Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia
 
Arazatí 1104, Apto. 102 - Telefax: 709 58 13 - Cel.: 099 636 988 - E-mail:
 
http://www.vivirenfamilia.feyrazon.org/VivirenFamilia.htm
 
 Montevideo - Uruguay 
 

"Si nuestros filósofos y teólogos procurasen tan sólo sacar este fruto -investigar y ponderar con mayor diligencia algunas verdades filosóficas o teológicas- de aquellas doctrinas estudiadas con cautela, no tenía por qué intervenir el Magisterio de la Iglesia. Pero, aunque sabemos que los maestros y estudiosos católicos en general se guardan de tales errores, Nos consta, sin embargo, que aun no faltan quienes, como en los tiempos apostólicos, amando la novedad más de lo debido y temiendo ser tenidos por ignorantes de los progresos de la ciencia, procuran sustraerse a la dirección del Sagrado Magisterio, y así se hallan en peligro de apartarse poco a poco e insensiblemente de la verdad revelada y arrastrar también a los demás hacía el error."
Pío XII (Humani generis)
"Es un prejuicio y un error difundidos querer oponer la verdad y la misericordia. Una "misericordia" sin verdad sería una caricatura de lo que el Señor confía como misión a la Iglesia. La Iglesia no puede en nombre de la "comprensión" (mal entendida), por así decirlo, "cerrar un ojo", pasar sin ver, sin denunciar, precisamente  como exigencia de verdadera reconciliación, de reencuentro con el Señor en la verdad y en el perdón"
Card. Alfonso López Trujillo

CONTENIDO


Publicación N° 08/03

A todos nuestros lectores: ¡MUY FELICES PASCUAS!

 
Curso Internacional de Verano de Actualización en Bioética
Facultad de Bioética
Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, Roma
 
Afectividad, Sexualidad e Inicio de la Vida
30 de junio –11 de julio 2003
 
          El segundo Curso Internacional de Verano de Actualización en Bioética, organizado por la Facultad de Bioética del  Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, tendrá lugar en Roma del 30 de junio al 11 de julio. El tema para este año es: Amor, Sexualidad e Inicio de la Vida. 
          El curso está dirigido especialmente a médicos, enfermeras, sacerdotes, religiosas y laicos interesados en formarse y difundir la bioética católica.
          Se puede participar en el curso completo o individualmente en alguno de sus tres módulos.
          Los participantes recibiran, al final del curso, un diploma de participación.        
          El cuerpo docente está integrado por los docentes de la Facultad y por especialistas de diversas instituciones europeas. Además de las conferencias, habrá mesas de redondas, debates y otras actividades destinadas a asegurar la participación activa de todos los alumnos.
 
Programa del Curso
 
Módulo 1: Antropologia de la sexualidad
(30 de junio-2 de julio)
 
Introducción al curso - G. Miranda
Biología y anatomía de la sexualidad -  L. Romano
La persona humana y la afectividad - R. Lucas Lucas
Antropología filosófica de la sexualidad - G. Miranda
Las diferentes antropologías de la sexualidad - R. González
Sexualidad y sociedad moderna - R. González
Sexo y género - C. Navarini
La sexualidad en la Sagrada Escritura - A. Mattheeuws
La sexualidad en la  tradición cristiana - A. Mattheeuws
La sexualidad en Juan Pablo II - A. Mattheeuws
 
Módulo 2: La paternidad responsable
(3-8 de julio)
 
El ciclo ovulatorio y la biología de la fecundación - L. Romano
La anticoncepción y la esterilización - L. Romano
Los métodos naturales de regulación de la fertilidad - G. Paci
Afectividad conyugal y paternidad responsable - P. Pellicanò
Ética de la paternidad responsable: Doctrina católica - R. González
Ética de la paternidad responsable: Debate actual - J.M. Antón
El control demográfico y la ONU - J. Ibegbu
El problema demográfico - A. Gaspari
La educación sexual - C. Navarini
 
Modulo 3: Problemas de conformación y comportamiento sexual
(9-11 de julio)
 
Psicología e sexualidad - G. Maurizio
La homosexualidad - G. Miranda
Las disfunciones sexuales - L. Romano
Las enfermedades venéreas - L. Romano
El drama del SIDA - G. Miranda
 
Tasas Académicas:
- Inscripición al curso completo:  € 350 + 20% IVA (sacerdotes, seminaristas y  religiosas: € 250 + 20% IVA)
- Inscripición a cada módulo individual: € 150 + 20% IVA (sacerdotes, seminaristas y  religiosas: €100 + 20% IVA)
 
Informaciones e Inscripciones
 
Dr. Cristián Borgoño
Lic. Ricardo Zamora
Facultad de Bioética
Pontificio Ateneo Regina Apostolorum
Via degli Aldobrandeschi, 190, 00163, Roma
Tel. 39-06-66527800; Fax 39-06-66527814
Website: www.upra.org
 

 
UNIVERSIDAD CATÓLICA INICIA CURSO DE BIOÉTICA A DISTANCIA EN ARGENTINA
 
BUENOS AIRES, 07 Apr. 03 (ACI).- La Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA) abrió esta semana la inscripción para una maestría en Bioética, orientada a profesionales de todas las carreras con título de grado, nuevos horarios y una nueva modalidad intensiva para aquellos profesionales que lo sigan a distancia.
El curso, a cargo del Instituto de Bioética de la Facultad de Posgrado en Ciencias de la Salud de la UCA, está dirigido por el Padre Alberto G. Bochatey y tiene una duración de dos años dividido en dos módulos semestrales por año.
La temática incluirá los temas “Bioética y Principios” y “Bioética e Inicio de la vida de la persona” para los módulos 1 y 2 del primer año; y “Bioética, biotecnologías y sociedad” y “Bioética alianza médico-paciente y final de la vida”, para los módulos 3 y 4 del segundo año.
Por otro lado, el Instituto de Bioética anunció diversos cursos como “Biotecnología y Bioética”, dirigido por la doctora Margarita Bosch y destinado a profesionales del derecho, bioética y carreras afines e interesados en temas relativos a la vida; “Bioética y Enfermería”, destinado a estudiantes y profesionales de enfermería; y “Corpus Vitae”, destinado a profesionales del derecho, ciencias médicas, psicología, docentes y alumnos de periodismo.
Para mayor información se puede visitar www.bioetica.com.ar o escribir un correo electrónico a bioetica@uca.edu.ar
 

EDITORIAL

 
MAMÁ, CAMBIÉ DE IDEA: ¡EL DOCTOR TE FABRICÓ UN NIETO!
-¡Pero m´hija! ¿Cómo que lo fabricó el doctor? ¿Y Carlitos?
Ay, mamá! ¡Qué desactualizada estás! Te explico: con el correr de los años, Carlitos y yo nos fuimos sintiendo un poco solos. Tuvimos a "Popi" -¿te acordás que lindo perrito?-; pero cuando se murió, sentimos un gran vacío y en lugar de comprar un cachorro, decidimos tener un hijo. Como no podemos hacerlo naturalmente -como recordarás, nos esterilizamos para evitar embarazos no deseados-, fuimos a una clínica de fecundación asistida y me produjeron una multiovulación; los óvulos fueron fecundados con espermatozoides de Carlitos y se fabricaron doce embriones en el laboratorio ("in vitro"), de los que siete quedaron congelados. A mí me implantaron los cinco más "gorditos" y "fuertes", según dijo el médico. De los cinco embriones que me implantaron, uno de ellos creció más rápido, y ahí me hicieron la reducción embrionaria de los cuatro restantes. Me los sacaron y los tiraron porque no servían sino para arriesgar mi vida. Y además -como dijo el médico-, se podrían haber muerto en cualquier momento, naturalmente. 
-¡M´hijita...!
-¿Por qué esa cara, mamá? ¿No te ponés contenta? ¡Gracias a la ciencia, estoy esperando un hijo deseado y planficado por nosotros!
-Es que yo ya no entiendo nada... ¿Quiere decir que tuve doce nietos, mataron a cuatro, congelaron a siete y sólo uno viene en camino? ¿Qué has hecho hija mía?
-¡Ay, mamá! ¡No me vengas ahora con prejuicios religiosos! ¿Como va a ser un ser vivo un embrión que no se parece a nada?
 
Desorden en los afectos I: el bienaventurado quebrantahuesos
 
Días atrás, la prestigiosa revista española Arbil publicó un artículo en el que se detallaban  los ingentes recursos desplegados por las autoridades de la Madre Patria y por científicos de diversos países, para salvar a un "quebrantahuesos" (1). El autor reflexionaba un tanto asombrado, lo siguiente: "Cuando se montó la operación de rescate se planeó con la clara certeza de salvar a un quebrantahuesos, no a una yema y a una clara de un huevo. Lo que se salvaba era un quebrantahuesos (...) y no un huevo.
Esta certeza, esta convicción, también explica la existencia de una normativa que prohíbe y castiga la depredación de huevos de rapaces.  Se entiende fácilmente que no se pena el robo de claras y yemas, se pena el robo de una rapaz-.
Me pregunto y te pregunto: ¿Tratamos al menos con igual mimo, con el mismo cuidado, con idéntico interés al ser humano en su origen?"
Quizá habría que preguntarle a "la nena" que opina de este asunto. Pues no parece tener muy clara la diferencia entre un perro y un hijo, ni el hecho de que el embrión es un ser humano y no una "cosa". El desorden en los afectos de quienes se preocupan más por la extinción de los elefantes blancos en Asia que por el niño a punto de ser abortado por la vecina de al lado, es típico de la sociedad actual. Y eso es muestra de una gran hipocresía.
 
Desorden en los afectos II: cuando puedo, no quiero y cuando no puedo, quiero
 
"La nena" es la típica mujer que cuando puede tener hijos, trata de evitarlos a toda costa. Su libertad, su carrera profesional, su "relación de pareja" -en el caso de las uniones libres-, su ascensos, sus viajes, sus sueños, su vida entera, están antes que los hijos. Todo, en definitiva, está después de ella: cualquier "otro" que afecte sus propios planes, la molesta. Y Carlitos es igual: todo lo que le impida gozar de su egoísmo -apenas compartido con su "pareja"-, debe ser evitado; salvo que ambos lo quieran, lo planifiquen -al mejor estilo soviético- y lo decidan "libremente", como buenos "adultos".
Paradójicamente, cuando el reloj biológico despierta a "la nena" de su letargo, ya es tarde: no es posible tener hijos mediante una relación sexual natural. Pero la ciencia, que todo lo soluciona, tiene la respuesta: actualemte es posible fabricar niños de cachetes rosados en el labortatorio para alegrar los hogares de los padres. Y saltando por encima de la naturaleza una vez más, la nena consigue su objetivo: ser mamá. Pero... ¿a qué costo?
 
Desorden en los afectos III: la vida de muchos por la vida de uno
 
Parece claro que que si en el laboratorio se fabrican doce embriones, el "producto" -como en el caso del quebrantahuesos- no es un conjunto de amasijos de células más o menos diferenciadas, sino doce vidas humanas igualmente dignas. La abuela de "Carlitos junior", no le erra cuando saca sus cuentas: tiene otros siete nietos guardados en el "freezer", y cuatro muertos, a los que naturalmente llora. Sin embargo, estos últimos ni siquiera recibieron el menor reconocimiento de su dignidad de personas por parte de los especialistas de la clínica: fueron arrancados del vientre materno y tirados a la basura. Si hubieran sido huevos de quebrantahuesos, seguramente hubieran corrido mejor suerte. 
Y no es que "la nena" y Carlitos sean malos. Simplemente son -ellos también- el "producto" de una sociedad dominada por ciertas ideologías y corrientes de opinión que promueven el hedonismo, la demonización de la familia y la eliminacion de vidas de seres humanos inocentes e inermes. La "nena" y Carlitos son, en cierto sentido, una suerte de "clones culturales" que no piensan por si mismos, sino que siguen ovejunamente, lo que impone la moda y los medios de comunicación: ¿cómo va a estar mal la fecundación in vitro, si lo hacen en los países más desarrollados? Parece mentira que ellos, tan preocupados por los muertos en la guerra, olviden que son precisamente esos países desarrollados quienes lideran la tecnología armamentista con la que destruyen vidas, familias y civilizaciones enteras. No todo lo que hacen los demás está bien, aunque sean mayoría o tengan mucho dinero. 
Hasta el viejo Caifás parece justo ante la masacre que ocasiona la fecundación asistida: cuando dijo: "Conviene que un hombre muera por el pueblo" (Ioh, 18, 14), jamás imaginó que a ciertos especialistas de la medicina les iba a convenir que muchos murieran para producir a un sólo individuo...
 
Desorden en los afectos IV: ojos que no ven, corazón que no siente
 
¿Cuesta tanto darse cuenta? Es evidente para cualquier científico honesto, que existe vida desde el momento de la concepción; el puede ver las células bajo el microscopio, sabe que el ADN contiene la información genética que irá modelando el nuevo ser, que ya es una realidad ontológica única, distinta de la madre y del padre. Pero, lamentablemente, esto no es lo que ven las personas cuando hablan de fecundación in vitro. Porque no es esto lo que muestran los medios. No se ven los embriones congelados, ni los "embriones reducidos" en los tachos de basura. Sólo nos presentan niñitos sonrientes y papás felices, mientras una voz en off se pregunta: "¿qué hubiera sido de estos padres sin la fecundación asistida? ¿Dónde estarían estos niños? ¿Acaso podemos negarles la vida?" Preguntas capciosas que atacan la sensibilidad del espectador, y a las que respondemos con una sola frase: nadie, en virtud de su dignidad humana, puede ser usado como medio o como fin: no es ético tener un hijo para lograr un fin propio, ni lo es producir múltiples embriones -seres humanos- para seleccionar el mejor, el más apto de todos. 
Como dice el dicho, ojos que no ven, corazón que no siente. O mejor: ojos que ven una realidad a medias, sienten equivocadamente, compadeciéndose de unos y desentendiéndose de otros. Este peligroso camino, tarde o temprano, se quiera o no, nos llevará a la eugenesia, a la fabricación de modelos humanos "full-equipe", que hasta podrían ser "gestados" -si la ciencia "soluciona" este problema- en úteros artificiales. Pero... ¿estará equipada la psicología de estos nuevos individuos con la resistencia suficiente como para "aguantar el cimbronazo" de no saber exactamente de dónde proceden, de quiénes son sus padres?
 
Desorden en las ideas: prejuicios religiosos o... ¿prejuicios seculares?
 
Con inusitada frecuencia se afirma que quienes dicen las verdades que otros silencian, lo hacen porque tienen prejuicios religiosos. Quienes defienden la vida a toda costa -no sólo cuando hay guerra, como algunos, sino en toda circunstancia-; quienes manifiestan la verdad sobre la anticoncepción, la fecundación in vitro o la eutanasia; quienes se pronuncian a favor del matrimonio y se oponen al divorcio, son con frecuencia acusados de opinar influenciados por "prejuicios religiosos".
"Eso es cosa de católicos", dicen algunos. Y con esa sencilla frase, demuestran que los prejuicios los tienen quienes están -por principio- contra la religión; son los mismos que omiten todo aporte, opinión o verdad que desde ellas se manifieste. Por eso, antes de ver de que se trata, antes de dialogar, antes de estudiar los argumentos del otro, le clavan peyorativamente el cartel de "religioso", como si quienes tenemos fe fueramos absolutamente ineptos para opinar de cuestiones científicas... y no tan científicas.
Para otros, atacar la condición religiosa de la persona, supone el camino más fácil para no tener que opinar ni emitir argumento alguno, lo cual los pondría en un verdadero aprieto. En consecuencia, la salida más airosa no la demolición del argumento, sino la impugnación de la condición religiosa del oponente.
 
Conclusión
 
Como consecuencia de la fecundación in vitro, se producen en todo el mundo verdaderas masacres. La "reducción embrionaria" es un mero eufemismo para denominar al aborto; la crioconservación de embriones, es un secuestro de ciudadanos N.N. tan deplorable como cualquier otra desaparición masiva de personas de la que se tenga memoria. Sólo que estos N.N., son secuestrados con la anuencia de sus propios padres. Y todos saben donde están, pero nadie quiere hacerse cargo de ellos: no se les permite desarrollarse en el vientre materno. ¿Es que acaso no tienen derechos? Quizá esta tremenda injusticia se debe a que nadie llegó a conocerlos, a tratarlos, a considerarlos como las personas que son. Si no, quiza su historia sería otra.
Hoy depende de nosotros, de todos y de cada uno, concientizar a las personas que nos rodean de estas verdades, a veces poco conocidas. En la medida que se conozca a fondo la realidad que se esconde tras la máscara de felicidad y humanitarismo con que se disfraza la fecundación in vitro, habremos dado pasos para prohibir esta nefasta práctica en nuestra patria.
 
AVE FAMILIA
 
(1) El "quebrantahuesos" (Gypaetus barbatus) es un ave en aparente riesgo de extinción, que habita en los Pirineos y otros sistemas montañosos de la Península ibérica.
 

MATRIMONIO Y FAMILIA

 
ANTES DE DIVORCIARTE
Alejandro Cortez (*)
 
Cuando tengo que atender casos en los que la solución parece inevitable, suelo cuestionar: “Pero vamos a ver, ¿en este momento hay prisa para decidir sobre el divorcio?”
Según parece cada día aumenta el número de divorcios y no sólo en los Estados Unidos, sino en países como el nuestro, donde tenemos una estructura familiar mucho más sólida y sana. Por lo cual nunca estará de más profundizar en esta triste realidad que, suele ser la puerta de escape de las crisis matrimoniales. Una puerta de escape en un avión es algo que solamente en situaciones de gravedad excepcional debe usarse. Nadie haría un salto en pleno vuelo sin tener un motivo serio, y un entrenamiento proporcionado pues, por principio, tal acción se antoja suicida.
¿Puede usted imaginar algo más triste para una persona casada que su cónyuge le venga un día con que: “No soy feliz. . .”; “ya no te amo. . .”; “es imposible seguir viviendo así. . .”? Todos tenemos muy grabadas en nuestras retinas las escenas del derrumbamiento de las torres gemelas de Nueva York, pues esas son las imágenes gráficas de lo que sucede en el alma de tanta gente cuando les dicen “eso”. Es decir, cuando le echan abajo las ilusiones que durante años los habían mantenido luchando por el motivo que le daba sentido a sus vidas.
Las crisis de pareja suelen coincidir, o ser el resultado, de crisis personales: crisis de identidad, de inmadurez, crisis profesionales, económicas, ante la falta de cariño, atención y comprensión. Crisis ante la falta de reconocimiento al descubrir la desilusión provocada por las elevadas expectativas de la pareja, y que no se pueden satisfacer ya que no se es tan inteligente, bonita, educado, trabajador, cariñoso, tan solvente económicamente hablando, tan delgada, . . . y es entonces cuando llegan a plantearse -según ellos- “la ruptura total”, es decir: el divorcio.
La experiencia suele demostrar que la aniquilación del vínculo matrimonial, sólo se da en teoría, pues querer hacer desaparecer si más, por un simple trámite legal, todas las expectativas de felicidad que llevaron a una pareja hasta el matrimonio es demasiada pretensión. De hecho, esas expectativas se convierten en heridas supurantes que no cicatrizan con el paso del tiempo, pues suelen dejar en el alma un profundo y constante sentimiento de fracaso.
Cuando tengo que atender casos en los que la solución parece inevitable, suelo cuestionar: “Pero vamos a ver, ¿en este momento hay prisa para decidir sobre el divorcio?” y casi siempre la respuesta es: “¿Prisa? No, pero es que él, o ella, ya no quiere esperar más”. “De acuerdo pero, insisto, ¿Hay prisa?” Si la respuesta sigue siendo: No, entonces sugiero aplazar más la decisión acordándome de una sabia premisa que dice: “Las cosas importante pueden esperar, y las muy importantes deben esperar”.
Por otra parte, cuando una persona se halla ante la disyuntiva del divorcio, suele encontrarse en una situación anímicamente alterada, por lo cual los riesgos de error aumentan. De vez en cuando recibo correos electrónicos que vale la pena guardar, y en uno de ellos venía esta enseñanza:
“Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, pudo darse cuenta, con gran tristeza, que al tronco marchito le brotaron retoños. Mi padre dijo: “Estaba yo seguro de que ese árbol estaba muerto. Había perdido todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío, que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara al viejo tronco ni una pizca de vida. Pero ahora advierto que aún alentaba en él la vida.” Y volviéndose hacia mí, me aconsejó:
“Nunca olvides esta importante lección. Jamás cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso. Nunca tomes las más importantes decisiones cuando estés en tu peor estado de ánimo. Espera. Sé paciente. La tormenta pasará. Recuerda que la primavera volverá”.
Hasta aquí no he mencionado las repercusiones que se dan en los hijos de quienes se divorcian. Sobre ellos se han escrito, y se podrán seguir escribiendo muchos, y muy tristes libros.
 
(*) Presbítero y Doctor.
 
www.encuentra.com
 

 
CERTIFICADOS DE TRABAJO A EMPRESAS "FAMILIARMENTE RESPONSABLES"
Almudena Ortiz
El presidente del Gobierno, José María Aznar, acompañado por Eduardo Zaplana, presidió el jueves en el Palacio de la Moncloa, la firma de un acuerdo de intenciones entre Trabajo y la "Fundación + Familia", para impulsar la creación del "Certificado de Empresa Familiarmente Responsable".
Se trata de una iniciativa impulsada por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) y apoyada desde un principio por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y posteriormente por treinta entidades privadas, que representan aproximadamente a medio millón de trabajadores.
En la elaboración de este certificado, que se enmarca dentro de las acciones del Gobierno destinadas a promover la responsabilidad social de las empresas, han trabajado la "Fundación + Familia" y el IESE.
Por eso, indica Trabajo y Asuntos Sociales en una nota, se otorgará a aquellas empresas que armonicen los derechos del trabajador y los de la empresa, promuevan el respeto por la pluralidad, la vida privada y la salud de sus empleados, y se comprometan a corregir las desigualdades.
Se trata de buscar así una norma de referencia y un modelo de certificación para empresas, que recoja el cumplimiento de unas acciones mínimas en aspectos de conciliación de la vida personal y profesional con políticas de responsabilidad familiar.
La certificación medirá las políticas de flexibilidad en el tiempo que permitan al empleado disponer, en función de las necesidades de la familia, de un horario flexible de cara a la formación, atención de emergencias familiares, excedencias para cuidar hijos pequeños, enfermos o discapacitados, trabajo a tiempo parcial y jornadas reducidas.
También mide la certificarán los beneficios sociales que conceda la empresa, como seguros de vida, planes de jubilación y seguros médicos para el cónyuge y los hijos.
Las políticas empresariales de apoyo profesional, con el fin de ofrecer asesoramiento y formación al empleado de cara a adaptar el trabajo a las necesidades de la familia, también se miden en este proyecto.
Las políticas se servicios que tengan como objetivo reducir la carga de trabajo extra-laboral del empleado es otra de las evaluaciones que realiza el certificado, y un ejemplo de esta política sería la creación de guarderías en
la empresa. Aunque la firma de este protocolo de intenciones para crear el «Certificado de Empresa Familiarmente Responsable» no es vinculante para las treinta entidades privadas que lo han rubricado, sí demuestran así su apoyo a
la iniciativa y su preocupación por la necesidad de proteger a la famila.
  
www.piensaunpoco.com
 

 
QUÉ HACER PARA QUE TU HIJO RECOJA SUS JUGUETES
 
Nancy Gartner (*)
 
Algunas veces parece que tu hijo tiene un millón de juguetes dispersos por toda la casa. Y muchísimas veces te habrás preguntado a ti misma qué hacer para que aprenda a guardar sus juguetes, zapatos, etc. Es muy fácil frustrarse con la batalla interminable de quien recogerá los juguetes, si tú o tu niño.
Guiadelniño.com encontró algunas ideas, que te ayudarán en la difícil tarea de hacer con que tu hijo recoja sus juguetes.
Vale la pena leérlo y aún más aplicarlo en el día a día. ¡Inténtalo!
1- Señala un lugar para guardar juguetes considerando la estatura de tu niño.
2- Trabaja con tu hijo. Empieza cuando él es aún muy pequeño, así 
tendrá el hábito de guardar los juguetes al final del día.
3- Haz que guardar los juguetes sea una actividad familiar. Este es un buen momento para que los padres revisen los juguetes que necesitan reparaciones, o se deshagan de aquellos que ya no pueden ser reparados. Una reparación sencilla puede mantener un juguete por un largo tiempo.
4- Mantén expectativas razonables. Tu hijo quizás no puede hacer las cosas de la manera que tu quieres que se hagan, pero este es el momento adecuado para enseñar y aprender.
5- Tu niño podría necesitar ayuda para entender lo que debe hacer. Trata de dividir la actividad de "recoger juguetes" en pequeños pasos, por ejemplo, dí algo como "Pon todos los bloques en la bolsa y cuélgalos en el gancho", o "recoge todos los coches del piso y ponlos en la estantería (o cajón)".
6- Recompensa el buen comportamiento de tu hijo. Cuando él recoja los juguetes, como recompensa, comparte tiempo extra con él.
7- Planea con anticipación. Antes de que el niño empiece a jugar con juguetes que tienen partes pequeñas, pon una sábana en el piso; cuando terminen de jugar simplemente recoge la sábana por las esquinas y vacía todas las piezas pequeñas en la caja de juguetes.
8- Convierte el recoger juguetes en un "juego" Di algo como "Yo veo un cuadro verde", deja que tu hijo identifique el objeto y lo guarde en el cajón o bolsa de juguetes.
9- Mantén disponible una caja o un cajón para juguetes pequeños y partes extraviadas. Al final del día, puedes ordenar las cosas. Tu hijo sabrá donde buscar objetos extraviados.
10- Usa un reloj con alarma y juega con tu hijo sobre "¿Cuántos juguetes puedes recoger antes que suene la alarma?" Se divertirán un montón.
11- Haz que cada miembro de la familia recoja 5 objetos y los guarde en el lugar asignado. No te olvides que los niños aprenden también imitando las acciones de los mayores.
12- Enseña a tu hijo el lugar adecuado para colocar no solo los juguetes, sino otros objetos del hogar. Recorta de una revista la foto del juguete y pégala en la caja o cajón de juguetes en la que deseas guardar el juguete.
 
(*) Educadora de Extensión, Vida Familiar
 
Tomado originalmente de: http://www.cucutras.com/educacion/recogidajuguetes.htm
Adaptado de: http://www.aciprensa.com/Familia/ninos-jueguetes.htm

 
¿CURA EL MATRIMONIO LAS PERVERSIONES O LAS INCLINACIONES DESVIADAS?
 
Enrique Cases (*)

En bastantes comentarios de los medios -incluso los de teórica inspiración cristiana- sobre el lamentable asunto de los sacerdotes pederastas, es penoso ver que a estas alturas todavía se refieren al Matrimonio como remedio de los desafueros sexuales, remedio de la concupiscencia, se decía antaño. Para evitar pederastia o aumentar el número de sacerdotes: ¡curas al matrimonio!
Ahora bien, el Matrimonio ¿sirve para curar algo?. El Matrimonio es una comunión de vida y amor, el lugar más adecuado para nacer rodeado de afecto verdadero y de entrega sin reservas, queridos por lo que "somos", no por lo que "tenemos". La reducción del matrimonio a remedio de la concupiscencia quizá se deba a un desarrollo deforme de la afectividad y de mirarla con un objetivo minúsculo, cuando no deformado. El Matrimonio es la institución que protege el amor y la vida; por eso el derecho vela para que no se den abusos, y Cristo instituyó un sacramento para fortalecerlo y elevarlo a cumbres antes impensables.
¿Sirve el Matrimonio para curar las perversiones o las inclinaciones desviadas? Sería cuestión de hacer un muestreo y un estudio sincero, cosa nada fácil, pero se puede decir con bastante aproximación que las perversiones no se curan con el matrimonio. Tendrán que seguir otros caminos, como el psiquiátrico, u otros. En el caso de la pederastia pienso que claramente la vida muestra que no se cura con el matrimonio; por otra parte más que casos de pederastia se ve que -los de los escándalos recientes- han sido casos de homosexualidad, cosa que se calla porque el lobby homosexual es fuerte y quiere que se considere normal ésta práctica. Tampoco se curan los incestos porque el familiar esté casado, y precisamente éste es el problema, que, por cierto, va in crescendo.
¿Suprimir el celibato será solución para los que padezcan tales situaciones? No creo. ¿Entonces por qué se plantea a raíz de estos escándalos en USA? Es como si para resolver una epidemia de gripe se recomendase multiplicar las operaciones de corazón, que en sí son muy eficaces. Una cosa no va con la otra. Es conveniente la sinceridad. La pregunta valerosa sería: ¿Se vive mejor la castidad según la Ley de Dios en el Matrimonio que en el celibato? La respuesta es clara visto el número de hijos por familia, las prácticas anticonceptivas, el preservativo en las escuelas, el auge exponencial de la prostitución, el aumento de las separaciones, los adulterios, la precocidad, etc.. La respuesta es tan obvia que da vergüenza plantear la cuestión.
¿No será que falta fe? ¿No dijo Jesús que no todos entienden estas palabras? Vale la pena recordar las palabras de San Pablo sobre la virginidad y el matrimonio y se obtendrán luces inequívocas para un cristiano. Es muy posible que se de un cruce de dos problemas. Primero un mal uso de la libertad que ha llevado a abusos de todo tipo en cuanto a pornografía, literatura repugnante y obsesión pervertida en todos los medios de comunicación: TV principalmente, cine, hasta radio y teléfono. Pienso que las autoridades tendrán que plantearse alguna medida para proteger a los menores, y a los normales, de los pervertidos; y no limitarse a actuar sólo cuando el abuso sea irreparable. Luego, que los pensadores y creadores de éticas para todo en cinco minutos, utilicen la mente para pensar en serio.
Después, recordar que sin la Gracia santificante no se puede salir adelante, especialmente en este tema, como se apunta muchas veces en la Biblia y en la experiencia cristiana. Sería bueno dejar en paz a los sacerdotes y a los religiosos con el celibato. Contemplen ustedes la situación de los protestantes, que no tienen ministros de la palabra suficientes, ni casados ni sin casar. Y sobre todo, si es verdad, que lo es, lo que Juan Pablo II dice: que el sacerdocio es "un don que es menester pedir de rodillas", rezar de verdad que es lo que conducirá a una nueva leva de hombres íntegros, a la medida del Corazón de Cristo, que es lo que se pretende. ¿O no?

(*) Doctor en Teología.
 
 

DEFENSA DE LA VIDA 

 
DOS NIÑAS, DOS DESENLACES
 
Julia Regina de Cardenal (*)
 
El Diario de Hoy, El Salvador, 9 de abril de 2003.- Los adultos debemos educar la voluntad de los adolescentes para que estos puedan tomar sus decisiones libre y responsablemente
Han llegado a ser noticias de primera plana de los periódicos centroamericanos, en los últimos días, porque sus partidas de nacimiento dicen que apenas tienen nueve años. Dos niñas que todavía no tienen la capacidad de comprender los abusos que han sufrido y sus consecuencias, embarazos por violación. Rosa cae en manos de un grupo de feministas radicales de género en Nicaragua, y María recibe todo el apoyo de la fundación “Sí a la vida” en El Salvador.
La solución para el embarazo de Rosa fue -a pesar de que médicos, organismos gubernamentales y no gubernamentales advirtieron a la familia que la niña correría graves riesgos físicos y psicológicos si se le practicaba un aborto- asesinar a su bebé de 16 semanas de gestación.
Un bebé completamente formado, su cadáver desaparecido y las pruebas para mostrar la paternidad por medio del ADN sospechosamente perdidas. A la mamá y al padrastro se les ofreció hacer la investigación pero, aun así, se deshicieron del cuerpo del niño. Al padrastro le pidieron que se hiciera los exámenes de las enfermedades de transmisión sexual que le habían contagiado a la niña y se rehusó.
Las feministas dijeron que velaban por el interés de la menor, pero a pesar de las exhortaciones de los profesionales y los ofrecimientos de apoyo de muchos organismos para que la niña pudiera dar a luz sin ningún problema, la escondieron junto a su madre y padrastro hasta conseguir quién le practicara el aborto. Esto claramente demuestra que su verdadero interés era promover su agenda para legalizar el aborto, utilizando esta tragedia. Resultado: un bebé inocente asesinado, un violador libre y una niña traumatizada que podría estar en peligro de continuar siendo abusada.
En cambio, María fue sacada de su casa para alejarla del padrastro, quien ella asegura abusaba de ella. La madre de la niña defiende a su compañero de vida, pero con la prueba del ADN se podrá comprobar su delito. Recibió, en el Hogar de Madres Solteras de la Fundación “Sí a la vida”, albergue, apoyo médico, psicológico, emocional y espiritual, dándole todos los cuidados, protección y mucho cariño, donde su embarazo se desarrolló sin ningún problema y hace una semana dio a luz a un varoncito lindo y saludable. A pesar de ser víctima de violación, la niña quiere a su bebé y rechaza totalmente la idea de darlo en adopción, opción que siempre se ofrece a las madres solteras. Resultado: un bebé vivo y sano, rescatado del peor crimen inventado por el hombre, un violador que pagará por su culpa y una niña que tiene muchos deseos de vivir, de estudiar y de luchar por su hijo.
No creo en las coincidencias, pues sé que todo tiene una razón de ser; estoy segura de que no es ninguna casualidad que se esté mostrando la película “Punto y aparte” en los teatros de Centroamérica. El autor nos muestra los problemas que viven muchas adolescentes en cualquier parte del mundo, pero se concentra principalmente en dos jovencitas y el tema del aborto. La trama nos permite profundizar en las vidas de estas muchachas que salen embarazadas y no están preparadas para cargar con la responsabilidad de traer un bebé al mundo. Una de ellas toma la salida más cobarde abortando, y la otra, valientemente, tiene a su hijo, aun con todas las dificultades que esto le trae, así como sucedió con los casos de Rosa y María, aunque en la película las dos adolescentes no fueron víctimas de violación pero sí de engaños.
“Punto y aparte” es una película con un profundo mensaje social, donde se desarrolla el auténtico valor de la vida y las necesidades de defenderla, así como la importancia de fortalecimiento de la familia, la comunicación que debe haber entre padres e hijos, la castidad, la responsabilidad y el amor a los hijos.
Recomiendo a todos los padres de familia que inviten a sus hijos a verla y aprovechen para discutir el contenido tratado, pues muchas veces se comete el error de no hablar con los hijos sobre temas tan trascendentales para sus vidas y futuras decisiones ya sea por temor, por pereza o por “falta de tiempo”. Ante la crisis de valores que atravesamos es bueno que se produzcan películas que nos dejen un buen mensaje y nos permita abrir los ojos para comprender las inquietudes, inseguridades y conflictos de la juventud.
Los adultos debemos educar la voluntad de los adolescentes para que estos puedan tomar sus decisiones libre y responsablemente. Para lograr esto, además de propiciarles la información veraz, científica y completa, debemos saber respetarlos y contestarles sin engaños o manipulación. Los jóvenes buscan la verdad aunque a veces parecen ser tan ingenuos e inocentes. Ellos necesitan tener modelos de adultos correctos y claros, que con su ejemplo y coherencia de vida los motiven a ser personas productivas con espíritu de servicio dispuestos a trabajar por el bien común, aunque esto conlleve mucho esfuerzo y sacrificios. Enseñémosles y apoyémoslos a defender la vida, la familia y la dignidad de la persona ante cualquier circunstancia.


(*) Columnista de El Diario de Hoy. 
 
(Enviado por Jacqueline Debs - Vida Humana Internacional)
 
 

N. del E.: Tuvimos el alto honor de ser invitados a la presentación en Uruguay de la película "Punto y Aparte", del director Paco del Toro. No somos críticos de cine, pero queremos decir que la historia que se narra llegó, en algunos momentos, a conmovernos profundamente. Es realista, es valiente, trata el tema con seriedad y es respetuosa de la verdadera sensibilidad del espectador: se muestran unas cuantas verdades sobre las relaciones sexuales adolescentes y sobre el aborto, sin mostrar las tradicionales escenas de sexo que caracterizan a la mayoría de las producucciones actuales... En Internet, se puede encontrar información en el sitio web: http://www.puntoyapartefilm.com.

 
REACCIÓN ANTE UNA REACCIÓN
 
Editorial de La Prensa, Nicaragua, 10 de abril de 2002.- Ayer publicamos un artículo de opinión (“Reacción ante un editorial”) de Vidaluz Meneses, quien forma parte del Consejo Editorial de LA PRENSA y es Enlace de la Coordinadora Civil de Nicaragua.
En su artículo la señora Meneses impugna el editorial de LA PRENSA del viernes cuatro de abril corriente (“Intolerancia y totalitarismo ideológico”), en el que dijimos que la acusación judicial que miembros de la Red de Mujeres Contra la Violencia interpuso en un juzgado de Managua, contra líderes del movimiento pro vida y antiabortista, es una muestra de intolerancia y de totalitarismo ideológico.
Señalamos entonces, y lo reiteramos ahora, que las ideas se deben combatir con ideas, no con acusaciones judiciales ni represiones de ninguna clase; y que los miembros del movimiento antiabortista tienen derecho a refutar los puntos de vista de los abortistas (así como Vidaluz Meneses tiene derecho a refutar los editoriales de LA PRENSA) y a pedir al Presidente de la República que excluya a aquéllos del Consejo de Planificación Económica y Social (Conpes).
Otra cosa fuera que el Presidente de la República atendiera esa petición y excluyera a la Red de Mujeres del Conpes, pues violaría el derecho de representación de ese organismo y nosotros seríamos los primeros en criticar por eso al Gobierno.
En realidad, debemos decir que si la acusación judicial fuera al revés, es decir, de los pro vida y antiabortistas contra la Red de Mujeres Contra la Violencia, igual la calificaríamos como intolerancia y totalitarismo ideológico.
Ciertamente, es deplorable, cuando menos, que en Nicaragua —donde el bien más preciado que se ha podido conquistar mediante la democratización es el derecho a pensar y decir en privado y en público lo que se piensa— se acuse ahora criminalmente o se persiga de cualquier manera a quienes ejercen ese sagrado, incondicional e inalienable derecho ciudadano y humano.
Vidaluz Meneses también lamenta que en el mencionado editorial de LA PRENSA del cuatro de abril en curso, trajéramos a colación el tema de la libertad de expresión, “atribuyéndolo a la Red de Mujeres la maternidad de la aún incomprendida y debatida propuesta Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades, aplicándole de una vez el prejuicio visceralmente antisandinista”.
Visceral se dice de quien no razona sino que actúa por impulso del estómago, el hígado o el corazón. Pero está equivocada la señora Meneses, quien desafortunadamente incurre en el antiguo y contumaz defecto de los izquierdistas de todo el mundo, quienes creen que sólo ellos son inteligentes, usan el cerebro y tienen la razón, y que quienes no compartimos sus criterios actuamos por reacciones viscerales, o como se decía en Nicaragua cuando mandaban los sandinistas y se dice actualmente en Cuba, por intención “criminal”.
Los editoriales de LA PRENSA se basan en principios fundamentales que están establecidos en su Código de Ética, Normas del Consejo Editorial y Principios Éticos del Editorialista: veracidad, justicia, honradez intelectual, integridad, apartidismo, responsabilidad social, tolerancia, transparencia, democracia, derechos humanos, defensa de la familia y la moralidad pública e individual, libertad de empresa, convivencia pacífica, reconciliación nacional, libertad de expresión y de prensa, etc.
Precisamente porque actuamos en base de principios y no visceralmente, es que rechazamos toda forma de intolerancia y totalitarismo, aunque se les disfrace mediante una llamada Ley de Igualdad de Oportunidades que las feministas proclaman como su objetivo fundamental del momento. Por esos principios es que consideramos que las acusaciones judiciales contra quienes defienden el derecho a la vida desde la concepción, son actos de intolerancia y totalitarismo ideológico. Y por esos mismos principios hemos dicho y repetimos que semejante intolerancia demuestra que si el FSLN volviera al poder, reprimiría de nuevo a quienes disientan de su régimen, como lo hizo en los años ochenta, y como lo hacen ahora en Cuba, donde condenan a 25 años de prisión a quienes cometen los “delitos” de pensar, expresar sus opiniones y ejercer su derecho natural y humano a informar y ser informados.
En realidad, visceral es la intolerancia de las ideas ajenas y la persecución a quienes piensan de manera distinta. Defender la libertad de expresión, en cambio, es hacer el mejor uso posible de la inteligencia y la razón.  
 
 

N. del E.: Ante la acusación judicial interpuesta por esta red de feministas - proabortistas, deberá responder el Dr. Rafael Cabrera. Desde ya, afirmamos nuestra más profunda solidaridad con este valiente líder de la causa provida. No nos cabe duda de que quienes acusan en nombre de la mentira y de la muerte, serán vencidos por quienes trabajan en defensa de la verdad y de la vida. Adelante, amigo Rafael, que Dios no pierde batallas...

EL PAPA, DOCTOR «HONORIS CAUSA» EN JURISPRUDENCIA POR LA SAPIENZA

CIUDAD DEL VATICANO, 8 abril 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II recibirá el doctorado «honoris causa» en Jurisprudencia de la Universidad La Sapienza de Roma en una ceremonia que tendrá lugar en el Vaticano el 17 de mayo, según ha informado esa institución docente.
Entre los motivos por el que la Universidad ha decidido ofrecer el reconocimiento al Santo Padre destaca su defensa de los derechos humanos en estos casi 25 años de pontificado.
«Universalmente conocida es la obra desempeñada por el pontífice a lo largo de su Magisterio para afirmar el derecho y la tutela de los derechos humanos en todas sus formas históricas, ya sea por lo que concierne a la persona y sus derechos individuales, ya sea en referencia a las relaciones entre los pueblos y al derecho internacional», añade.
En particular, el comunicado subraya la labor de este Papa en la promoción de la justicia en desafíos como el de «la deuda internacional, el de la autodeterminación y la paz».
Asimismo, señala, el pontífice se ha destacado por su «obra realizada en los más elevados niveles y en las máximas sedes internacionales» en defensa de «un adecuado equilibrio entre desarrollo económico» y liberación del hombre de la pobreza.
El texto constata la aportación ofrecida por el Papa Karol Wojtyla a la «cultura jurídica» al desarrollar una doctrina que, «superando el aislamiento del derecho de la religión y de la moral, funda los derechos humanos en la dignidad de la persona en todos los momentos de la vida y en su carácter único e irrepetible».
La Sapienza es considerada como la universidad pública de mayor prestigio en Roma.
ZS03040808
 

www.zenit.org


 
LA PÍLDORA DEL DIA DESPUÉS ES ABORTIVA

Alberto G. Bochatey

Dictamen Del Instituto de Bioética de la UCA

A partir de un fallo de la justicia, en referencia a la comercialización de la popularmente llamada "píldora del día después", se ha reavivado la polémica sobre la misma.
Con tal motivo, el Instituto de Bioética de la Facultad de Posgrado en Ciencias de la Salud, de la Pontificia Universidad Católica Argentina, ha producido el siguiente dictamen:
A) Desde el punto de vista técnico: Este fármaco provoca una alteración en el transporte tubárico y también una des-sincronización en la maduración del endometrio según lo informa el mismo laboratorio que elabora y comercializa estas píldoras (ver: www.gador.com.ar). Esto significa que el efecto buscado, es inhibir la habilidad del endometrio para la anidación del embrión humano. Si la píldora es tomada en el período periovulatorio, impide el normal desarrollo y progreso del embrión humano, lo que elimina las posibilidades de supravivencia de dicho embrión, que ya está presente.
Durante todo el ciclo menstrual dos eventos importantes se producen en el sistema genital de la mujer: la maduración y salida de un óvulo del ovario, con el objeto de que sea fecundado y la preparación del endometrio uterino para la anidación del bebe. El endometrio está en su mayor nivel de receptividad en el periodo posovulatorio, de tal manera que si existe la fecundación, esta receptividad será máxima, facilitando naturalmente el proceso de desarrollo del embrión. La implantación (sin duda una etapa importante en este proceso, pero una etapa más) se produce entre el quinto y el noveno día después de la fertilización.
A este evento del desarrollo embrionario y de la maduración de endometrio, se lo llama sincronización y es un proceso natural in vivo, porque ambos factores se dan bajo los efectos de las mismas hormonas.
El levonorgestrel (droga especialmente usada para la píldora de la que hablamos) altera la receptividad del endometrio impidiendo que el embrión siga su desarrollo y pueda implantarse, ya que a la mucosa uterina, se la altera de forma tal que le faltan vasos sanguíneos, consistencia (esponjosa) y espesor. Así, el "terreno" no es apto y la implantación no es exitosa lo que provoca la muerte del embrión. Esta es entonces la acción abortiva del levonorgestrel que por lo precoz de la misma, seguramente pasará inadvertida a la madre.
Finalmente, en otras palabras:
- Si todavía la mujer no ha ovulado al momento de ingerir la droga, ésta podría detener el proceso de maduración del óvulo y no habrá fecundación.
- Si la mujer está en la ovulación o muy próxima a la misma y, efectivamente se produce la fecundación, la droga actúa sobre el endometrio no permitiendo que se desarrolle, que se ponga en condiciones para que se implante el embrión, produciéndose un aborto precoz, como queda dicho.
B) Desde el punto de vista antropológico: es obvio que la mujer que busca esta droga tiene la clara intención de eliminar e interrumpir consecuencias naturales del acto sexual: la procreación, en general y el procreado, en particular.
Tanto la filosofía como la teología, sobre la base de un análisis biológico completo, afirman que el embrión humano vivo (formado a partir de la unión de los gametos) es un sujeto humano, existente, con una identidad bien definida, el cual comienza desde ese momento, a actualizar su propio desarrollo, en forma coordinada, continua y gradual; de modo tal que nunca es una simple masa de células sino, siempre, un sujeto.
Como tal, tiene derecho a su propia vida y en consecuencia, cualquier intervención que no sea a su favor, viola su derecho a la vida. Ningún fin, incluso supuestamente considerado bueno, puede justificar una intervención que produzca la muerte y eliminación de un ser humano. Un fin bueno, no hace buena una acción en sí mala.
"La Iglesia siempre ha enseñado, y sigue enseñando, que al fruto de la generación humana, desde el primer momento de su existencia, se ha de garantizar el respeto incondicional que moralmente se le debe al ser humano en su totalidad y unidad corporal y espiritual. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir desde ese mismo momento se le deben reconocer los derechos de las personas, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida" (Evangelium Vitae 60).
Desde la Bioética personalista, proponemos la superación de ciertas ambigüedades que nos presenta el paradigma de una autonomía descontextualizada. Estamos frente a una antigua dinámica por la cual se quiere interrumpir la continuidad o correlación de los valores y las virtudes correspondientes a la vida humana. Desarticular la unidad esencial de la persona humana, nos lleva a una dualidad desintegradora incompatible con dicha vida.
C) Desde el punto de vista del derecho: como justamente, hace pocos días, afirmaba la internacionalmente reconocida Pontificia Academia para la Vida, la misma historia de los pueblos ha mostrado, que las exigencias que surgen de la ley moral natural -como la dignidad de la persona y su inviolable e innegociable derecho a la vida- necesitan ser reconocidas y tuteladas por el derecho positivo. Por lo tanto, podemos hablar de "derecho natural", con sus codificaciones legislativas, reafirmando que sus fundamentos no residen en el mero acto de la voluntad humana, sino en la misma naturaleza y dignidad de la persona. Es por esta razón que en la historia del derecho, la dignidad de la persona y el derecho a la vida, siempre han sido cuidados especialmente de la arbitrariedad de cualquier pacto social o del consenso de la mayoría.
No desconocemos que en nuestros días, existe una cierta tendencia en algunos grupos sociales que, exasperando la reivindicación de las libertades personales individuales, pretenden que surja en la conciencia colectiva, una mentalidad relativista donde nazca la exigencia a que el Estado deba garantizar y permitir prácticas y atentados contra la vida humana, especialmente cuando ésta es más débil, frágil y necesitada.
Por esto, unidos a muchas otras voces que reconocen, científica y éticamente el derecho a la vida como un derecho primario, el Instituto de Bioética, pide a las personas del derecho y a los legisladores, que elaboren dictámenes y normas jurídicas acordes a la verdad del Hombre (varón y mujer) y en tutela de su Libertad, que no puede existir si no se respeta toda vida y toda la vida.
En estos momentos tan difíciles y penosos que estamos viviendo los argentinos, no podemos olvidar la importancia impostergable de crecer en una Cultura de la Vida, en la instauración del verdadero bien de la persona y en la construcción de un nuevo orden social, justo y pacífico. Parafraseando un reciente discurso de Juan Pablo II, queremos decir, que debemos retornar a las raíces profundas de la dignidad humana y de su verdadero bien, apoyándonos en lo que el Hombre tiene como esencial e indeclinable, para alentar un diálogo profundo con los Hombres (varones y mujeres) de todas las culturas, en vistas a una sociedad inspirada en los valores de la justicia y de la fraternidad.
El uso y comercialización de "la píldora del día después" implica no sólo una práctica que pone en peligro la tutela de la vida, sino introducir un nuevo factor de injusticia y de retraso en el verdadero camino hacia la libertad y la grandeza de los argentinos.

(*) El P. Alberto G. Bochatey, O.S.A., es Director del Instituto de Bioética de la Facultad de Posgrado de Ciencias de la Salud de la Pontificia Universidad Católica Argentina


 
PLAN PARA ESTERILIZAR A LOS POBRES
 
"Es imperioso lograr que se contenga o disminuya la población en los países endeudados, sobre todo si poseen recursos naturales estratégicos" (Henry Kissinger) 
 
En la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires con la firma de Eduardo Peduto, Beatriz Baltroc y Delia Bisutti (ARI), Irma Gerch y Daniel Bravo (UCR), Juliana Marino (Peronismo Independiente) y Vilma Ripoll (Izquierda Unida) se ha presentado un proyecto para promover y garantizar la esterilización quirúrgica en la red de hospitales públicos, fundamentalmente a través de la ligadura de trompas en las mujeres y de vasectomías en los hombres.
La diputada socialista Clori Yelicic anunció que presentará otro proyecto similiar (Página 12 del 13.04.03) pero con la salvedad que quedarían exentos los menores de edad, supuesto que no contempla el que redactara el diputado Eduardo Peduto (ARI).  Simultáneamente el jefe de Gobierno Aníbal Ibarra a través de solicitadas informaba a la población que los fármacos para "Procreación Responsable" se pueden obtener gratutitamente en los hospítales porteños.
En el orden nacional el Ministro de Salud Ginés González García anunciaba también recientemente desde San Nicolás, provincia de Bs. As., que comenzaba a ponerse en práctica -sin reglamentar-  la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (Salud Reproductiva) que impulsaran, entre otros, los legisladores Hilda González de Duhalde, Elisa Carrió, Silvia Martínez, Alfredo Bravo, Diana Conti, Cristina Guevara, José Corchuelo Blasco, Graciela Giannattasio, Luis Barrionuevo, Eduardo Menem, Jorge Yoma, Carlos Maestro, Antonio Cafiero, Raúl Baglini y Vilma Ibarra.
El movimiento por la defensa de la vida precisa que tales políticas no tienen relación alguna con la salud. Al contrario, su ejecución lesiona dicho bien y pone en peligro la vida. Las operaciones esterilizantes se han revelado altamente perjudiciales, sobre todo por la mayor incidencia del cáncer de próstata que se favorece en el varón y de útero en la mujer. Tampoco se accede a la procreación responsable mediante el reparto de abortivos ilegalmente autorizados por la Anmat en flagrante violación a la Constitución Nacional que protege la vida humana desde la concepción.
En los lugares donde ello se ha practicado, como en la provincia de Río Negro, no se ha verificado mejora alguna de los sectores de menores ingresos en cuyo nombre se promueven. Es imperioso dejar en claro y denunciar que la industria anticonceptiva y organismos multilaterales externos como el Banco Mundial han logrado colonizar a una clase política que no trepida con tal de mantenerse en el poder de alentar políticas de genocidio demográfico como ya se ha hecho en África o más cerca, en el Perú de Fujimori.
Argentina se merece algo más que planes trabajar, esterlizaciones y abortivos, que es toda la propuesta de una dirigencia definitivamente repudiada por la inmensa mayoría de la ciudadanía.
Buenos Aires, 13 de abril de 2.003
 
Agradecemos su difusión
 
Dr. Roberto Castellano. Presidente de Pro-Vida (ONG) Argentina.
(011) 154-429-2792 pro-vida@fibertel.com.ar
www.infovida.org.ar
 

 
USA: EL GOBERNADOR DE CALIFORNIA PRIVADO DE RECIBIR EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA
 
S.E.R. Mons. William Weigand: Los católicos no pueden apoyar el aborto.
 
Ricardo Olvera (*)
 
En su homilía en la Catedral de Sacramento, el pasado 22 de enero, 30º "luctuoso aniversario" de la legalización del aborto en los EU, el Obispo de Sacramento, mons. William K. Weigand, señaló con fuerza que no se puede ser católico y al mismo tiempo apoyar el aborto. "El mandato de Dios y la ley natural son suficientemente claros: ¡No matarás!", dijo.
Su mensaje fue dirigido personalmente al gobernador Gray Davis, quien se ufana de su apoyo al aborto, y al mismo tiempo le gusta identificarse públicamente como católico.
"Se tiene que entender que uno no se puede llamar católico y al mismo sostener posturas que contradigan a la fe católica", dijo el obispo. Todo político católico que apoye el aborto, "debe abstenerse de recibir la Santa Comunión hasta que haya tenido una conversión de corazón".
"Por otro lado, le agradeció a mons. Edward Kavanagh por haber confrontado en este punto, en diciembre pasado, con el gobernador Davis: "Muchas gracias, monseñor Kavanagh, por salir en defensa de los niños no nacidos, por su dedicación a la verdad y por su cuidado pastoral de las almas, incluida la del gobernador Davis". (n. de la r.: Mons. Kavanagh rechazó una donación del gobernador para un asilo de huérfanos, ya que éste se manifestó católico y pro-aborto. Kavanagh recibió críticas –incluso de algunos clérigos– por su actitud).
En seguida citó la declaración que a este respecto hicieron los obispos de EU en noviembre pasado, así como el documento publicado por el Vaticano hace unas semanas, estableciendo que los legisladores y funcionarios públicos católicos deben ajustarse a la ley moral natural y a los imperativos de la fe católica, en primer lugar al principio de la sacralidad de la vida humana.
 
Aborto, traición a la mujer
 
"En lugar de liberar a la mujer de la discriminación, el aborto ha significado para ella una traición", dijo mons. Weigand en su homilía, y citó la declaración de noviembre de los obispos estadounidenses (A Matter of the Heart): "La legalización del aborto prometió algo que no podía cumplir. Les prometió a las mujeres mayor libertad para poder participar más plenamente en la sociedad, pero les quitó a sus hijos y les rompió el corazón. Innumerables mujeres han sufrido física, emocional y espiritualmente debido al aborto; muchas incluso han perdido la vida. Además muchos hombres también lloran la muerte de sus hijos, y otros cargan el peso de haber persuadido a su hija, novia o esposa a practicarse un aborto", dice el documento.
Dios bendijo a la mujer y la creó igual al hombre, "sin necesidad de que se mutile y envenene a sí misma y destruya a sus propios hijos para poder ser considerada como igual al hombre", dijo el obispo.
 
La vida triunfará
 
Pero no debemos desanimarnos por el hecho de que la legalización del aborto aún siga vigente, dijo Weigand; o porque el aborto se haya convertido virtualmente en un derecho que no se puede ni cuestionar. "Somos gente de esperanza. No podemos ver todo lo que Dios ve, pero sabemos que la vida triunfará sobre la muerte y la verdad sobre la mentira".
Roe vs. Wade (la sentencia de la Suprema Corte que reconoció el "derecho al aborto") no permanecerá para siempre, dijo el obispo. "De hecho, la marea ha venido cambiando desde hace algún tiempo. Hace unos días el Sacramento Bee reportó que el Instituto Alan Guttmacher, afiliado a la organización pro-abortista Paternidad Planificada, reconoció que la tasa de abortos ha caído a su nivel más bajo en 29 años. Aunque todavía se practican 1.3 millones de abortos anualmente en los EU, (42 millones en los últimos 30 años), hay más razones que nunca para tener esperanza. (n. de la r.: Sólo se tiene en cuenta los "abortos quirúrgicos", sin contar los realizados por medios químicos o mecánicos, y los "abortos legales", ya que la legalización del aborto no impidió que los ilegales continuaran practicándose).
Actualmente se practican menos abortos cada año, y menos médicos están dispuestos a practicarlo. Más estadounidenses que nunca se identifican como pro-vida, mientras declina significativamente el número de quienes apoyan el aborto.
Por otro lado, las técnicas de ultrasonido y otros avances médicos han hecho posible una mucho mejor apreciación de la humanidad del niño no-nacido, y se han establecido miles de centros de apoyo a la mujer embarazada en todo el territorio nacional, a la vez que la mayor parte de las legislaturas estatales han instrumentado medidas para regular y restringir la práctica del aborto.
Otro efecto positivo de la lucha en defensa de la vida en estos 30 años, ha sido mover a mucha gente a reconsiderar su apoyo a la pena de muerte, al suicidio asistido o a la eutanasia.
Y por encima de todo, dijo mons. Weigand, el movimiento pro-vida está ganando muchísimos adeptos entre los jóvenes y adolescentes. "En la pasada generación muchos lucharon a favor del aborto legal, pero hoy día más jóvenes luchan por una verdadera liberación de la mujer", y citó una reciente encuesta de la firma Gallup, en la que se muestra que el 55 % de los adultos menores de 30 años apoyan mayores restricciones a la práctica del aborto.
"Nuestros jóvenes saben que fueron creados como personas únicas, con un DNA único desde el momento de su concepción. Ellos miran a su alrededor y se dan cuenta de que en su generación de menores de 30 años, están ausentes una tercera parte de ellos, ya que fueron asesinados antes de nacer".
Tal como nos lo recuerdan los obispos de EU en su mensaje de noviembre, dijo mons. Weigand: "No estamos inermes. Podemos hacer la diferencia. Pertenecemos al Señor; en Él está nuestra fuerza y mediante su gracia podemos cambiar el mundo".
 
(*) Ricardo Olivera es editor de El Heraldo Católico, publicación mensual en español de las diócesis de Sacramento y Oakland, y la arquidiócesis de San Francisco; el artículo publicado en el nº de febrero 2003. Vid. Pro Life Infonet, 24-01-03. Año VI. Número 439; 10/03. Documentación nº 561, Buenos Aires, 04 Febrero 2003. Llegó a Vivir en Familia a través de www.fluvium.org
 

PARA REFLEXIONAR
 
LA LEY DE HIERRO DE LA MODERNIDAD
 
Eulogio López
 
Hispanidad, 03-04-03.- George Weigel se ha quedado con el título, apetecido por muchos, de biógrafo de Juan Pablo II. Y la verdad es que el periodista y teólogo norteamericano (naturalmente, la primera condición es mucho más relevante que la segunda) ha escrito la mejor biografía sobre el Pontificado de Juan Pablo II, que está a punto de cumplir los 25 años. Pero Weigel ha seguido trabajando y ahora nos ofrece El Coraje de ser Católico”, un libro que narra la historia de los casos de pederastia entre el clero norteamericano, probablemente la crisis más dura con la que se ha enfrentado la Iglesia Católica. Es en esta obra donde Weigel habla de la “Ley de Hierro” que rige, inexorable, en el mundo moderno: “La crisis católica de 2002 (pederastia en Norteamérica) es también un recordatorio, que no podemos ignorar, de la “ley de hierro” de la cristiandad y la modernidad: las comunidades cristianas que mantienen su identidad doctrinal y sus fronteras morales florecen en el mundo moderno; las comunidades cristianas que edulcoran su doctrina y su moral decaen. Contrariamente a lo que cree la gente, el movimiento cristiano está floreciendo en todo el mundo. Y en todos los casos, sin excepción, son las comunidades que rechazan los puntos de vista “light” sobre doctrina y moral los que están creciendo”.
Aplicado al asunto tratado en la obra que acaba de editar Planeta, Weigel quiere decir que la solución a la pederastia clerical norteamericana (exagerada por los medios informativos hasta la náusea, sí, pero igualmente existente) no es la ruptura del celibato eclesiástico, ni una postura “tolerante” hacia la aberración homosexual. La solución es justo la contraria: una mayor fidelidad a la doctrina, a la vocación, y a Dios.
Curiosamente, para quienes siguen la Ley de Hierro de la Cristiandad y de la modernidad se suelen reservar toda una serie de condenas: si no os adaptáis al mundo moderno -grita el mundo (sí, el mundo entendido como compañero del demonio y la carne)- no sobreviviréis a los vertiginosos cambios sociales que se viven en el momento presente. Al final, los tales cambios se estancan, lo progresista pasa a reaccionario, lo vanguardista a caduco... y la doctrina permanece donde estaba. Es cuando se mueve la doctrina cuando (Ley de Hierro) se desbaratan dicha doctrina y las personas.
La presión para que se utilicen como cobayas humanas (perdón, investigación científica) los casi 40.000 embriones congelados sobrantes de la fecundación “in vitro” es mucha. Además, es un debate que se repite en todo el mundo hispano, en los cinco continentes. Hasta cristianos consecuentes, o simplemente gente preocupada por una serie de valores (antes llamados virtudes), intentan proscribir la Ley de Hierro para alcanzar “puntos de encuentro”.
Ejemplos: Sor Ángela de la Cruz, a la que el Papa va a canonizar durante su próximo viaje a España. Fundadora de las Hermanas de la Compañía de la Cruz: duermen un día sí y otro no. Y cuando duermen, lo hacen en el suelo. No comen carne, salvo por prescripción médica. Pues bien, sólo en Sevilla tienen 50 novicias, y los taxistas hacen cola para llevarles a visitar a enfermos (una de sus prácticas habituales). O sea, la Ley de Hierro.
Más ejemplos. En plena y supuesta crisis de vocaciones, las carmelitas de clausura, las de la Madre Maravillas (otra de las cinco canonizables por el Papa en Madrid), las que se mantuvieron fieles al carisma teresiano, tienen un gran problema en Beirut: están obligadas a hacer otro convento porque no caben las novicias. Y cuando digo que lo están haciendo, digo que lo están haciendo ellas, porque dentro de la clausura hay arquitectas e ingenieras (y rezan el oficio divino y los salmos en árabe). Vamos, que no se han metido en el convento para matar el hambre. El secreto: la Ley de Hierro, la fidelidad a unos principios.
Por cierto, Weigel también tiene razón acerca de la resurrección que vive el Cristianismo en el momento presente. Y esa resurrección se deja ver, sobre todo, en el espléndido movimiento asociacionista, especialmente en el éxito de las organizaciones en defensa de la familia. Lo que ocurre es que ese florecimiento del cristianismo no ha alcanzado a dos zonas, que siguen siendo remisos a la Ley de Hierro: los medios informativos y los partidos políticos. Los medios informativos silencian el resurgimiento de los movimientos cristianos y su fidelidad a la doctrina, y los políticos aún viven en el secularismo del siglo XX. Allá ellos.
 
 

 
TIEMPO SIN HORAS: ANGUSTIA DE VIVIR
 
María Alcayne
“Las horas”: un título para una película que pretende abarcar el misterio de la existencia en 120 minutos.

Desde la lógica “las horas” no son sino el compás de la vida, el ritmo, el acompañamiento perecedero del existir humano. A veces las horas se convierten en la sana impaciencia ante noticias importantes. Horas de espera ante un nacimiento. Horas de preparación ante un examen. Horas de merecido descanso tras la jornada agotadora, ¿qué son las horas sino las compañeras inseparables de la existencia? Llega el sufrimiento, deseas que las horas se acaben y nunca desaparecen; siempre avanzan, siempre están ahí, ¿y al final? Las horas que acompañan cuando llega el dolor, serán las mismas que necesitamos para encontrar el alivio, la cura...

En esta película se presentan tres relatos distintos perfectamente entrelazados en el tiempo y separados por una delgada línea de vida. Tres vidas pesadas, llenas de insoportables horas que han de ser vividas sin sentido por tres mujeres; depresivas; vacías de sí mismas; dudosas de sus propios afectos y llenas de todos los miedos sin respuesta propios de la condición humana, es lo que este año se nos presenta como “una de las mejores películas del año” en la última entrega de los Oscar.
Tres mujeres, aparentemente vivas, revelan los entresijos de una única historia. Virginia Woolf (Nicole Kidman) en 1923 dando vida en su mente a los personajes de su próximo libro. Laura Brown (Julianne Moore) en 1951 superviviente al suicidio ante una existencia vacía de afectos. Clarissa Vaughan (Meryl Streep) en 2001 una madre lesbiana enamorada de un poeta enfermo de sida que acaba de recibir un premio importante, y al que quiere ofrecerle una fiesta de homenaje llena de amigos.
Una escritora ensimismada – Virginia -, una lectora depresiva – Laura - refugiada en la historia de Virginia, varios protagonistas de la historia – Clarissa y Richard - y las víctimas de la misma son los personajes que nos presenta la película. Curiosamente las víctimas son hombres. El marido de Virginia enamorado de ella muere día a día sacrificando su vida por ella, todo gira en torno a ella, a su enfermedad y depresión ante la vida, primera víctima. El marido de Laura, sencillo, sin grandes aspiraciones en la vida, el hombre que se conforma con tener una buena mujer, hijos y una vida digna, un hombre que sabe querer sin darse cuenta de no ser correspondido por su mujer, segunda víctima. Richard (Ed Harris) tercera víctima no sólo del Sida, aún más, víctima del desamor de su madre que no es otra que Laura que finalmente logró vencer el suicidio pero a cambio del abandono del hogar. Esto dejará huella en Richard hasta conducirle al suicidio. Una cuarta víctima imaginaria pero mencionada en la película es “el padre de la hija” de Clarissa, lesbiana que un buen día decidió ser madre, el padre de su hija no aparece, pero la figura del padre – en esta película – resulta ser la víctima socialmente aceptada e innecesaria, al fin y al cabo cumplió su única función: fecundar el óvulo para concebir al ser deseado. Hija deseada y no querida, como queda patente en un diálogo de la película.
Para muchos espectadores la figura de Virginia Woolf resulta una desconocida. La película nos aproxima a la vida de esta mujer, la única real de las tres. Nos presenta a una mujer testaruda, frágil, inteligente y ensimismada. Una escritora que no piensa en sus lectores, sino que busca resolver las dudas y misterios de la vida en su libro, sin hacer caso a nada ni a nadie. Es la inmadurez personificada: insegura, mimada, incapaz de responsabilizarse, inmersa en un yo que la ahoga. Lo normal es que el “yo” sea el encuentro del “tu”. En la Virginia de la película la reciprocidad no existe.
¿Somos las mujeres y los hombres de la vida real como estos personajes? Creo que no, afortunadamente, la vida no es mero sentimiento. Conscientes de que no estamos solos en el mundo, el reto del ser no guiado por el egoísmo consiste en descentrarse del “yo” para depositarlo en los demás, cuando les decimos “tu me importas, tu me interesas, tu me interpelas a ser mejor, tu me das sentido a mi vida”.
Afortunadamente, la vida importa y mucho para la mayoría de las personas, particularmente para los hombres y mujeres con hijos. El amor es un misterio. La prolongación del amor a una misma persona “por los siglos de los siglos” se ve como algo meritorio, se admira, incluso se envidia y normalmente se cataloga como “un imposible”. ¡Qué distinta es la vida cuando el amor copa la propia existencia, le da plenitud!, el amor en sí mismo es la respuesta y acción ante los enigmas de la vida.
Esta película con el papel de Clarissa encarnado por Meryl Streep es un triste canto sin solución. Una mujer lesbiana (obviamente en el año 2001 el lesbianismo se presenta como algo normal, algo socialmente aceptado y sin escándalos) que comparte su vida con otra mujer; que tuvo una hija “fruto del deseo natural por ser madre... pero sin padre”: nos presenta a la mujer sin esencia, la mujer que acumula en la “madurez” de su vida (pasados los 50) el vacío existencial de una vida guiada por el sentimentalismo y el egoísmo. Una triste película, que elimina la esperanza, la trascendencia de los actos, la búsqueda del sentido. Plantea sin resolver el qué hay después de la muerte. Conclusión, hunde al más optimista de los espectadores en la más plena decepción y desilusión. ¿Para qué luchar? ¿para qué vivir? ¿para qué las poesías del poeta si al final se suicida?
La vida merece ser vivida con ilusión, realismo y fortaleza. Tratando de leer entre líneas y confiando en la fuerza oculta depositada en todo ser humano para siempre, siempre, seguir adelante.
Sintamos la vida, querámosla, ennoblezcámosla. “El genio femenino” ha sido dotado para ello, la mujer por excelencia ha sido elegida para transmitir la vida. Llenemos las horas del tiempo de sentido. La angustia de vivir perecerá y será sepultada por las horas que para eso se nos han dado.
Fuente: Mujer Nueva, 10 de abril de 2003
 
www.mujernueva.org
 

 
GUADALUPE
 
"Iba una mujer inmigrante caminando hacia el centro de abortos Dator en Madrid. Iba a abortar. Por dentro estaba rezando a Dios y pidiendo perdón. Ella sabía lo que hacía. Tenía más hijos pero no podía dejar de trabajar para cuidar de su embarazo: no tenía papeles y sí gastos que afrontar. Hablaba también con la Virgen: "perdóname Madre mía, pero no tengo otra salida". Tan compungida estaba que empezó a llorar zozobrada por la pena mientras seguía caminado. Ya próxima al centro de abortos un señor la paró.
- Señora. ¿le ocurre algo?
Y ella le contó lo que iba a hacer.
- Pero usted, no puede tomar esa decisión así, -dijo el viandante- necesita pensarlo y tranquilizarse. Anda, váyase a casa y piénselo bien.
Ella prestó atención a estas palabras y en su rostro se dibujó una gran confusión: no sabía qué hacer. En ese momento el caballero sacó de su bolsillo una tarjeta con la dirección del centro de apoyo a la vida que Adevida tiene en la calle Campomanes, se la dió mientras decía
- Vaya usted a esta dirección y allí le confortarán y ayudarán a tomar una buena decisión.
Esto fue hace siete meses y esta semama ha nacido Guadalupe.
No sabemos quién fue ese señor."
 
(Enviado por José Pérez Adán)
 

PARA SONREIR

 
CRUDA REALIDAD
 
Contaba mi padre que su amigo Miguelito había engordado mucho. Cada vez que se encontraba con sus tías viejas o con las amigas de su madre, le decían al unísono:
-¡Miguelito, que gordo que estás!
Miguelito era paciente, pero un día se hartó. Y al repterise una vez más las apreciaciones de estas buenas señoras sobre su estado físico, Miguelito les contestó:
-Y ustedes... ¡qué viejas y arrugadas están!
Nunca más lo volvieron a molestar.
Recordé este cuento -verídico- cuando días atrás leí un caso parecido en un mensaje que llegó por correo electrónico. Decía así
"Mis tías solían acercarse a mí en las bodas, dándome golpecitos en las costillas y diciendo:
-¡Tú eres el próximo...!
Dejaron de hacerlo cuando yo empecé a hacerles lo mismo en los funerales."
 

CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
From: Jorge Avila 
Sent: Sunday, April 06, 2003 11:17 AM
Subject: SUSCRIPCIÓN DE "VIVIR EN FAMILIA"

HOLA, NOS DIRIGIMOS  A UDS. A FIN DE SOLICITAR LA SUSCRIPCION DE SU REVISTA, DE LA QUE NOS HAN LLEGADO MUY BUENOS COMENTARIOS, A TRAVÉS DE FLORENCIA BELTRÁN.  A CONTINUACIÓN NUESTROS DATOS:
                       ANA MARIA Y JORGE AVILA NORES
                       AV. FADER 4188
                       CORDOBA - CP 5009
                       ARGENTINA
ADEMÁS, QUISIERAMOS SOLICITARLA, SI ES POSIBLE, PARA UNA MATRIMONIO AMIGO CUYOS DATOS SON LOS SIGUIENTES:
                       JOSE Y RUTH SIRONI
                       INDEPENDENCIA 850 - 2° PISO
                       CORDOBA - CP 5000
                       ARGENTINA
DESDE YA MUCHAS GRACIAS,
JORGE AVILA NORES

----- Original Message -----
From: Pablo Yurman
Sent: Sunday, April 06, 2003 6:09 PM
Subject: suscripción

Estimados Amigos de Vivir en Familia, desearía suscribirme a los boletines vía email, que me los ha hecho llegar una amiga.
Saludos,
DR. PABLO YURMAN
ROSARIO, ARGENTINA

----- Original Message -----
From: Luis E. Daloisio
Sent: Monday, April 07, 2003 1:01 AM
Subject: subscripción
Desearía recibir vuestra revista virtual. Es muy buena y los aliento a seguir.
Saludos
Luis E.D'Aloisio
----- Original Message -----
From: Carlos Jacobs
Sent: Friday, April 11, 2003 11:14 AM
Subject: Suscribir
Qué tengo que hacer para recibir sus mensajes?
Soy Carlos Jacobs, miembro de la Iglesia Evangelica Metodista en Argentina.
Ademas, soy webmaster del sitio cristiano www.selah.com.ar
Me permiten tomar alguno de los articulos de su revista y publicarlos en Selah, citando autor y fuente?
Un abrazo en el Señor
Carlos
Si está Ud. interesado/a en uso de MÉTODOS NATURALES DE REGULACIÓN DE LA FERTILIDAD, y/o en organizar conferencias sobre los temas que se tratan en la revista, no dude en consultarnos:
Si quiere ver la página de la Campaña por la Vida, puede entrar en:
 

Visite "Fe y Razón", sitio web dirigido por católicos uruguayos: www.feyrazon.org
 
"Fe y Razón" es un sitio dedicado a tratar temas de religión y filosofía desde una perspectiva católica y a difundir el conocimiento de las vidas y obras de grandes pensadores cristianos.

En él Ud. tendrá la oportunidad de informarse y dialogar acerca de la relación entre la fe cristiana y católica y la razón humana.


 
Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:
DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL
BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 

 
La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite.
 
Redactor Responsable:
Ing. Agr. Álvaro Fernández
 
Colaboran regularmente con la Revista:
Dr. Carlos Álvarez
Arq. José Luis Barrabino
Dra. María del Carmen Barrera
Lic. Florencia Beltrán
Dr. Juan Bonifazio
Dr. Eduardo Casanova
Srta. Lucía de Mattos
Ing. Daniel Iglesias
Lic. Néstor Martínez
Dr. Esc. Pedro Montano
Sra. Magdalena Olaso
Dr. Gustavo Ordoqui
Conexion a Internet:
Telefonos: 628 84 28
Fax: 628 83 65
 
Servicio Técnico:
José Luis Sánchez Rodríguez
Tel.: 481 27 29
Cel.: 099 234568
 


 Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envíe un mail a:
 
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".

Arriba ] 01/01 ] 02/01 ] 03/01 ] 05/01 ] 06/01 ] 07/01 ] 08/01 ] 09/01 ] 10/01 ] 11/01 ] 14/01 ] 15/01 ] 16/01 ] 17/01 ] 18/01 ] 20/01 ] 01/02 ] Campaña por la Vida ] Edición Especial ] 02/02 ] 03/02 ] 04/02 ] 05/02 ] 06/02 ] 07/02 ] 08/02 ] 09/02 ] 10/02 ] 11/02 ] 12/02 ] 13/02 ] 14/02 ] 15/02 ] 17/02 ] 18/02 ] 19/02 ] 20/02 ] 01/03 ] 02/03 ] 03/03 ] 04/03 ] 05/03 ] 06/03 ] 07/03 ] [ 08/03 ] 09/03 ] 10/03 ] 12/03 ] 13/03 ] 14/03 ] 15/03 ] 16/03 ] 17/03 ] 18/03 ] 19/03 ] 20/03 ] 21/03 ] 22/03 ] 23/03 ] 01/04 ] 02/04 ] Elecciones 2004 ] 15/04 ] 16/04 ] 17/04 ] 18/04 ] 02/05 ] 03/05 ] 04/05 ] 06/05 ] 07/05 ]