Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia

Arazatí 1104, Apto. 102 - Telefax: 709 58 13 - Cel.: 099 161 358 - E-mail:

familias@adinet.com.uy

www.cristiandad.org/vivirenfamilia

 Montevideo - Uruguay 


"La historia demuestra que la ley del péndulo funciona siempre; ahora estamos padeciendo la adoración del becerro de oro, pero pueden ser los últimos coletazos del racionalismo de la Revolución francesa, que es la fecha más nefasta de la historia de la humanidad."
Fernando Sánchez Dragó
"Hablar a la juventud sobre nobles y elevados motivos, cualesquiera que sean, es un género de oratoria sagrada. Pienso también que el espíritu de la juventud es un terreno generoso donde la simiente de una palabra oportuna suele rendir, en corto tiempo, los frutos de una inmortal vegetación."
José Enrique Rodó ("Ariel")
CONTENIDO


Publicación Nº 09/02

EDITORIAL

 
¿FALLÓ LA DEMOCRACIA?
 
Es curioso como los medios de comunicación se asombran de ciertos extermos, al tiempo que hacen caso omiso -o casi- cuando se trata de sus opuestos. Cómo adjetivan el comportamiento de unos, y cómo informan sobre el comportamiento de otros. Será la costumbre...
El caso es que días atrás, la prensa internacional puso el grito en el cielo cuando, en forma democrática -nadie puede cuestionar las garantías que en tal sentido ofrece Francia-, Le Pen desplazó a Jospin en la primera vuelta de la contienda electoral. Los titulares de los diarios fueron por demás elocuentes: "Nuevos votantes para vieja receta facista" "Programa para fanáticos: extremista, xenófobo y exitoso." "Uno de cada cinco franceses apostó al extermismo de derecha". "Muchos diarios europeos comentaron que el parcial éxito de la ultraderecha era peligroso".
No somos expertos en política internacional, y menos aún en política francesa. Pero, si como dice la prensa, Le Pen es racista, si está a favor de la pena de muerte, si en su campaña electoral promovió la reclusión cuasi carcelaria de los enfermos de SIDA y otros atropellos por el estilo contra la libertad y dignidad humanas, existen sobradas razones para que todos nos preocupemos. Para completar el cuadro, cabe destacar que además de esta serie de propuestas preocupantes, Le Pen prometía abolir la ley que autoriza el aborto y defender la vida inocente desde la concepción hasta la muerte; por otra parte, decía defender valores tales como la familia, el trabajo y la patria; valores que, según algunos, son  "inaceptables" porque constituían el lema del gobierno colaboracionista de Vichy durante la 2° guerra mundial...
Es comprensible que socialistas y marxistas pataleen. Pero claro, no se trata de grupos caracterizados por su "amor a la democracia", salvo cuando sus resultados les son favorables, y les permiten acceder al poder. Lo que no es comprensible, es que quienes dicen defender la democracia como mero juego de mayorías y minorías, se quejen de un resultado electoral perfectamente válido. Lo que no termina de quedar claro, es si la preocupación de la prensa y de unos cuantos electores, obedeció a lo que pudiera hacer Le Pen en su hipotético gobierno, por el rotundo fracaso de Jospin, por su racismo, o porque la democracia no funcionó como se supone debía funcionar. ¿Y cómo se supone debe funcionar la democracia? En la lógica del "pacto social", las mayorías "siempre tienen la razón"; si no hay otro punto de referencia que el equilibrio de fuerzas, no se puede objetar el funcionamiento del sistema democrático. Por tanto, aunque el programa de gobierno de Le Pen sea preocupante, no autoriza a los demócratas a protestar por el supuesto "mal funcionamiento" de un sistema que está armado precisamente, para que ganen las mayorías, sean del signo que sean.
Es curioso por otra parte, que la prensa internacional no haya puesto ese mismo grito en el cielo, con la misma fuerza y profusión de adjetivos, durante los 43 años de dictadura castrista, que por cierto, nunca supo de consultas populares. Dictadura que entre otras lindezas, considera que  "el pluripartidismo es una pluriporquería"; y que es tan partidaria como Le Pen de la pena de muerte -por más datos, preguntar a las familias de De la Guardia y Ochoa-, de la persecución política y del aplastamiento de la libertad personal -preguntar a Armando Valladares-, de la libertad de prensa -tomar nota del número de medios de prensa cubanos-, de la libertad para salir de la isla-carcel -preguntar a Elián González y familia-, de la libertad para discrepar con el Jefe de Estado -preguntar a los presos políticos-, de la libertad de nacer y de todas las libertades imaginables. Muy por el contrario, la prensa internacional se hace eco siempre que puede, de los "avances" de la revolución castrista en el área educativa y en el área de la salud pública. Y de energúmeno a energúmeno, no hay duda que Fidel Castro tiene en su haber, más muertos que Le Pen. Aunque debemos reconocer que Castro no es racista, pues castiga a todos los disidentes por igual, sean del color que sean.
Parece quedar claro entonces, que sólo con la democracia, con el libre juego de mayorías y minorías, no basta. Esperamos que el "susto" que llevó a Chirac a ocupar el sillón presidencial francés, sirva para reflexionar sobre las posibilidades que tienen los grupos extremos -de uno y otro bando- para utilizar al indefenso sistema democrático, cuando este no tiene una instancia superior a la cual recurrir. Que la experiencia ayude a los países democráticos, a recordar que la democracia no debe ser simplemente un "pacto social", sino la "participación de los ciudadanos en la cosa pública". Que el mundo entero se dé cuenta que la democracia no es un dogma, sino una herramienta, y que sin valores y/o principios superiores a los cuales remitir, la democracia no tiene sentido.
Por el bien de los pueblos libres, es necesario reconocer que la democracia debe remitir a una instancia superior, a principios y valores inalterables, permanentes, y por qué no, eternos. Si al menos toda democracia se rigiera por el principio ético de "Hacer el bien -objetivo- y evitar el mal -objetivo-", si se dejaran de lado el relativismo y el positivismo a ultranza, si se reconociera que hay ciertas verdades objetivas que no se pueden alterar mediante la voluntad popular, por decreto o por ley humanas, como el respeto a la dignidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, independientemente de la raza, sexo, ocupación, clase social y país de origen de las personas, no tendríamos sorpresas desagradables, ya que prácticamente ningún  racista, xenófobo, antivida o tirano podría gobernar en ningún país democrático del mundo. Si no tuvieramos años de "soberanía popular" laicista, olvidada de toda referencia a principios superiores, ni los Hitler de antaño, ni los Le Pen, los Chávez y los Fujimori de la "fauna" política reciente, tendrían posibilidad alguna de participar en una contienda electoral.
Nuestra respuesta a la pregunta del título, es que la democracia no falló: como toda herramienta, hizo justo lo que los hombres quisimos que hiciera: permitió la elección preliminar de dos personas para una ronda final; quienes fallamos, somos los hombres, cuando permitimos que -¡en nombre de la libertad!- se presenten a la consulta popular candidatos que se manifiestan contra la libertad y la dignidad humanas; partidos cuyos programas atentan -o pueden atentar- contra los derechos fundamentales de las personasSi unas elecciones cualquiera en cualquier país del mundo son ganadas democráticamente por individuos que no respetan los derechos y libertades humanas, es porque olvidamos un "pequeño" detalle: la libertad, es consecuencia del reconocimiento de la verdad. Pretender que la libertad de buenos frutos por sí misma, sin remitir a la verdad, al bien y al mal objetivos, es más o menos como pretender que un burro saque agua desprendido de la noria: puede dar todas las vueltas que quiera -¡es libre!-, pero en su vida va a sacar agua si no le prenden el cabestro. 
La necesidad de que la democracia remita a la ley natural y a la verdad objetiva, se impone por el peso de la evidencia. Si hasta ahora hemos pasado por alto un asunto tan trascendente para la dignidad de las personas, para la vida de los pueblos y para la salud de la democracia, es hora de replantearnos un cambio de rumbo.
 
 AVE FAMILIA
 

MATRIMONIO Y FAMILIA

 
AVANZAN LOS PREPARATIVOS DEL ENCUENTRO DEL PAPA CON LAS FAMILIAS EN MANILA
Podría ser uno de los más multitudinarios del pontificado

CIUDAD DEL VATICANO, 29 abril 2002 (
ZENIT.org).- Avanzan los preparativos del próximo encuentro de Juan Pablo II con las familias, que debería tener lugar del 23 al 26 de enero de 2003 en Manila. Debería ser uno de los acontecimientos más multitudinarios de este pontificado.
En este contexto el cardenal Alfonso López Trujillo, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, institución que organiza estos encuentros desde 1994, visitó en el mes de marzo la capital filipina para afrontar los detalles de la preparación con su arzobispo, el cardenal Jaime Sin.
El tema elegido por el Papa pare ese Encuentro es «Familia cristiana: Buena Nueva para el Tercer Milenio».
La Santa Sede acaba de publicar en su página web doce reflexiones en forma de catequesis, preparadas por el
Consejo Pontificio para la Familia para que todo el que quiera pueda prepararse espiritualmente o en grupo para el encuentro.
Al igual que sucedió en precedentes ediciones, la cita estará precedida por un Congreso Teológico Pastoral de carácter internacional que será clausurado por el Papa. Después, debería tener lugar una velada de los testimonios y la multitudinaria eucaristía.
Uno de los momentos más importantes de la visita del cardenal Trujillo a Manila sobre la que informa ahora la Sala de Prensa de la Santa Sede fue el encuentro celebrado con los movimientos familiares pro vida.
Fue preparado por «Matrimonios por Cristo», organización nacida en Filipinas y que cuenta en la actualidad con más de 1.400.000 miembros procedentes de todos los continentes. Como conclusión, los movimientos pro vida mostraron su disponibilidad para acoger a los participantes en el encuentro.
 
 

 
EXPERIENCIA DE DIEZ AÑOS DE MATRIMONIO 

Antonio Vázquez

La experiencia nuestra mejor aliada

Imaginemos que son diez los años transcurridos: una primer reflexión nos llevará al convencimiento de que no se puede mirar para atrás, ni hacer comparaciones con tiempos pasados. ¡Fuera añoranzas, nostalgias y melancolías, muy propias del romanticismo, pero que han quedado "demodé"! Necesitamos vivir en la realidad, que está bastante lejos de los bandazos de la imaginación. Es buena hora para sentar la cabeza y sobre todo ara utilizarla.
Alngún lector se ha quejado de que mis páginas suelen estar centradas de una forma especial en los matrimonios más recientes; me hacía ver que cuando han transcurrido siete o diez años también buscamos la razón de muchas cosas, y necesitamos reafirmarnos en que no somos unos bichos raros, sino que afortunadamente estamos incluidos en la inmensa mayoría de los mortales.

TODO HA CAMBIADO

Tu matrimonio de hoy es distinto al de hace diez años.

¡Afortunadamente, pues de lo contrario se habría quedado enano! Tú y él -tú y ella habéis sufrido un gran cambio: diez años en la década de los veinte a los treinta dejan mucha huella. El trabajo profesional con una responsabilidad familiar ha tenido un sabor distinto, y un engarce diferente: ha habido que fajarse con él, echar raíces en la situación en la que te encuentras o medir mucho los trasplantes. Has conocido la angustia que produce el desgarro de estar en un lugar con la ansiedad de llegar a otro. Has sabido lo que es trabajar cansado y llegar a casa para seguir trabajando.

NUEVOS RETOS

Busquemos otra variable: Es posible que hayas cambiado de ciudad, y prácticamente seguro que de casa. Te han tenido que acoplar al nuevo barrio y vecinos distintos. Tus padres han quedado lejos: es cierto que ya eras antes de casarte muy independiente, pero esa autonomía la había buscado tú y es frecuente que ahora te venga impuesta por la distancia física, afectiva, y en muchas ocasiones porque no quieres complicarles la vida contándoles "tu caso".
Unos y otros teníais unos amigos y aficiones determinadas pero como el don de la bilocación no existe en esta tierra más que en las películas de ciencia ficción, os habéis visto obligados a equilibrar los gustos y apetencias. Hoy cedo yo y mañana cedes tú; o quizá hoy cedo yo, mañana también... y tú sólo alguna vez. No ha ocurrido nada, simplemente tenéis menos cosas que comunicaros y menos intereses que compartir, porque su vida va por otro lado.
El régimen económico en el que vivís ha girado ciento ochenta grados: al principio los gastos fijos eran más reducidos, y el resto eran los variables, para pasarlo bien o hacer lo que os diera la gana. Ahora las obligaciones se han incrementado y todo se lo llevan los recibos básicos que hay que pagar a principio de mes, de forma que para "lo que llegue" queda una franja bien estrecha.

Y ADEMÁS...

No hemos acabado, ni casi empezado a analizar cambios en estos diez años, y nos falta el fundamental, los hijos: la inquietud de si vendrían o no llegarían, si el embarazo transcurre entre mareos y náuseas; más tarde la preocupación de si será absolutamente normal, la angustia del parto y las noches sin dormir, aunque haya que trabajar al día siguiente. Sin embargo, con ser complicado no ha empezado lo más emocionante: la educación. Hay que sacar tiempo para preocuparse de él, y destreza para saberlo educar: ¿seré rígido? ¿seré blando?... y entre inquietudes y dudas habéis ido saliendo adelante. Luego llegó el momento de elegir colegio y el acierto para encontrarlo.
Y ya está... hemos llegado a los diez años de matrimonio y no hay quién nos conozca.
Naturalmente, ¿comprendes ahora por qué te decía, al principio, que tu matrimonio de hoy no se parece al de diez años atrás? Si fuera así es que seríais como piedras o como vegetales. No es ni mejor ni peor. Cada uno tuvo su momento, fue acorde con su hora.

VALORAR LA EXPERIENCIA

Ahora hay más trigo y menos paja, más consistencia y menos brillo, más encarnadura y menos fantasía. Hay que levantar la cabeza y sentirse muy orgulloso de estos diez años que han transcurrido, en los que habéis dejado de ser una pareja de tórtolos, para convertiros en un matrimonio con poso y con peso. ¡Entendedme bien! No estoy queriendo decir que haya que poner cara de acelga y modos de "maruja"; vuestra felicidad ha de ser más grande que antes aunque no tan bulliciosa... lo cual no quiere decir que de vez en cuando no hagáis una "locura de juventud”... eso le va muy bien al matrimonio. Me estaba refiriendo a que lejos de mirar hacia atrás con nostalgia tenéis que daros cuenta de todo lo que habéis conseguido. Hoy y ahora. Quizá por eso, en cada estación hay que saber ver los riesgos para ponerse a cubierto.

VIDAS PARALELAS

Por ejemplo, hay que contar con la gran tentación, tan conocida como para haberle acuñado una terminología: las vidas paralelas. El reparto de papeles en la casa de tal manera que cada uno toca su instrumento; pero a su ritmo y a su manera, sin preocuparse del acorde que está tañendo el otro. La vida profesional es un gran dragón que devora cuanto encuentra a su paso, pero no es un bicho mitológico con diez cabezas, que espanta sólo verlo. Lo malo es que no se deja fotografiar y cuando se presenta se disfraza de "prestigio profesional", " necesidad de quedar bien", "indispensable para ganar dinero que necesita esa familia"... Y todo eso es necesario, pero hay que colocarlo en su sitio con mesura, sin convertirlo en un depredador de la vida.
La vida es algo mucho más amplio y profundo, más abierto y enriquecedor que una situación profesional brillante. No se trata tanto de que cada uno desarrolle un papel, como de que entre lo dos la realización resulte valiosa. Es compartir, participar, cooperar en un mismo proyecto.

PONER AMOR

Otro de los peligros, a esta alturas, es pensar que se conoce tanto al otro, que sus defectos me resultan tan inmutables, que he llegado a "tirar la toalla". Esto no se puede hacer por muchas dosis de sentido de resignación que se tengan: hay que aceptar, perdonar y comprender pero nada de eso nos impide seguir esforzándonos por intentar mejorar al otro. El amor lo puede todo, es casi omnipotente.
Estoy escuchando la queja que no me quieres decir en voz alta: Es que es el amor el que se ha enfriado...Habría que hablar mucho de la distancia que existe entre las apariencias y la realidad. Sería el momento de mirar más lo que "hace" que lo que "dice" o expresa. A pesar de que es cierto que se ha apagado, tendría que darte la vieja receta que viene de buena mano: donde no hay amor, pon amor y sacarás amor. Eso es heroico me puedes contestar, mientras yo te replico que es tremendamente eficaz.

UNA GRAN AVENTURA

Los diez años transcurridos son la mejor base para lo que vendrá después, hay que apoyarse en ellos y verlos como un gran cimiento sobre el que seguir construyendo. Nada de mirarlos como un recorrido cansino que en muchos momentos estaba trazado cuesta arriba. Eso no es cierto, si lo miras con ojos objetivos. Todo lo contrario, hay que cogerlos entre las manos y besarlos: ¡cuanto os quiero!
¡Ah, y no te asustes; cuando pasen otros diez años, volveremos a hablar y me repetirás lo mismo: cuánto ha cambiado mi matrimonio en estos años! ¿Había dicho alguien que es monótono? No hay nada más apasionante, variado y atractivo.
 
 

 
LA FAMILIA, UNA TAREA PARA LOS HOMBRES Y LAS MUJERES DE HOY
 
Francisca R. Quiroga

ENTREVISTA A JUTTA BURGGRAF (Marzo 2001)

Uno de los cambios más revolucionarios que se han operado en el siglo que acabamos de cerrar, es el creciente protagonismo de las mujeres en la vida pública y social. ¿Qué variaciones introduce esta nueva situación en la dinámica del matrimonio y la familia?
Jutta Burggraf es alemana, Doctora en Teología y Pedagogía, autora de numerosas publicaciones, la última titulada VIVIR Y CONVIVIR EN UNA SOCIEDAD MULTICULTURAL. Experta en la temática de la familia, contesta a nuestras preguntas sobre los desafíos que presenta la vida en común en la sociedad actual.

NUEVAS PROBLEMÁTICAS

Con frecuencia leemos resultados de encuestas, entrevistas y sondeos, que parecen indicar que la familia está en crisis, ¿piensas que se trata de una figura social en extinción?
«A pesar de todos los pronósticos desfavorables, hoy en día la familia sigue siendo apreciada, porque satisface necesidades tan elementales en el hombre como el anhelo de sentirse protegido y de tener confianza. Pienso que su existencia no puede ser puesta en duda porque está íntimamente ligada a la felicidad del hombre».

¿Por qué hoy nos parece más difícil sacar adelante una familia que en otras épocas?

«Es verdad que actualmente se dan circunstancias que generan problemas que no se presentaban antes. Pero esto no quiere decir que antes no hubo dificultades: había otra situación con otros problemas, quizá menos manifiestos. En siglos pasados, muchas veces eran los padres quienes elegían a quienes habían de casarse con sus hijos, y lo hacían según aspectos objetivos: la clase social, la situación económica, la religión, etc. La comunidad matrimonial era considerada como una gran empresa. Todos, varones y mujeres, solían trabajar juntos en la granja, en el taller, en la tienda. Y educaban juntos a los niños, que crecían bajo los cuidados de muchos parientes».
«A partir de la industrialización, se produjo un profundo cambio en la vida familiar. El hombre se fue retirando de las obligaciones familiares a favor de actividades lucrativas fuera de casa, donde la mujer quedó sola con los hijos. Poco a poco también ella se fue integrando a la vida profesional, ganando dinero y haciéndose cada vez más autónoma. De ahí resultan nuevas cargas para el matrimonio».

¿Piensas que la autonomía de que gozamos hoy las mujeres es una causa de los actuales problemas de la familia?
«No creo que la independencia de la mujer sea el problema de hoy. Al contrario, es una suerte que exista, porque sólo quien es interiormente libre e independiente puede amar y entregarse verdaderamente a los demás».

¿Por qué entonces la situación actual es realmente difícil?
«Dos personas se casan hoy, en general, por simpatía y amor; es decir, más por motivos subjetivos que por motivos objetivos. Esto me parece muy bien. Pero hay que llegar a un acuerdo acerca de las grandes cuestiones de la existencia Creo que el amor es la única razón aceptable para contraer matrimonio, pero si faltan casi todos los motivos objetivos, la fidelidad matrimonial se hace sumamente difícil».

PARA LA BUENA MARCHA DE LA VIDA EN COMÚN

Se habla a veces de una crisis de comunicación entre los esposos de hoy, ¿a qué se puede atribuir?

«Hoy es frecuente que los esposos tengan distintos campos de acción, ya sea en la familia, ya sea en una profesión fuera del hogar. No se ven durante muchas horas al día. Pero sí tienen contacto con muchas otras personas, hombres y mujeres; y con ellos comparten sus intereses e ilusiones profesionales. Cuando vuelven cansados a casa, ya no tienen fuerzas para dialogar o hacer planes. Así puede pasar que crezca una distancia cada vez más grande entre los esposos».
«Además, actualmente el matrimonio es mucho más largo que en otros tiempos. Muchas personas llegan a los ochenta, noventa, incluso a los cien años. Antiguamente las mujeres morían con frecuencia después de haber dado a luz muchos hijos. Hoy los ven crecer, y cuando ellos se van de casa, suelen vivir todavía treinta, cuarenta o cincuenta años».
«El hecho de que alguien me ha prometido quedarse a mi lado hasta el fin de la vida, significa para mí el grave deber de abrirme a las nuevas situaciones, y no negarme a mejorar y madurar. El matrimonio, en cierto sentido, es un proceso que se origina en la promesa de andar juntos por el camino de la vida. En cuanto tal no sólo exige el “permanecer juntos”, sino también el “caminar”. Los cónyuges se invitan mutuamente a buscar, encontrar, aprender y desarrollarse juntos. Y, en el mejor de los casos, llegan juntos a la madurez espiritual».

¿Cómo evitar la alienación conyugal?
«Es bastante normal que haya momentos duros en la vida común y, en principio, no es aconsejable que se intente a toda costa eludir cualquier conflicto. Si los cónyuges se acostumbran a callarlo todo, previa conformidad tácita, tal vez puedan presumir durante un tiempo de una aparente paz; pero pagarán finalmente un precio muy alto por ella, pues pronto se aburrirán mutuamente con sus conversaciones superficiales. Tal vez huyan de sí mismos y de su pareja hacia los hijos, el trabajo o alguna aventura».

¿CÓMO SUPERAR LAS CRISIS?

¿Son estas dificultades las que llevan a algunas parejas a rechazar de lleno el matrimonio?

«Creo que en bastantes ocasiones no condenan el matrimonio , sino un tipo de matrimonio lleno de mentira y traición, escondido detrás de una imagen respetable. Lo que se desaprueba es una exageración de la importancia de la dimensión jurídica, unas exigencias morales diferentes para el hombre y para la mujer, la comodidad y la falta de apertura a los demás».

¿Qué respondes a los que sostienen que el matrimonio es un modelo de convivencia ya superado?
«El matrimonio no es anacrónico, pero esto no quiere decir que haya de vivirse de un modo que podemos llamar “burgués”, con estrechez de miras, con mentira y falsedad, mirando más bien al aspecto externo que al amor verdadero entre las personas que lo componen. Hoy en día existen muchas parejas que viven su matrimonio de una manera atractiva; que ponen de manifiesto que la fidelidad es posible, y que es garantía de felicidad para ellos mismos y para toda la familia, en la juventud, en la madurez y en la ancianidad».

¿Basta el amor entre marido y mujer para el éxito del matrimonio?
«Hay que ver lo que se entiende por amor. Un matrimonio en el que el marido y la mujer vivan pendientes sólo el uno del otro, y en sus vidas no haya lugar para nadie más, acabará por amargarse. Un matrimonio verdaderamente feliz descubre continuamente nuevos horizontes; está abierto a otras personas, también a una futura descendencia. Tiene el valor de transmitir la vida, de conservarla, de amarla y de velar por su desarrollo».

¿Ves el matrimonio exclusivamente en función de los hijos?
«El matrimonio se vive como una comunión corporal, psíquica y espiritual del ser humano y, en todos lo planos significa, para los cónyuges, una unión entrañable. El otro es aceptado en la totalidad de su persona, esto es, también en su fertilidad y en su posible paternidad o maternidad. Sin embargo, si la unión sexual se entendiera únicamente como la procreación de descendientes, se utilizaría y denigraría al cónyuge como un simple medio; se abusaría de él. Como también se degrada al otro cuando se lo considera simplemente como objeto de placer. En el amor matrimonial auténtico se encuentran integrados tanto el deseo de tener hijos como la búsqueda de la unión sexual».

LOGRAR UNA VIDA FAMILIAR SATISFACTORIA

¿Cómo podrías describir una buena relación entre los esposos?

«En un matrimonio sano existe una relación activa, interés del uno por el otro, participación en la vida del otro. Una relación entre dos personas no consiste en tiranizar, exigir y mandar, sino, ante todo, en pedir, en dar, en ayudar y en responder el uno al otro. Consiste en alegrarse de todo corazón con el otro y también en poder sobrellevar juntos los momentos difíciles; aceptar al otro tal como es, así como uno se acepta a sí mismo con sus defectos y debilidades. De tal manera, los esposos tampoco llegan a exigirse demasiado mutuamente, con pretensiones egoístas o con unas expectativas infantiles de ser mimados como en los tiempos de la niñez».
«Una buena relación implica comprender que cada uno necesita más amor que “merece”; es más vulnerable de lo que parece; y todos somos débiles y podemos cansarnos».

¿Ves posible que se enfrenten con realismo y serenidad las crisis que se presentan en todos los matrimonios?
«Nadie puede hacernos tanto daño como los que debieran amarnos. “El único dolor que destruye más que el hierro es la injusticia que procede de nuestros familiares”- suelen decir los árabes. Hay, realmente, situaciones, en las que el matrimonio y la familia pueden llegar a ser un tormento. Donde se ama, se da y la persona se abre al otro, es fácil ser herido. Pero, a pesar de eso, una crisis no es una catástrofe».
«Todo matrimonio pasa por situaciones difíciles, igual que toda persona humana, cuando crece, experimenta sus crisis de desarrollo. Es muy normal que haya momentos duros en la vida. Conflictos y divergencias de opiniones existirán siempre allí donde varias personas vivan en estrecho contacto. Uno nota monotonía, desazón, quizá la falta de una plena realización profesional; ve que los planes se derrumban y que los hijos son muy distintos de lo que se deseaba. A veces, con los años, crece el remordimiento de no haber dado al otro todo lo que se le podía haber dado... Lo decisivo es la actitud que se adopta ante estas situaciones: aprovechar la oportunidad para estrechar los lazos de unión y, superando juntos las dificultades, buscar el camino de reconciliación. A menudo, esta disposición de perdonar es la única esperanza de marchar hacia un nuevo comienzo. Toda crisis trae consigo un cambio, y puede ser un cambio hacia una madurez mayor, hacia una confianza más plena».

HACIA UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA

¿Qué función ocupa el hogar en la sociedad actual?

«Hoy en día, en que la mayoría de las personas realizan su trabajo en fábricas, empresas, administraciones, oficinas y tiendas, necesitan un hogar que les espere a la vuelta. La labor más importante, y a la vez la más difícil, de un ama de casa consiste en crear ese ambiente de hogar. Para la serenidad de una familia es importante que alguien tenga tiempo, que no esté siempre agobiado y con cosas más importantes en la cabeza que el simple saber escuchar, tranquilizar, consolar o animar; hay que deshacer tensiones, amortiguar las desilusiones, compartir uno con otro los éxitos y discutir los problemas ¡Qué bien, cuando existe para todo esto un punto de apoyo!».

Pero el trabajo de la casa, ¿no es muy monótono?
«La profesión de ama de casa –porque así puede ser considerada cuando se desarrolla con competencia- no es necesariamente una ocupación monótona y aburrida. Tiene sus ventajas. Una muy agradable es que ella se puede organizar el horario y el trabajo a su manera. Toda mujer puede decidir en su casa lo que va a hacer en cada momento –aunque no siempre, sí al menos en proporción mucho mayor que en las demás profesiones. Esto confiere libertad y autonomía».
«Si el trabajo del hogar se identifica con limpiezas pesadas, con fregotear suelos o ir de cabeza por cada motita de polvo que se descubre, es lógico que se le atribuya una connotación negativa. Ciertamente el aburrimiento, la rutina y las manías acechan el trabajo del ama de casa, pero en cualquier profesión existen trabajos repetitivos. El presidente de una compañía, por ejemplo, tiene que estampar su firma cientos de veces al día; seguramente no lo envidiamos por esa tarea, pero no dejamos de pensar que su ocupación es valiosa y apetecible».

¿Piensas que las mujeres deberían volver al “dulce hogar”?
«Pienso que la tarea de compaginar el trabajo fuera de casa con las exigencias de la familia compete tanto a los hombres como a las mujeres. A todas las personas se les debe dar la posibilidad de hacer libremente lo que creen que es bueno, sin tener que estar siempre suscitando nuevas polémicas».
«Cada familia es original y única. En la situación concreta, el amor de los esposos puede originar situaciones muy distintas, y hasta contrarias. Ni hay soluciones hechas para la organización individual de la vida familiar cotidiana, ni es apropiado juzgar desde fuera sobre una situación concreta».

¿Familia o profesión? ¿Qué aconsejas a las mujeres?
«En primer lugar, no es importante lo que la persona hace sino cómo lo hace. Ni el trabajo ni la familia son soluciones en sí mismas para los problemas individuales o interpersonales, y ambos conllevan ventajas y riesgos».
«El trabajo de una mujer fuera de casa podrá, efectivamente, redundar de muy diversas maneras en beneficio de la familia, en primer lugar porque esto facilita el diálogo abierto y la comprensión con el marido y los hijos. Hoy en día, no sólo se requieren madres que sepan llevar perfectamente la casa, sino ante todo madres que sean capaces de ser amigas».

El nuevo libro de Jutta Burggraf toca una variedad de temáticas, actuales y eternas, pero siempre desde una perspectiva original, que conduce a encontrar nuevas respuestas.


 
 
Karna Swanson
 
En los últimos años las mujeres parecen valorar más la maternidad y la importancia de su presencia en casa. Sin embargo, una oficina de encuestas americana revela que cada vez es mayor el número de madres que regresan al trabajo después de dar a luz
 
Según las estadísticas, de los 3,6 millones de mujeres estadounidenses que fueron madres por primera vez entre julio de 1997 y junio de 1998, el 59% volvieron a trabajar al cabo de un año.
Bien, pero ese “volver al trabajo” podría consistir en un par de mañanas en la biblioteca local, o una modesta colaboración en una tienda de comestibles, ¿verdad?
Sin embargo, según el censo, se trata más bien de una vuelta al trabajo con una jornada tipo de 40 horas, lejos por tanto del discreto puesto de bibliotecaria. El 36% de las mujeres regresaron al trabajo a tiempo completo, mientras que sólo el 17% optaron por la media jornada.
Pero no debemos engañarnos con esta información tan persuasiva. Si es cierto que más mujeres están reevaluando la importancia de su papel en casa, y al mismo tiempo vuelven al trabajo un año después de dar a luz, es porque los empresarios están atrayéndolas con horarios “family-friendly” y posibilidades de trabajar en casa, lo cual les permite una mayor disponibilidad para sus maridos e hijos.
La opción de volver a casa es cada vez más anhelada. Las mujeres se dan cuenta de que su trabajo en el hogar no es tan reemplazable como ellas pensaban. También comprueban que su papel como esposas y madres es mucho más gratificante y satisfactorio que el que desempeñan en su lugar de trabajo.
Debido al empeño de los empresarios por mantenerlas en sus puestos laborales, las mujeres continúan con su trabajo, pero a la vez desearían poder dedicar más tiempo a otras tareas, como las domésticas.
Esto es especialmente evidente entre las mujeres más jóvenes. Cansadas de competir con los hombres, ellas preferirían casarse con sus rivales, y despedirles en las mañanas con un beso desde la puerta. Lo prueba, por ejemplo, la revista Cosmopolitan, que a partir de una encuesta a 800 mujeres, concluye que casi 2 de cada 3 disfrutarían más las dulzuras domésticas que el éxito profesional.
Pero no son sólo las mujeres jóvenes las que encuentran en casa mayor felicidad y realización: entre los defensores del hogar se encuentran cada vez más ejecutivos-hombres. Alison Baird explica la nueva tendencia en el periódico Financial Times: “hoy se define un nuevo tipo social: se trata del cabeza de familia que se apoya en su cónyuge-ama de casa, que a la vez hace de manager y, sólo entonces, ganador de un sueldo suplementario”. Estas palabras podrían hacernos pensar en la concepción tradicional del matrimonio: la variante moderna está en que tanto el hombre como la mujer pueden llevar la batuta. La ventaja de esta unión es que ambos esposos, en vez de centrarse en sus carreras propias, unen trabajo y fuerzas en un solo futuro profesional. Esta fórmula permite más tiempo para estar juntos, más oportunidades para la vida familiar y más éxito.
El descubrimiento más sorprendente de todos, sin embargo, ha sido la constatación de que los niños necesitan realmente a sus madres. Hace unos meses, estadísticas de la Public Agenda publicaron que el 81% de los padres con niños menores de 5 años consideraban que su presencia es imprescindible para dar a los niños “el afecto y atención que necesitan.” Por otro lado, Sonya V. Chawla, de The Washington Times, reveló que “el 70% de los adultos piensan que el trabajo de ambos padres tiene un efecto negativo en la educación de los hijos.”
Después de someter a toda una generación de niños a los cuidados de la guardería, las madres se están convenciendo de que su papel en la casa no es algo que se pueda tomar y dejar según apetezca. La educación de los hijos es un trabajo a tiempo completo, y delegarlo en manos de otros, simplemente no funciona.
Otro descubrimiento de la Public Agenda, es que las mujeres consideran que dejar a sus hijos en manos de otros les hace vulnerables a los malos hábitos y modales, y les pone en peligro de sufrir abuso físico y sexual. En otras palabras: las madres piensan que incluso en la mejor de las guarderías, el niño no puede recibir el mismo amor y atención que ellas pueden darle.
Además, Rosanne Musgrave, directora de la escuela secundaria de Blackheath, Londres, declaró al diario Daily Telegraph que los hijos de padres con trabajo a tiempo completo se sienten «abandonados» y «solos». “Olvídense de los modales y de los abusos”, parece decir, “el gran problema es que estos niños están experimentando un ‘empobrecimiento’, que se cura con algo tan sencillo como que su madre los ponga en su lista de quehaceres diarios”.
Los resultados de la oficina de censos Bureau podría hacer pensar que cada vez más mujeres están dejando el hogar, pero la realidad es que cada vez son más las que responden a la urgencia de su presencia en casa. Sus niños las necesitan, y ellas necesitan cuidar de sus niños. Ningún otro éxito puede competir con eso, y todas las madres lo saben.

FUENTES

Associated Press. More Moms Return To Work After Baby. October 24, 2000.
Suzanne Fields. Return of the Housewife. The Washington Times. August 6, 2000.
Alison Beard. Traditional Roles, with a Twist. The Financial Times. October, 5 2000.
Sonya V. Chawla. Newest Mothers Want Life at Home. The Washington Times. October 18, 2000.
Martine Bentham. Parent’s Success ‘Can Harm Their Children.’ The Telegraph. July 23, 2000.
 
 

DEFENSA DE LA VIDA

 
ATROPELLO EN LA ONU

Elida Z. Solórzano

Mayo 9, 2002, New York.- El desarrollo de la Cumbre de la Niñez  con la nueva metodología que han adoptado los paises de América Latina por la cual el peso de la negociación descansa en tres voceros del Grupo de Río (GRIO, que incluye toda América Latina menos Cuba) ha resultado en un complete fracaso para la defensa de la vida y la familia.
Aunque nuestros pueblos no lo saben, nuestros gobiernos elegidos por el voto popular de cada uno de nuestros paises han decidido confiar negociaciones durante la celebración de la Sesión Especial de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para reafirmar la Declaración Mundial y Plan de Acción de la Cumbre Mundial en favor de la Infancia y la Convención sobre los Derechos del Niño de 1990 a tres negociadores: los delegados de Costa Rica, Perú y Chile.  Estas negociaciones son llevadas detrás de puertas cerradas sin la presencia de nuestros delegados que dejan todo en manos de esos tres representantes.
Desgraciadamente los tres negociadores son reconocidos por su acutuación nociva en Beijing + 5 en el 2000 donde apoyaron todo el lengujae de aborto y estuvieron contra todo lo que fortalece a la familia, la autoridad de los padres de familia sobre la educación de sus hijos, la soberanía nacional, la religión y la identidad cultural.  Desgraciadamente nuestros paises cambian de gobierno y pierden la "historia institucional" de negociaciones pasadas en estas grandes conferencias de la ONU.  Las consecuencias en este caso han sido catastróficas.
Hasta el momento, dichos paises se han negado a defender la vida, quitando lenguaje que incluye aborto.  Nicaragua mandó una carta donde se desasociaba de GRIO, en este punto, y Honduras lo hizo verbalmente, nuestros paises están perdiendo lenguaje que fortalice la soberanía, la familia, la autoridad de los padres y nuestra identidad cultural.
Es importante que sepan nuestros pueblos lo que está sucediendo en este foro y hagan protestas de inmediato a sus gobiernos por ponerse en manos de malos negociadores confiando plenamente nuestros valores e identidades culturales, nuestras legislaciones y soberanía a personas inescrupulosas.
Como nunca también las negociaciones han carecido de transparencia. Mientras se llevan a cabo eventos tipo espectáculos, lo verdaderamente importante se lleva a cabo en edificios fuera de la ONU y bajo circunstancias muy poco transparentes.  Esta vez ni siquiera se usó el sistema de power point que se ha usado en otras conferencias para mostrar el avance del texto que se va construyendo de manera que todos podemos ver los cambios que en él están sucediendo.
Hasta cuando nuestros pueblos tendrán que seguir soportando la instrumentalización que se hace de una organización que supuestamente defiende la soberanía de los pueblos como lo dice la Carta de las Naciones Unidas, para promover una agenda contra la soberanía nacional, la vida, la familia, la religión y la identidad cultural de los pueblos.
 
COMUNICADO DE PRENSA: Para más información sobre este asunto, los medios de comunicación se pueden entrevistar con la Sra. Elida Solórzano llamando al teléfono en New York: 917-673-3137. La Sra. Solórzano desde 1993 ha formado parte de muchas delegaciones oficiales de Nicaragua ante la ONU, siendo jefa de la delegación en varias oportunidades. Está ahora en New York de observadora.

 
EL VATICANO EN LA ONU: NO HAY DEFENSA DE LOS NIÑOS SIN DEFENSA DE LA FAMILIA

El cardenal López Trujillo critica políticas demográficas contra la vida

NUEVA YORK, 10 mayo 2002 (ZENIT.org).- La Santa Sede tomó la palabra en la Cumbre mundial sobre la infancia para afirmar que la mejor manera de defender a los niños es apoyar a la familia, por lo que criticó las políticas demográficas que violan sus derechos fundamentales.
En nombre de Juan Pablo II, tomó la palabra ante la sesión especial asamblea general sobre los Niños, convocada por las Naciones Unidas, el cardenal Alfonso López Trujillo, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, quien basó buena parte de su intervención en la Convención internacional sobre los derechos del niño (1989).
En ese documento, señaló, «el criterio central» es «el bien superior del niño», que «hunde sus raíces en su dignidad personal».
«El niño es fin, no instrumento, medio, objeto; es sujeto de derechos, comenzando por el derecho fundamental a la vida, desde su concepción, que nada ni nadie puede negar», tal y como lo afirma el párrafo 9 del preámbulo de la Convención, recordó.
«El proceso del desarrollo humano en todos sus aspectos, físico, emocional, espiritual, intelectual y social es el resultado de una sinergia entre la familia y la sociedad», siguió constatando.
Por eso, señaló que «el bien superior del niño» exige «su adecuada relación con la familia, fundada sobre el matrimonio, cuna y santuario de la vida, lugar del crecimiento personal, de afectos, de solidariedad, lugar del derecho y de la transmisión intergeneracional de la cultura».
Si quiere servir al niño, la comunidad internacional debe «defender el valor de la familia y el respeto a la vida humana, desde el momento de la concepción. Se trata de valores que pertenecen a la 'gramática' fundamental del diálogo y de la convivencia humana entre los pueblos», afirmó.
Al pedir que sean como «articulados los Derechos del Niño con los Derechos de la Familia», el cardenal afrontó uno de los debates más calientes de esta asamblea, el concepto de familia, que algunas delegaciones querrían abrir a otros tipos de convivencia.
La familia --aclaró López Trujillo-- está «fundada sobre el matrimonio», y debe ser «entendida como pacto por el cual el hombre y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole».
«Debe hacerse todo lo posible porque los niños sean concebidos, nazcan, crezcan y sean formados en una familia, capaz de brindar, de forma positiva y permanente, protección y ejemplo como elementos irreemplazables de su educación», propuso.
Al mismo tiempo pidió «una legislación de protección de la niñez que preserve los niños de todas las formas de explotación y abuso, como por ejemplo el incesto y la pedofilia, ya sea en el trabajo, en la esclavitud, en los delitos abominables de la prostitución y la pornografía, en los secuestros o su utilización como soldados o guerrilleros, ya sea como víctimas de conflictos armados o de las sanciones internacionales o unilaterales impuestas a algunos países».
Por último, denunció que, según la Santa Sede, «no se reconoce el bien superior del niño cuando, condicionados por el mito de la sobrepoblación --mito que los datos y tendencias demográficas recientemente reconocidos muestran como infundado-- se imponen políticas de población contra los derechos de la familia y de los niños».

www.zenit.org
 

 
LA DIGNIDAD HUMANA ANTE LOS RETOS DE LA CLONACIÓN

Roberto Rojas -
Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica

En la novela “Los niños del Brasil” de Ira Levin, un grupo de criminales de guerra, dirigidos por el Dr. Mengele, busca crear un nuevo líder Nazi haciendo copias idénticas de Hitler por medio de la clonación. Afortunadamente, hasta ahora, este escenario ha sido puramente ficticio. Sin embargo, en un futuro cercano, los progresos de la ciencia pueden hacer factible la “producción” de seres humanos idénticos desde un punto de vista genético.
En los últimos años, científicos europeos y norteamericanos han logrado producir copias idénticas de gatos, ranas, ratones y hasta ovejas: la famosa “Dolly”. En octubre del año pasado, una compañía norteamericana anunció que había logrado “producir” el primer embrión humano clonado, si bien él sólo vivió un par de días. En febrero, el gobierno británico autorizó la experimentación en embriones humanos concebidos a través de la clonación.
Estos acontecimientos son preocupantes. La “producción industrial” de seres humanos presenta serios problemas éticos y jurídicos. ¿Es acaso moralmente aceptable la “producción artificial” de seres humanos idénticos? ¿Con qué fines? ¿Tendrían derechos humanos los niños clonados? ¿Qué derecho tendrían los donantes, es decir, las personas copiadas? ¿Se puede permitir el tráfico en óvulos y en madres “de alquiler”? ¿Sería justo acaso producir embriones humanos clonados para extraerles órganos o células estaminales (células madres), a fin de hacer transplantes, y “desechar” el resto? ¿Sería aceptable producir embriones humanos para hacer experimentos científicos, matándolos en el proceso? ¿Cuáles son los derechos humanos de esos embriones? ¿Se puede permitir acaso el comercio en embriones humanos clonados y de sus órganos? ¿Cómo se protegerían los derechos humanos y la dignidad de las mujeres que vendan sus óvulos o que presten su cuerpo para que se implanten los embriones?
Estas preguntas demandan una respuesta pronta y clara. Desde el punto de vista de la ética judeo-cristiana, el ser humano, creado a la imagen y semejanza de Dios, tiene una dignidad intrínseca y absoluta por lo que no puede ser manipulado, producido o explotado. Desde el punto de vista del Derecho Natural, tal y como señalaba el filósofo Kant, el ser humano debe ser considerado siempre como un fin en sí mismo y nunca como un medio. En consecuencia, es inmoral crear embriones humanos con fines de experimentación o para extraerles células madre. Desde el punto de vista de los derechos humanos, la Convención Interamericana señala que la vida humana debe ser protegida desde el momento mismo de la concepción, mientras la Sala Cuarta ha reconocido que los embriones humanos son sujeto de todos los derechos fundamentales desde el primer momento de su existencia. Por ello, si se llegase a crear un embrión humano por medio de la clonación, él o ella deberá ser tratado con la misma dignidad y respeto que todo otro niño o niña.
El pasado 26 de febrero, la Organización de las Naciones Unidas inició una serie de negociaciones para prohibir la clonación reproductiva de seres humanos. Estas negociaciones serán, posiblemente, las negociaciones más importantes de la Organización en los próximos años. En ellas se discutirá cuál es la esencia misma de la humanidad y qué será de ella en el futuro.
En esas negociaciones, un grupo de países procura prohibir sólo la clonación con fines reproductivos, es decir, aquella donde se conciba un embrión humano por medio de la clonación a fin de obtener el nacimiento un niño clonado. Esas naciones procuran permitir la llamada clonación “terapéutica y experimental” argumentando que ella permitiría desarrollo comercial de nuevas técnicas médicas.
Otro grupo de países Estados, que incluye a España, Estados Unidos, Uganda, Colombia, Italia, el Vaticano y Costa Rica, aboga por la prohibición de todas las formas de clonación humana. Estos Estados señalan los peligros de la clonación y la necesidad de defender la dignidad humana de todos los involucrados: donantes, mujeres y embriones clonados. Nuestro país ha hecho especial énfasis en la defensa de los derechos humanos de los embriones clonados y hemos señalado que extraerles órganos o células “desechando el resto” es profundamente inmoral.
Esta posición no significa que nuestro grupo de países esté en contra del progreso de la ciencia o del desarrollo de nuevas técnicas médicas. Lejos de ello. Los expertos científicos de los Estados Unidos han señalado la existencia de técnicas aún más prometedoras, como la utilización de células madres adultas (células estaminales de origen post-natal) que se encuentran en el cordón umbilical y en la médula ósea de los adultos, cuyo uso no presenta problemas éticos.
En la novela de ciencia-ficción “Un Mundo Feliz”, Aldous Huxley nos presenta una comunidad ideal donde los seres humanos son diseñados y “manufacturados” industrialmente para jugar papeles predeterminados en la sociedad. Los personajes son profundamente infelices. La riqueza de la humanidad reside en su diversidad y variedad, en el hecho de que cada ser humano es único, distinto e irrepetible. Esta dignidad es la que Costa Rica procura defender.
(Enviado por José Pérez Adán - Provida Valencia - www.ctv.es/USERS/provida; reenviado por Jorge Scala)
 

BRASIL: ENÉRGICO RECHAZO DEL EPISCOPADO AL PROTOCOLO DE LA CONVENCIÓN DE LA MUJER.
 
En Argentina, el Ejecutivo propone retirar el proyecto de ratificación del Senado.
 
El pasado día 25 de abril, el Senado de Brasil se disponía a ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención de la Mujer (CEDAW), pero la discusión se transladó al mes de junio, ya que la Conferencia Episcopal dirigió una carta, con algunos párrafos particularmente enérgicos, al Presidente del Senado Federal, en la que manifiesta su oposición a la ratificación del Protocolo.
En Argentina, el Poder Ejecutivo Nacional envió al Senado un mensaje oficial retirando el proyecto de ratificación del Protocolo del CEDAW (Comunicación del Poder Ejecutivo, proyecto 32/02, 08-04-02). Sin embargo, el senador Eduardo Menem, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, se negó al pedido del Ejecutivo. El Senador Menem, insiste en la solución de compromiso que había propuesto en noviembre pasado: sancionar el Protocolo con una declaración interpretativa que manifieste que la legislación argentina siempre respetará la "vida desde la concepción". El texto del protocolo dice explícitamente que no admite reservas y, por lo tanto, tampoco declaraciones interpretativas, por lo que la propuesta de Menem es operativamente inútil, un maquillaje que sólo sirve para conformar a quienes se oponen tibiamente a la ratificación.
 
A continuación transcribimos la Carta de los Obispos de Brasil al Senado Federal.
CONFERENCIA NACIONAL DE OBISPOS DE BRASIL. 40ª Asamblea General, Itaici, Indaiatuba, SP, 10 a 19 de abril 2002.
ASUNTO: Rechazar el PROTOCOLO FACULTATIVO DEL CEDAW 
 
Exmo. Sr. Ramez Tebet
Presidente del Senado Federal 
Varias veces, como Obispos y como ciudadanos, hemos visto la soberanía brasileña amenazada, ya sea por una ola de privatizaciones indiscriminadas, como por el proyecto de internacionalizar la Amazonia. 
Ahora asistimos a algo más amenazador en cuanto que es más silencioso y aparentemente inofensivo. Se trata del intento de ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer(Convention on the Elimination of All Forms of Discrimination against Women - CEDAW), conocida en Brasil como la Convención de la Mujer. 
Desde 1981 el Brasil es signatario de esta Convención, cuyo texto no habla sobre el aborto o sobre las “uniones” homosexuales y condena explícitamente la prostitución femenina. Según el artículo 17, compete a un “Comité” de peritos “examinar los progresos alcanzados en la aplicación de esta Convención”. Este Comité, en nombre de la no discriminación de la mujer, ha cometido considerables abusos, como los siguientes:
a) Aunque el aborto no aparece en el texto de la Convención, el Comité lo defiende abiertamente: recomendó a Burundi que legalizase el aborto; recomendó a Chile la legalización del aborto terapéutico; criticó a Irlanda por la influencia de la Iglesia Católica en las políticas públicas; criticó a Italia por permitir, en la realización de abortos, la objeción de conciencia a los médicos por motivos religiosos; recomendó a Libia reintrepretar el Corán, para permitir el aborto. 
b) Para referido comité la maternidad no es una alegría, más bien una verguenza para la mujer. Así, criticó a Bielorrusia por instituir el Día de las Madre, ya que ser madre para el Comité es un estereotipo negativo para las mujeres.
c) En nombre de la eliminación de la discriminación contra la mujer, el Comité recomendó a Kirquistán la legalización del lesbianismo, cosa que no aparece en el texto de la Convención. 
d) Es más, ¡el Comité osó recomendar lo que la Convención prohibe. Recomendó a China la legalización de la prostitución, cuando la Convención es expresamente contraria a ella (art. 6º)!
Para aumentar los poderes del Comité, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 6 de octubre de 1999 un “Potocolo Facultativo” para esa Convención. El gobierno brasilero firmó tal Protocolo el día 13 de marzo de 2001, en la sede de las Naciones Unidas, en New York. Falta ahora que sea ratificado por el Congreso Nacional. La ratificación del Protocolo dará al Comité un enorme porder sobre los Estados Partes. El Comité podrá recibir denuncias, realizar investigaciones (inclusive en el territorio de los países acusados), hacer recomendaciones y exigir el cumplimiento de éstas. El Brasil se verá obligado a cumplir, no sólo el texto establecido de la Convención (CEDAW), sino también lo que decida el todopoderoso Comité en nombre de la Convención. Al ratificar el Protocolo, el Congreso Nacional permitirá una enorme ingerencia externa sobre asuntos internos.
Observamos sorprendidos que la Cámara de Diputados, en régimen de urgencia, aprobó el texto del Protocolo, y que ya fue enviado al Senado Federal con el número PDS 1/2002. Tememos que los ilustres Senadores inadvertidamente ratifiquen este proyecto, que es un auténtico “Caballo de Troya” para nuestro país.
Si en nuestra nación hay verdaderas discriminaciones injustas contra la mujer, es misión de nuestros legítimos representantes eliminarlas. No necesitamos de un órgano que nos fiscalice, presione o amenace
Apelamos a la Casa de las Leyes pidiendo, en nombre de lo que resta de nuestra soberanía nacional, en nombre de la vida y de la familia, que digan NO al Protocolo (PDS 1/2002). Dios sabrá recompensar a los Senadores, si atienden este pedido.
Cordialmente, (siguen las firmas de todos los Obispos de Brasil. Nota de la r.: El Episcopado de Brasil, es el más numeroso del mundo). FIN, 30-04-02 
 
Fuentes: Propias; PROVIDAFAMILIA, Brasil; Pro-Vida Anápolis, Brasil.
Noticias Globales 28/02, 30 de abril 2002; Editor: Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja; E-mail: jcs@arnet.com.ar; http://www.puertovida.com/noticiasglobales; Tel/Fax: (54-11)-4813-5320; (54-11)-4811-1678. 


EUTANASIA: CUANDO MATAN LOS TITULARES 
 
Jesús Sanz Rioja

Martes, 30 de Abril de 2002.- Con frecuencia la "opinión publicada", como decía alguno, se queja de que hacemos a los terroristas el juego del lenguaje: no se puede, dicen, y con razón, emplear en los periódicos los mismos términos que ellos emplean como eufemismos enmascaradores del crimen: "lucha armada", "ejecutar", "kale borroka", "los violentos", etc. Hay que decirlo como suena en castellano: terrorismo, asesinar, vandalismo callejero, criminales. 
Pero esa misma opinión publicada pasa por alto el mismo fenómeno cuando se refiere, por ejemplo, a realidades no menos execrables como la eutanasia. 
Se habla con demasiada ligereza de "derecho" o de "muerte digna", olvidando que son términos que con escasas razones legales y morales esgrimen los partidarios de eliminar al prójimo que molesta. Y esto es censurable incluso cuando se emplean comillas o el contexto permite deducir que son palabras textuales de los implicados. En los medios radiados o televisados no se ven las comillas, y en el oyente o lector va calando igualmente el efecto (lo saben bien los profesionales) de que esa es la manera adecuada de encarar el fenómeno. Cuando lo cierto es, insisto, que sólo una minoría es hoy capaz de sostener que desde la ley se ampare la eliminación del enfermo. Triunfarán, en efecto, al menos moralmente, si consiguen establecer la existencia de un "derecho a la muerte", lo que no es sino una impostura terminológica; o generalizar en las conciencias el concepto de "muerte digna", que no es sino un "flatus vocis" ofensivo incluso para cualquier enfermo. ¿Es que el dolor nos hace indignos? 
"Estrasburgo no deja morir a una enferma terminal"; "D. P. Tendrá que esperar a morir asfixiada...";
"condenada a vivir". Estos enunciados son abyectos y tan cómplices, o más, que los otros. 
Responsables morales de la posible y futura eliminación de vidas inocentes. Quien los redacta carece de autoridad moral para oponerse al terrorismo.   
 
 

 
FRACASA INTENTO SOCIALISTA PARA LEGISLAR EL ABORTO

Santiago, 23 de abril de 2002 (AJMIC).- Gladys Pavez, una mujer chilena de 43 años, que tiene otros dos hijos, "pidió" la interrupción de su embarazo por la nula posibilidad de que su feto de siete meses de gestación sobreviva fuera del útero, pues no posee pulmones, riñones ni vejiga.
Según la ex diputada del Partido Socialista Fanny Pollarolo, el aborto terapéutico debe procederse en aquellos casos de "riesgo vital"; en los que no hay viabilidad del feto o cuando la madre ha sido violada. Los diputados socialistas Isabel Allende y Sergio Aguiló coinciden con la ex diputada.
Los dichos de la ex parlamentaria dejan ver con claridad que su real intención detrás de todo esto es servirse de un caso controvertido de inducción del parto para legislar sobre el aborto.
El abogado Jorge Reyes, líder de varias organizaciones pro-vida en Chile, lamentó que se utilice el caso de Gladys Pavez para "reponer" una discusión que a su juicio "siempre le ha interesado a la Concertación. La señora Gladys en realidad nunca pensó en un aborto. Ella fue engañada y mal aconsejada por gente que quiso utilizarla como chivo expiatorio para reponer el tema del aborto terapéutico"; Reyes lideró la búsqueda de una solución para que un grupo de profesionales de la Universidad de Chile induzca el parto de Pavez, siendo este un procedimiento habitual de la medicina que nada tiene que ver con el aborto y, siempre y cuando no se afecte la viabilidad del niño, es éticamente aceptable.
Este polémico caso fue uno de los temas que más complicó al Presidente Ricardo Lagos durante su campaña electoral, y en los primeros meses de su mandato, que derivó en el compromiso público de que mientras él sea gobernante, no se legislará sobre el aborto. (AJMIC290402 de El Mercurio).
prensa@puertovida.com
 

PARA REFLEXIONAR

UN CUENTO PARA REFLEXIONAR
 
Creer en el bien implica también creer en el mal. Creer en el Cielo involucra ineludiblemente creer en el infierno también. Esto es una verdad Bíblicamente revelada. ¿Pero cómo actúa el mal sobre nosotros?.
En este cuento que reproducimos, tenemos graficadas muchas de las trampas que el mundo nos hace a diario para alejarnos de Dios. Leerlo es encontrar consuelo y explicaciones a muchas de nuestras angustias y culpas. Pero debe servír para estar más fuerte al enfrentar los engaños a los que nos vemos sometidos en forma permanente.
El cuento dice así:
Satanás llamó a una convención mundial de demonios. En su alocución de apertura dijo:  
"No podemos evitar que los cristianos  concurran a la Iglesia.  No podemos evitar que lean sus Biblias  y conozcan la verdad. Tampoco podemos evitar que  se entreguen a una intima  relación con su Salvador. Cuando llegan a esa situación con Jesús, nuestro poder sobre ellos se rompe. Así que, dejémosles concurrir a sus Iglesias, dejémosles tener sus reuniones sociales y cenas, pero robémosles el tiempo, así no tendrán oportunidad de desarrollar una relación con Jesucristo".
Esto es lo que quiero que hagan: "Distráiganlos durante todo el día".
¿Cómo haremos esto?, gritaron los demonios.
"Manténganlos ocupados en trivialidades de la vida e inventen innumerables cuestiones para ocupar sus mentes".
"Tiéntenlos a gastar, gastar, gastar, y pedir, pedir, pedir prestado. Persuadan a sus esposas a salir a trabajar por largas horas y a los maridos a trabajar 6 o 7 días cada semana, 10 a 12 horas diarias; así ellos podrán mantener ese estilo vacío de vida".
"Eviten que pasen tiempo con sus hijos. Como su familia se fragmentará, pronto sus hogares no encontrarán salida a las presiones del trabajo".
"Sobreestimulen sus mentes, así ellos no podrán oír aquella voz calma y suave".
"Tiéntenlos a escuchar mucho la radio, CD o casetes cuando conducen sus automóviles. Mantengan continuamente sus TV, sus grabadoras, sus CD y sus computadoras encendidas en sus hogares". 
"Asegúrense que cada negocio y restaurante en el  mundo pase constantemente música popular; ello contribuirá a llenar sus mentes y romper su unión con Cristo".
"Llenen las mesas con revistas y diarios de actualidad. Repiqueteen en sus mentes con noticias mundiales así 24 horas al día. Invadan las rutas con carteles publicitarios. Inunden sus buzones con envíos postales inútiles, catálogos, publicidades y toda clase de propaganda y promoción ofreciendo productos gratis, servicios y falsas esperanzas. Presenten hermosas y delgadas modelos en revistas, películas y TV, así los esposos creerán que la belleza exterior es lo importante, y quedarán insatisfechos con sus esposas."
"Mantengan a las esposas muy cansadas para amar a sus maridos a la noche. Denles dolores de cabeza, también. Si no les dan a los esposos el amor que ellos necesitan, ellos comenzarán a buscarlo afuera. Esto fragmentará la familia rápidamente".
"Denles un Santa Claus para distraer a sus hijos de la enseñanza del verdadero significado de Navidad. Denles un conejito de Pascuas para no hablar de su resurrección y su poder sobre el pecado y la muerte. Aún en sus recreaciones, que lo realicen en exceso. Hagan que al regreso de sus recreaciones estén exhaustos. Logren que estén tan ocupados que no puedan ir a observar la naturaleza y el reflejo de Dios en la Creación.  Envíenlos a los parques de diversiones, eventos deportivos, juegos, conciertos, y cines, en su reemplazo. Manténganlos ocupados, ocupados, ocupados".
"Y cuando se reúnan para una reunión espiritual, procuren que estén atentos a chismes y habladurías para que concluyan con conciencias preocupadas".
"Llenen sus vidas con muchas cosas triviales de tal modo que no les quede  tiempo para la Palabra o buscar el poder de Jesús. Pronto ellos estarán trabajando en su propia fuerza, sacrificando su salud y su familia."
 ¿Esto funcionará?. Era realmente un gran plan!.
Los demonios se fueron ansiosos a sus puestos asignados procurando que los cristianos en todos lados estuvieran más ocupados y apurados, yendo de aquí para allá, teniendo muy poco tiempo para su Dios o sus familias o para hablarles a otros del poder de Jesús. 
 
¿Tuvo el diablo éxito en su planteo?. ¡Tú eres el juez!.
 Tu visión se volverá más clara sólo cuando puedas ver dentro de tu corazón.
Para enfrentar a las tentaciones del mal, es recomendable la oración cotidiana a San Miguel Arcángel, patrón de la batalla Celestial contra el mal, jefe del Ejército de Angeles que Dios envía para combatír los ataques del maligno:
 
"Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha; sé nuestro amparo contra la maldad y asechanzas del demonio. Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio; y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno, con el poder divino, a Satanás y a los otros espíritus malvados que andan por el mundo para la perdición de las almas. Amén."
 
www.reinadelcielo.org
 

EL CHICO ASESINO Y LOS VIDEOJUEGOS
 
Jesús Sanz Rioja

El joven asesino de Alemania era alumno de una escuela laica. El joven asesino de Alemania era hijo de padres separados. El joven asesino de Alemania jugaba a la guerra con su ordenador. Los poderes han decidido que hay que hacer algo respecto a los videojuegos violentos.
Punto. Estos son los hechos desnudos y crudos, tal como yo los veo, y así se los dejaría a ustedes para que reflexionaran, si no fuera porque el director de esto me iba a decir que no me paga para que escriba en sentencias, como Confucio. Así que voy a extenderme un poco más.
Si el asunto no fuera tan trágico, cabría recordar una vez más el viejo chascarrillo: "Pepe, he visto a tu mujer en el sofá con otro; tienes que hacer algo". Y lo hizo: vendió el sofá. La vida de este chico de Alemania se desarrollaba en dos ámbitos principales, como la de todos los chicos: familia y escuela. ¿Alguien en la escuela le ha enseñado alguna razón sólida por la cual no se deba quitar la vida al prójimo? Si el sistema alemán se parece en algo al español, y me temo que sí, a lo más que han llegado es a inculcarle una vaga "tolerancia": tolerar a los otros, sin más. Y solidaridad: solidaridad
sobre todo con el tercer mundo y con los inmigrantes, y solidaridad cuyos fundamentos tampoco nadie se preocupa de explicar. Hasta que llega la inevitable pregunta: ¿en virtud de qué he de salir yo de mis cosas para ocuparme de las de esos señores?
En cuanto a su familia, se trata (si no me ha fallado la información) de padres separados, es decir, que han claudicado en su proyecto de vida en común. Un proyecto que no es, como se dice a menudo con ligereza, una mera "convivencia": es una empresa. Una empresa para toda la vida y cuya razón de ser fundamental es, justamente, ese chico que nos ocupa. Imaginemos: "bueno, Wolfgang, tu madre y yo ya no nos soportamos, así que, jem, tendrás que acostumbrarte a la nueva situación... Familia monoparental, sabes... De todos modos, tu papá te seguirá haciendo espléndidos regalos..." Y entonces Wolfgang concluirá que eso del amor es una patraña, y que, en efecto, sólo existe la tolerancia, pero tolerancia de lejos. Y añadirá, como en las películas: "¡menuda mierda!"
Mano dura con los videojuegos violentos. Podríamos promocionar el tres en raya, a ver.
   
 
info@piensaunpoco.com
 

 
ES LA HORA DE LOS LAICOS
 
Angel Gutiérrez Sanz

"Estos días vengo escuchando algo que, en forma de halago se viene diciendo del cristianismo de nuestro tiempo y es esto: Los cristianos de hoy son contemporizadores, están aprendiendo a respetar a los demás, haciendo de sus creencias una cuestión privada y personal, no sacando a relucir sus creencias en público y esto les acredita como cristianos maduros. Yo no sé si esta imagen del cristianismo es cierta o no, pero si lo fuera, para mí no sería motivo de orgullo sino de vergüenza, porque un cristiano que renuncie a ser fermento del mundo, es porque está asustado, domesticado, acomplejado, o no entendido bien cual es su misión en el mundo de hoy."

La identidad del cristiano lleva implícito la de ser testigo de su fe. Las palabras de Jesucristo: "Id por todo el mundo a predicar el Evangelio" es una interpelación a todos los que nos consideramos seguidores suyos.. Tiempos hubo en los que por diversas circunstancias, que no son ahora del caso comentar, el apóstol, el misionero, el evangelizador, eran términos íntimamente asociados a los sacerdotes y religiosos. De una parte estaban los pastores constituidos en maestros, que proclamaban la palabra de Dios y de otra parte estaba la grey receptora de esa palabra.
A partir sobre todo del Concilio Vaticano II, hay otra visión y así como se ha ido llevando a la conciencia de los cristianos, que Iglesia somos todos los bautizados en Cristo, del mismo modo hemos de ir entendiendo, que la misión evangelizadora es una tarea que compete a todos los cristianos, también a nosotros los laicos y si me apuran un poco, es una misión que en las actuales circunstancias nos compete fundamentalmente a los laicos.
"La evangelización de los nuevos tiempos se hará por los laicos o no se hará". No es una frase mía, es una frase acuñada por el Episcopado español, que a mí personalmente me suena muy bien y la suscribo totalmente. Las razones son obvias, no solamente por la escasez de sacerdotes, en edades avanzadas, sino también porque los laicos tenemos acceso a unos ámbitos donde más necesario es el testimonio cristiano. Ya no es la Iglesia sino la calle, el lugar donde hay que hacer presente a Cristo en nuestra sociedad. Sí, ha llegado nuestra hora, ha llegado la hora de los laicos y de nosotros va a depender que en gran medida la tarea evangelizadora.
Conscientes de esta nuestra responsabilidad como cristianos, tendremos que comenzar a preguntarnos ¿ cómo habrá de ser la nueva evangelización en los albores del siglo XXI y cómo habremos de llevarla a cabo? Naturalmente el mensaje evangélico en esencia no ha cambiado ni puede cambiar; sustancialmente siempre es el mismo y siempre habrá de seguir siéndolo. Esto hay que decirlo, pero también hay que decir que la obra evangelizadora, en cuanto obra humana, está sujeta a los tiempos y no puede ser la misma en el siglo XXI que la que llevaron a cabo los primeros cristianos, la que se llevó a cabo en la Edad Media, o la que se llevó a cabo en el descubrimiento de América. No puede ser la misma porque las circunstancias históricas han cambiado.
Vivimos en un mundo cambiante y complejo y tendremos que ajustarnos a sus exigencias. Es normal que entendamos que los nuevos signos de los tiempos nos marquen el nuevo talante de la evangelización.
Para saber cómo ha de ser la evangelización, nuestra evangelización, en el siglo XXI, tendremos que conocer las peculiares características de nuestra sociedad; tendremos que saber de sus necesidades y exigencias; tendremos que conocer las peculiaridades y características de los hombres de nuestro tiempo; tendremos que conocer cuáles son sus miedos y sus angustias. Por eso, antes de emprender nuestra tarea hemos de preguntarnos ¿cómo es la sociedad en la que nos ha tocado vivir y cómo son los hombres de esta sociedad?
Naturalmente tratar de hacer ahora una descripción exhaustiva de nuestra sociedad nos llevaría demasiado tiempo; por tanto me limitaré a señalar alguno de los rasgos que mejor pueda caracterizarla, en función del tema que nos ocupa y uno de estos rasgos, de nuestra sociedad occidental industrializada, no es otro que el que viene determinado por la ausencia de Dios. Nuestra sociedad ha dado la espalda a Dios, se ha olvidado de El.
En fechas no muy remotas, me estoy refiriendo al siglo XIX y gran parte del XX, de Dios siempre se hablaba y se hacía apasionadamente, bien fuera para afirmarle, bien fuera para negarle. Hasta para los ateos el tema de Dios era capital; así por ejemplo, la obra de Marx, o la obra de Nietzsche, no podían entenderse sin referencia a Dios ¿y qué decir de las ansias y el hambre de Dios, de un hombre supuestamente sin fe, como fue Unamuno? Ciertamente el tema de Dios en ninguna época histórica dejaba indiferente. Hoy sí, hoy nos deja fríos, no nos dice nada. El tema de Dios no apasiona; el tema de Dios en nuestra sociedad no interesa a casi nadie; hoy lo que interesan son otras cosas, demasiado triviales, por cierto. El hombre de hoy es el que dice que exista o no exista Dios es un problema suyo y es al propio Dios y no al hombre a quien debe importarle, la gente quiere que la dejen en paz, vivir su vida, ya tiene bastante con sus asuntos; ha aprendido a valerse por mí misma y no le necesito a Él para nada.
Esta es la situación actual y me pregunto ¿Por qué esta indiferencia?.....El hombre moderno ha logrado conquistas portentosas, que causarían asombro, no digo ya a los hombres que vivieron en la Edad Media, sino a los que fueron nuestros abuelos y lo más portentoso es lo que falta por venir. En un futuro próximo, que no va más allá de 40 ó 50 años vista, las conquistas que el hombre parece tener ya al alcance de la mano, en el campo de la Biología, de la Medicina, de la Astronomía, de la Comunicación, del Desarrollo Técnico, son sencillamente asombrosas. Ante este espectáculo maravilloso que nos brinda el hombre actual no hace falta ya, tener fe en esa verdad teológica que nos habla de que el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios; no hace falta tener fe en esta verdad teológica, porque resulta evidente. Lo difícil está siendo no sucumbir a la tentación de creerse un pequeño dios. Esta es la gran tragedia del hombre actual, que le ha llevado a la indiferencia de Dios y a todo lo que con Él se relaciona. Diré más. Este hombre es el que no quiere incluso que se hable públicamente de Dios, le molesta que se hable de El y trata de impedirlo. Ha desplegado y está desplegando un gran esfuerzo para que el cristianismo quede encerrado en las sacristías, que nuestras creencias pertenezcan a la esfera de lo privado; está tratando de que el mensaje evangélico no trascienda a la vida pública.
La atmósfera que nos envuelve está cargada de irreligiosidad y por todas partes se respira laicismo: El estado laico, la sociedad laica, la escuela pública laica, la familia, ¿qué decir de la familia?. Se parte del convencimiento que el fenómeno religioso es una cuestión privada. Por desgracia éste es un sentimiento que empiezan a compartir muchos cristianos, al menos implícitamente. Son bastantes los que piensan que su fe han de vivirla de "puertas adentro"; que a Dios hay que llevarle en el corazón, pero que no hace falta ir manifestándolo al exterior. Podemos encontrarnos con cristianos en la política y en la vida pública, que dicen tener una acendrada fe personal y que luego en la práctica y cara al exterior actúan y gobiernan como si Dios no existiera. Este sería el principal obstáculo para la evangelización en nuestros días: caer en la trampa de considerar que nuestra fe es sólo un asunto personal y que pertenece a la esfera privada y este sería el gran triunfo de los enemigos del cristianismo, que los hay.
En estos días vengo escuchando algo que, en forma de halago se viene diciendo del cristianismo de nuestro tiempo y es esto: Los cristianos de hoy son contemporizadores, están aprendiendo a respetar a los demás, haciendo de sus creencias una cuestión privada y personal, no sacando a relucir sus creencias en público y esto les acredita como cristianos maduros.
Yo no sé si esta imagen del cristianismo es cierta o no, pero si lo fuera, para mí no sería motivo de orgullo sino de vergüenza, porque un cristiano que renuncie a ser fermento del mundo, es porque está asustado, domesticado, acomplejado, o no entendido bien cual es su misión en el mundo de hoy.
Entiendo que el cristiano comprometido ha de serlo a todas las horas del día. Ha de serlo en casa, en la Iglesia, en la calle y en su puesto de trabajo. El cristiano ha de serlo en toda su integridad, sin dobleces ni camuflajes, sin disociar sus creencias de su vida pública o su vida privada. Cristiano es el que toma en serio las palabras de Cristo, que nos invita a ser "luz del mundo y sal de la tierra". Si ya de entrada renunciamos a hacer una manifestación pública de nuestra fe ¿cómo puede ser posible la evangelización? Nadie me puede negar que el cristiano, cuando menos, tenga los mismos derechos de expresar sus convicciones que los que tratan de echarlos por tierra con críticas demoledoras o con burlas descaradas. Ciertamente no son estos cristianos de la doble personalidad y la doble moral los que el cristianismo está necesitando, sino de aquellos que hacen lo posible porque Cristo reine, no sólo en los corazones de los hombres sino en las familias, en la sociedad, en las naciones, en todos los pueblos, en el mundo entero.
Otro de los obstáculos que dificultan la nueva evangelización lo encontramos en el exceso de individualismo y personalismo. En unos tiempos de globalización, los cristianos hemos de comprender que en la defensa de nuestra fe no puede ser que cada cual vaya por su lado, sino que tenemos que trabajar juntos, superando los "guetos", las "capillitas" y los "grupitos"; que debemos mantenernos unidos en estos tiempos difíciles. Hemos de comprender, de una vez por todas, que lo que importa no es mi causa, ni la de mi parroquia, ni la de mi diócesis, ni la de mi orden, ni la de mi congregación, sino que lo que importa es la causa de Cristo. Si queremos ver una evangelización floreciente, los cristianos tenemos que estar unidos. De aquí se comprende el esfuerzo ecuménico que se está haciendo por parte de Roma. Todos los cristianos unidos, no sólo para llevar a cabo una evangelización eficiente, sino para hacerla creíble a los ojos de los demás. En estos tiempos de la unión europea, de pactos políticos y militares , fusiones entre los bancos, de bloques; en estos tiempos de globalizaciones ¿sería mucho pedir, que los cristianos remáramos todos en la misma dirección?
Estas y otras dificultades nos habremos de encontrar en nuestra tarea evangelizadora, pero podemos enfrentarnos a ellas, pues aparte del poderoso motivo que encontramos en las palabras de Cristo, existe otro motivo que nos puede ayudar a mantenernos firmes en nuestro propósito. Antes he hablado del portentoso poder del hombre actual, que cree ser como Dios. Hay no obstante un hecho irreversible que viene a demostrarle cada poco, que no es ningún dios, sino solamente un hombre y muy frágil por cierto. Este hecho es la realidad de la muerte, ante la que todas las seguridades se derrumban y los hombres se quedan sin palabras. Cuando el hombre ve la muerte de cerca, o es testigo de acontecimientos como los sucedidos el 11 de Septiembre, se da cuenta que no puede vivir sin un Dios que garantice unos horizontes de esperanza. La imagen desolada e impotente del poderoso presidente de los Estados Unidos, rogando y suplicando a Dios, lo dice todo. Jesúcristo nos ha confiado a nosotros, cristianos del Siglo XXI, que llevemos este mensaje de esperanza, en una noche oscura, a unos hombres y a una sociedad que es la nuestra. Que nunca más se nos pueda echar en cara: "Vosotros cristianos, a los que se os confió la luz ¿Qué habéis hecho con ella?"

Cada cual sabrá que puede ir haciendo, a nivel personal, aunque sea muy poco, en su vida cotidiana, para poder llevar a cabo esta tarea evangelizadora.

http://www.ctv.es/USERS/mmori/arbi-d56.htm


 
LA PRUEBA DE LA HIPOCRESÍA MEDIÁTICA
 
Álvaro Fernández
 
Hace poco hicimos referencia a los hipócritas que cuelan un mosquito y se tragan un camello. Nos referíamos en primer término, a los pseudoinformativistas que en lugar de mostrar toda la realidad, seleccionan sólo aquellas cosas que van con su modo de pensar. Si hay cuatro sacerdotes acusados del espantoso delito de pedofilia, ellos agrandan su lente y parece que fueran 4.000. Por el contrario, si los violadores son funcionarios de la ONU y de ONG´s dedicadas a la "ayuda humanitaria", bien se guardan de publicar tales noticias, que dicho sea de paso, sólo son publicadas -una vez más- por agencias católicas que no tienen miedo de hablar ni sobre los curas pedófilos, ni sobre los "agentes humanitarios" que cambiaban comida por... ¡¡¡sexo!!!
Efectivamente, repasando nuestro archivo nos topamos con una noticia de Zenit, del 28 de febrero de 2002, que se titula así: "África: Agentes humanitarios pedían sexo a cambio de comida - El informe de «Save the Children» denuncia a agencias de la ONU y ONG´s." Si la pedofilia de algunos sacerdotes nos horroriza, no nos espanta menos que los "agentes humanitarios" cambien comida por sexo. Informa Zenit: "Pedían prestaciones sexuales a cambio de comida. Este es el vergonzoso chantaje que emerge de un informe de la organización británica «Save the Children» del que se publicaron detalles este miércoles.
El informe, que también es patrocinado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pone de relieve que el chantaje se ejercía sobre chicos y chicas de Sierra Leona, Liberia, Guinea, refugiados que huían de la violencia, a menudo separados de sus familias."
Ahora empezamos a entender: aparte de haber sido llevado a cabo por los "agentes humanitarios" de la impoluta ONU, estos hechos sucedieron en África. ¿A quién le importa? Y por supuesto, nadie se hubiera enterado a no ser por Zenit, que publicó la noticia. 
"Hombres, mujeres y niños, protegidos sólo por la ayuda de las agencias humanitarias y víctimas de los abusos de los mismos que les debían socorrer.
Según el informe, los abusos habrían sido realizados por miembros locales de al menos 40 agencias humanitarias. Estos agentes habrían abusado de su función para obtener prestaciones sexuales, en especial de las jóvenes refugiadas en los campos de asistencia."
(...) "Se han citado los nombres de 70 personas, algunas de ellas agentes de las agencias de la ONU, incluido el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) que patrocina el informe, así como de otras ONG's en los tres países indicados y en la zona de la frontera noroccidental de Liberia, donde están concentrados muchos refugiados."
¿Tomaron nota? "70 personas, algunas de ellas agentes de las agencias de la ONU, incluido el Alto Comisionado para los Refugiados". Gracias a Dios, "Save de Children" denunció el hecho y el Alto Comisionado no se lavó las manos; una prueba más de que en todos lados hay gente buena, sensata, con los pies en la tierra. Lo que molesta es la hipocresía de las agencias internacionales de noticias, siempre listas para informar sobre las aberraciones cometidas por cuatro curas, mientras se tragan el chantaje sexual de setenta "agentes humanitarios"... ¿A qué se debe la diferencia? ¿Habrá alcanzado la corrupción al cuarto poder? Las conclusiones, quedan en manos del lector.


CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
From: Laura Maria Bustillo de Fables (San Jose de Costa Rica)
To:
Sent: Thursday, May 02, 2002 4:44 PM
Subject: Taller de Sacerdotes y Seminaristas

Taller Formativo de PNF

La Liga de Pareja a Pareja ofrecerá el 29 de mayo, en la Pontificia Universidad Catolica de Ponce,  su tercer Taller Formativo de Planicación Natural de la Familia dirigido a sacerdotes y seminaristas.  El mismo tambien puede ser beneficioso para religios@s,  diaconos, y dirigentes de pastoral pre y matrimonial y catecismo.   El taller busca ampliar  el conocimiento de la doctrina Católica en torno a la sexualidad y la procreación, la base científica de la PNF moderna, la castidad matrimonial y los recursos de apoyo.  El taller es gratuito pero los espacios son limitados.  Para información e inscripciones llame al (787)276-4951, 769-6911 o solicítela a través de laligadeparejaapareja@hotmail.com .


----- Original Message -----
From: Menéndez y Toniolo
Sent: Sunday, April 28, 2002 10:35 AM
Subject: RE: Vivir en Familia - Nº 08/02

Sr. Director:
        Muchas gracias por la información que nos llega a través de su revista virtual, Vivir en Familia. Aunque siempre se ha manifestado que la familia se funda sobre el matrimonio (un sacramento para los católicos), nos gustaría encontrar más notas y sobre todo más entusiasmo y alegría, frente a este "misterio" que tienen que vivir santamente las familias cristianas.
        Mucho se habla de las 'taras' modernas sobre la familia, sobre las estadísticas de las parejas de hecho que no casadas, de la cifra de los divorcios según países y niveles sociales, etc.  Pero ¡cuán poco se dice y se 'predica' , sobre este "valor" único, por el cual optan la gran mayoría de los creyentes!
        No sólo como consecuencia de la ley o del derecho natural.
        Sino que quisiera encontrar bellas palabras de matrimonios felices, de la belleza del matrimonio, y que siempre se nota en los rostros de los cónyuges que festejan sus cincuenta años de vida en este sacramento. Además, ¿no sería un bello ejemplo, informar sobre su riqueza, su fecundidad, su gozo, como camino de santidad para los jóvenes de hoy?  El año pasado, JuanPablo II, canonizó al mismo tiempo a dos esposos, subrayando con ello que también es un camino para ser santos en la vida cristiana.
Y como toda la experiencia cristiana, la alegría y el gozo matrimonial no debe dejar de lado, y presentar una imagen romanticona, pues no estará exenta de la Cruz, y que esa vida se construye "en lo humano y en el mundo", lo que siempre exige la respuesta recia y noble, en la dialéctica del dolor y el gozo, en la de la Gracia y la libertad.
        Con toda afecto
                                        Sus vecinos "Menton"

 


Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:

  • DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL
  • BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite desde el mes de mayo de 2001.
 
Redactor Responsable:
Ing. Agr. Álvaro Fernández
 
Colaboran regularmente con la Revista:
 
Dr. Eduardo Casanova
Dr. Esc. Pedro Montano
Dr. Juan Bonifazio
Dra. Adela González
Ing. Daniel Iglesias
 

Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envíe un mail a:
familias@adinet.com.uy
 
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".

Arriba ] 01/01 ] 02/01 ] 03/01 ] 05/01 ] 06/01 ] 07/01 ] 08/01 ] 09/01 ] 10/01 ] 11/01 ] 14/01 ] 15/01 ] 16/01 ] 17/01 ] 18/01 ] 20/01 ] 01/02 ] Campaña por la Vida ] Edición Especial ] 02/02 ] 03/02 ] 04/02 ] 05/02 ] 06/02 ] 07/02 ] 08/02 ] [ 09/02 ] 10/02 ] 11/02 ] 12/02 ] 13/02 ] 14/02 ] 15/02 ] 17/02 ] 18/02 ] 19/02 ] 20/02 ] 01/03 ] 02/03 ] 03/03 ] 04/03 ] 05/03 ] 06/03 ] 07/03 ] 08/03 ] 09/03 ] 10/03 ] 12/03 ] 13/03 ] 14/03 ] 15/03 ] 16/03 ] 17/03 ] 18/03 ] 19/03 ] 20/03 ] 21/03 ] 22/03 ] 23/03 ] 01/04 ] 02/04 ] Elecciones 2004 ] 15/04 ] 16/04 ] 17/04 ] 18/04 ] 02/05 ] 03/05 ] 04/05 ] 06/05 ] 07/05 ]