Revista Virtual de la
 Asociación
Vivir en Familia

Ferrari  1414 - Cel.: 099 161 358 - Fax: 601 08 67  - E-mail: familias@adinet.com.uy

 Montevideo - Uruguay 


"Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada"
Edmund Burke
 
 
"A nadie le es lícito permanecer ocioso"
Juan Pablo II

CONTENIDO


Publicación Nº 9/01

EDITORIAL

FILOSOFÍA, MATEMÁTICAS Y ABORTO
 
En una conferencia titulada “¿Todavía Santo Tomás en el 2000?”, Miguel Antonio Barriola afirma la plena vigencia de las enseñanzas del Doctor Angélico. No obstante ello, Barriola dedica un espacio a señalar algunos de los errores cometidos por el Santo, en virtud de la escasez de elementos de juicio que tenía la ciencia en el siglo XIII. En este sentido, afirma el conferenciante que hoy no es sostenible la teoría del aquinate en cuanto a que “la creación e infusión del alma humana espiritual en el embrión supone un grado de preparación de la "materia", que se daría sólo un tiempo después de la concepción, de modo que se podría seguir que el aborto, durante ese período en que no actuaría todavía el alma racional, aunque fuera una falta seria, no revestiría la gravedad de un homicidio. Ni que decir tiene que sobre el particular más de uno se declara "tomista", adhiriendo al tan denostado "fixismo" en esta materia tan sujeta a evolución. Reflexionando sobre esta curiosa situación, el gran psicólogo P. Chauchard advierte lo que sigue: "La convergencia de la investigación filosófica tomista con la biológica podría ser muy fecunda, permitiendo ir más allá de santo Tomás, rectificando errores debidos a su época. Por ejemplo, la campaña actual en favor de la legalización del aborto, para tratar de probar esta evidente contraverdad científica, según la cual el ser humano no comienza con la concepción, reencuentra el argumento de santo Tomás, para quien el alma no estaría presente más que cuando el embrión posee la forma aparente humana. Si santo Tomás hablara hoy, no podría menos que estar de acuerdo en que el alma, forma del cuerpo, es la estructura de los ácidos nucleicos del huevo donde están materialmente presentes, en una suerte de programa, todos los caracteres humanos e individuales. En una perspectiva tomista justa, la creación especial del alma espiritual humana por Dios se expresa en la aparición, al momento de la concepción por la unión de las células sexuales, de una estructura material enteramente nueva, que lleva consigo un prodigioso dinamismo de desarrollo que el alma guía no como una fuerza exterior, sino por el hecho de que ella es el principio formal de los ácidos nucleicos, guías materiales de este desarrollo".
En síntesis, Santo Tomás, de acuerdo con los conocimientos disponibles en su época, pensaba que el alma –principio ordenador de la materia- “entraba” en el cuerpo cuando este adquiría apariencia humana. Obviamente, no se podía saber en el siglo XIII, que desde la concepción existe un nuevo individuo, con un ADN único e irrepetible, un nuevo ser humano, absolutamente distinto desde la primera nueva célula. Ante esta realidad, la única posibilidad que la lógica admite, es que el principio ordenador que vivifica la materia, que da forma al cuerpo, “entra” en el cuerpo a partir del primer instante de la existencia.
Por tanto, si cada individuo tiene una combinación de ADN única, y si cada mapa genético es individual e irrepetible, cabe preguntarse: ¿cuántos mapas genéticos hay en una mujer embarazada? La única respuesta lógica, es que hay dos: uno pertenece a la madre y el otro al hijo. Ambos son distintos, aunque la madre contribuya con parte de su información genética, a la del hijo que lleva en sus entrañas. Este razonamiento nos permite concluir con absoluta certeza, que cuando la madre decide abortar, no está eligiendo qué hacer con su propio cuerpo, sino que está decidiendo sobre la vida de otro ser humano, único e irrepetible. No hay un mapa genético que sea apéndice o parte de otro. Esto que parece tan obvio para el más ignorante de los seres humanos, es piedra de escándalo para decenas de miles de pseudointelectuales que bregan “por el derecho a decidir”, autoconvencidos de un torpe eufemismo: según ellos, cuando la madre decide abortar, decide sobre su propio cuerpo; porque el hijo es parte del cuerpo de la madre. Al parecer, no saben sumar uno más uno.
La terrible patología de los hermanos siameses, nos confirma en esta verdad: pues compartan o no el mismo ADN –pueden ser gemelos o mellizos-, están unidos físicamente y comparten la misma sangre, como la madre y el hijo; pero ¿a quién se le puede ocurrir que se trata de un solo ser humano con cuatro piernas y dos cabezas? Cualquiera que tenga un mínimo de sentido común, se da cuenta que son dos personas distintas. De hecho, siempre se hace lo posible por separarlos. En caso de que la vida de ambos corra peligro en la separación, ¿a quién elegirían los proabortistas? ¿Cuál de las dos vidas vale más que la otra? Si la separación es exitosa, no van a ser por ello más “humanos”: tendrán mayor libertad e independencia, pero seguirán siendo ellos mismos, como la madre y el hijo.
Con los niños por nacer pasa algo similar: no son "una parte" de la madre, algo así como un apéndice que si molesta, se puede extirpar sin daño para nadie. Los niños por nacer son seres humanos; su principal derecho, es el derecho de nacer, el derecho a la vida; desde la concepción, son individuos únicos, que sólo se diferencian de sus hermanitos ya nacidos, en su grado de desarrollo y en su grado de dependencia de la madre. Por lo demás, son idénticos.
La mejor forma de cerciorarse de la verdad de estas afirmaciones, es hablar con mujeres que han pasado por la experiencia –terrible- del aborto: ellas saben mejor que nadie que en su seno, llevaban un hijo al que ya nunca podrán ver ni acariciar. Demás está decir que no aprobamos en absoluto la conducta de estas madres; pero nos merecen más compasión que condena. Pues si recurren al aborto, es porque están desesperadas y no piensan lo que hacen, porque tienen miedo, porque el ambiente las “empuja” a abortar; porque no tienen quien las escuche, quien les dé ánimo, quien les diga que la vida, siempre es un don. Y lo más importante: que luego de dar a luz, NO PASA NADA; es decir, que con mayor o menor esfuerzo, siempre es posible salir adelante. La vida, siempre vale la pena.
Compadecemos a las madres que abortan. Pero denunciamos con firmeza y energía, la absoluta falta de ética de los aborteros y la ignorancia de quienes influyen en este tipo de conductas desde distintas tribunas públicas y privadas; ignorancia que bebe en las fuentes de enfoques puramente teóricos, elaborados de espaldas a la naturaleza y a la razón. Así, es muy fácil encontrar personas que aprueban el aborto para otras, sin haber pasado nunca por esa desgarradora experiencia; después de la cual, ninguna mujer vuelve a ser la misma. “Yo no estoy de acuerdo con el aborto” dicen... “yo no me lo haría”; “pero en determinadas circunstancias lo justifico”. Ante ello, afirmamos que no hay circunstancia que justifique un crimen. Nunca es lícito hacer cosas que están mal para conseguir un fin bueno. El fin, nunca justifica los medios. Como contraparte, hacer el bien pase lo que pase y pese a quien pese, siempre da una inmensa paz.
Hay quienes no entienden –tal vez no se esfuerzan lo suficiente- que un niño por nacer es un ser humano. Un par de números atrás, publicamos la “novedad” del reconocimiento por parte de los legisladores estadounidenses, del feto humano como parte de la especie “Homo sapiens”. Es tragicómico que gente tan culta, venga a descubrir una verdad tan elemental en la era informática: el feto de una especie, pertenece a la especie que lo procrea; el niño por nacer, es un individuo que pertenece a la misma especie que sus padres...
Sin embargo, hubo quienes estuvieron en contra de dicho reconocimiento, al punto que poco faltó para que la declaración no fuera aprobada. ¿Desde cuando el feto de una vaca no pertenece a la especie Bos taurus...? ¿Por qué el aborto en la cría animal se considera siempre como una “pérdida” y hay quienes consideran que llevado al ser humano, el aborto es una “ganancia”?
¿Nos hemos vuelto tan rebuscados, que hemos dejado de ver lo obvio? El sentido común, parece haber sido arrollado el iluminismo y por los eufemismos de una subcultura que tiene su sede en la ONU. Aunque Einstein contribuyó grandemente al desarrollo de la humanidad con sus descubrimientos y fórmulas matemáticas, hay quienes siguen sin saber sumar uno más uno; pero no por falta de oportunidades para estudiar...
Habría que preguntar a quienes afirman que el niño por nacer no pertenece a la especie humana, como consideran a quienes padecen el Síndrome de Down, pues en lugar de tener 46 cromosomas, tienen 47. Eso, si tienen la suerte de sobrevivir a las eugenésicas recomendaciones de algunos “médicos” que promueven la “interrupción” de tales embarazos, con eufemismos que buscan no herir los delicados oídos de los padres con la dura palabra aborto. Gracias a Dios, no todo está perdido: desde hace un tiempo, los uruguayos nos emocionamos al presenciar una brillante campaña publicitaria, humana como pocas, donde aparece la foto de un joven que padece esta enfermedad, mientras una voz en off comenta algo así: “Algunos le dicen “Trisomía del par 21”; otros, le llaman “Síndrome de Down”; otros le dicen  “Mongólico”; nosotros..., le decimos Felipe”
¿Cómo llamamos nosotros a la pequeña personita que lleva dentro una madre? ¿Le decimos Juan, Pedro, María, Laura? ¿Tratamos al niño por nacer como persona o como cosa? ¿Hemos visto alguna vez –¡y difundido!- la foto de la manito de Samuel Alexander Armas, de sólo 21 semanas de vida, aferrada al dedo del Dr. Joseph Bruner, el médico que lo operó de espina bífida en el vientre de su madre?
¿Hablamos del embarazo como un don, o nos dejamos influenciar por el término “salud reproductiva”, que suena a enfermedad? ¿Acaso el embarazo no es una etapa más en la vida de la mujer, como la pubertad, la menstruación o la menopausia? ¿Por qué identificarlo entonces con un mal que aqueja a la mujer, y que se debe evitar a toda costa?
Hoy, más que nunca, se necesitan tres cosas: ser realistas, razonar con lógica y aprender a contar. A la vuelta de veinticinco siglos, los seres humanos nos enfrentamos a los mismos problemas que en la antigua Grecia: lo cual nos permite afirmar con bastante certeza, que la naturaleza humana, lejos de depender de las influencias culturales, permanece incambiada a través de los siglos...
 
AVE FAMILIA

MATRIMONIO Y FAMILIA
DIEZ BUENAS RAZONES PARA OPONERSE A LA ENSEÑANZA DE LA EDUCACION SEXUAL EN LAS ESCUELAS
 
Julie Blonigen
 
Julie Blonigen es maestra en una escuela pública en Sr. Cloud, Estado de Minnesota, directora del "Human Life Action Council" (Consejo de Acción para la Vida Humana), y directora ejecutiva de la "Central Minnesota Coalition for Adolescent Health" (Coalición Central de Minnesota para la Salud de los Adolescentes).Este artículo fue tomado de la revista "All About Issues", de American Life League, julio/agosto de 1992.
 
1. Los principales maestros de los niños son sus padres. Los padres tienen el derecho y la responsabilidad de educar a sus hijos sobre la moralidad y la sexualidad.
2. Las clases de educación sexual en las escuelas públicas pasan por alto las diferencias individuales entre los niños y destruyen la modestia natural de los niños y niñas. Cuando a los niños se los instruye sobre asignaturas tales como las matemáticas y la lectura, se les da un material apropiado según su nivel intelectual. Sin embargo, cuando se trata de un área tan delicada como el área de la sexualidad, a todos los niños que están en el mismo grado se les imparte el mismo material, aun cuando algunos no estén física o psicológicamente capacitados para recibir esta enseñanza. Esto resulta insensible y dañino. Forzar a los niños y niñas a escuchar, ver y discutir abiertamente el funcionamiento de la anatomía del cuerpo del sexo opuesto en presencia de ese sexo opuesto es vergonzoso y contribuye a que los niños pierdan la modestia que es natural y apropiada a todo ser humano.
3. Los padres jamás se enteran de los que se les enseña, a puertas cerradas, a los niños en las clases de educación sexual. Los padres no llegan a saber cuáles son las acciones, las actitudes y respuestas del maestro durante la clase de educación sexual, lo cual quiere decir que los padres no tienen control alguno. Ni siquiera saben lo que se les enseña a sus hijos acerca de la sexualidad, a menos que se sienten y participen en todas las clases de sus hijos.
4. Las clases de educación sexual en las escuelas públicas no han demostrado nunca una reducción en los casos de embarazos de adolescentes ni de abortos. De hecho, los datos muestran lo contrario: a medida que los fondos federales para los programas de educación sexual aumentan, tanto más aumentan los casos de embarazos y abortos de adolescentes.
5. Las escuelas públicas no tienen derecho a juzgar la calidad de la información acerca de la sexualidad que los padres proveen a sus hijos. Algunos padres hacen un buen trabajo, otros hacen un trabajo muy pobre. La escuela no tiene derecho a decir que debe impartirle clases de educación sexual a los niños, porque no le gusta el trabajo que los padres están haciendo. La escuela debe mantenerse al margen de estas intimidades.
6. La sexualidad abarca mucho más que el uso de artefactos intrauterinos y píldoras anticonceptivas. La escuela le da un mensaje erróneo al estudiante, cuando en los cursos de educación sexual se le dan clases sobre "cómo hacerlo sin correr riesgos". La mejor educación sexual que los padres pueden dar a sus hijos es el respeto y el amor mutuo entre ellos.
7. Quienes proponen las clases de educación sexual en las escuelas públicas dicen que los niños necesitan saber más. Lo que realmente están diciendo es que quieren enseñar a nuestros niños a usar los preservativos, la píldora, y los DIU (dispositivos intrauterinos), y si estos fracasan, les dicen dónde pueden hacerse un aborto. Ellos nunca hablan de reducir el índice de fornicaciones o de satisfacer las necesidades espirituales de nuestros hijos; ponen énfasis solamente en sus cuerpos, cuando lo que verdaderamente debiera incumbirles son sus almas.
8. Los niños no necesitan educación sexual, ellos lo que necesitan es educación en la castidad. Los niños necesitan aprender cómo decir que no y por qué esto resulta ser lo mejor para ellos física, moral y espiritualmente. La biología del sexo toma solamente 10 minutos enseñarla; ¿qué enseñan, entonces, a los niños en estos cursos de cinco o diez semanas? Si emplearan ese mismo tiempo en promover la castidad, el número de adolescentes castos aumentaría.
9. No existe la educación sexual "exenta de valores". Cuando se enseña algo más que biología de la reproducción, los valores de otras personas también serán presentados. Al decirle a los estudiantes "toma tu propia decisión", se les está diciendo también que no existe una escala de valores por la cual se deben guiar. Advertirles a los estudiantes: "es mejor decir que no, pero si vas a involucrarte en actividades sexuales, es mejor que te protejas", les envía el mensaje de que el maestro no espera que ellos sean capaces de controlar sus instintos. Exponer a los alumnos a la información sobre los métodos anticonceptivos sin explicarles que no es correcto usarlos les hace creer que al maestro no le parece mal que los usen.
10. La educación sexual en las escuelas públicas ataca y socava las creencias religiosas de muchos estudiantes. Los estudiantes católicos y cristianos, a quienes sus padres les han enseñado que las relaciones sexuales fuera del matrimonio, los contraceptivos y el aborto son malos, se ven obligados a sentarse en la clase y escuchar a una figura con autoridad contradecir las creencias que sus padres les inculcaron.
 
Att. Carlos Bini Olazábal

NECESIDAD DE "PADRES CORAJE"
 
Luis Olivera
 
¿Qué pasa cuando los hombres anteponen su familia a su trabajo? Esta es una de las conocidas como "preguntas del millón de dólares"
 
Ésta es la pregunta a la que trata de responder Suzanne Levine, madre y periodista, cofundadora de la revista feminista “Ms” en un libro reciente. En un rápido resumen, las conclusiones del trabajo de Levine llevan a pensar que los padres que se han decidido por llevar una vida más dedicada a su familia tienden a disfrutar más de la vida. Y que, incluso, disfrutan con verdadero placer de estar con sus hijos y compartir su tiempo con ellos.
Al mismo tiempo, según otros estudios que usa la autora, los hijos de padres que les han dedicado suficiente tiempo tienen una mayor autoestima y logran alcanzar sus objetivos con más éxito. Aparte de lo bien que se lo han pasado los chavales y chavalas. ¡Que les quiten lo bailao!
El libro (“Father Courage: What Happens when Men Put Family First”) presta atención a las razones por las que muchos hombres se muestran pasivos o inactivos ante su papel en la familia. Es lo que Polaino-Lorente ha definido psiquiátricamente como “síndrome de la ausencia paterna” o “eclipse de la paternidad” en los hijos. ¿Por qué se llega a ese tipo de situaciones? En primer lugar, se encuentra la educación recibida que apunta, hoy, en el mejor de los casos, a que es bueno que el hombre ayude en casa... pero que no se le puede pedir que "comparta". Para el hombre esas tareas aparecen como un ‘hobby’, más que como una profesión, y con una calidad de aficionado. Y en segundo lugar, la idea preconcebida de que por naturaleza en el hombre, a diferencia de la mujer, priman la ambición y los intereses profesionales por encima de los valores familiares.
A esta última idea dedica el capítulo "Work and Everything Else" (El trabajo y todo lo demás). En él, la autora analiza la situación laboral de los padres en una sociedad tan avanzada como la estadounidense. Y es que, pese al desarrollo económico, el mundo laboral sigue configurado de espaldas a las responsabilidades familiares.
En un brillante capítulo final, "Can Men Have It All?" (¿Pueden los hombres tenerlo todo?) se señala con acierto el hecho de que el éxito de un padre siempre se mide en lo exterior pero no en sus posibles logros "puertas adentro" del ámbito familiar. Aunque eso no quiere decir que la medición sea mala, sino que se ha equivocado totalmente la dimensión que debía medirse. Es lo que la irlandesa Maave Haran demostró para “la parte contratante de la segunda parte” (Groucho Marx). Suzanne Levine considera que la reivindicación del papel de los varones como padres es la otra cara de la lucha feminista. Pero considera que es algo que puede defenderse en sí mismo: primero, como deber de justicia en parejas en las que ambos trabajan fuera de casa; segundo, por el mero hecho de que un papel protagonista del padre es necesario para la buena y completa educación de los hijos.
Como decía un gran amigo mío, si sólo educan las madres, lo menos que puede suceder es que los varones salgan afeminados. Sólo en el mejor de los casos. En un libro titulado “Tales padres, tales hijos”, la feminista Evelyne Sullerot demostraba en 1993 que ya entonces la sociedad padecía un déficit de paternidad. Y uno de los mayores descubrimientos antropológicos del s. XX ha demostrado que tanto el hombre como la mujer han de contribuir, conjuntamente, a la construcción cultural y familiar del mundo. Y que ambos son igualmente necesarios, casi al 50%.
Si van por separado en sus roles, ambos resultan perjudicados, porque están incompletos. ¿Consecuencias? Que la esfera externa adolece de competitividad y economicismo, haciéndose inhabitable e inhumana: porque en ella faltan los recursos de la feminidad, su preocupación prioritaria sobre las personas concretas. Y, en la familia –ámbito interno--, los hijos no ven a un modelo paterno, que les integre equilibradamente en las estructuras emocionales y sociales. Porque el padre es la figura que ayuda a descubrir su identidad a los hijos varones y, a la vez, afirma la feminidad de las hijas.
¿Quién se lanza a ser un nuevo padre coraje?
 
 

ESTUDIO SOBRE HOMOSEXUALES DEMUESTRA QUE TIENDEN MÁS A ABUSAR DE LOS NIÑOS
 
La Dra. Judith Reisman, una investigadora social que ha estudiado el comportamiento sexual por 24 años, ha anunciado un nuevo estudio llamado " Crafting Gay Children" en el cual ella demuestra que a pesar de que los heterosexuales exceden a la poblacion homosexual en una proporción 44 a 1, los casos de homosexuales que abusan de los niños es 40 veces más que en los heterosexuales.
En una entrevista con la Prensa Bautista, Reisman expresó que NO todos los homosexuales son pedofilios, pero estadísticamente los niños corren más riesgo de ser abusados con homosexuales que con heterosexuales.
Reisman, es famosa por haber desacreditado las teorías sexuales de Alfred Kinsey, demostrando que el basó mayoritariamente su investigación en pedofilos. Ahora demuestra con simples estadísticas que es falso que los heterosexuales tiendan más a abusar o molestar sexualmente a los niños (as).
Tomando datos sobre el estudio de población del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, Reisman notó las diferencias al comparar el número de abusos infringidos a las niñas por hombres heterosexuales y compararlos con el número de abusos homosexuales infringidos a los niños por hombres.
Tomando en consideración el número de homosexuales y el número de heterosexuales en la población, los números indican que 8 millones de niñas fueron abusadas antes de los 18 años por hombres heterosexuales, para una proporción de 1 víctima por cada 11 hombres adultos. Por otra parte, 6.8 millones de niños fueron abusados antes de los 18 años por 1.2 millones de adultos homosexuales, para proporción de 3 a 5 víctimas por cada gay adulto.
Si desea más información sobre el tema puede hacerlo en inglés en el siguiente sitio:
 

DEFENSA DE LA VIDA

DUELO POR UN FETO
Rafael Serrano
 
En la práctica, la normalidad del aborto descansa en el derecho a no ver, a no saber. Mostrar imágenes de fetos abortados se considera de mal gusto y un intento de añadir dolores a las mujeres que han de dar ese trágico paso. Para que abortar se parezca lo más posible a hacerse extirpar un quiste, hay que mirar a otro lado. El que menos ve es el padre: una vez que el aborto es elección de la mujer, recibe licencia para descargarse de su responsabilidad; puede dejar a la madre completamente sola, ni siquiera tiene que poner pie en la clínica. Nosotras parimos, nosotras decidimos. Nosotros engendramos, nosotros nos desentendemos.
En cambio, las enfermeras ven. Quizá por eso, el Real Colegio de Enfermería británico ha publicado una recomendación para que los fetos muertos por aborto, espontáneo o provocado, sean dignamente sepultados o cremados, con cargo a la Seguridad Social. Las normas actuales lo disponen solo para los fetos de más de 24 semanas. Pero la mayoría de los fetos abortados o muertos por causas naturales, señala el Colegio, tienen menos de 12 semanas.
Casi medio millón al año son incinerados junto con desechos clínicos, cosa que el Colegio considera inaceptable. Al menos deberían recibir sepelio o ser cremados aparte, no más de 16 de una vez, y habría que ofrecer a los padres la posibilidad de optar por un entierro o cremación individual.
“Los padres deberían tener, para disponer el destino de los restos fetales, las mismas opciones que en el caso de un niño nacido muerto”, ha dicho Angela Whitton, presidenta del comité que ha elaborado las recomendaciones (Daily Telegraph, 23-V-2001). Cuando le preguntaron si eso no suponía igualar el estatuto del feto al de un niño fallecido, respondió que el objetivo del comité no era suscitar cuestiones éticas, sino más bien ayudar a los padres afectados por la pérdida.
Se puede echar de menos la reflexión ética. De todas formas, las enfermeras tienen razón. No niegan lo que ven y concluyen en consecuencia: cuando muere un ser humano, hay que hacer duelo; un aborto es motivo de luto.
 
 

¿QUE GUERRA GANARON LOS MUERTOS DEL VENCEDOR?
 
Dra. Liliana A. Matozzo de Romualdi
Publicado en El Derecho, 6 de marzo/1998
Nro. 9457, año XXXVI.
 
I. “Continuación selectiva de un embarazo de cuatrillizos posterior a un tratamiento GIFT más FIVET” ¿Se puede hablar de éxito en una reducción embrionaria?
 
Cuando los medios de comunicación se refieren a temas científicos, no siempre queda claro el verdadero significado de los términos empleados, ya que a menos que el oyente coincida en la especialidad profesional con el que habla, y que disponga de una sólida formación, a menudo se queda con una idea vaga de lo que está consumiendo. Lo dramático de esto es que  el oyente lego, generalmente adhiere a cualquier adelanto científico que escucha en los medios por el solo hecho de mostrarse como una persona moderna que cuenta con información, sin tomar conciencia de que la información que recibió está totalmente manipulada y que el lenguaje empleado y las escenas exhibidas son instrumentos crípticos que responden a determinados intereses.
Los especialistas en fertilización asistida se refieren a la “reducción embrionaria” como la salida prolija para enervar los riesgos de un embarazo múltiple. Utilizan la palabra “reducción” para no decir “aborto” o en todo caso “homicidio”. Claro, “reducir un embrión”, no suena tan tremendo como "abortar un bebé" o "asesinar a un niño". Esto es similar a cuando se habla de “depuración étnica” para evitar el término “genocidio”, o cuando se dice “mejorar la calidad de vida del neonato” para evitar hablar de “eugenesia”. El uso de palabras crípticas (con un significado oculto) se ha vuelto común en estos tiempos, es como una “nueva diplomacia” que disminuye las confrontaciones de valores frente a público desprevenido. El verdadero problema surge cuando los desprevenidos son “jueces”, “legisladores” y “gobernantes”, lo que trae por ende, la firma de sentencias, leyes y actos administrativos cuyos efectos resultan contrarios a la defensa de la vida, de las familias y de las soberanías.
Volviendo a la “reducción embrionaria”, otra cosa es cuándo se explica realmente en qué consiste, y revisando informes poblacionales sobre tratamientos artificiales de fertilidad de la Universidad John Hopkins, no pude dejar de extraer lo siguiente:
“Una mujer embarazada de cuatrillizos después de una fertilización in vitro combinada con transferencia intratubaria de gametos “exitosamente” dio a luz trillizos, después de que un feto fue selectivamente abortado a las 11 semanas de gestación. La mujer tenía 31 años, sin embarazo previo y con 4 años de infertilidad. Ella había tenido una ovulación inducida con FSH 150 U 3-5 días y diariamente HMG 150 U comenzando en el día 3 y por 7 días, seguida de 5000 IU HCG, 36 horas antes de la recolección de óvulos. Cinco ovocitos fueron transferidos con esperma móvil a las trompas de Falopio, y 4 embriones fueron transferidos al útero.
Cuando los cuatrillizos fueron descubiertos, aconsejaron a la mujer sobre la “conveniencia” de efectuar una reducción embrionaria, la que  eligió  interrumpir la gestación de 1 feto. El corazón fetal fue visualizado, y sin anestesia, 3 mg de Xylocaína al 1% fueron inyectados a través de una aguja 22 con estilete. La inyección tuvo que ser repetida después de varios minutos sin efecto. Finalmente, 5ml de aire le fueron inyectados a través de un micro adaptador (Disposable Filter Assembly, Acrodisc. R., Gelman) , finalizando con el latido fetal. Burbujas de aire fueron vistas dentro del saco y la aguja fue retirada. La mujer fue tratada para parto prematuro a las 27 semanas y “exitosamente” nuevamente a las 33 semanas, con ruptura espontánea de membranas 36 horas más tarde, donde parió un niño normal, mellizas, y una niña muerta.” (Conf.. CHUNG-HUA I HSUEH TSA CHIH (CHINESE MEDICAL JOURNAL). 1989 OCT., 44 (4):266-70. (1)
Para empezar, no entiendo como se aplicaron estas dos técnicas combinadas. ¿Para qué agregaron el GIFT a los 4 embriones vivos transferidos al útero? ¿Cuánta era la incertidumbre sobre la evolución y resultado de las técnicas, o cuánta era la impericia de los técnicos? Después de leer este informe, anunciando pomposamente el “éxito” del nacimiento de los trillizos (sin contar por supuesto el “éxito “ del sufrimiento fetal a causa del adelanto del parto), el “éxito” del parto (prematuro y sin contar la terapia intensiva de los bebés inmaduros nacidos)  y el “éxito” de la reducción embrionaria, no pude más que preocuparme por el “éxito” de la muerte de la bebé reducida, el “éxito” de la cruel técnica para matarla, el “éxito”  en el asesoramiento para convencer a la madre de elegir y asesinar a uno de los bebés que tanto le costó concebir y gestar (recordé también la película “La decisión de Sophie”, donde la madre judía era obligada a elegir entre su hijo varón y su hija mujer, dentro del campo de concentración nazi, para que mataran a uno sólo), el “éxito” de asesinar otra mujer,  el “éxito” de la incompetencia médica y el “éxito” de la locura en un país que no permite tener más de un hijo y sí concebir y transferir embriones y gametos en cantidad, el “éxito” de tratar tan vilmente el don sagrado de la vida humana.
El aliento a la realización de técnicas de fecundación asistida en China sólo puede encontrar una justificación: el endurecimiento de su política eugenésica y de control demográfico. Consistiría en una excelente manera de seleccionar semen, óvulos, cantidad de nacimientos, sexo, quién podría y quién no gestar y parir, etc.No cabe aquí tratar de enlazar estos sucesos con la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ni con otros documentos sobre los Derechos Humanos. El trato chino dispensado a sus niños exhibe una indiferencia total hacia esos instrumentos. La única esperanza queda en la comunidad internacional, la que a través de la difusión y correcto análisis de estos vergonzantes hechos, pueda generar medidas compulsivas para detener la barbarie. La Biotecnología no debe ser instrumento de muerte, ni de la aplicación de políticas eugenésicas. La Biotecnología debe coadyuvar a la salvación de la humanidad. Y no digo que en la Biotecnología esté cifrada la salvación de la humanidad, porque la salvación de la humanidad dependerá de la humanidad del hombre, dependerá de aquella cuota de humanidad que logre conservar a través de los tiempos.
“En nuestro país, como en tantos otros, no hay leyes que regulen estas prácticas, ni que garanticen los derechos esenciales de los sujetos involucrados en ellas: embrión humano, científico, médico, mujer fecundada artificialmente, enfermo, discapacitado, etc... Las actuaciones biotecnológicas, biocientíficas y sicobiomédicas sobre las personas han atraído en este último tiempo el interés de juristas y legisladores, y no son pocos los ámbitos académicos y profesionales que han organizado Comisiones de Bioética ad‑hoc para realizar evaluaciones interdisciplinarias... Los Estados deben proteger los derechos biológicos de las personas, a saber:
a) el derecho a la vida,
b) el derecho a nacer,
c) el derecho a gozar de salud física y síquica,
d) el derecho de gozar de integridad física y síquica,
e) el derecho al mantenimiento y preservación de los nvínculos paterno ‑ filiales y fraternales,
f) el derecho de ser concebido, gestado, alumbrado y criado dentro de una familia, basada en la unión de varón y mujer, y en su defecto, ser adoptado en las mismas condiciones,
g) el derecho de disfrutar del primer medio ambiente humano natural, el seno materno,
h) el derecho de ser tratado en condiciones de igualdad,
i) el derecho a la intimidad,
j) el derecho de recibir información adecuada a su nivel de comprensiónsobre las modalidades, necesidad, resultados y tiempo de curación esperados, contraindicaciones y efectos adversos posibles de todas las actuaciones que deban practicarse sobre su salud sicofísica,
k) el derecho de expresar un consentimiento debidamente informado sobre los aspectos relacionados en el punto,
l) el derecho de  gozar de una identidad genética, biológica, social y jurídica indiscutibles.” (2)
A los trillizos chinos de esta historia se les violó su identidad familiar (derecho de dudosa existencia en China), ya que su hermana reducida no pudo tener la oportunidad de nacer a pesar de haber iniciado la gestación todos en una misma ocasión. En el caso relatado el vinculo biológico fraternal (casi inexistente en China dada la prohibición de tener más de un hijo) fue creado por el hombre intencionalmente, para luego ser destruido. La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia ha expresado que:
"El uso de la selección preconcepcional del sexo para evitar trastornos genéticos ligados al mismo, constituye una indicación completamente justificable sobre bases médicas". ¿Pero, con estos antecedentes, podría confiarse en las bases médicas chinas?. Tan aberrante práctica, no encuentra sustento en el fin de prevenir enfermedades genéticas.
En nuestro país, la reducción embrionaria, es un aborto. Su práctica es ilegal. La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia ha emitido una serie de recomendaciones éticas al respecto: "La reducción selectiva de un embarazo múltiple no es un procedimiento abortivo porque su intención es que la gestación continúe. Puesto que la interrupción de un embarazo por anomalía fetal severa es considerada éticamente justificable, los mismos principios éticos se aplican a la reducción de un embargo múltiple en el cual, uno o más de un de los fetos es anormal". (3)
Debo aclarar que la FUNDACION FORD impulsó y patrocinó estas "declaraciones éticas" de la FIGO. Me pregunto qué sentirán los embriones restantes cuando dentro el mismo útero que los alberga, primer medio ambiente que disfrutan, a unos se les punza la base del cráneo o el corazón para que después de una terrible agonía, dejen de respirar y se los extraiga?. ¿Qué sentirán hacia esa mamá que los abrazará contra su pecho cuando nazcan, después de haber asesinado a sus hermanos? ¿Podrán confiar en ella? ¿La mamá les contará que “redujo” a su hermana.
 
II. Opciones reproductivas, presente y futuro
 
Se emplea “lenguaje críptico” también para disfrazar u ocultar las “políticas de control demográfico”. La frase “opciones reproductivas” tiene también objetivos específicos, tal como puede deslizarse de este otro informe:
“El término planificación familiar tomará en el futuro nuevos significados debido a los avances recientes en la comprensión de la reproducción, desarrollo, y genética, permitiendo mayor control sobre el proceso reproductivo. Mayor control no sólo ayudará a prevenir embarazos no deseados, sino que ayudará a las parejas infértiles a tener hijos y evitar el nacimiento de bebés anormales. Otros beneficios serán la cura de enfermedades genéticas y controlar las características genéticas, incluyendo el sexo de los bebés que están nacidos.”
Evidentemente, los expertos en reproducción no se ocuparán de beneficiar a la mujer embarazada para que conserve a sus bebés. Se acentuará el control poblacional a nivel cualitativo y cuantitativo. Se desarrollará una medicina más eugenésica, que terapéutica. Se hablará de terapias génicas para aquellos que dispongan de ingentes fondos para pagarlas, pero no se hablará de paliar las hambrunas, sino de acabar con los hambrientos. Este hilo de redacción da a entender que los ciudadanos a quienes se les permita nacer  en el siglo XXI serán “elegidos” y “prediseñados” genéticamente. Si se va a abortar a los que presenten malformaciones congénitas, ¿qué se hará con los que se incapaciten después de nacer? Podrá cambiarse el sexo de las personas según las necesidades y conveniencias. La identidad sexual será un dato temporal y no definitivo.
“Un intento está hecho para señalar qué tipo de planificación familiar en este amplio contexto es posible, la cual será posible dentro del período de vida reproductivo de los lectores de este capítulo, y cuál será posible de perdurar en el reino de la ciencia ficción hasta por lo menos el siglo XXI. La gente necesita la más completa información disponible para permitir mayor elección en la planificación de sus familias. Alternativas a la adopción, incluyendo inseminación por donante y fertilización in vitro con transferencia de embriones deberán ser ofrecidas. La inseminación por donante ha sido utilizada en la práctica clínica durante varias décadas. La tasa de éxito es alta: muchas mujeres conciben después de pocos meses de tratamiento, y muchas parejas vuelven por el segundo niño. El semen congelado, es el más usado, ya que permite inseminar a la mujer en cualquier momento y facilita la selección de un donante con determinadas características parecidas a las del marido. No se ha observado aumento en malformaciones congénitas en comparación con el semen fresco." (4)
Con estas afirmaciones tan livianas, la gente terminará convencida de que es mejor usar semen congelado que correr los riesgos con el fresco. Los bancos de gametos y embriones serán un gran negocio, que se sumará al actual de  alimentos congelados, cuyo consumo también será recomendado para evitar los riesgos de bacterias, etc. “Nada natural...” parece ser la consigna del siglo XXI.
“En las parejas donde el problema de infertilidad es de la mujer, se han hecho grandes avances en el control hormonal de la ovulación. Los embriones humanos, como los de los animales (sic) pueden congelarse éxitosamente en nitrógeno líquido. El primer nacimiento de un bebé después de congelar un embrión antes de la implantación fue reportado en Australia en 1984. Si varios huevos son recolectados de los ovarios de una mujer, sería ventajoso conservarlos de alguna manera, para permitir transferirlos en ciclos subsiguientes. El almacenamiento facilita el uso de huevos de donante. Si hay un alto riesgo de malformación, a la pareja debe ofrecérsele diagnóstico prenatal, en la forma de amniocentesis, con la posibilidad de un aborto inducido si se prueba que el feto es anormal. La discusión de la reproducción en el siglo XXI incluirá la elección del sexo del bebé, la clonación y la partenogénesis."
El informe pone en un mismo nivel a embriones humanos y animales. Aún el congelamiento de óvulos ofrece resultados dudosos, por lo que al hablar ligeramente de “óvulos” no se aclara intencionalmente si son óvulos fecundados o no. Los óvulos fecundados son embriones, o sea, personas por nacer. El diagnóstico genético y prenatal se desarrollarán, pero no así la terapia genética y prenatal, ya que al menor indicio de existencia de alguna enfermedad o malformación congénita, genética o no, se “recomendará” eliminar al enfermo. También se recomendará la eliminación de las “relaciones sexuales inter vivos” por considerárselas como un método primitivo de reproducción causante de muchas taras y enfermedades. La clonación y la partenogénesis acabarán con la familia, porque el laboratorio pasará a “producir” seres humanos, y estas dos técnicas no necesitan relaciones interpersonales. Los cristianos nos preparamos para el “jubileo del año 2.000", mientras que nos vemos envueltos en un “jubiloso exterminio”.
Conclusión
Se hace necesario imprimir nuevos objetivos a la educación. La materia “LENGUAJE” debe fortalecerse con la enseñanza de adecuados métodos de comprensión del mismo. Para desentrañar el significado encriptado del conjunto de frases surgidas del fenómeno globalizador de este fin de siglo, hace falta capacitación. En este tema, como en tantos otros, se juega el destino de nuestro país y el de toda la humanidad.
¿Cómo enseñar y cómo aprender la ideología que impulsa estas frases crípticas? Es un trabajo y un desafío enorme. Vivimos en una sociedad “pluralista”, ésto quiere decir que convivimos con diferentes ideologías y opiniones, pero ésto no quiere decir que debamos abdicar de nuestro derecho de investigar quiénes están detrás de las ideologías y qué objetivos persiguen.
Los católicos tenemos un gran compromiso con la defensa de la vida y dignidad humanas, no podemos quedarnos de brazos cruzados mirando como esta “guerra ideológica (y biológica)” destruye nuestro futuro como humanidad a imagen y semejanza de Dios. Los “ganadores”  se refieren al éxito del control eugenésico y demográfico cuando eliminan al bebé que “sobra” o que “tiene enfermedades o malformaciones”. Estos son los muertos de esta guerra. Los ganadores hablan de “vencer enfermedades”,  pero en realidad, “matan enfermos”. “...el deber de acoger y servir la vida incumbe a todos y ha de manifestarse principalmente con la vida que se encuentra en condiciones de mayor debilidad. (Cf. Mt 25, 31-46)".
 
(1) Fertility, Artificial treatments, Population Information Program, Johns Hopkins University, July 10, 1995, file. PIP / 062798, Soong YK, Chiu TH, Chang MY.
(2) La biotecnología y el derecho a la Identidad, L.A. de Romualdi, ED, año XXXIV, 13 de marzo-1996, nro. 8959.
(3) La biotecnología y el derecho a la Identidad, L.A. de Romualdi, ED, año XXXIV, 13 de marzo-1996, nro. 8959.
(4) Fertility, Artificial treatments, Population Information Program, Johns Hopkins Univ, july 10, 1995, file.PIP/047965, McLaren A, Reproductive options, present and future. In: Manipulating reproduction 2nd ed, edited by C.R. Austin and R.V. Short, Cambridge, England, Cambridge University Press, 1986: 176-92, (Reproduction in Mammals5).

LOS ÓRGANOS DE UN JOVEN PALESTINO ASESINADO SALVAN VIDAS DE JUDÍOS
Un gesto contracorriente en medio de la tensión y violencia de Jerusalén

JERUSALÉN, 6 junio 2001 (ZENIT.org).- La familia de un joven palestino, Mazen Julani, asesinado en las afueras de Jerusalén, ha donado sus órganos a los enfermos del hospital israelí de Hadassa, donde había fallecido. «Hemos aceptado donar los órganos de donar los órganos de Mazen porque lo que importa es salvar vidas humanas, cuantas más mejor, ya sean las de judíos, cristianos o musulmanes». Así explicó Lufti Julani, padre de la víctima y campesino palestino de 75 años, en una entrevista concedida a la radio militar israelí.
La familia de este farmacéutico de 33 años dio su visto bueno para que el Banco israelí de Donación de Órganos procediera al transplante de sus pulmones, su hígado, uno de sus riñones (el otro fue cedido a un niño palestino de trece años de edad) y su páncreas. Tres ciudadanos judíos y un árabe-israelí han sido los beneficiados de este gesto de buena voluntad con el que los Julani desean mostrar al mundo que ya están hartos de la sangre derramada y que desean vivir en paz y en libertad.
El gesto de esta familia es particularmente significativo en el contexto en que tuvo lugar el asesinato: una bala en la nuca disparado por un hombre que pasaba en coche mientras la víctima se encontraba sentada en un bar. El propietario del bar, situado en la entrada del campo de refugiados de Shuafaf, considera que se trataba de un colono judío. En esa misma noche había tenido lugar el atentado suicida en una discoteca de Tel Aviv. «Una venganza», asegura. La policía israelí considera que se trató más bien de un «ajuste de cuentas», algo que niega la familia Julani.
Cuando el joven falleció, Lufti Julani quería que sus riñones sirvieran para curar a uno de sus hijos más pequeños, que está enfermo. Pero no eran compatibles. Los médicos preguntaron entonces al anciano campesino si aceptaba donar los órganos de Mazen. Pidió unas horas para tomar la decisión. Revela: «Consulté a las autoridades musulmanas, que me aseguraron que el gesto no sólo podía realizarse según el Corán, sino que además es un acto meritorio y gusto, independientemente de la religión de quien recibe los órganos. Fue entonces cuando di mi acuerdo».
Igal Cohen, uno de los ciudadanos judíos que recibió sus órganos, agradeció públicamente a la familia este gesto desde las páginas del diario «Maariv» y aseguró que le gustaría encontrarse con el padre y hermanos de Mazen. Grupos pacifistas israelíes han propuesto organizar encuentros con la familia Julani para que este gesto tenga una resonancia mayor a favor de la paz.

ZS01060602
 
 
Curiosamente, esta edificante noticia, casi no ha trascendido en los medios de comunicación...
 

CINE

La Momia Regresa (The Mummy Returns)

Director: Stephen Sommers
Guión: Stephen Sommers.
Intérpretes: Brendan Frazer, Rachel Weisz, John Hannah, Freddie Boath.
120 min. Jóvenes.
RESEÑA
 
Uno se entretiene bastante viendo El regreso de la Momia, la película dirigida por Stephen Sommers (Indianápolis, 1962, con breve estancia académica en la Universidad de Sevilla). Cabría preguntarse por los mimbres utilizados por Sommers para urdir una secuela, que podría haber pasado sin pena ni gloria, pero que sorpresivamente funciona bien, incluso muy bien.
Estamos en 1933; diez años después, el matrimonio O'Connell se reencuentra con el bueno de Imhotep, la momia necesitada de un camión de bicarbonato y de los servicios de un buen dermatólogo. Alex, un niño de 8 años, que ha heredado la audacia paterna y la erudición de su egiptóloga madre se convierte en el inesperado detonante de un puñado de aventuras muy espectaculares.
Cuando se leen algunas de las entrevistas, concedidas -bueno, colocadas, si lo prefieren- por el director, cabe colegir que este tipo sabe de qué va la fiesta. Después de ver y pensar la película, en clave aventurera, más claro me parece que Sommers y Cíaa han hecho un buen trabajo, que parten de un certero análisis de las virtudes y los defectos de La Momia (1999).
En La Momia 2 -para entendernos- aprecio mejoras en el ritmo y la intensidad con que se nos cuenta la historia. Otro tanto percibo en el dibujo de los personajes y sus relaciones (la relación matrimonial aporta bastante y el binomio niño-cuñado da mucho juego). En lo que a humor se refiere, la película se ha depurado, adoptando un tono autoparódico y burlón que sabe esquivar las ínfulas y guiños fuera de contexto. La grandilocuente y jocosa banda sonora de Alan Silvestri ubica la violencia en el terreno adecuado. El trabajo de la Light&Magic se adapta a las convenciones precedentes y logra sorprender con varias secuencias muy entretenidas. Por fin, el diseño de producción, la escritura de diálogos y las interpretaciones se encargan del resto.
Afortunadamente, se vuelve a comprobar que se puede hacer -sin complejos, con pericia y 100 millones de dólares- eso que debiéramos llamar honesto y sincero cine comercial, cine de entretenimiento puro y blando.

Alberto Fijo

www.encuentra.com
 

PARA PENSAR

UN ABRAZO ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY EN ROMA
Guzmán Carriquiry, «Gran Oficial de la Orden al mérito»
ROMA, 12 junio 2001 (ZENIT.org).- Argentina ha condecorado con uno de sus máximos galardones, «Gran Oficial de la Orden al mérito», al abogado Guzmán Carriquiry, subsecretario del Consejo Pontificio para los Laicos, uno de los laicos a quien Juan Pablo II ha confiado un cargo de mayor responsabilidad en la Curia romana.
Vicente Espeche Gil, embajador de Argentina ante la Santa Sede, entregó el reconocimiento a Carriquiry, de nacionalidad uruguaya, en la tarde de este martes, en representación del presidente de la República, Fernando De la Rúa, en la sede de la embajada argentina ante la Santa Sede.
Un gesto que, como reconoció el mismo Guzmán Carriquiry, constituyó al mismo tiempo un llamamiento a promover el auténtico proceso de integración y de diálogo entre culturas en que se encuentran embarcados los dos países y que se extiende ya por todo el continente americano y por la otra orilla del Atlántico.
En el acto estuvieron presentes el cardenal estadounidense Francis J. Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, y el arzobispo polaco Stanislaw Rylko, secretario de ese mismo organismo vaticano, además de otros obispos y miembros de la Curia romana.
Se hicieron presentes con un telegrama el cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, monseñor Nicolás Cottugno, arzobispo de Montevideo, así como los nuncios apostólicos en Argentina y en Uruguay.
Asimismo, se encontraba presente el padre Fernando Vérgez, quien fue durante décadas secretario y colaborador incansable del fallecido cardenal argentino Eduardo Pironio, ex presidente del Consejo para los Laicos. Una presencia que provocó el recuerdo conmovido de Carriquiry, quien también trabajó muchos años junto a aquel querido cardenal, gran ideador de las Jornadas Mundiales de la Juventud.
El mismo Carriquiry consideró que el hecho de que Argentina otorgue un galardón tan significativo a un uruguayo constituye un auténtico mensaje para los países de la región.
«Uruguay no es más "estado tapón" --aseguró--, ni "algodón entre cristales", ni Suiza de América abstraída en su insularidad, sino que es y quiere ser cada vez más nexo, y no neutralización, vínculo, puente, lugar de encuentros y convergencias, en esa gran apuesta del MERCOSUR y de la integración sudamericana sólo posible a través de una conjugada estructuración de la Cuenca del Plata en torno al eje entre las dos grandes naciones vecinas y hermanas: Argentina y Brasil».
«Es también abrazo fraterno y solidario que asocia a Bolivia y a Chile, destinado a articularse, a estrechar relaciones, con el espinazo andino y por medio de la "gran Colombia", con ese tercer grande latinoamericano, que es México, junto a Centroamérica y el Caribe», añadió.
«España y Portugal están en ello necesariamente implicadas, como lo demuestran las Cumbres iberoamericanas», continuó diciendo el subsecretario del Consejo Pontificio para los Laicos.
«Pues bien --consideró Carriquiry--, me agrada poder decirlo aquí y ahora, en voz alta y con convicción: el fortalecimiento y la ampliación del MERCOSUR, no obstante todas las presentes dificultades y obstáculos, es condición para un renovado protagonismo de nuestras naciones en tiempos de globalización, para emprender un desarrollo autosostenido y acelerado bajo nuevas modalidades de cooperación e integración, para afianzar nuestro proprio perfil cultural y la tradición católica de nuestros pueblos en la civilización adveniente del nuevo milenio».
«Ello es tanto más crucial --y los tiempos se hacen breves y decisivos-- hoy día que se prospecta la construcción de un gran mercado continental desde Alaska a Tierra del Fuego --concluyó este laico con casi treinta años de trabajo al servicio directo de la Santa Sede--. No podemos llegar a esa cita histórica aislados, dispersos, desperdigados, y por ende debilitados, en medio a una muy desproporcionada asimetría de poderes --hubo quien lúcidamente vaticinara: "El 2000 nos verá unidos o dominados"--, sino muy conscientes y clarividentes sobre los propios y solidarios ideales e intereses históricos, para emprender una negociación que vaya creando condiciones realistas e inteligentes de auténtica solidaridad continental en pos de la paz, de la justicia y el progreso de todos los pueblos americanos».
ZS01061211
 
 

CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
Sent: Monday, June 04, 2001 7:39 PM
Subject: RE: Vivir en Familia - Nº 8/01

Les felicitamos por la calidad del material. Nos resulta de gran utilidad en la Pastoral familiar.Sigan adelante !!!!
 
Agustín Aishemberg y familia.

----- Original Message -----
From: Oscar Rey
Sent: Monday, June 04, 2001 8:58 PM
Subject: Informes sobre eutanasia

Ante todo felicitarlos por el maravilloso aporte que hacen al difundir la Cultura de la Vida, quisiera pedirles me envíen el material de la Edición Especial sobre Eutanasia. Es un tema que estoy estudiando y me gustaría contar con vuestra contribución En Cristo y María
 
Oscar Rey Casquino

Sres:
Vivir en Familia.
 
Me gustó mucho el emprendimiento y es de tanta utilidad. Ojalá lo puedan hacer llegar a los Colegios, porque es allí, donde los retoños aún tienen la mente "en formación" en donde pueden arraigar estos conceptos fundamentales para defender a la familia y a la vida. Les envío unos de mis trabajos para que los publiquen en el Boletín.
 
Atentamente,
 
Dra. Liliana A. Matozzo de Romualdi
Abogada - Presidente
FUNDACION PROA A LA VIDA
Ignacio Warnes 306
B1602BVF FLORIDA - BUENOS AIRES
ARGENTINA
Tel: 0054-11-4760-1632
Fax: 0054-11-4730-2546
e-mail: romualdi@vianetworks.net.ar

Queridos amigos:
            LOS SUEÑOS SON IDEAS QUE DUERMEN.
            LAS IDEAS SON SUEÑOS QUE HAN DESPERTADO.
            QUE SE LES REALICEN TODOS SUS SUEÑOS.
            ¡FELICIDADES EN EL DÍA DEL PERIODISTA!
            Fraternalmente FIDELIS
 
(Hnas. Paulinas - Tucumán - Rep. Argentina)

----- Original Message -----
Sent: Friday, June 08, 2001 9:14 PM
Subject: Revista

Estimados amigos:
 
Felicitaciones por la Revista Virtual "Vivir en Familia".
A mí me las envían desde mi Parroquia pero no quisiera que ellos sigan tomándose el trabajo de reenviármela.
¿Sería posible suscribirme a la revista?
Mis datos son: María Dolores Casciani.
Pertenezco a la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús (Soriano y Barrios Amorín)
Gracias y que Dios los siga bendiciendo,
                                                                       María Dolores Casciani

Me gustaría recibir la revista virtual Vivir en Familia, la cual conozco a través de la impresión que he leído en el Centro de Orientación Vocacional (Seminario) de Florida.-
No se cuales son las condiciones exigidas para su envío. Espero vuestra respuesta.
Muchas gracias.-
Mis datos son:
                          Imelda Astengo

Vivir en Familia es una publicación distribuida en forma gratuita por correo electrónico, y tiene como objetivos:

La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite desde el mes de mayo de 2001.
 
Integran la Directiva de la Asociación Vivir en Familia:
Lic. Marta Grego, Ing. Agr. Álvaro Fernández, Sra. Magdalena Olaso y Arq. Alfredo Vaeza
 
Colaboran con la Revista:
Dr. Eduardo Casanova
Dr. Pedro Montano
Dra. Liliana Matozzo de Romualdi

Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envie un mail a:
familias@adinet.com.uy
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".