parciales. Con ello se asegura la posibilidad de sustituir al personal y la alta especialización que puede lograrse en la organización. Sin embargo, el ser humano moderno, que ve transcurrir su vida en múltiples relaciones organizacionales cada vez más parciales y unidimensionales, pronto descubre que le va quedando cada vez menos espacio para actuar como persona completa, íntegra. Es en este sentido que cobra vigencia la afirmación de Humberto Maturana: "Ser persona en una organización es una impertinencia".
Si volvemos brevemente a revisar el día de un individuo cualquiera en la sociedad moderna, podremos ver que su día encuentra sentido en el desempeño colectivo, cliente para un escritorio rural, para una empresa de venta de insumos, para un banco, de múltiples roles parciales y unidimensionales: es pasajero de la locomoción colectiva, cliente de un supermercado, parroquiano en un café, contribuyente en la oficina de impuestos, vendedor de hacienda en un frigorífico y así sucesivamente. En ninguno de esos roles se le permite -ni él osaría permitírselo a sí mismo- ser persona. Este fenómeno queda en evidencia al pensar cuál sería nuestra propia reacción si ante la caja de un banco viéramos que la cajera -en lugar de cumplir eficientemente su rol- demorara nuestra atención porque, habiéndose encontrado con alguna amiga de infancia, se decidiera a contarle su vida con todos los pormenores necesarios. Es altamente probable que nuestra reacción fuera de reprobación y que le pidiéramos que hiciera su rol eficientemente dejando "sus problemas personales para otra ocasión".
Este ser humano moderno, que transita a lo largo del día por distintos roles que, como otros tantos espejos de circo le devuelven su imagen desfigurada, necesita recomponerse, recuperar su identidad perdida, encontrar su multidimensionalidad tras tantas parcializaciones. Este encuentro se realiza en la familia. La familia es el único lugar en que en se hace pertinente el actuar en forma completa, como persona. Es el único sistema en que el individuo siente que tiene derecho a presentarse sin una máscara, a actuar tal como él es o como en ese momento siente.
Luhmann dice que en el sistema familiar se hace pertinente la pregunta por los sentimientos de la persona, por sus otros roles, por la totalidad: "¿Qué te pasa?". Esta pregunta, inaceptable en una relación organizacional, en la casa es absolutamente esperable y válida. La respuesta negativa, de rechazo, en cambio, que sería válida en los sistemas organizacionales, se vuelve absolutamente improcedente y agresiva en el contexto familiar. En efecto, en una relación familiar responder a esa pregunta: "Problema mío", equivale a romper la paz y declarar abiertas las hostilidades.
Lo anterior tiene por razón el hecho que en la familia importan las personas completas y que nada que afecte a la persona, independientemente del contexto organizacional o no en que se haya dado, puede ser sin importancia para la familia. Esta misma es una de las razones de las graves crisis que sufre el sistema familiar moderno, convertido en un receptáculo de las tensiones y frustraciones que todos sus miembros traen, luego de acumularlas a lo largo del día en sus distintos roles organizacionales. Si un funcionario fiscal siente que no tiene derecho a descargar en su oficina la rabia acumulada en una discusión matutina con su mujer, ese mismo funcionario cree que sí puede -y lo hace- expresar en su casa su enojo por la injusticia que en su trabajo cometió su jefe con él. "En mi casa soy como soy, no tengo que andar poniéndole caritas a nadie".
Esta situación, de tensiones y descargas emocionales provenientes de padres e hijos, lleva a que la familia sufra constantemente de las inadecuaciones provocadas por roles conflictivos, parciales y muchas veces frustrantes, en los miembros de la familia. Que ésta no es una tarea fácil, lo demuestra la tan comentada crisis del sistema familiar. Que -sin embargo- es una tarea importante, lo demuestran las enormes dificultades de las personas que no cuentan con el respaldo familiar en esta sociedad organizacional.
El fenómeno organizacional en la sociedad moderna abarca cada vez nuevos ámbitos. La familia, por su parte, se especializa en el ámbito de lo íntimo, de lo privado. Incluso en ese ámbito se ofrecen alternativas organizacionales, pero la familia mantiene el involucramiento de la persona completa, lo que el sistema organizacional no puede hacer por su propia forma de enfrentamiento analítico, racionalizante de los problemas.
La familia ha cedido parte importante de sus funciones a organizaciones: no sólo los niños salen a temprana edad de sus hogares para recibir la educación planificada de las organizaciones educacionales; también los ancianos abandonan la familia para recibir la atención programada y eficiente de las casas de reposo. En ambos tipos de organizaciones, no obstante, se echa de menos lo íntimo, lo global de la familia, y de allí que en las mejores organizaciones del rubro respectivo se ofrezca una atención "personalizada" y un "ambiente familiar". La pregunta que surge es si estas ofertas no equivaldrán al nombre de "Parque" aplicado a un centro comercial, donde los árboles y las flores son, precisamente, lo único fuera de lugar.

(*) Aporte del Ing. Agr. Eduardo Deal a la Revista del Plan Agropecuario, Nº 98.
Extractado y adaptado de un curso sobre: "Gestión de Instituciones y Organizaciones Rurales"
 
 

 
¿SE ESTÁ PONIENDO DE MODA EL "DESAMOR"?
 
Almudena Ortiz

"Basta leer las historias de las revistas del corazón para comprobar que hoy se está poniendo de moda no el verdadero amor, sino el desamor: un "amor" calculador y egoísta, desprovisto de buenos sentimientos, de compromiso, de deberes, de entrega total". Ésta es una de las reflexiones del subdirector del departamento de Educación de la Universidad de Navarra, Gerardo Castillo, en torno a su último libro, titulado "Anatomía de una historia de amor. Amor soñado y amor vivido" y publicado por la editorial EUNSA.
La obra parte de las diferencias principales entre el verdadero y el falso amor para dilucidar los rasgos comunes presentes en diversas historias de amor auténticas. Según el profesor Castillo, la trayectoria de una pareja constaría de una primera etapa de enamoramiento en el noviazgo -denominada por él "fase del amor soñado"- y una segunda parte más propia de matrimonios jóvenes y adultos -en sus palabras, "fase del amor vivido"-.
Ser emocionalmente inteligente
El estudio de este experto en educación propone, además, algunas medidas preventivas para "entrar con buen pie" en cada nueva etapa y evitar posibles crisis. Por ello, enumera y detalla en su obra hasta 17 causas actuales de crisis conyugales y recomienda a los esposos "ser emocionalmente inteligentes y acercarse emocionalmente al otro en las cosas de cada día". "Últimamente se está devaluando el amor: está perdiendo su carácter romántico para convertirse en algo prosaico: vulgar, insulso y sin elevación", lamentó Gerardo Castillo.
En la misma línea, criticó la inversión de valores propia de la sociedad de la información, en que la que el pragmatismo invade los ámbitos más íntimos y valiosos de la vida. "La amistad y el amor requieren una actitud desinteresada, generosa y efusiva que es incompatible con la mentalidad utilitaria", explicó.
Por otro lado, señaló que en la actualidad se confunde el amor con el instinto. En su opinión, el ser amado no es visto como una persona, sino como un simple objeto de placer al servicio del propio interés egoísta. Como consecuencia de ello, el amor deja de ser encuentro personal para reducirse a mera coexistencia entre dos seres extraños: un varón-objeto y una mujer-objeto que se usan mutuamente. A juicio de Castillo, ese amor -que definió como "inmaduro" o "light"- no resiste las dificultades normales de la vida conyugal. Según el autor de Anatomía de una historia de amor, uno de los síntomas de la inmadurez conyugal es el miedo al amor comprometido, "un problema serio que impide a los consortes realizarse como personas y como cónyuges y ser felices".
El subdirector del departamento de Educación de la Universidad de Navarra insistió en la prevención para afrontar la inmadurez en las relaciones maritales. "Es fundamental que los padres eduquen a sus hijos en el amor recto: comprometido, fiel, generoso, responsable, etc.", indicó Castillo, quien cifró como decisivo el buen ejemplo de los padres como esposos
.   
 
info@piensaunpoco.com
 

 
VER EN OTROS NUESTROS DEFECTOS
 
Alfonso Aguiló
 
Lo contaba un profesor, de esos que observan y reflexionan. El protagonista de la anécdota es un chico de ocho años que se agitaba en llanto y rebeldía mientras su madre forcejeaba para introducirle en el autobús escolar. Con la ayuda de un discreto y políticamente incorrecto azote, finalmente lo consiguió. Una vez dentro el chico, y algo más calmado, el profesor le preguntó por el motivo de su enfado. Después de algunas evasivas, Guillermo -así se llamaba- explicó que su madre no le había comprado el calendario de chocolate que él quería, sino otro, en su opinión mucho peor. Ante su airada exigencia para que su madre fuera a cambiarlo, ella tuvo la sensatez de negarse, y ésa era la razón del enojo.
El profesor intentó hacerle ver que aquello era propio de un niño caprichoso, pero Guillermo se negaba a aceptarlo. De pronto, tuvo una inspiración: «¿Entonces..., tú quieres ser como Dudley, y que tu mamá te trate como tía Petunia?». El niño abrió mucho los ojos, se quedó callado un instante, como imaginando algo, y después su respuesta sonó alta y contundente: «¡NO! ¡Nunca!».
Cualquier lector de Harry Potter habrá entendido de inmediato la reacción de Guillermo. Nadie más repulsivo que el caprichoso primo Dudley, y nadie tan antipático como sus padres. En los libros de Harry Potter apenas se hacen recomendaciones morales directas, pero los chicos caprichosos y mimados son desagradables, y los envidiosos y crueles resultan antipáticos y odiosos. Harry Potter y sus amigos se quieren, se respetan, estudian (más o menos), y se enfadan pero se perdonan. La numerosa familia Weasley es simpática y acogedora, y lleva las estrecheces sin demasiadas tragedias; son el contrapunto de la odiosa familia con la que Guillermo no quería tener nada que ver.
Esta anécdota es una buena muestra de cómo hay ocasiones en que lo mejor para advertir la necesidad de cambiar es ver nuestros defectos encarnados en otra persona. Esos defectos, desposeídos de la indulgencia con que los vemos en nosotros mismos, se nos hacen mucho más vivos, más ásperos, más desagradables. Contemplados con la objetividad que da ver las cosas desde fuera, nos parecen menos lógicos, menos disculpables.
Descubrir con claridad en nosotros mismos algo que nos desagrada es uno de los grandes motores de la mejora personal. Los modelos positivos tienen la fuerza del "yo quiero ser así", pero los modelos negativos pueden también encerrar una potencialidad positiva muy importante. El "yo no quiero ser así", expresado con rotundidad ante la viva imagen de los propios defectos reflejados en otra persona, resulta a veces el revulsivo más eficaz.
Solemos estar tan acostumbrados a convivir con lo malo -pequeño o grande- que hay en nuestro interior, que es fácil que ya no nos sorprenda demasiado. Nuestros defectos han ido naciendo de pequeñas concesiones al egoísmo, a la pereza, a la soberbia, o al vicio que sea. Al hacerse habituales esas concesiones, los defectos se consolidan, se cronifican, y poco a poco apagan nuestra sensibilidad y nuestro rechazo ante su objetiva fealdad. Por eso necesitamos que algo o alguien nos despierte de ese sueño. Si lo hacemos, y si tenemos además el valor necesario para mirar a esos defectos cara a cara, y para llamarles por su nombre, ya habremos recorrido la parte más difícil del camino para vencerlos. Por eso la ayuda de quien desde fuera nos hace ver lealmente lo que no hacemos bien, es uno de los mejores signos de amistad y de cariño que existen; y la receptividad ante esa ayuda, una de las mejores muestras de inteligencia y de sensatez.
Todos tenemos una notable y aguda perspicacia ante los defectos ajenos. Se destacan ante nuestros ojos con una escandalosa claridad. Podríamos avanzar mucho si cada vez que advertimos en otra persona un defecto pensáramos si también lo tenemos nosotros, en mayor o menor grado. A Guillermo, ese ejercicio mental le fue muy bien.
 
Revista "Hacer Familia", II.02
 
 

 
UNA FAMILIA LLAMADA OPUS DEI
 
Óscar Fernández Espinosa de los Monteros
 
El amor y la amistad son manifestaciones de aprecio que todos anhelamos. Nadie, en su sano juicio, se siente exento de su necesidad, y es ordinariamente en la familia en donde se dan los mayores pruebas de amor y de amistad.
En la familia se ama a sus integrantes, y se hacen, también por amor a ellos, muchas tareas y sacrificios que serían imposibles de realizar por dinero.
Esto mismo se descubre al conocer de cerca al Opus Dei: una familia. La diferencia fundamental que existe con respecto a la propia familia, la constituye el que la Obra (así se le denomina familiarmente) es una familia de vínculos sobrenaturales.
Por estos lazos, que no proceden de la sangre, sino de una misma llamada de Dios, es posible encontrar a personas tan variadas, de las más diversas culturas, razas, procedencias, edades, países, ambientes… Se trata de una familia muy unida, aunque extendida por todas partes.
En 1928 un joven sacerdote, Josemaría Escrivá de Balaguer, durante unos ejercicios espirituales en Madrid, por inspiración divina, funda el Opus Dei como camino de santificación en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano dirigido a todas las personas.
Y fue precisamente mientras celebraba la Misa en un día de San Valentín, un catorce de febrero de 1930, cuando Dios le hizo entender al Fundador que también debería haber mujeres en esa institución. Y en el mismo día en que se celebraba el XIII aniversario, el Señor igualmente le mostró al Beato Josemaría la solución que permitiría la ordenación de sacerdotes del Opus Dei, logrando una conjunción armoniosa entre mujeres y hombres, laicos y sacerdotes, formando así una gran familia sobrenatural.
Desde entonces, estas mujeres y aquellas que se acercan a los medios de formación que ofrece la Obra, se esfuerzan por poner a Cristo en la cumbre de sus actividades, cada una en su propia ocupación.
También, a partir de aquél catorce de febrero de 1943 algunos sacerdotes forman parte de esta familia y se dedican a ejercer su ministerio pastoral principalmente al servicio de sus hermanas y hermanos en el Opus Dei, así como a las amigas y amigos, respectivamente, que participan en las iniciativas apostólicas que llevan a cabo.
Pero ¿por qué hablar de una familia? Evidentemente, debido a la variedad y expansión de sus miembros, la razón de constituir una sola familia no se basa en la materialidad de coincidir bajo un mismo techo. Se trata, más bien, de tener, como los primeros cristianos que narra el libro de Los Hechos de los Apóstoles ( Act. IV, 32) "un solo corazón y una sola alma", que se podría traducir en el hecho de compartir idéntico afán por alcanzar la santidad y una misma vida de familia, pues se transmite un cariño verdadero: Nadie se encuentra solo en el Opus Dei.
Con esta fraternidad material y espiritual uno se siente siempre acompañado, por el ambiente cálido y cordial, propio de una familia, en la que el cariño y la solicitud de unos por otros son su habitual atmósfera de vida.
Esa atención que se palpa entre la gente de la Obra, sin duda tiene su origen en lo que enseñó a vivir el Fundador a través de innumerables sucesos, en especial, aunque no únicamente, en la atención de los enfermos, pues solía repetir que "en el Opus Dei un enfermo es un tesoro" y añadía que por ellos: "sería capaz de robar un pedacico de cielo".
Además de eso, y por mencionar otras características de familia: se tienen ratos de sobremesa para platicar los incidentes del día; en todas las casas de la Obra hay fotografías de otros miembros de la familia; se avisa a quien hace cabeza cuando se llega o se despide; se acompaña a comer a quienes llegan con retraso y al médico cuando es necesario; en las épocas habituales se coloca el Nacimiento y a cada uno en Navidad le amanece algo que apetece; se lleva un detalle a la casa de la ciudad a la que se viaja; y se suele traer de regreso algo al Centro de la Obra en el que se vive; se cuidan de manera especial las celebraciones de los acontecimientos familiares y personales de sus miembros, etc.
Quien conoce el Opus Dei o tiene un familiar de la Obra, sabe del esfuerzo que ponen sus miembros por hacer agradable la vida a los demás llevando también ese ambiente a su propia familia.
 
EL EDITOR virtual - Servicio EEv 022002
 
 

 
INSTITUTO DE LA FAMILIA Y LA MUJER

Nueva directora propuso debate sobre el aborto

La nueva directora del Instituto de la Familia y la Mujer, Ana María Balparda, reivindicó durante su asunción el feminismo; aseguró que trabajará por un país en el que exista igualdad de condiciones para ambos sexos y llamó a realizar un debate social sobre el tema del aborto.
Balparda se presentó como una "feminista" dispuesta a luchar por "un mundo mejor", ya que desde su perspectiva las mujeres uruguayas "entramos en un mundo que para nosotras es de una manera pero para los hombres es de una manera muy diferente. Tratamos de meter una cosa cuadrada en un agujero triangular, el mundo para la mujer es difícil, yo no quiero decir con eso que haya que matar a los hombres ni nada digo que hay que cambiar el mundo, hacerlo que sea igual para los hombres que las mujeres, que todos encontremos nuestro lugar".
La jerarca señaló que no se trata de que en Uruguay las mujeres sufran grandes injusticias: "No estamos en la república Talibán, pero son esas cosas pequeñas, esas dificultades que se encuentran en los distintos ámbitos y que la señalan a una por ser mujer", explicó.
Respecto al tema del aborto aseguró que debe ser abordado en un gran debate nacional que involucre a los distintos actores de la sociedad. "Es un tema delicado que involucra una cantidad de cosas, desde las convicciones, la ética médica, desde la posición arraigada de la sociedad, desde hipocresías, es un tema que esta lleno de cosas asperas, pero que es de la realidad y nos está golpeando todos los días".
La nueva jerarca añadió que "no se puede solucionar con una ley con una cosa que venga de arriba a abajo, tiene que darse paso a un gran debate nacional donde se respeten las posiciones y de la conversaciones salga a la luz".
El ministro de Educación y Cultura, Antonio Mercader, --organismo del que depende el Instituto de la Familia y la Mujer-- se manifestó en la misma línea. "Creo que el instituto puede tener un rol importante en la posibilidad de generar un debate, partiendo de la base que es un tema muy complejo que no se puede hacer del un escándalo, que tampoco se lo puede politizar y tampoco se puede convertir en un tema de confrontación, es un tema que tienes betas religiosas, filosóficas, sociales, medicas, son muchas las vertientes que hay que tocar y creo que el país se merece una discusión ordenada y serena sobre el tema", apuntó.
Señaló que será necesario analizar la realidad y ver las cifras relacionadas con el tema para poder armar argumentos hacia un lado u otro.
Otro tema que ocupó a la novel directora fue el de la regulación de la participación femenina en los cargos políticos mediante una ley que establezca que por cada tres hombres debe existir una mujer. Mercader también defendió este argumento.
 
 

 

Cecilia Castañera

Cuando el año pasado le dijeron a la bailarina de Arkansas, Margareth Lloyd-Hart, que tenía un tumor benigno en el ovario, sus expectativas de ser madre se desvanecieron, dado que a los 17 años le habían extirpado ya el otro ovario. Desesperada por la situación empezó a investigar por su propia cuenta los tratamientos disponibles, incluso en experimentación. Margaret encontró por Internet los trabajos del Dr. Otkay, que había logrado el reimplante de tejido ovárico con éxito en ovejas. Se puso en contacto con él y se sometió a experimentación. Se le extrajo el ovario, se cortaron 72 segmentos del mismo y, previa crionización1, se le reimplantaron después de ser descongelados. Actualmente Margaret es, según los doctores, teóricamente fértil, aunque de momento no desea un embarazo. Este experimento abrió sin duda una puerta de esperanza a las miles de mujeres que cada año, por patologías diversas, pierden su capacidad de ovular.
Por su parte, los encabezados de la prensa científica se han hecho eco de éste y otros experimentos similares que se están llevando a cabo en animales, y los títulos son ya elocuentes: “Bancos de ovarios congelados para ofrecer nacimientos en el futuro” o “Experimento busca proteger los ovarios del cáncer”, o “Nuevos experimentos ofrecen esperanza a pacientes con cáncer”.
Sin embargo, una lectura atenta de la literatura científica al respecto, le permite a uno percatarse de que ésta quizás caiga en un optimismo algo exacerbado y, paradójicamente, poco “científico”, lo cual demandaría ciertas reservas. Porque si bien lo que se lee es esperanzador, no habrá que dejarse engañar por ese binomio que nos es ya familiar: necesidad humana apremiante – respuesta casi infalible de la técnica.
Digo necesidad apremiante porque ahora se habla de mujeres estériles víctimas del cáncer, desesperadas por su pérdida de fertilidad y, al mismo tiempo, en el mismo discurso se señalan “otras aplicaciones” al hablar de una nueva posibilidad para mujeres profesionales que desean posponer su maternidad; de hecho nuestra bailarina aún no es madre. Y todo ello se presenta al público como un nuevo producto para el ya amplio supermercado de la biotecnología, o bien algo así como que “por el mismo precio, damos más servicio”...
Y en el otro extremo del binomio está la técnica que, precisamente por ser técnica, olvida demasiado fácilmente algo que le es natural, es decir, que falla. Lo malo es que a veces lo olvida a un precio demasiado alto. Hasta ahora lo único que ha nacido después de muchos experimentos fallidos es algún cordero, en principio sano. La realidad, hoy por hoy, es que todavía no ha nacido un ser humano procedente de un ovario sometido a una temperatura de -190ºC, y cuando nazca, necesitaremos todavía años para conocer las consecuencias que ello pudiera provocar en seres humanos de esa procedencia. Sin embargo la técnica tiene prisa, por supuesto en aras del progreso y el avance, y no puede esperar. La biotecnología sigue pensando que es sólo cuestión de “técnica”, no de “Bio”-técnica y esa omisión nos puede costar a todos muy cara.
Es una cuestión de ética médica elemental, de sana prudencia, o de sentido común si quieren, pero lo que no se puede es jugar con situaciones reales de necesidad para hacer avanzar la técnica, sin tener respuesta a cuestiones fundamentales.

Nota:
1 La “crionización” consiste en someter tejidos u órganos humanos a bajas temperaturas para su conservación.


Fuente: Mujer Nueva
Autor: Cecilia Castañera es española, doctora en Medicina y profesora de Bioética en Suiza. Mujer Nueva agradece su colaboración.
 
 

DEFENSA DE LA VIDA

 
ONU: URUGUAY ACORRALADO POR EL COMITÉ DE LA MUJER
Las consecuencias de ratificar el Protocolo Opcional del CEDAW
Elena Brañas
El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación en contra de las Mujeres “castigará severamente la lentitud de Uruguay en el camino hacia la igualdad de género”, con este título comenzaba su informe sobre Uruguay el Comité del CEDAW, el pasado 24 de enero.
En nuestra gacetilla 432, dimos cuenta del enfrentamiento de la directora del Instituto de la Familia y de la Mujer, Raquel Trobo con las legisladoras abortistas integrantes de la Comisión de Género y Mujer de la Cámara de Representantes. En diciembre, el ministro de Educación, Antonio Mercader, cesó en sus funciones a Raquel Trobo, firmemente opuesta a la despenalización del aborto, que se retiró de sus oficinas declarando: “Hoy flamea en Uruguay la bandera del aborto”. La reciente evaluación del Comité del CEDAW da la razón a Trobo.
El Comité encargado del “monitoreo” de la implementación de la Convención, expresó su seria preocupación sobre la implementación en Uruguay de la Convención sobre Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres, más conocida por CEDAW.
El Comité se ensañó con inusitado empeño con la delegación uruguaya, en base a que Uruguay ratificó el Protocolo Opcional en tiempo récord (a mediados del 2001). Esa ratificación obliga al Gobierno a implementar en su totalidad los dictados del Comité, según lo expresado por el mismo organismo. (En Argentina, el Senado tratará el Protocolo en marzo).
En dos sesiones, por la mañana y por la tarde, el pasado 24 de enero, las 23 expertas del Comité consideraron los informes periódicos combinados del Uruguay, presentados de acuerdo con la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación de las Mujeres.
El Comité expresó su decepción sobre los informes presentados y las respuestas “débiles” del país a sus preguntas. Además, el Comité expresó que las leyes restrictivas sobre el aborto en Uruguay son una afrenta a la dignidad de las mujeres, acusando al gobierno de ese país de no tomar ninguna acción sobre los problemas de los estereotipos de género que discriminan a la mujer.
Dijo el Comité: “Las mujeres uruguayas no están ni emancipadas ni 'empoderadas'. En Uruguay no existe igualdad ni de hecho ni de ley. Todas las acciones presentadas en el informe para beneficiar a las mujeres son meras palabras. El país ha fallado totalmente”.
La vicepresidente del Comité, la argentina Zelmira Regazzoli, dijo que a pesar de que Uruguay ha sido “un modelo de progreso” para las mujeres de esta región del mundo, ya que por ejemplo tienen el derecho al voto desde 1932, “mientras se dificulte el cambio de sus leyes, las acciones en Uruguay para diseminar y fortalecer la Convención son irrealizables”.
Los diplomáticos uruguayos que se llevaron el rapapolvo y aguantaron la reprimenda fueron: el representante permanente ante las Naciones Unidas del Uruguay, Felipe Paolillo y la Ministro Canciller María Sereno y Susana Rivero.
Las exigencias del Comité fueron:
1) una mayor claridad normativa en orden a que los tratados y convenciones internacionales tengan prioridad, y en base a ellos se reformen las leyes nacionales (domésticas).
2) despenalización y legalización del aborto.
3) mayor representación femenina en los cargos de dirección y gobierno.
4) cambiar los estereotipos perjudiciales para las mujeres. “Los estereotipos de la masculinidad y de la femineidad están atrincherados dentro de la sociedad. El conocimiento y la enseñanza de las medidas es especialmente importante, tanto para los miembros de la administración del país como para las comunidades de enseñanza y la comunidad jurídica. Las mismas mujeres, deben entender la necesidad de que las oigan. Se necesitan programas de educación sexual”.
La justificación y las promesas de Uruguay. Los representantes uruguayos contestaron al Comité diciendo:
1) Que Uruguay es un fiel partidario de las convenciones de los derechos humanos de Naciones Unidas y es tradicionalmente uno de los primeros países en ratificar los Protocolos Opcionales o Facultativos.
Que el Informe inicial de Uruguay en 1985, y los informes subsiguientes, indican una evolución constante de la situación de las mujeres, para asegurar el completo ejercicio de sus derechos. En el nivel gubernamental, los ejemplos del progreso incluyeron el establecimiento del Instituto Nacional para la Familia y los Asuntos de las Mujeres en 1991, la Comisión sobre los Derechos de las Mujeres la cual apoya al instituto, la Comisión Interministerial para combatir violencia doméstica en 1998, y otras normas con respecto a madres embarazadas y las madres trabajadoras. Otras acciones han sido tomadas para mejorar salud de las mujeres, incluyendo la planificación familiar, la educación de HIV/AIDS y programas de la prevención del cáncer.
En el nivel parlamentario, continuaron diversas iniciativas que habían sido tomadas en años recientes para promover los derechos de las mujeres. Se creó una comisión para la equidad del género en el parlamento. Los departamentos gubernamentales tomaron varias iniciativas, por ejemplo el municipio de Montevideo. La Comisión de Montevideo es una punta de lanza para actividades en otras zonas del país. Las discusiones de la Comisión han sido publicadas. Los dos trabajos más importantes son sobre la oficina del ombudsman y el aborto. El aborto es un tema sensible, y varios proyectos están en el Parlamento. Uruguay utilizó los Planes de Acción de la Conferencia de la Población (El Cairo) y de la Conferencia de Beijing para impulsar estos temas, de acuerdo también con otros instrumentos jurídicos ratificados como la Convención Interamericana en 1996, y el Protocolo Opcional a la Convención Contra-la Discriminación de las Mujeres, en mayo 2001.
2) Reconocieron los diplomáticos uruguayos que los instrumentos para la puesta en práctica de estas medidas se deberían haber creado más rápidamente, considerando la igualdad del género en el nivel normativo. Que Uruguay había establecido la igualdad de los derechos de las mujeres y de los hombres, pero diversos obstáculos habían retardado este progreso. Uno de esos problemas era los recursos pobres del Estado. Que era importante que las organizaciones internacionales ofrezcan guías de consulta para ayudar a países como Uruguay para alcanzar sus metas y también contribuir a la puesta en marcha de programas y de proyectos.
En particular la delegación uruguaya dejó constancia de “que era verdad que los estereotipos de género aún existían. La solución de este problema se ha enfocado sobre la educación y la promoción de la Plataforma de Acción de Beijing”.
3) En referencia a la educación, los delgados dijeron que se están haciendo esfuerzos para cambiar los textos y los programas, pero estos cambios no son fáciles de introducir. El próximo año se espera un gran debate acerca de los cambios que se introducirán en los textos para incluir las referencias sexuales. El debate será sobre en qué modo se presentarán los temas sexuales a los niños. Se espera que estos temas se puedan resolver pronto y que los estudiantes tengan sus nuevos textos escolares lo más pronto posible.
4) Continuaron diciendo que los anticonceptivos se pueden conseguir libremente en su país, y que existen varios programas para la educación de la juventud acerca de su uso. La religión no tiene una parte particularmente importante en este tema porque la separación entre la Iglesia y el Estado está contemplada dentro de la Constitución. Pero, aún subsisten actitudes tradicionales. Se siguen haciendo esfuerzos para reducir el número de embarazos adolescentes, pero aún se necesita hacer mucho más. Impulsar la educación sexual ayudará a poner fin a esos embarazos.
5) Los delegados prometieron que una vez adoptadas las nuevas leyes por el Parlamento, serán publicitadas por el Gobierno. También el Instituto de las mujeres se hará responsable por la publicidad de las nuevas disposiciones del Protocolo Opcional. Se harán campañas para que la causa de los derechos humanos, y los derechos de las mujeres sean conocidos y entendidos y para asegurar la comprensión apropiada entre el público de lo que significa la igualdad del género.
En la misma sesión el Comité, analizando el caso de Estonia, si bien alguna de sus miembros reconoció que el aborto aunque legal y seguro puede ser perjudicial para la salud de la mujer, el Comité insistió a ese país que remueva “las barreras” que encuentran las mujeres para acceder al aborto y al divorcio, (C-Fam, New York, 07-02-02). FIN, 10-02-02
 
Fuentes: Propias; Committee on Elimination of Discrimination against Women, Twenty sixth session, 541st. and 542nd. Meetings (AM and PM), WOM/1313, 24 January 2002; UN WIRE, 29-01-02; CEDAW/C/URY/2-3. 

Noticias Globales 14/02, 10 de febrero 2002; Editor: Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja
http://www.puertovida.com/noticiasglobales; Tel/Fax: (54-11)-4813-5320; (54-11)-4811-1678
 

 
DURAS CRÍTICAS A LA SITUACIÓN DE LA MUJER
Un Comité de Naciones Unidas condenó la desigualdad en Uruguay - Expertos de diferentes países descargaron su artillería contra los delegados uruguayos
El Observador, 19/02/02.- La mujer, el aborto, el embarazo adolescente, el casamiento entre menores y la violación fue severamente criticada por el comité de las Naciones Unidas que controla la aplicación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
Durante la sesión que se llevó a cabo el pasado 24 de enero, los expertos integrantes del comité consideraron que la legislación uruguaya contra el aborto constituye una "afrenta" contra las mujeres, según el informe de la reunión al que tuvo acceso El Observador. En la sesión estaban presentes tres representantes de Uruguay, el embajador Felipe Paolillo, Susana Rivero y María Sereno. Uruguay firmó la Convención en 1979 y la ratificó en 1981, "en tiempo récord", según el comité.
Los especialistas criticaron la diferencia entre los salarios que perciben hombres y mujeres con igual formación o capacitación, señalaron la "escasa" participación de las mujeres en los partidos políticos y en la actividad pública y fustigaron el sistema para dar apellido a los niños nacidos fuera del matrimonio.
Además de estos aspectos puntuales, fue condenado con dureza el reporte que presentó la delegación uruguaya sobre la situación de los derechos de las mujeres. "No puedo menos que decir que el informe fue horroroso", señaló uno de los expertos. Agregó que "las preguntas realizadas por el comité fueron respondidas de forma floja por los representantes uruguayos", y calificó de "disgustante" que no haya interés en modificar las leyes.
Algunos de los participantes expresaron su opinión acerca de los representantes que envió Uruguay al comité. Entendieron que "no designó una delegación de alto nivel" para hablar con el grupo y lamentaron que el comité "haya perdido la oportunidad de hablar con representantes del gobierno especialmente envueltos en políticas de género". Como pudieron, Paolillo y Rivero salieron en defensa del reporte presentado y de la situación del país en materia de derechos de las mujeres. Rivero señaló que la escasez de recursos del Estado es uno de los motivos que impide la adopción de más políticas contra la desigualdad de género. Un experto respondió: "La adopción de medidas que permiten el progreso de las mujeres no son costosas. En muchos casos es un asunto de voluntad política y de dedicación en la aplicación de la Convención".
También fue blanco de críticas el trabajo del Instituto de la Mujer y la Familia. Los delegados uruguayos dijeron que con el cambio de autoridades la situación iba a mejorar, pero un experto de la ONU rebatió: "No es un asunto del instituto, es un tema del gobierno
Aborto
Los técnicos de Naciones Unidas criticaron que la legislación contemple a las mujeres que abortan "en defensa del honor".
Violación
Los especialistas cuestionaron que se perdone al violador si se casa con la víctima.
Sueldos
El comité destacó que en Uruguay las mujeres ganan casi la mitad que los hombres.
Cargos públicos
Los expertos no entienden por qué si el nivel cultural de las uruguayas es alto, no acceden a cargos públicos.
Embarazo adolescente
El comité expresó su preocupación por el índice de embarazo entre las jóvenes
 
 

 
LOS PRESERVATIVOS: UN ENGAÑO
 
Jorge Loring, S.I.

En LA RAZÓN del día 30 de Enero pasado (pág. 31) se dice que el Presidente norteamericano, JORGE BUSH, ha retirado el dinero federal de la campaña «pro preservativos» y lo destina a programas de castidad, ante a el fracaso de la campaña a favor de ellos; pues se han disparado entre los adolescentes los embarazos no deseados y las enfermedades de trasmisión sexual.
Por eso repartir preservativos a los adolescentes es una equivocación, por dos razones.
Primero, porque los preservativos no evitan el SIDA.Así opinan los médicos:
El Dr. francés Jerónimo Lejeune, Catedrático de Genética de la Universidad de París, dice: «Todos los responsables de la salud sabemos que los preservativos no evitan el Sida».
El Profesor alemán Hansjürgen, Director de la Oficina Alemana de Sanidad dice: «La prevención del SIDA mediante preservativos es un cuento de hadas».
Los doctores norteamericanos Johnson y Masters dicen que han tratado enfermos de SIDA, por vía sexual, que habían usado preservativo. Etc., etc.
La razón es que el diámetro de los poros de la goma es de 5 micras, y el tamaño del virus del SIDA es de 0¹1 micra, es decir, cincuenta veces más pequeño. Por lo tanto el virus del SIDA se cuela tranquilamente por los agujeritos de la goma.
Por eso ha dicho Alfonso López Quintás, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid: «Quisiera saber hasta cuando va a durar esta farsa de afirmar que se está contra el SIDA y se sigue promoviendo el gran negocio de los preservativos».
En segundo lugar, la difusión de los preservativos va a animar a los adolescentes al uso del sexo, y así aumentarán los enfermos del SIDA.
Así lo afirma el Dr. Polaino, Catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid: «Yo he tratado ha muchos pacientes con SIDA que habían usado preservativo. Probablemente, si no los hubieran utilizado  no habrían tenido esas relaciones sexuales, y ahora no tendrían SIDA».
El único medio seguro de evitar el SIDA, por vía sexual, es pureza en la juventud hasta el matrimonio, y matrimonio fiel hasta la muerte.
Así lo dice el Dr. Gómez Lavón, médico psiquiatra: «La única prevención eficaz contra el SIDA es la castidad en la juventud y la fidelidad conyugal».
Es decir, lo mismo que exige la Iglesia Católica.
Pero exigir la virtud, para algunos, resulta retrógrado. Es más fácil y simpático facilitar el vicio. ¡Qué lamentable!

CLONACION 
Prof. Dr. Hugo O. M. Obiglio
Instituto de Altos Estudios para la Mujer
 
En rigor de justicia, si el adentrarnos en el tema de la clonación es hacer referencia a un tipo especial de reproducción en los reinos vegetal y animal excluyendo al hombre, pocas consideraciones éticas caben hacer. Las investigaciones podrán llevarse adelante teniendo en cuenta que los protocolos de las mismas estén naturalmente destinados a mejorar el bien común de la humanidad pasada, presente y futura; y se llevará a cabo respetando las exigencias morales que hacen a las mismas. Por ejemplo: es contrario a la dignidad humana hacer sufrir a los animales inútilmente y sacrificar sin necesidad sus vidas invirtiendo en la experimentación de los mismos, sumas que deberían remediar más bien las miserias de los hombres[1]. Es también moralmente objetable que a través de la inge­niería genética modifiquemos la biodiversidad del ecosistema Tierra. El tema se actualiza en razón de los trabajos últimos que en el Roslin Institute de Edinburgo llevara adelante el Dr. I. Wilmut sobre clonación en ovejas y que diera como resultado el nacimiento de Dolly, publicado en la revista Nature vol. 385 del 27 de febrero de 1997, págs. 810 - 813 con el título de “Viable offspring derived from fetal and adult mammalian cells”.
Para quien está alejado de este sofisticado campo de investigación científica, llama poderosamente la atención el grado de desarrollo que muestra la manipulación[2] no sólo a nivel embrional, sino también biomolecular. La posibilidad de modificar una microultraestructura represen­tada por el núcleo de una célula nos hace pensar que el área de desarrollo tecnológico, a la par que amplísima, es impredecible.
El rechazo que ha seguido a la tentativa de llevar adelante experiencias en la clonación humana por la comunidad internacional, ha sido prácticamente unánime. Lamentablemente no fue el respeto ni el derecho a la dignidad de la persona el factor aglutinante, sino que el rechazo se centró en la repulsa al eugenismo que lleva implícito el concepto de clonación. Pero la historia no finaliza aquí. La ciencia y la tecnología han intentado cambiar eufemísticamente el interés que se esconde detrás de la clonación humana llamémosla “convencional”, adjetivándola: terapéutica. Y si bien la intención, el fin último es un fin loable, me refiero a duplicar órganos para mejorar enfermedades en curso o corregir malforma­ciones congénitas, la tecnología aplicada sigue siendo perversa. Al hablar de nueva tecnología en el campo de la clonación nos referimos a la obtención y manejo de células estaminales ES. Estas también conocidas como células madres, troncales, germinales o totipotentes son células maestras que tienen la capacidad de transformarse en otros tipos de células, incluídas las del cerebro, el corazón, los huesos, los músculos y la piel.
 Se manejan hasta el momento 2 tipos de células estaminales: las embrionarias y las células estaminales de los adultos[3]. Las estaminales embrionarias obtenidas del embrio­blasto de embriones humanos de sólo días de concebidos al ser pluripotenciales, guiadas por el investigador marcan el  punto de partida para la preparación de las líneas celulares diferenciadas, o sea células con las características propias de los diversos tejidos tales como el muscular, nervioso, epitelial, hemático, etc. Pero ello se obtiene a costa de la vida del embrión. Es innobgetable que resulta moralmente ilícito producir y/o utilizar embriones para la preparación de células estaminales ES ya que se hace a costa de la vida de los mismos.
La objeción moral en este particular tipo de clonación no contó con un rechazo similar al de la clonación llamémosle “convencional”. Algunos países han aceptado bajo determinadas circunstancias continuar con este tipo de investigación. El Parlamento europeo debatió el tema el 14 de noviembre del pasado año y el presidente Bush también ha hecho una relación en defensa de la vida humana frente a estas circunstancias. La Iglesia Católica ha hablado con claridad sobre el tema principalmente a través del informe que la Pontificia Academia para la Vida ha hecho sobre “La producción y uso científico y terapéutico de las Células Embrionales Humanas.”[4] La objeción moral planteada con toda claridad, llevó a que grupos de investigadores buscaran otros caminos. Caminos estos que no requieran destruir embriones humanos. Es así como se comienza a trabajar con las células estaminales de los adultos. Las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento parecieran mostrar que esta es la vía más razonable y humana que se ha de seguir para un correcto y válido progreso en este nuevo campo que se abre a la investigación y a sus prometedoras aplicaciones terapéuticas. Es así que hoy las células estaminales ES totipotentes se buscan no a través de la muerte de un embrión humano sino de la utilización de la médula ósea, del cerebro, del mesénquima de varios órganos y en la sangre del cordón umbilical.
Es sabido que cada investigador tiene como esperanzado fin último llevar adelante exitosamente su línea personal de trabajo. Y en esta oportunidad la carrera de la clonación, de la clonación terapéutica a través de las células totipotentes pareciera haber encontrado un nuevo camino, el Dr. J. Cibelli ha publicado en el penúltimo número de Science las investigaciones que realizara en forma asociada en la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest afirmando que su equipo ha obtenido células madres, totipotentes de un óvulo de mona no fertilizado.[5] Al no haber leído el trabajo original no puedo llevar adelante una crítica del hecho moral que sin duda pareciera objetable puesto que implica manipular aquellas células responsables de la transmisión de la especie humana.
Esto nos llama a reflexionar sobre la persona humana. ¿Cuándo ha comenzado a ser? Si lo humano tiene como componente esencial su corpoeridad, entonces comienza a ser cuando ha iniciado el desarrollo de su propio cuerpo. Ahora bien, ¿cuándo ha comenzado el desarrollo de su propio cuerpo? Hasta el momento ningún científico puede negar que la vida comienza en la concepción, en el instante en que el espermatozoide penetra el óvulo produciendo un nuevo ser cuyas características bien determinadas es distinto a sus progenitores.
Con la fecundación “in vitro” por primera vez el hombre es efecto de un “hacer” humano y no de un “acto” de la persona. La vida humana puede ser producida por el hombre: la procreación ha entrado así en el terreno del “hacer”, de la producción... El hacer posee su racionalidad específica, que es la racionalidad propia de la técnica. La eficacia y la utilidad son los parámetros de la racionalidad técnica. A diferencia del hacer, el obrar humano no puede ser cuantificable. La racionalidad del obrar es esencialmente distinta. Sus parámetros no son necesariamente los de la eficacia y la utilidad: son solo los de la moralidad, por eso la persona no puede ser tratada como un objeto a producir.[6] En su momento objetamos esta técnica porque además de lo expuesto brevemente habría las puertas para manipular desaprensivamente la vida humana.
Otro hecho a considerar es la perspectiva desde la cual la ética fundamenta la dignidad de la persona humana desde su dimensión relacional con los otros hombres. Cada ser humano es uno en sí mismo, pero pertenece también como parte a la humanidad entera. Es la solidaridad ontológica de los humanos lo que nos impone respetar la vida humana hasta los confines iniciales de su surgimiento, en el feto, en el embrión, en el propio cigoto.
Sin entrar a interrogarnos sobre las variables fisiopatológicas que pudieran apare­cer en un futuro lejano, como consecuencia de estas investigaciones,  no cabe duda que la clonación en sí es algo anti-natural. El pensar que este aparente éxito en el campo de la biología animal pudiera trasladarse al ser humano sería una aberración.
La pregunta sobre la posibilidad  de clonar humanos, lo pone una vez más frente a la difícil realidad de su contingencia. El mito de la inmortalidad acompaña al hombre desde antiguo en su deseo de convertirse en Dios. La idea de poder reproducirse de modo idéntico para seguir viviendo después de la muerte por medio de su propio clon se hace posible, y suscita más pánico que esperanza: el mito se transforma en terror cuando de repente parece realizable, reeditaríamos así un Gilgamesh.
Una vez más hacemos incapié en que la virtud de la prudencia debe ser el distintivo principal que caracteriza hoy a nuestros investigadores. Hablo de prudencia porque los mass-media nos presionan con aquellos textos a que el editorialista de turno llega después de leer generalmente las conclusiones de los trabajos científicos relacionados con la manipulación del embrión y la ingeniería genética. La experiencia dice que una línea de investigación que pareciera exitosa en sus resultados deja de serlo al no poder repetir otros autores el mismo protocolo o simplemente porque el equipo original reconoce “a posteriori” errores técnicos que invalidarían la misma en un futuro mediato. Como ejemplo, hoy los diarios traen la noticia de que tanto en Nature como Nature Genetics, revistas especializadas de buen nivel científico se menciona que las técnicas de clonación reproductiva aún las más avanzadas, en la actualidad presentan inconvenientes. Estos según el equipo del Dr. Atsuo Ogura son lo suficientemente importantes como para afirmar que existe una relación directa entre clonación y temporalidad. Se acorta la vida de ratones clonados con la manipulación genética a través de células inmaduras testiculares.
Para nosotros, el hombre es un ser único e irrepetible y al manipularlo no sólo se lo vulnera no respetando su dignidad sino que también se lo cosifica. La idea de la clona­ción es contraria a su naturaleza singular, es incompatible con la misma idea de persona que integra cuerpo y espíritu.
La ilicitud del clonaje humano es obvia. Lesiona, además de los principios éticos el derecho de toda persona humana a que su propia identidad genética no haya sido elegida por nadie, sean cuales fueren los motivo de esa elección[7].
La gran esperanza futura en el campo de la clonación terapéutica pasa por obtener células estaminales, madres adultas con el fin de preparar líneas celulares diferenciadas que permitan curar enfermedades degenerativas y otras patologías aún no totalmente precisadas.
Recordemos con Juan Pablo II que “el verdadero humanismo no puede admitir nunca métodos y experimentos que constituyen amenazas programadas de manera científica y sistemática contra la vida humana.”
 
Buenos Aires, 11 de febrero de 2002
Prof. Dr. Hugo O. M. Obiglio
Instituto de Altos Estudios para la Mujer
Libertad 1584 1º piso
C1016ABF Bs. As. – Argentina
Tel./Fax. (54-11) 4815-2791
                                                                                         
[1]  Basso, D. - Obiglio, H. Principios de Bioética en el Catecismo de la Iglesia Católica. C.I.E.B. Buenos
[2]  Cf. Serra, A. “Medicina ‘biotecnologica’ o medicina ‘umana’? La Civiltá Cattolica. Roma. 2000. Año 151. Nº 3597.
[3]  Obiglio, H.O. Tentación eugenésica. Bioética de la clonación. Buenos Aires. 21-11-2001.
[4]  Cf. Pontificia Academia para la Vida. La producción y uso científico y terapéutico de las Células Embrionales Humanas. 
      Vaticano. 25-08-2000.
[5]  Diaro La Nación. Crean células madre de óvulos no fertilizados. Bs. As., 1-2-2002. Pág. 11.
[6]  Cf. Caffarra, C. Aspectos antropológicos de la fecundación in vitro. Centro de Investigaciones en ética biomédica. Bs. As., 2-5-1990.
[7]  Mattei, J. F. Clones y Hombres en revista Entre Comillas. Aceprensa. Año XXVIII, nº 11, 19 de marzo de 1997.           
 

 
LA CLONACIÓN HUMANA ES UNA MONSTRUOSIDAD
Jorge Loring, S.I.

Los Laboratorios ACT de Massachusetts (EE.UU.) han logrado por primera vez clonar embriones humanos. Como la clonación humana tiene mala prensa dicen que se trata de una clonación terapéutica, no reproductiva.
Pero si, en la clonación, a un óvulo femenino se le implanta un núcleo distinto del suyo, aparece un nuevo genoma humano. El embrión está revestido de la dignidad humana y enriquecido con el gran don de la vida que brota de las manos de Dios: aparece un nuevo ser humano.
Ángelo Serra, genetista del Instituto Gemelli de la Universidad S.C. de Roma dice que el óvulo fecundado (cigoto) «es el principio del nuevo organismo, que se encuentra al inicio de su ciclo vital. (...) Desde el momento de la fusión de los dos gametos [fecundación] cada embrión mantiene su propia identidad e individualidad durante todo el desarrollo. (...) Por tanto el embrión es desde el primer momento un individuo humano real, no un individuo humano potencial. (...) Se le debe atribuir el «status» de persona, titular de plenos derechos humanos. (...) El ciclo vital de cada ser humano se inicia cuando los gametos se funden [fecundación] (...) El derecho a la vida del embrión no debe ser interrumpido». (*) 
Por eso el Vaticano está en contra de la clonación de embriones humanos. Además, las células madre para uso terapéutico se pueden obtener de tejidos adultos.
Es una monstruosidad engendrar seres humanos como almacén de piezas de recambio para trasplantes, y después destruirlos. A los que defienden la clonación de embriones humanos, yo les preguntaría: ¿aceptaría Vd. ser almacén de piezas de recambio para trasplantes a otros a costa de su vida? No es lícito matar a unos para que vivan otros.
El problema es, ¿qué se hace con los embriones congelados? En primer lugar, nunca debieron engendrarse.
No hay derecho a engendrar «in vitro» varios seres humanos para después sacar adelante sólo uno y destruir los demás.
Pero una vez engendrados habría que procurar sacar adelante todos y buscarles padres adoptivos, con las condiciones que sean morales, y sin que esto sea una justificación para la congelación de embriones. (1) Pero no hay derecho a condenarlos a muerte, pues son seres humanos inocentes.
 
(*) (http://www.bioéticaweb.com/inicio_de_la_vida/Serra_contr_emb.htm)

 
Nota del Editor: Aclaramos que la Iglesia Católica aún no ha tomado posición sobre la moralidad de la adopción -con la consiguiente implantación- de embriones humanos, por tanto es un tema opinable. Hay quienes afirman que habría que cumplir ciertas condiciones para que la adopción de embriones sea lícita.

PARA REFLEXIONAR

LA ABOLICIÓN DEL HOMBRE
Entrevista a Joseph Ratzinger, 17.XI.01
 
Entrevista al Prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, Cardenal Joseph Ratzinger, publicada en Le Figaro Magazine el 17 de noviembre 2001, que ofrece un punto de vista acerca de las cuestiones fundamentales de nuestra época. La Iglesia y la tolerancia, Occidente y el Islam, la ciencia y el futuro... (Le Figaro Magazine el 17.XI.2001)
 
CONSECUENCIAS DEL RELATIVISMO CONTEMPORÁNEO --Usted escribió, en una ocasión, que «la fe no ha desaparecido, sino que se ha replegado al reino de lo subjetivo». Para la Iglesia, ¿cuáles son las consecuencias del relativismo contemporáneo?
Desde la época de la Ilustración la fe ya no es la misión común del mundo, como lo era, por el contrario, en el Medievo. La ciencia ha codificado una nueva percepción de la realidad: se considera objetivamente fundado lo que puede ser demostrado como en un laboratorio. Todo el resto - Dios, la moral, la vida eterna - se ha transferido al reino de la subjetividad. Además, pensar que pueda existir una verdad accesible a todos en ámbito religioso implicaría una cierta intolerancia. El relativismo se convierte así en la virtud de la democracia.
--Para la Iglesia, ¿sigue teniendo la fe cristiana un contenido objetivo?
Desde luego. Y es precisamente el contexto cultural que acabamos de describir el que representa nuestra mayor dificultad a la hora de anunciar el Evangelio. Pero los límites del subjetivismo están a la vista: aceptar incondicionalmente el relativismo, tanto en el ámbito de la religión como en lo referente a las cuestiones morales, lleva a la destrucción de la sociedad. El aumento progresivo del racionalismo lleva a la destrucción de la razón misma, instaurándose la anarquía: al convertirse cada individuo en una isla de incomunicabilidad, las reglas fundamentales de convivencia desaparecen. Si compete a las mayorías definir las reglas morales, una mayoría podrá imponer mañana reglas contrarias a las de ayer. Hemos vivido ya la experiencia del totalitarismo, en el que es el poder quien fija autoritariamente las reglas morales. De este modo, el relativismo total desemboca en la anarquía o en el totalitarismo.
MISIONEROS AYER Y DE HOY --¿Sigue considerándose misionera la Iglesia?
Sí, yo diría: de nuevo misionera. Hoy la palabra misión no es siempre correctamente recibida, porque se piensa en la destrucción de las antiguas culturas por parte de los occidentales. La realidad histórica, sin embargo, es diferente: sabemos que los misioneros cristianos - en África, en Asia y en la misma América Latina - fueron con frecuencia los verdaderos defensores de la dignidad humana. Estos misioneros salvaron una parte de las culturas antiguas transcribiendo las lenguas indígenas y redactando diccionarios y gramáticas. Ayudaron a llevar a cabo esa gran revolución que fue el encuentro entre Europa y estos pueblos, integrando las tradiciones que convergían con la fe cristiana. Algunos de los problemas que África tiene en la actualidad derivan de que, con el racionalismo occidental, hemos destruido los antiguos valores morales, sin ofrecer nada a cambio. Y, dado que hemos importado la tecnología, lo que queda son las armas y la guerra de todos contra todos. En definitiva, lo que puede defender la edificación de las sociedades modernas es precisamente la misión cristiana, al permitirles mantener el vínculo con sus propias raíces.
TOTALITARISMO E INTOLERANCIA --La Iglesia se declara contra la intolerancia. Pero, ¿no es ella misma víctima de la intolerancia?
En efecto. Ha habido, por una parte, filosofías de corte totalitario, si bien en la actualidad el marxismo está en crisis. Por otra parte, el racionalismo agnóstico no es tan pacífico como podría parecer. Algunos consideran a la Iglesia el último baluarte de la intolerancia, pero cuando combaten esta intolerancia se vuelven a su vez intolerantes. Y entonces la intolerancia puede convertirse en violencia.
SEXUALIDAD --En las polémicas contra la Iglesia, las cuestiones relativas a la sexualidad y al libre albedrío moral reaparecen una y otra vez. ¿A qué se debe esta incomprensión entre el mundo moderno y la Iglesia?
Aquí llegamos a la visión individualista del hombre. Nuestra época glorifica el cuerpo y sus placeres, exalta la libertad sexual, pero piensa que todo eso tiene que ver más con la esfera de la biología que con la psicología. Se establece una sutil separación entre lo biológico, lo corporal - factores que se sustraen a la responsabilidad espiritual dado que se relegan al orden de la naturaleza- y el ser humano como tal. Desde el momento en que se considera la sexualidad como un fenómeno puramente biológico, deja de tener sentido una moral sexual.
La cultura contemporánea afirma una libertad absoluta, mediante la que el hombre debe “realizarse” a sí mismo. No existe, por tanto, una naturaleza humana que defina el bien y el mal. Esta visión se opone no sólo a la tradición de la Iglesia, sino a todas las concepciones que consideran que en nuestra naturaleza se halla inscrita una determinada línea de comportamiento, el sentido mismo de nuestro ser.
La Iglesia habla de derecho natural, de moral natural. Por el contrario, si no somos más que productos de la evolución, somos libres de autodefinirnos. Existe entonces, como decía Sartre, una libertad en el sentido en que «yo no soy definido»: en mi situación, yo debo inventar lo que es el hombre. En la visión cristiana, por el contrario, la existencia del hombre - del hombre y de la mujer - es portadora de una idea de Creador, un Creador que tiene un proyecto sobre el mundo, que expresa ideas encarnadas en la realidad del mundo. Y la relación de fidelidad entre el hombre y la mujer revela que están hechos el uno para el otro, en una profunda unidad de cuerpo y espíritu, a la que están ligadas las generaciones futuras. La elevación de reacciones físicas al rango de realidades vividas en el respeto de la persona es el camino difícil, pero grande y bello, de la moral cristiana acerca de la sexualidad.
RELIGIÓN Y ESTADO. DIOS Y CÉSAR --La Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea, adoptada el pasado año, no ha querido hacer referencia a la “herencia religiosa” de Europa. ¿Qué piensa usted de esta interpretación del laicismo?
Es preciso definir bien el laicismo. En mi opinión, existe una noción positiva de laicismo en el sentido de que el cristianismo, fenómeno nuevo en la historia, estableció una diferencia, al reconocer la distinción entre la religión y el Estado.
Esta distinción entre el reino de Dios y el del César está en el origen del concepto de libertad que se ha desarrollado en Europa, en Occidente. Implica que la religión ofrece al hombre una visión para toda la vida, no sólo para la espiritual. Pero la institución religiosa no es totalitaria, sino que se halla limitada por el Estado. Y el Estado no puede pretender controlarlo todo porque está a su vez limitado por la libertad religiosa. El Estado no lo es todo y la Iglesia, en este mundo, no lo es todo. Entendida en este sentido, la laicidad es profundamente cristiana. La hostilidad de los nazis hacia el cristianismo, especialmente hacia el catolicismo, se funda en esta idea de que el Estado lo es todo.
Pero si laicismo significa que en la vida pública no hay sitio para Dios, entonces nos hallamos ante un grave error. Las instituciones políticas y las instituciones religiosas poseen ámbitos que les son propios. Sin embargo, los valores fundamentales de la fe deben manifestarse públicamente, no por medio de la fuerza institucional de la Iglesia, sino por medio de la fuerza de su verdad interior. Cuando el laicismo pretende excluir la religión, obra una mutilación del ser humano.
ISLAM --¿La confrontación entre el mundo occidental y el mundo musulmán es un choque de civilizaciones?
El Islam no existe como un bloque único. No existe un magisterio del Islam, ni una constitución islámica centralizada. El Corán proporciona al mundo islámico algunas referencias comunes, pero da lugar también a interpretaciones diferentes. El Islam se concreta en contextos culturales muy diversos, desde Indonesia hasta la India, desde Oriente Medio hasta África. Por tanto, el mundo islámico no es un bloque y no cancela los temperamentos nacionales: hay países de mayoría islámica que son muy tolerantes y otros que excluyen en mayor o menor medida el cristianismo.
Hoy el Islam está masivamente presente en Europa. Y puede constatarse un cierto desprecio por parte de cuantos creen que Occidente ha perdido su conciencia moral. Así, por ejemplo, mientras que el matrimonio y la homosexualidad se consideran equivalentes, el ateísmo se transforma con frecuencia en derecho a lo blasfemo, especialmente en el arte, estos mismos hechos son horribles para los musulmanes. De aquí la impresión tan difundida, en el mundo islámico, de que el cristianismo agoniza, que Occidente está en decadencia, y la percepción de que el Islam es el único que porta la luz de la fe y de la moralidad. Una parte de los musulmanes ve en ello una oposición incurable entre el mundo occidental - con su relativismo moral y religioso - y el mundo islámico.
No obstante, no me parece incorrecto hablar de una confrontación de culturas: en el reproche dirigido a Occidente nos encontramos de nuevo con las consecuencias del pasado, cuando el Islam padecía la dominación de los Países europeos. Se puede llegar, de este modo, a formas terribles de fanatismo. Ésta es una de las caras del Islam, pero no es todo el Islam. Existen también musulmanes que buscan el diálogo pacífico con los cristianos. En consecuencia, es importante juzgar los diversos aspectos de una situación que es preocupante para todas las partes en cuestión.
INMIGRACIÓN --El año pasado monseñor Biffi, arzobispo de Bolonia, levantó una polémica al afirmar que la inmigración musulmana creaba problemas…
La reflexión del cardenal Biffi era más sutil. Él subrayó que existe actualmente una migración de pueblos, pero que es evidente que cualquier gobierno, incluso el más abierto, no puede aceptar indefinidamente a todos los inmigrantes. Hay que distinguir, pues, entre los que pueden llegar y los otros. ¿Con qué criterios? Ésta era la pregunta de monseñor Biffi. Desde el momento en que se hace inevitable llevar a cabo determinadas elecciones, hay que aceptar ante todo - en vista de la paz civil de nuestras sociedades europeas - a los grupos que pueden integrarse con más facilidad, a los más cercanos a nuestra cultura. Si se manifiesta una incompatibilidad cultural, una incomprensión, toda la sociedad resulta afectada. Y esto no beneficia a nadie, ni siquiera a los inmigrantes musulmanes. Definir los criterios que permitan la unidad de un país y favorezcan su paz social es, por tanto, interés de todos.
PROGRESO Y RAZÓN --El mundo moderno vivía en el culto al progreso y la razón. Tras dos guerras mundiales, los gulag, Auschwitz, el terrorismo, ¿ siguen teniendo sentido las nociones de progreso y razón?
Siempre he sido escéptico respecto del concepto de progreso. Naturalmente, se da un progreso en el número de conocimientos, en la ciencia y en la técnica. Pero estos progresos no implican necesariamente un progreso en los valores morales, ni en nuestras capacidades de hacer buen uso del poder conferido por el conocimiento. Por el contrario: el poder puede ser un factor de destrucción. He sido siempre contrario al espíritu utópico, a la fe en una sociedad perfecta: concebir una sociedad perfecta de una vez por todas significa excluir la libertad que tenemos que ejercer cada día. La prueba de que la razón y la moral son frágiles es que una sociedad puede siempre autodestruirse. En lo que hace falta esperar es en la presencia de fuerzas morales suficientes capaces de oponerse al mal.
BIOÉTICA --Venta de órganos, manipulaciones genéticas, clonaciones: ¿hace falta poner límites a la investigación médica y científica?
A los oídos del hombre moderno, la idea de poner límites a la investigación suena como una blasfemia. Existe, sin embargo, un límite extrínseco: la dignidad del hombre. Es inaceptable cualquier forma de progreso que tenga como precio la violación de la dignidad humana. Si la investigación amenaza al hombre, se trata de una desviación de la ciencia. Aunque se argumente que una u otra vía de investigación puede abrir posibilidades para el futuro, hay que decir “no” cuando lo que está en juego es el hombre. La comparación es un poco fuerte, pero quisiera recordar que ya en una ocasión alguien llevó a cabo experimentos médicos con personas que consideraba inferiores. ¿A dónde llevará la lógica que consiste en tratar a un feto o un embrión como una cosa?
LA IGLESIA Y LOS JÓVENES --¿Qué espera la Iglesia de los jóvenes?
Que los jóvenes no tengan los prejuicios de la generación del 68, que alejaron a muchísimas personas - hombres de Iglesia incluídos - de la fe. Esperamos que los jóvenes manifiesten una nueva vitalidad, con una apertura que les permita descubrir en Cristo a un Dios que es verdad y amor.
EL PRÓXIMO PONTIFICADO --¿Cuáles serán las grandes tareas del próximo pontificado?
¡No me corresponde a mí establecer el programa de las mismas! Además, el mundo cambia rápidamente: lo que ayer parecía imperativo hoy ya no tiene la misma importancia. Creo que los problemas más urgentes, para la Iglesia, provienen de cuanto acabamos de decir. ¿Cómo hacer frente a la situación creada por un mundo occidental que duda, que ya no reconoce un fundamento racional en una fe común, un mundo abandonado, por tanto, al subjetivismo y al relativismo? Y además, el Islam y el budismo, los dos grandes desafíos que tendrá que afrontar el mundo occidental: es preciso dialogar con ellos, encontrar la posibilidad de comprenderse sin perder la gran luz que nos viene de la figura de Jesucristo.
 
(© Le Figaro Magazine/Volpe. Entrevista realizada por Jean Sévillia)
 
 

 
URULANDIA
 
Bonifacio Rey
 
En el país de Urulandia el mercado de la prensa escrita es disputado por una decena de diarios. Uno de ellos (el Diario Oficial) es administrado por una agencia estatal y expresa la corriente de pensamiento predominante en dicha agencia; todos los demás son gestionados por entidades privadas y responden a diversas corrientes filosóficas, políticas o religiosas. El Estado subsidia totalmente los costos del Diario Oficial, por lo cual éste es entregado gratuitamente a sus lectores. Los llamados "diarios privados", en cambio, no reciben ningún subsidio del Estado, por lo cual les resulta imposible competir en precio con el Diario Oficial; no obstante apuestan a una mayor calidad informativa y a un enfoque distinto de la información. Por otra parte, aunque la Constitución de la República de Urulandia garantiza la libertad de prensa, el Diario Oficial es también el órgano regulador de la prensa escrita, de manera que controla a sus competidores y no es controlado por ningún otro organismo.
Los partidarios de este estado de cosas intentan justificarlo de dos maneras: Por una parte, sostienen que el Estado debe intervenir en el mercado de la prensa escrita para asegurar que una información adecuada llegue a toda la población; por otra parte, sostienen que el Estado es filosóficamente neutral, por lo cual no debe apoyar económicamente a los diarios privados sino gestionar su propio diario, "perfectamente objetivo".
Como resultado de esta curiosa organización de la prensa escrita nacional, el 80% de los habitantes de Urulandia lee el Diario Oficial y todos los demás diarios reunidos llegan apenas al restante 20%. Además, el porcentaje de lectores del Diario Oficial supera el 95% en el sector más pobre de la población, mientras que no alcanza al 5% en el sector más rico. En consecuencia la mayoría de los urulandeses (sobre todo los más pobres) dependen de una información de calidad cuestionable y están fuertemente influidos por las opiniones "perfectamente objetivas" difundidas por el Diario Oficial.
Si esta fábula fuera verdad, inmediatamente surgirían en el país y en el mundo muchas voces indignadas para protestar contra este atropello del Estado a la libertad de información. ¿Por qué, en cambio, tantos se quedan tan tranquilos cuando la fábula se verifica exactamente cambiando Urulandia por Uruguay, prensa escrita por educación primaria y secundaria, Diario Oficial por ANEP y diarios privados por escuelas y liceos privados? ¿Acaso la libertad de educación no es al menos tan importante como la libertad de información?
 

 
EL RACIMO DE UVAS

Un día llamaron a la puerta de un convento, y abrió el hermano portero llamado Barragán, este vio con asombro que un hortelano de las tierras de al lado le entregaba un hermoso racimo de uvas tan grande que le causó admiración, diciéndole: hermano te regalo este racimo de uvas en agradecimiento por la buena atención que me prestas cada vez que vengo al convento, sin pensarlo dos veces el hermano portero le dio las gracias por tan precioso regalo y le dijo que no tardarían mucho en dar cuenta de él.
Apenas salió el hortelano del convento ya se relamía pensando en que se lo comería el solo y no decir nada a los demás, al fin y al cabo se lo habían regalado para él.
Lo lavó y dejó escurrir en un clavo que había colgado en la pared, mirándolo con alegría por el gran festín que le esperaba. Pero la viva conciencia del hermano portero le hizo pensar que en el convento había un hermano enfermo que no gustaba de comer nada, debido a su enfermedad.
Este pensó para sí que sería una buena obra alegrarle el día a este enfermo y de paso llenarle el estómago, tan necesitado de alimento. Sin pensarlo mucho descolgó el racimo de uvas y se fue a la enfermería a regalárselo a tan delicado enfermo. El enfermo al ver el racimo abrió los ojos sobresaltado al ver su gran tamaño, y el portero le dijo: Hermano Matías me han regalado este racimo para mí, pero pensando en tu enfermedad y sabiendo que no te apetece comer nada, quizás estas uvas te abran el apetito, el hermano Matías se lo agradeció de corazón que se hubiese acordado de él, diciéndole que si se moría le tendría muy presente cuando estuviera en el Cielo con Nuestro Señor.
El portero le buscó una fuente donde le colocó el racimo para que fuera picando cuando gustara. Dejándolo solo, se fue para la portería pensando en la gran obra que había hecho por su hermano Matías.
El enfermo cogió el racimo como pudo e iba a dar buena cuenta del, pero pensó que si lo dejaba haría un buen sacrificio para remisión de sus pecados y bien de su alma y decidió no comerlo y dárselo al hermano enfermero que le atendía con tanta caridad y se desvivía por él por las noches.
Gritó al hermano enfermero pensando este que le sucedía algo por la insistencia en que le llamaba. Hermano Esteban me ha traído el hermano portero este racimo para que lo degustara pensando en mi enfermedad, pero pensé que, ya que no me entra nada en el estómago y pudiérase que me hiciera daño he pensado que te lo comas tú, que te portas tan bien conmigo. El Hermano Esteban insistía en que lo intentara comérselo pero cuanto más insistía el enfermero mas lo rechazaba el enfermo. Este decidió comérselo en su celda dándole las gracias por tan precioso regalo.
Y mientras caminaba hacia su celda, pensó que mejor que comérselo él, se lo daría al Hermano cocinero que bien se esmeraba para que todos lo frailes comieran lo poco que les llegaba de la huerta y de donativos. Bajó a la cocina y encontrándose con Buenaventura el hermano cocinero y topándose de bruces con él y el racimo le dijo: mira, lo que me han regalado, pero te lo regalo a ti para que saborees estas uvas tan hermosas, como hermoso es tu corazón, el hermano Buenaventura quitándole importancia a lo que decía, le insistió que se lo diera mejor al prior ya que era tan responsable con la comunidad.
Y así fue pasando el racimo de hermano en hermano por todo el convento, hasta que llegó de nuevo a la portería donde el hermano portero, extrañado y perplejo por el suceso decidió que no diera más vueltas el racimo de uvas, y ni corto ni perezoso se lo comió con tal gusto que le pareció las uvas más sabrosas que jamás hubiera comido.

Enviado por Angel Segura a valores@encuentra.com
.
 

CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
From: Romuald Turzynski
Sent: Monday, February 11, 2002 5:52 PM
Subject: Suscripcion

Por favor enviame Revista Virtual de la "AsociacionVivir en Familia"
Saludos muy cordiales en Cristo Jesus.
Romuald Turzynski

----- Original Message -----
From: "Ayelen Posse"

To:
familias@adinet.com.uy
Sent: Friday, February 15, 2002 9:27 AM
Subject: que tal ?


Hola!
Recibí unas reflexiones de ustedes, que me gustaron y les escribo para ver si me puedo suscribir.
Muchas gracias
Ayelén Posse

----- Original Message -----
From: Hugo O.M. Obiglio
To: S.E.R. Mons. Estanislao E. Karlic
Sent: Wednesday, February 13, 2002 10:32 AM
Subject: Clonación

La ciencia y la tecnología han centrado su actividad en estos últimos años alrededor de la vida humana. Su caminar fue muy rápido tanto como para que el legislador y el jurista no pudieran en muchas circunstancias ordenar esta nueva "cultura de la vida". Parafraseando a Su Santidad podemos afirmar que "hoy día surje una nueva tentación: la de arrogarse el derecho de fijar, de determinar el umbral de humanidad de una existencia singular". En aras de un humanismo descarnado y equívoco, el científico nos ofrece manipular la vida humana centrando como última línea de trabajo a la clonación.
Este breve texto tiene por objeto acercar a su lector aquellos aspectos que consideramos de vital importancia para la interpretación de la misma. Creemos también que su lectura puede estimular a crear grupos de trabajo en defensa de una verdadera "cultura de la vida."
Lo saluda muy cordialmente
Prof. Dr. Hugo O. M. Obiglio
Instituto de Altos Estudios para la Mujer

----- Original Message -----
From: Daniel Iglesias
To: Vivir en Familia
Sent: Tuesday, February 12, 2002 12:16 PM
Subject: Felicitaciones

Estimados Señores:
 
Felicito al Equipo responsable de "Vivir en Familia" y ruego a Dios que les dé fuerzas para seguir desarrollando su magnífica tarea apostólica a favor de la vida y la familia.
Un saludo fraternal en Cristo de
Daniel Iglesias Grèzes
"Fe y Razón"

Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:
  • DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL
  • BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 

La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite desde el mes de mayo de 2001.
 
Redactor Responsable:
Ing. Agr. Álvaro Fernández
 
Colaboran regularmente con la Revista:
Dr. Eduardo Casanova
Dr. Esc. Pedro Montano
Dr. Juan Bonifazio
Dra. Adela González
 

Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envíe un mail a:
familias@adinet.com.uy
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".

Arriba ] 01/01 ] 02/01 ] 03/01 ] 05/01 ] 06/01 ] 07/01 ] 08/01 ] 09/01 ] 10/01 ] 11/01 ] 14/01 ] 15/01 ] 16/01 ] 17/01 ] 18/01 ] 20/01 ] 01/02 ] Campaña por la Vida ] Edición Especial ] 02/02 ] 03/02 ] [ 04/02 ] 05/02 ] 06/02 ] 07/02 ] 08/02 ] 09/02 ] 10/02 ] 11/02 ] 12/02 ] 13/02 ] 14/02 ] 15/02 ] 17/02 ] 18/02 ] 19/02 ] 20/02 ] 01/03 ] 02/03 ] 03/03 ] 04/03 ] 05/03 ] 06/03 ] 07/03 ] 08/03 ] 09/03 ] 10/03 ] 12/03 ] 13/03 ] 14/03 ] 15/03 ] 16/03 ] 17/03 ] 18/03 ] 19/03 ] 20/03 ] 21/03 ] 22/03 ] 23/03 ] 01/04 ] 02/04 ] Elecciones 2004 ] 15/04 ] 16/04 ] 17/04 ] 18/04 ] 02/05 ] 03/05 ] 04/05 ] 06/05 ] 07/05 ]