Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia

Ferrari  1414 - Cel.: 099 161 358 - Fax: 601 08 67  - E-mail: familias@adinet.com.uy

 Montevideo - Uruguay 


"Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada"
Edmund Burke
 
 
"A nadie le es lícito permanecer ocioso"
Juan Pablo II

CONTENIDO


Publicación Nº 11/01

EDITORIAL

 
¿HOMOSEXUALES AL PODER?
 
El pasado 28 de junio, se celebró en todo el mundo el día del orgullo gay-lésbico. Es evidente que este tipo de desviaciones, a veces causadas por diversos problemas, siempre existirán. El Magisterio de la Iglesia, enseña que es necesario respetar a las personas que padecen este tipo de problemas. Ricardo Yepes Stork, comenta citando a G. Van Den Aardweg: "Se pretende hoy que la homosexualidad y el lesbianismo deben ser reconocidos social y culturalmente como géneros propios. Incluso desde el cine y la opinión pública se promueve activamente esta pretensión. Sin embargo, hay muchas dificultades científicas y naturales para aceptar que esas identidades sexuales sean equiparables a la del varón y mujer. En rigor, son identidades sexuales defectivas, fruto de determinaciones hereditarias, psicológicas o biográficas que retardan en algunos casos la obtención estable y madura de una identidad sexual masculina o femenina completas. Hay que tratar con exquisito cuidado a las personas que tienen esas identidades defectivas, y tratar de aplicar las terapias médicas, psicológicas, culturales y morales que sean procedentes. Decir que esas identidades sexuales son en sí mismas tan perfectas como las otras dos, supone condenarse a extraviar definitivamente las dos primeras piezas del puzzle de la sexualidad humana, según las cuales ésta es dual y complementaria."(1)
Por tanto, una cosa es respetar a las personas, y otra muy distinta, es afirmar que la homosexualidad es una opción más, o que es un "derecho humano", como algunos pretenden. Según el Instituto Tomás Moro, "los derechos humanos deben basarse ineludiblemente en el derecho natural para su existencia. Sin esta base resulta fácil justificar cualquier tipo de comportamiento en el nombre del respeto de los derechos humanos. (...) Si un derecho se aparta del orden natural, se constituye en un derecho injusto. Un acto es moralmente bueno y jurídicamente justo si está ordenado a la realización de la personalidad humana y del bien común social. Los actos homosexuales son moralmente inaceptables porque no toman en cuenta los datos originales de la naturaleza humana como la misma complementariedad genital y psicológica entre los sexos."(2) Por tanto, si bien los homosexuales deben ser respetados en cuanto personas, no por ello estamos obligados a aceptar su comportamiento como bueno y normal, ni a condescender en que se impongan sus normas de conducta a la sociedad, como sucede cuando salen a marchar por la principal avenida. No se pueden quejar de este razonamiento, quienes pretenden reducir la religión al ámbito íntimo de la conciencia y eliminar las manifestaciones públicas de piedad por considerarlas "ofensivas"... 
A la mayoría de la población le repugnan las manifestaciones homosexuales, que curiosamente, cada día tienen más difusión a nivel de los medios de comunicación. Según el diario La República unos 250  gays, transxuales, travestis, lesbianas y bisexuales, participaron en un "carnaval gay", muestra de la más burda y grotesca procacidad. Según el periódico -condescendiente con este tipo de conductas-, los manifestantes desfilaron "por el centro de Montevideo luciendo pancartas, cantando y bailando como una forma de exhibir públicamente su condición y denunciar su rechazo contra la homofobia, el sexismo, el racismo y la impunidad". Mientras tanto, "a pocos metros, en la Facultad de Derecho, la Coordinadora Orgullo 2001, que también agrupa a minorías sexuales, desarrollaba un foro sobre la violencia hacia el "diferente", con la participación de varios legisladores."
Según informa La República, hay dos organizaciones de homosexuales en Uruguay: una de ellas, está "abierta al diálogo con el sistema político", mientras que la otra, "se considera enemiga del sistema vigente y se niega a buscar reformas legislativas". En Plaza de Cagancha "fue leída una proclama, donde se enfatizó una radical postura política de enfrentamiento con todo el sistema identificado con los valores de dominio." Nos preguntamos que soluciones proponen; ¿acaso pretenden apelar a las armas?
En otro artículo aparecido el 8 de julio en el mismo diario -escrito por Isabel Villar-, se explica el motivo de la celebración, y se amplía sobre el panel convocado en la Facultad de Derecho: "El 28 de junio --fecha en que se conmemora en todo el mundo la resistencia callejera neoyorkina, conocida como "rebelión de Stonewall"-, que catapultó el movimiento gay-lésbico en el mundo, se realizó en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República un panel, al que fueron convocados por la Coordinadora "Orgullo 2001" legisladores de todos los partidos políticos con representación parlamentaria: el diputado por el Nuevo Espacio, las diputadas Margarita Percovich y Beatriz Argimón por el Encuentro Progresista-Frente Amplio y el Partido Nacional, respectivamente. La diputada Glenda Rondán (Partido Colorado) no pudo asistir. El panel se completó con Rodolfo Martínez Barboza, por la Coordinadora Nacional de apoyo a la Conferencia Internacional sobre Racismo y otras formas conexas de discriminación que, convocada por Naciones Unidas, tendrá lugar en setiembre próximo en Sudáfrica." (...) De acuerdo con Villar, en el Uruguay la "resistencia a la diversidad, que se manifiesta como homofobia, es la base de la discriminación que homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales, travestis sufren cotidianamente, en lo que constituye una violación de los derechos humanos a vista y paciencia de mayorías de la sociedad uruguaya."
Consideramos injusto para todas las etnias del mundo, equiparar la discriminación racial, con la presunta "discriminación sexual". Todo hombre o mujer, en la medida que ejerzan un trabajo honesto, debe ser equiparado en sus oportunidades laborales, así como en su remuneración, independientemente de su sexo o del color de su piel. Pero no pueden pretender un trato igual, quienes se autodenominan "diferentes"(3), o bien quienes se ocupan en actividades deshonestas o depravadas. Un adicto al alcohol o a las drogas, también se puede autodenominar "diferente"; ¿por qué entonces el adicto a las relaciones sexuales con personas del mismo sexo debe ser protegido por una legislación especial, mientras el alcohólico y el drogadicto permanecen "discriminados"? ¿Por qué castigar a quienes drogados o alcoholizados matan a alguien en un accidente de tránsito, mientras se reclaman derechos especiales para los homosexuales, cuya frecuencia de abuso de niños es 40 veces superior a la de los heterosexuales, a pesar de que estos exceden a la poblacion homosexual en una proporción 44 a 1?(4)
Quien se preocupa por la salud física y mental de sus hijos, debería ser libre de mantenerlos apartados de personas que tienen conductas desviadas. Una cosa es el color de la piel, y otra muy distinta, el comportamiento: ¿a quien se le ocurriría mandar a su hija a clases particulares con una profesora lesbiana, alcohólica o drogadicta? Si un travesti, transexual o un simple gay, nos pide trabajo como niñera o como docente en un colegio y nos negamos a dárselo porque queremos defender el derecho a la inocencia de nuestros hijos o alumnos, ¿se nos acusará de homofobia y quedaremos al margen de la ley?; ¿adonde apuntan estos pseudo "derechos", que nada tienen que ver con los fundamentales del hombre?; ¿qué derecho es más importante?: ¿el Derecho a la Inocencia o el "derecho" al exhibicionismo y a la perversión?
Bajo el preocupante título PRESIONAR PARA NORMAR, La República informa que "la presencia de representantes del Poder Legislativo centró el debate en la responsabilidad y posibilidades de acción de los legisladores, en tanto representantes del pueblo, no sólo en la regulación sino también en la denuncia pública de los hechos que expresan la discriminación por opción sexual." Nos preguntamos que tipo de discriminación  padecen los homosexuales en Uruguay; pues parece que la ley hasta les reconoce cierto tipo de fueros, en la medida que no hubo un sólo detenido por "atentado violento al pudor"...
No debemos olvidar que según el matutino, el desfile por la avenida 18 de Julio "contó con el apoyo de adolescentes liceales"(...) "Encabezando la fila, un amplio cartel rezaba: "Soltá tu lado homosexual, basta de homofobia", mientras que los estudiantes del liceo Miranda desfilaron con una pancarta en que se afirmaba: "Por un mundo donde ser o no ser no sea la cuestión"."
Es muy bueno que las autoridades competentes promuevan la enseñanza en valores. Pero es necesario que tengan en cuenta, que no sólo el acoholismo y las drogas son indicio de la decadencia moral de algunos jóvenes: el acompañamiento de estas marchas, también lo es. Lo curioso del caso, es que todo lo bueno que el Sr. Ministro de Educación y Cultura, Dr. Antonio Mercader, escribe con la mano, la diputada Beatriz Argimón -del mismo partido y sector político que el Secretario de Estado-, lo borra con el codo al convalidar con su presencia en el panel, este tipo de conductas.(5) Recordamos que Argimón -integrante de la Comisión Especial de Equidad y Género del Poder Legislativo- luego de algunas manifestaciones en contra, se declara actualmente a favor de la vida desde el momento de la concepción. El 25 de marzo pasado, participó de la Santa Misa organizada por nuestra Asociación con motivo de Día del Niño por Nacer. Era suplente de la Sra. Julia Pou, y entró como diputada al acceder Pou a una banca en el Senado.
Como es sabido, el movimiento homosexual es lo suficientemente poderoso como para colocar a su gente en lugares clave de los más diversos organismos internacionales, y para reclamar desde ellos el reconocimiento de falsos "derechos". ¿Pero acaso se debe a que hay muchos más homosexuales de los que pensamos? Puede que hayan aumentado un poco de un tiempo a esta parte, pero la razón básica de su lobby, es que son militantes. Así, mientras el padre de familia dedica su tiempo libre a estar con su mujer e hijos, el homosexual se afana en la militancia por el "derecho a elegir su orientación sexual". Pero quien calla, otorga. Ya es hora de que padres y madres, tíos y padrinos, intentemos disponer de algunas horas a la semana para militar en ONGs u otras insitituciones que tengan como objetivo defender los valores familiares, y evitar la normalización de estas conductas. No debería estar muy lejos el día en que quienes creemos en la familia, organicemos grandes manifestaciones en defensa de los valores que queremos para las generaciones futuras; pues "es la familia, piedra angular del Estado, la atacada por la aberración dominante."(6) 
 
AVE FAMILIA
 
(1) Ricardo Yepes Stork, "Fundamentos de Antropología" - Un ideal de la excelencia humana, Capítulo 10, Sexualidad, matrimonio y familia, pág. 272, Instituto de Ciencias para la Familia, Universidad de Navarra; Cfr. G. Van den Aardweg, Omosessualitá & speranza. Terapia e guarigione nell´esperienza di uno psicologo, Edizione Ares, Milán, 1995. Traducción española: Homsexualidad y esperanza, EUNSA, Pamplona, 1997.
(2) "La homosexualidad no puede ser un derecho humano." Instituto Tomás Moro, Asunción, Paraguay, 26/08/2001.
(3) Dice el Dr. Marcos Aguinis en "El atroz encanto de ser argentino", que antes a los homosexuales se les llamaba "trolos"; ahora se les dice "diferentes".
(4) Ver Revista Virtual de la Asociación Vivir en Familia, Publicación Nº 9/01.
(5) En la foto adjunta aparecen de izquierda a derecha en el Panel convocado en la Facultad de Derecho, Felipe Michellini, Cristina Grela, Beatriz Argimón, Margarita Percovich y Rodolfo Martínez Barboza; abajo, escenas del "carnaval gay" (La Rebública, 29 de junio y 8 de julio de 2001).
(6) Dr. Luis Alberto de Herrera. "La Revolución Francesa y Sudamérica", Capítulo XII, “La actualidad social en Francia" (1910). Edición de la Cámara de Representantes, 1988. La frase hace referencia a las prácticas de control de la natalidad que se observaban en la sociedad francesa de la época.
 

MATRIMONIO Y FAMILIA

Más allá del vestido

EL PUDOR, UNA RESPUESTA NATURAL

Aurora Pimentel

No pocos hombres y más mujeres se quejan hoy de una pérdida de intimidad y de profundidad en las relaciones de pareja. Quizá lo que echamos en falta es algo que naturalmente poseemos, el pudor, y que, como en otros desastres medioambientales, estamos arruinando con una sexualidad expeditiva e irresponsable. Este es el diagnóstico que se atreve a dar una joven estadounidense de 23 años, que en un libro (1) escrito con humor y argumentos expone que la recuperación del pudor puede dar nuevo sabor y atractivo a las relaciones entre hombres y mujeres.
 
Aunque el análisis que realiza Wendy Shalit, ­judía, licenciada en filosofía­ en A Return to Modesty es aplicable a otras latitudes, hay que hacer alguna precisión. En inglés hay una sola palabra, modesty, para lo que en los idiomas de origen latino hay dos: modestia (en el sentido de humildad) y pudor (para la conducta sexual). Shalit trata sobre todo del segundo aspecto. También hay que tener en cuenta que la igualdad de derechos entre hombre y mujer ha derivado en los Estados Unidos en sorprendentes hábitos. Así en la Universidad a veces ambos sexos comparten no sólo aulas, como es lo lógico, sino cuartos de baño, dormitorios y hasta equipos de lucha libre.
Por otro lado, proliferan campañas de prevención de agresiones sexuales y violencia contra las mujeres. A todo esto se suma la preocupación social que despiertan la anorexia, la bulimia y las depresiones. Shalit sugiere que determinado sentido de la igualdad y el clima de permisividad sexual pueden explicar, aun parcialmente, ciertas claves de estas patologías. Pero este ensayo va más allá: realiza un diagnóstico, indaga en el significado del pudor y la modestia y, por último, traza un mapa de su recuperación.
Todo empieza en la escuela donde la educación sexual se inspira en un nuevo dogma: el sexo es una "asignatura" más, como las matemáticas o el deporte. No se trata sólo de vaciar de contenido ético a la "asignatura", de concebirla como conocimientos anatómicos y fontanerías varias y dirigirla hacia el control de natalidad, sino, también, de matar el pudor natural que lleva a los niños al cuchicheo, las risas y otros comportamientos que denotan que este tema no es igual que cuando se explica el teorema de Pitágoras. La narración que la autora hace de su primera clase de educación sexual es aterradora, si no fuera por su sentido del humor.
El interés de Wendy Shalit por la modestia nace entonces y se alimenta de diversas fuentes: las costumbres que los judíos ortodoxos mantienen durante el noviazgo, su paso por la universidad y lecturas varias (literatura, filosofía y, también, revistas), sin olvidar sus relaciones de amistad y otras.
La nueva etiqueta sexual
Aunque la liberación sexual predique una conducta desinhibida, ha impuesto un nuevo ritual en las relaciones entre hombre y mujer que Shalit describe así: enrollarse, dejarlo, comprobaciones regulares y "amigos".
Enrollarse, o sea, tener relaciones sexuales con alguien. No se es novio o se está saliendo con alguien, ni siquiera se es amante (suena hasta literario): uno se ha enrollado, está liado con alguien. Y sucede en la primera cita, en la tercera o sin cita, como colofón o en mitad de una fiesta, un viaje o un encuentro casual. Pero la etiqueta sexual moderna, que demanda naturalidad respecto al lío propio y ajeno, censura no sólo cualquier juicio moral, sino la más mínima implicación emocional. Y lo hace, en el caso de las mujeres, radicalmente. La traducción del inglés de Shalit al castellano apunta a la expresión "estar colgada" y tiene carga peyorativa. Es decir, si ella tiene algún sentimiento o esperanza, deberá negarlo a sí misma y a los demás, salvo pena de ser tachada de tonta o antigua. "Piensa sólo en el momento, no hagas planes".
Sin compromiso
Porque pasamos a la segunda fase: abandono o ruptura. O sea, desde el simple salir por la puerta hasta la decisión conjunta o unilateralmente resignada de "dejarlo". Antes, una ruptura tras haber compartido cierta intimidad era un drama; hoy, según Shalit, se dice que es una "experiencia de aprendizaje" y que hay que ser "positivos".
Pero puede llegar la tercera etapa: las comprobaciones regulares. Es decir, él puede llamar. ¿Para qué? Somos tan educados y modernos que, aunque ya no se esté "liado", hay que "interesarse" por la otra persona. Y esto es una mentira. Si existió implicación emocional lo último que hace falta, si se ha roto, es saber de la otra persona en ese momento. Y si no existió, ¿para qué llamar? Sí, hay otra posibilidad: liarlo más jugando al enrolle intermitente, con abandonos sucesivos y las comprobaciones oportunas para llegar a la consideración de "amigos". Wendy concluye: el índice de "bondad" de un hombre se establece ahora en la medida en que sus relaciones con sus ex o "amigas" son "buenas", o sea, las llama o sigue tratándolas. Esto es lo único que piden algunas mujeres. Pero no se te ocurra sugerir compromiso: eres muy exigente.
Autoestima de verdad
La autora concluye: esto es una farsa pero, sobre todo, lo es para muchas mujeres que quieren, aún tras años de educación sexual y evidente presión social, sentimientos y compromiso. Se ha ridiculizado el deseo ­tan deseo y defendible como cualquier otro­ de enamorarse, casarse y tener hijos. Se ha machacado el romanticismo y prestado un flaco favor a ambos sexos. Porque, en definitiva, tener un lío es eso, un lío. No hay quien se aclare ni con 15 ni con 40 años, ni unas ni otros. Si cuesta siempre romper con alguien, ¿cómo no va a costar más si se han tenido relaciones sexuales? ¿Por qué hay que controlarse "emocionalmente" y no "sexualmente"? ¿Por qué un pudor sí y el otro no? Estas y otras cuestiones pone la autora sobre la mesa.
Pero, además, la actual educación sexual deja a muchos adolescentes, especialmente a las chicas, no a solas con su libertad y su responsabilidad, sino a la intemperie. Shalit sugiere que lo importante no es sólo que una chica no se quede embarazada o que nadie contraiga el SIDA. El tema es que no se juegue con los jóvenes, es que lidiamos con sentimientos y más, mucho más. Sí, hay padres que se quedan tranquilos porque su hijo usa condón o porque su hija parece que sale con un buen chico. Pero ¿dónde están esos padres cuando se le rompe el corazón?
Pero hay más: anorexia, bulimia, depresiones, intentos de suicidio, obsesión por el físico. Pocos dicen que el rey está desnudo, hace falta tener 23 años como Shalit. Hoy se dice que si tienes pudor y modestia es que "no estás a gusto con tu cuerpo" o que "has padecido algún tipo de abuso sexual" (literal, es lo que le dicen a la autora). Pero cabe otra posibilidad. Puede suceder que no exista temor o puritanismo en la actitud de las mujeres que no quieren descubrir su cuerpo a la vista de cualquiera, sólo de uno y en un tiempo determinado. Puede ocurrir que modestia signifique amor a una misma, autoestima de verdad.
Quizás estas mujeres son las que están muy contentas de cómo son y no necesitan para afirmar su feminidad que les miren, todos o alguno. Ni siquiera pretenden gustar, quieren ser amadas. Y no están preocupadas por acumular "instrucción" sexual formal o práctica. Hay chicas listas como Wendy que saben perfectamente que un hombre no es una mujer y distinguen los tonos de las miradas masculinas. Sienten cuándo las ven al completo y cuándo por partes. Y por eso se visten de acuerdo a cada ocasión, espacio y tiempo.
El revés del puritanismo
El pudor, tal y como lo presenta Shalit, no es decencia, es una actitud que nace de dentro, un instinto femenino de protección que las culturas tradicionales apoyaban por lo que significaba: no soy un objeto, valoro mi cuerpo, me quiero y quiero que me quieran al completo.
Shalit pasa revista a numerosos testimonios culturales, desde Shakespeare hasta la película Sucedió una noche. La modestia, el honor y la cortesía parten de la diferencia, de la atracción mutua, de saber que amar es más satisfactorio para todos a largo plazo que gustar/se. No, no es puritanismo. Es justo al revés, concluye la autora: discriminar tiempos, espacios y personas construye además un mundo más interesante y bastante más divertido.
Sólo hay que echar un vistazo a quienes tienen ilusiones y son capaces de mantenerlas o renovarlas y a quienes no. Quizás la simple constatación de tanto aburrimiento, inestabilidad emocional y patologías varias sirvan para poner en duda algunos dogmas actuales. Es posible que la contención que implican la modestia, el pudor y la castidad ­algo común a muchas civilizaciones­ apele fundamentalmente a la sabiduría y a la felicidad. A veces los testimonios están todavía cercanos, son de personas que conocemos. Otras veces, como hace la autora, hay que remitirse más allá.
Sí, es también literatura, teatro, poesía, es realidad y ficción, es sociedad, es historia, es cultura en definitiva: rica, fértil, original y apasionante. Otro pulso, tejido y ritmo daban como resultados formas y fondos que, al cabo de veinte años o cinco siglos desde que fueron creados, nos hacen emocionarnos, reír, pensar, admirar y divertirnos.
El libro de Shalit, con su descarada defensa del pudor, es también de los que hacen pensar y a ratos reír.

(1) Wendy Shalit. A Return to Modesty. Discovering the Lost Virtue. The Free Press. Nueva York (1999). 291 págs.
ACEPRENSA Servicio 88/99 (extracto) 
 
 

EL COSTO DE LOS HIJOS
Sacando cuentas...
Recientemente, el gobierno de los Estados Unidos calculó el costo de criar un niño desde su nacimiento hasta la edad de 18 años y obtuvo la suma de U$S 160.140 para una familia de clase media. ¡Impresionante!
Y eso ni siquiera incluye la matrícula de la universidad (si se paga). Para los que tenemos hijos, estos números nos llevan a fantasear sobre todo el dinero que podríamos tener amontonado si no fuera por tenerlos. Para otros, ese número podría confirmar su decisión de seguir sin hijos. Pero U$S 160.140 no son algo tan malo. Si lo desglosamos, se convierten en U$S 8.896,66 por año, U$S 741,38 por mes o U$S 171,08 por semana. ¡Eso es tan sólo U$S 24,44 por día! Tan sólo un poco más de un dólar por hora. Aun así, se podría pensar que el mejor consejo financiero sería decir "no tenga hijos si quiere ser rico". Resulta que es justo lo contrario.
       ¿Qué obtiene usted por sus U$S 160.140?
·        Derecho para poner nombres.¡Primer nombre, segundo nombre y Apellido!
·        Maravillarse casi todos los días. 
·        Risitas bajo las sábanas cualquier noche.
·        Más amor que el que su corazón puede soportar.
·        Más amor que el que su corazón puede soportar. .
·        Besos de mariposa y abrazos de velero. 
·        La maravilla interminable sobre las piedras, las hormigas, las nubes y las tortafritas.
·        Una mano para sostener, normalmente llena de pizza o dulce de leche. 
·        Un compañero para hacer burbujas, cometas, castillos en la arena o poder ir saltando por la vereda mientras llueve a cántaros.
·        Un socio para reírse tontamente de uno mismo, sin importar lo que diga el jefe o los vaivenes económicos. compañero para hacer burbujas, cometas, castillos en la arena o poder ir saltando por la vereda mientras llueve a cántaros.
·        Ver 'prenderse la luz' cuando ellos finalmente entienden la multiplicación, a andar solos en bicicleta, o los chistes. 
¡Por  U$S 160.140, usted nunca tiene que crecer! Tiene permiso para:
·        pintar con los dedos,
·        jugar con barro,
·        jugar a la escondida, la mancha o el veo-veo,
·        capturar luciérnagas y nunca dejar de creer en milagros.
·        seguir leyendo las aventuras de Asterix, o Scooby-Doo,
·        ver dibujos animados los sábados de mañana,
·        ir a ver películas de Disney y pedirle deseos a las estrellas.
·        pegar arco iris, corazones, y flores con los imanes de la heladera
·        coleccionar guirnaldas de tallarines pintados para Navidad,
·        tener impresiones de las manos en arcilla para el Día de la Madre o tarjetas con letras en la parte de atrás para el Día del Padre.
Por U$S 160.140, no hay mejor inversión para su dinero. Usted puede ser un héroe sólo por:
·        sacarle las rueditas 'de aprendizaje' a la bicicleta y sostenerla
·        llenar la piscina inflable,
·        sacar una astilla,
·        escupir un chicle muy lejos,
·        ser DT de un equipo de fútbol que nunca gana pero siempre logra como premio un helado.
Usted consigue:
·        un asiento de primera fila en la historia, para ser testigo privilegiado del primer paso, la primera palabra, el primer diente, la primera vez en la rueda gigante y la primera cita.
·        ser inmortal algunas veces.
·        agregar otra rama a su árbol genealógico, y si tiene suerte, una larga lista de nombres a tratar de recordar, llamada nietos.
·        formación en psicología, nutrición, justicia, ecología, historia, comunicaciones y sexualidad humana que ninguna universidad formal puede igualar.
Ante los ojos de un niño, usted está en el mismo escalafón que Dios. Tiene todo el poder para:
·     sanar un llanto,
·        espantar los monstruos,
·        remendar un corazón roto,
·        vigilar una fiesta,
·        ponerlos siempre sobre la tierra, y amarlos sin límites, de manera que un día ellos quieran, como usted, y sin tomar en cuenta los costos,tener sus propios hijos.
(Enviado por José Luis Barrabino)

LÍBRANOS DE GRAN HERMANO  
 
La publicación de la Arquidiócesis capitalina alertó sobre la "maligna consecuencia" del programa de TV 
 
 A. Percovich  

La Iglesia Católica de Uruguay alertó sobre la "maligna consecuencia" del programa televisivo Gran Hermano en versión argentina. A través de la publicación oficial de la Arquidiócesis de Montevideo, el quincenario Entre Todos, sostuvo su postura crítica sobre "la invitación (incitación) al 'voyeurismo', de hacernos más chismosos y curiosos de lo que lamentablemente somos".
En un artículo titulado Yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar, publicado en el último número de Entre Todos, se afirma que el cristiano "será siempre alguien interesado por la vida de su prójimo, pero no del modo de quien la mira como espectador, sino de manera de quien se implica con sus hermanos y no se 'entretiene' con ellos sino que con ellos se 'compromete' ."
Para los cristianos el único hecho a rescatar del programa Gran Hermano es "increíblemente, la votación del público hacia Marcelo, un joven profesor de educación física, que siempre dijo con claridad cuáles eran los valores rectores de su vida y los defendió más allá de burlas y 'pesadas'".
El quincenario aseguró que "durante casi cuatro meses estuvo Uruguay pendiente de la vecina orilla, menos preocupados por Cavallo y De la Rúa, por Menem y Elisa Carrió; que de Gastón y Tamara, de 'Fer' y 'la Colo'. Luego de más de 100 días de 'vichar' la vida ajena muchos han de sentir un enorme vacío, sólo solucionable con un esfuerzo para ver por la rendija de la persiana lo que está haciendo el vecino de enfrente y/o para oír lo que en el apartamento de abajo el esposo le grita a la esposa". El artículo finaliza: "Dios, Gran Padre, líbranos de Gran Hermano".
 
El Observador - Publicado en Equinox, Fin de Semana
 

 
Declaración del Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires

LAS POLITICAS DE "SALUD REPRODUCTIVA O EDUCACION SEXUAL DISCRIMINAN A LA FAMILIA

Buenos Aires. La Comisión de Minoridad del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal que nuclea más de 70.000 matriculados, publicó en la revista institucional "Abogados" (junio de 2001, nº 46, pág. 48) un dictamen de la Comisión que establece que las leyes o programas de "salud reproductiva" vulneran y discriminan a la familia gravemente, resultando en consecuencia inconstitucionales:
Textualmente dice la Comisión del Colegio de Abogados:
"Las niñas reciben tratamiento para el uso de anticonceptivos en cualquier hospital público sin que medie consentimiento por parte de los padres o al menos de uno de ellos"
"La educación sexual es obligación de los padres, por lo tanto deben participar y ser informados, ya que el problema va más allá del uso de anticonceptivos, alcanza las consecuencias de ulteriores cambios físicos, futuro comportamiento individual y social"
"De lo expuesto se infiere que la familia puede hallarse discriminada frente al menor que intenta preservar y educar y que existe una conducta social que se introduce e invade la ética familiar"
"Entendemos, por tanto, que el fenómeno discriminatorio debe ser examinado en toda su amplitud y sancionado por constituir violación de los derechos consagrados en el derecho nacional y en los tratados internacionales".
 
(Enviado por Juan Claudio Sanahuja)
 

DEFENSA DE LA VIDA

 
UNA EMPRESA DE MASSACHUSSETS INICIA EXPERIMENTOS PARA CLONAR EMBRIONES HUMANOS

Fuente: The Washington Post - Mujer Nueva

Tan solo 24 horas después de la controvertida noticia de que científicos de Norfolk han creado embriones para la investigación, la “Advanced Cell Technology” una empresa de biotecnología de Worcester, Massachussets, confirma haber empezado una serie de experimentos para conseguir embriones humanos clonados, con el mismo fin de obtener células estaminales. Se trata del primer reconocimiento público de que un grupo esté intentando crear clones humanos. El único precedente fue en 1998, por un grupo de científicos coreanos cuyos resultados nunca se hicieron públicos.
Si el experimento de esta empresa tiene éxito, sería la primera vez que se usa la tecnología de la clonación para convertir una célula humana en un embrión dotado de células estaminales, genéticamente idénticas al paciente, lo que evitaría el rechazo de los órganos producidos. La duda es si el embrión tendría capacidad para desarrollarse normalmente. La técnica consiste en fusionar una célula individual de un adulto (el paciente) con un óvulo donado cuya carga genética haya sido extraída. Eso sería en esencia un embrión, que tras una semana de desarrollo, sería destruido para retirar sus células madre, que servirían para producir cualquier tejido que el paciente necesite.
El Presidente de la Compañía anunció que los resultados serán publicados en revistas científicas, y añadió que se necesita un debate público abierto sobre la ética de su trabajo, que no pretenden desemboque en la producción de un ser humano clonado. El debate entre quienes argumentan la capacidad de estas células para curar numerosas enfermedades y quienes consideran contrario a la ética destruir la vida humana del embrión, no ha hecho más que renovarse, especialmente cuando está pendiente que el Presidente se pronuncie sobre la financiación pública de la investigación con embriones.
En cuanto a la clonación de embriones humanos, el Gobierno Bush ha dejado clara su oposición, apoyando un proyecto de ley que la prohibiría tanto al sector público como al privado.
 

LA ELIMINACIÓN DE EMBRIONES ES UNA FORMA DE ABORTO

Declaración del Consejo Pontificio para la Familia

CIUDAD DEL VATICANO, 13 julio (ZENIT.org).- En respuesta a numerosas consultas sobre la «reducción embrional», tras haber consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Consejo Pontificio para la Familia publica hoy esta declaración.
 
Actualmente son menos comunes los casos de embarazo múltiple, es decir, las situaciones en las que el seno materno alberga muchos embriones. Estos casos tienen lugar normalmente ya sea a causa de la estimulación de los ovarios en caso de infertilidad, ya sea a causa del recurso a la fecundación artificial, sobre la que el Magisterio ya se ha pronunciado (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instrucción «Donum vitae», II).
Ante todo es un deber tomar conciencia de las situaciones difíciles e incluso dramáticas que pueden originar estas técnicas. Por eso, es necesario hacer un llamamiento a la responsabilidad de los médicos que, al practicar la hiperestimulación sin una debida pericia y precaución o aplicando las técnicas de fecundación artificial, provocan situaciones en las que se pone en peligro la vida de la madre y de los hijos concebidos.
Por lo que se refiere a los embarazos múltiples, algunos afirman que no pueden llegar a su fin, ya sea por la muerte espontánea de los embriones en el útero, ya sea por el nacimiento prematuro de los fetos sin esperanza de vida. Además, añaden que, en caso de que todos los nascituros lleguen al parto, las dificultad obstétrica (y el consiguiente peligro para la madre) es mayor. Basándose en estos argumentos, se llega a concluir que se podría justificar la selección y eliminación de algunos embriones para salvar a los demás o, al menos, a uno de ellos. Por este motivo, se ha introducido la técnica llamada «reducción de embriones».
En este sentido, es necesario afirmar lo siguiente: dado que todo embrión tiene que ser considerado y tratado como persona humana en el respeto de su dignidad eminente (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instrucción «Donum vitae», I, 1), deben reconocerse al nascituro desde el primer momento de su concepción todos los derechos humanos fundamentales y, en primer lugar, el derecho a la vida, que no puede ser violado de ningún modo. Más allá de toda confusión y ambigüedad, se debe afirmar, por tanto, que la «reducción de embriones» constituye un aborto selectivo: de hecho, consiste en la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente (Juan Pablo II, encíclica «Evangelium vitae», 57). De modo que, querida como fin o como medio, es siempre un desorden moral grave (Juan Pablo II, encíclica «Evangelium vitae», 62).
Dado que se trata de una verdad a la que se puede llegar con la simple razón, el carácter ilícito de este comportamiento constituye una norma válida para todos, incluso para los no creyentes (Juan Pablo II, encíclica «Evangelium vitae», 101). La prohibición moral sigue en pie incluso cuando seguir con el embarazo implique un riesgo para la vida o la salud de la madre y de los demás hermanos gemelos. No es lícito hacer el mal ni siquiera para alcanzar un bien (Juan Pablo II, encíclica, «Evangelium vitae», 58).
La vida del hombre proviene de Dios, siempre es un don de él, participación en su aliento vital (Juan Pablo II, encíclica «Evangelium vitae», 39). La selección de embriones, al comportar la eliminación voluntaria de una vida humana, no puede justificarse ni en virtud del principio del llamado mal menor ni en virtud del principio conocido con el nombre de «doble efecto»: ninguno de estos dos principios se aplican en este caso.
No hay que minusvalorar tampoco la posibilidad de que la adopción de la técnica de la reducción de embriones lleve a una mentalidad eugenésica, en virtud de la cual, a través de técnicas de diagnosis prenatal, se llegue a medir el valor de una vida humana únicamente según parámetros de normalidad y de «bienestar físico» (Juan Pablo II, encíclica «Evangelium vitae», 63), a la luz de un concepto reductivo de «calidad de la vida».
Que el Señor de la vida acompañe a los padres a cumplir su elevada tarea y les sostenga en el compromiso de respetar el derecho a la existencia del nascituro. Que guíe, al mismo tiempo, a quienes están al servicio de la vida a hacer todo lo posible para salvar a la madre y a los niños. Gracias a los importantes progresos científicos que se han dado en estos años, muchos casos de embarazos múltiples han podido llegar a buen término.
Es cierto, de todos modos, que si bien forma parte de los límites humanos el tener que asistir en ocasiones de manera impotente a la muerte prematura de criaturas inocentes, nunca podrá ser moralmente lícito provocar la muerte de manera voluntaria.
 
Desde el Vaticano, 12 de julio de 2000
Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente
S.E. Monseñor Francisco Gil Hellín, Secretario

Traducción realizada por «Zenit».
 

MUJER SALVA SU VIDA POR NO ABORTAR
 
Eduardo Rodriguez Vilches
 
Luego de 20 años desde que rechazó la propuesta de los doctores para abortar a su hijo y salvar su vida, una mujer en Arizona recibió un exitoso transplante de riñón proveniente de un donante muy especial: su propio hijo.
En 1980, Robyn Bowen acudió a la Clínica Mayo, en Rochester, para ser atendida de una enfermedad al riñón mientras estaba embarazada de su hijo Brandon. "Los doctores aquí me dijeron que no debía ser mi primer interés llevar el embarazo hasta el final, y que no me podían garantizar que continuar con el embarazo no me pondría en peligro de muerte", explicó Bowen, y agregó que no dudó nunca de mantener al niño, sin importar lo que pase.
"Supe desde el primer día que Dios me había bendecido al permitirme tener a Brandon", comenta la madre. Robyn dio a luz y continuó con su vida de diálisis y medicamentos, pues aunque la posibilidad de un transplante permanecía, se necesitaba un donante adecuado.
Veinte años después de su alumbramiento, Brandon se ofreció de voluntario. "Mi cuerpo no es realmente mi cuerpo -afirma Brandon-, a lo que me refiero, es que éste no es mi riñón realmente. Es como el deseo de Dios y algo que necesitaba hacer". Su madre afirma por su parte que "él estaba muy seguro de que eso era lo que Dios quería que hiciera, por lo que fue el único motivo por el que le permití hacerlo". "Tu no sabes lo que la vida de un niño pueda lograr en el futuro", agrego Brandon. "El podria ser el presidente, o tal vez podría encontrar la cura para el cáncer o algo así. Uno nunca sabe. Yo solo pienso que todo niño debería tener una oportunidad", añadió el joven y explicó que se siente muy agradecido de la oportunidad que Dios le dió de vivir, y ahora, de darle una nueva vida a su mamá.
 
Hispanidad 16-07-2001 Numero: 1260  
(Enviado por Jorge Scala)

CINE

 
PÍCAROS LADRONES (SMALL TIME CROOKS)

Título Original: Small Time Crooks
Director: Woody Allen
Intérpretes: Woody Allen, Tracey Ullman, Elaine May, Brian Markinson, Hugh Grant
Año: 2000, Dream Works
Género: Comedia romántica
Contenidos Específicos: Tratamiento cómico del crímen, algunas referencias sexuales y lenguaje vulgar
Clasificación MPAA*: PG (Se sugiere la guía de los padres).

RESEÑA

Un lavaplatos exconvicto concibe un plan para robar un banco.
Woody Allen protagoniza a Ray Winkler, quien tiene un plan sacado de su escaso cerebro, para cometer un atraco y convence a su esposa Frenchy (Tracey Ullman), una manicurista, para rentar un local frente al banco y, desde allí, cavar un túnel hasta la institución financiera y robarla. Su escéptica esposa accede y, siguiendo las instrucciones de su cónyuge, instala una tienda de galletas para distraer a la polícía de sus verdaderas intenciones. Un año después son millonarios, pero Ray observa que su ambiciosa esposa lo hace a un lado y queriendo ir más lejos, contrata a un refinado comerciante (Hugh Grant) para que, como en "Mi Bella Dama" (My Fair Lady), la transforme e introduzca en sociedad.
La primera parte es ágil, con el clásico tipo perdedor de Allen, ya muy familiar, pero que todavía divierte. Sus tres compañeros ladrones se diluyen sin lograr una individualización. Aún así, con un tema musical melodioso y un ritmo animado, esta obra de Allen llena de ironías, con su crítica a la élite de Nueva York y al materialismo, y que incluye también un elogio a la fidelidad, resulta agradable.

* MPAA: The Motion Picture Association of America 


 
LARA CROFT: TOMB RAIDER
 
Título Original: Lara Croft: Tomb Raider
Director: Simon West
Intérpretes: Angelina Jolie, Christopher Barry, Noah Taylor, Iain Glen, Jon Voight
Año: 2001, Paramount
Género: Aventuras/Acción
Contenidos Específicos: Abundante violencia de acción y poco lenguaje vulgar.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para menores).

RESEÑA

La hija de un arquéologo recibe de su padre la encomienda de evitar que un talismán poderoso caiga en manos de una secta milenarista sin escrúpulos.
Para quien ha estado expuesto a la gran mercadotecnia publicitaria de la Paramount, ya podrá disfrutar esta predecible versión femenina de Indiana Jones.
Basada en el popular juego de video Eidos Interactive, Angelina Jolie protagoniza a la heroína Lara Croft, una arqueóloga inglesa nacida en la opulencia y educada en las más exclusivas escuelas. En su mansión de 83 habitaciones entrena para su siguiente misión, que llega a los 15 minutos de iniciar la película y es un encargo que le deja su difunto padre Lord Croft (Jon Voight). Esta misión consiste en rescatar un triángulo místico que se activará cuando los planetas lleguen a alinearse en un eclipse total, dando a su poseedor el dominio sobre el tiempo. Sólo le quedan 48 horas y Lara emprende una carrera contra el tiempo que justifica la acción vertiginosa de esta producción.
Angelina Jolie merece crédito por interpretar a una heroína moderna y atractiva, ya que el personaje sustituye a una buena historia; además, el filme está diseñado para lucir el físico de Jolie. Las locaciones en Cambodia e Islandia son disfrutables. En fín, la película es lo que el público esperaría, sobre todo si no se espera mucho.

* MPAA: The Motion Picture Association of America
www.arvo.netwww.encuentra.com
 

PARA REFLEXIONAR

 
DIVERSOS SENTIDOS DE LA PALABRA DOLOR (2ª PARTE)
 
Javier Aranguren
 
Instituto de Antropología y Ética
Universidad de Navarra (Pamplona, España) 
 
Primeros sentidos del término
Los campos semánticos a los que se aplica la palabra dolor son muy variados. El más evidente es el llamado dolor físico: un golpe, una quemadura, un resfriado, causan la reacción de rechazo en el cuerpo, una molestia. Desde esta perspectiva el dolor es maravilloso: por él se retira la mano del fuego y uno va a visitar al médico. La misma ausencia de dolor en el hombre causa sospechas: “el día en que no me duela nada estaré muerto” se dice con negro humor a partir de cierta edad; si uno deja de sentir hambre (ese dolor fundamental que hace que los bebés aprendan a llorar mucho antes de saber nada de sí, y que los hombres se muevan hasta la desesperación en los campos de refugiados) va a visitar al médico en busca de una motivación que resulta perentoria: el dolor es un aviso y su ausencia también. El dolor es un medio de adaptación por el que el ser humano facilita su supervivencia.
Pero hay muchos más dolores. El dolor de la separación, el dolor que produce el paso del tiempo, el del final de una fiesta cuando se pierden los zapatos de cristal, el de que sea lunes y por la mañana y que haya llovido el sábado y por la noche, el cansancio ante los libros o ante las obligaciones, la fatiga del hacer y la fatiga del vivir un día tras otro, como si estuviéramos en una cárcel calculada para causar nuestro disgusto bajo la vigilante mirada de la rutina, de la monotonía, del «como ayer, así otra vez hoy y mañana». Y convivimos con el dolor del escándalo de la pobreza, de la soledad, de la indiferencia o de la envidia.
Hay un dolor en la existencia subjetiva de cada uno: el hecho de ser finitos, limitados, de tener fecha de caducidad, de no saber por dónde nos da el aire, de sentirse inseguro, de tener que enfrentarse a lo desconocido en un mundo bastante complicado que nadie sabe a fondo cómo funciona, pero que bien cierto que aunque no se sepan sus «instrucciones de uso» va a pedir lucha y esfuerzo (y eso no se parece nada a la seguridad de la que disfrutábamos siendo niños, con un padre capaz de defendernos de todo, cuando dominaba en nuestro mundo la ley y el orden).
Hay también el dolor de ser un extraño, y de estar extrañado, fuera de la corriente de normalidad en que la gente se conoce y parece que es feliz. Cuando tú no puedes entrar a ese juego y nadie habla contigo, ya por maldad (xenofobia, prejuicios, ideologías, grupos sanguíneos), ya porque no te conocen, ya porque te calculan feliz y no te dedican su tiempo porque piensan que no te hace falta, y los ves riendo a tu lado y no sabes por qué no puedes hacerlo tú con ellos mientras se alejan por la calle y te quedas mirándoles y nadie da explicaciones. Y el dolor de aquellos a los que uno mismo ignora, y que ni siquiera sabe que les ignora porque todos somos conscientes del carácter inevitable e involuntario de tantas de nuestras debilidades: «el hombre no es capaz de demasiada realidad», y por eso debe ser perdonado también de sus olvidos. Y el dolor de quien no encuentra qué comer, o no sabe en qué trabajar y su única manera de mostrar su utilidad, su valor, es ofrecer mecheros por veinte duritos, periódicos que nada dicen, pequeños paquetes de pañuelos, molestando por la calle a los bienpensantes, con el único objetivo de pedir sin sentir tanta vergüenza (y los demás apartan la mirada, para no sentirse interpelados).
La huida y la dificultad de la vida
Y no podemos hacer como el protagonista del Novecento de Alessandro Baricco, que decide no bajarse del barco en el que vive aunque vuelen éste con dinamita, porque él sabe tocar un piano de 88 teclas, pero el mundo de ahí fuera tiene infinitas, y eso le supera. Nosotros no podemos dar la espalda a la realidad: no porque no queramos, sino porque carecemos de la capacidad de hacerlo. Estamos fuera del barco, metidos en el mar de la vida, en el medio de la complicación, en ese dolor tan curioso que produce la mezcla entre el miedo a la novedad y el hastío de la rutina: lo puramente nuevo asusta (es como el pasillo oscuro de la casa cuando eres niño: ¿qué monstruos habrá detrás?), y lo repetitivo aburre.
El aburrimiento es otro modo de miedo: el miedo a convertirse en un ser banal, sin importancia, un engranaje que se repite dentro de una estructura anónima, con la posibilidad de que ni siquiera ella tenga valor, porque no existe un alguien a quien le importe.
Parece que no es sencillo sobrevivir, encontrar el equilibrio, lograr un punto medio, y eso asusta, y el miedo es un aviso de que algo no marcha, de que algo está roto. Y no sólo en el cuerpo, o en quienes nos rodean, sino también dentro de cada uno de nosotros, en esa historia que creíamos que constituía nuestra vida y que tan a menudo acaba pareciéndonos improvisada y ridícula, “una sombra tan solo que transcurre; un pobre actor que, orgulloso, consume su turno sobre el escenario para jamás volver a ser oído. Es una historia contada por un necio, llena de ruido y furia, que nada significa”.
De este modo el dolor viene entendido como miedo a lo que pueda pasarle a cada quién. Y es que siempre puede ocurrir algo, porque la vida corre, transcurre, y nunca ha ocurrido antes lo que ahora puede acaecerle al personaje que cada una de las personas es dentro de su propia historia. Porque nadie ha sido yo, o tú, y porque jamás hasta hoy había tenido lugar el día de hoy, y donde se encuentre el lector, y en esa determinada compañía, y con los desconocidos con los que se ha cruzado por la calle, y con sus intenciones indiferentes o aviesas, y con las contingencias de las lluvias y de las olas que permanecen en fila, esperando a estrellarse ordenadamente contra la arena.
La maldad y la culpa
Hay dolores quizás más hondos. Uno de ellos, hablando desde la perspectiva del yo, es el del conocimiento de la propia maldad. Tema que no está de moda: hoy parece que todos somos inocentes mientras que no se demuestre lo contrario. Ya nadie declara el “yo pecador”, tan tranquilamente asumido por nuestros antepasados, que reconocían sin miedo sus faltas pues ese reconocimiento era la condición de posibilidad de la reconciliación. Hoy nadie es malo. Quizás las estructuras sean malas, quizás la clase política (pero entendida como clase, no como ‘cada uno de ellos’), o Microsoft, o lo que fuera: el ellos, incluso un cierto nosotros, pero nunca yo.
El mal se ha convertido en una fuente que tiene un origen anónimo. Los alumnos siempre aprueban, y siempre son suspendidos: lo malo que les pasa no es por ellos, sino por la confabulación de la manía de un profesor o de la oscuridad anónima de un destino cruel. Incluso a los terroristas los despersonalizamos, y decimos que quien mata es ETA, como si allí no hubiera manos que aprietan el gatillo o mentes calculando la dispensación de la muerte, como si una organización funcionara sin personas, con conceptos. Pero ocurre que hay gente que vigila, nombres propios que colocan una bomba o insultan, cada uno que mata. Cuando la fuente del dolor es la maldad, nunca se habla de un origen anónimo.
Y, a pesar de eso, nosotros, que somos demócratas, que sonreímos en las fotos de los anuncios de ropa o de comida rápida, y confundimos la solidaridad con la posibilidad que todos tenemos de comprar los mismos productos, y llamamos libertad a poder acceder desde el móvil a la información deportiva o a la cuenta corriente, nosotros no hacemos mal a nadie, no tenemos mala conciencia de nada: pagamos nuestros impuestos; hablamos desde lugares comunes; pensamos siempre de modo similar y correcto; vestimos ropa cómoda, siempre suave, como nuestras existencias que desean la seguridad sin altibajos, las salidas profesionales, la ausencia de sufrimiento, los amores fieles pero sin esfuerzo, la carencia de compromiso para evitar los grandes fracasos, y así ser felices, y sanos, y bellos.
Sin embargo es mentira: el dolor aparece cuando caemos en la cuenta de nuestra capacidad de hacer –voluntariamente– el mal: mentir, pegar, odiar, ignorar, dejar de lado, criticar, copiar, robar, pensar mal, ser injusto, ser egoísta, buscar un placer solitario que reduce al otro a medio. Nos vamos dando cuenta de con cuánta frecuencia nuestro vivir se reduce a mero sobrevivir, ir tirando. Y abandonamos ideales, que quedan encerrados en los sueños de los jóvenes que, a falta de experiencia, todavía no saben de desengaños, aunque se pueda dar uno cuenta de que una vida que no es magnánima no tiene otro interés que la duración, y eso parece muy egoísta, una victoria del reino de lo cutre.
El mal realizado voluntariamente –o el bien omitido por las mismas razones–, en el fondo del sagrario de la conciencia, se vive como culpa. Ésta resulta más problemática en la medida en que no se sabe qué medidas tomar para superarla, redimirla, obtener su perdón. Del mismo modo en que hay una renuncia a reconocer la capacidad de ofender, también está la reticencia para pedir excusas: para el perdón es necesario que alguien lo done, pero también se hace preciso pedirlo, a no ser que se llegue a un extremo generoso en el que alguien sea perdonado “porque no sabe lo que hace”, es decir, porque es un ignorante e irresponsable cuando no debería serlo, y porque quien perdona tiene en sus manos la potestad de hacerlo. La conciencia de culpa está presente en esa existencia incómoda en la que la dichosa conciencia va pidiendo cuentas (como un gusano dentro de una manzana), y va amargando la cara, la mirada y la vida.
El malestar del corazón culpable, y la decepción que a uno le causa su capacidad de fallar a sus expectativas, son también fuente de dolor. En ese terreno el dolor se instala en el lugar de la intimidad. Si se radicaliza se acabará hablando de corrupción. Así se hace en el imaginario protestante. Si nuestra situación es de corruptio, ya no podemos encontrar motivos para la mejora, sólo cabe el desaliento o la actitud estoica de quien contempla lo que hace y lo que le pasa con la indiferencia de un testigo irresponsable, que no tiene la culpa de nada, porque todo le viene dado de esa forma. Quizás no sea necesario llegar a tanto: es verdad que nuestro interior se encuentra herido; sin embargo casi todo el mundo experimenta también su intencionalidad hacia el amor. Negar eso es no aceptar la experiencia común. Y esa presencia del amor, y el deseo de superar la culpa, cuando es movido por las ganas de no seguir haciendo sufrir a los que se ama o a los que se quisiera amar, son motivo suficiente para guardar un talante optimista en torno al hombre que sufre.
La razón del mal moral
Motivos para tanta mentira, para tanto dolor, los hay variados: a veces la mala idea (como cuando se chinchaba al hermano pequeño, aunque uno ya no se encontrara a gusto haciéndole llorar y se empezara a sentir el vértigo de cierta desazón); más a menudo el origen del mal que hacemos se debe a la aparición de unas pasiones que no somos capaces de controlar. No las controlamos porque no hemos querido aprender a hacerlo. Tal vez no lo hacemos porque nos es más fácil seguir las pasiones sin importarnos a dónde nos lleven, antes de esforzarnos por ser nuestros propios señores. Más tarde, en el caso de que la pasión tuviera que ver con el campo de la afectividad, puede que nos duela no haber sabido querer, o ser capaces de dañar a esa misma persona que se dice que se quiere, que proporciona la razón de ser de la propia vida, que lleva nuestro nombre propio, o a la que le hemos propuesto que por favor lo lleve.
De análoga manera, nos resulta más fácil seguir a esas pasiones aunque más tarde nos atormente no habernos comportado de un modo acorde con nuestros compromisos. De este modo produce dolor haber afirmado ‘haré una carrera’ y luego suspender por no tener fuerza de voluntad para ir a clase o al estudio, dándose cuenta de que no se ha hecho no por una decisión personal sino –precisamente– por la incapacidad responsable para el compromiso con las propias decisiones, compromisos que estructuran lo que es verdad de nuestra vida. Y lo mismo sucede con la fidelidad a una decisión en la que las palabras pusieron en juego la dirección de la vida, y que se quiere mantener, pero que a la vez parece que no preocupa especialmente dejar que se pervierta un tanto con componendas, con silencios, con vuelos de la imaginación o con la renuncia a la pasión por que el amor repetido tenga siempre presente la semilla de lo nuevo. Y la flor se marchita, y la convivencia se hace mustia, y la ilusión se encajona al fondo de un armario de aislamiento disimulado por el activismo.
¿No se viven a menudo innumerables vidas falsas? Es cierto: produce dolor el no ser señor de la propia existencia, la dependencia del impulso oscuro de una pulsión no dominada sino dominante. El tema de la inmadurez, y la conciencia de estar atrapado en ésta (no querer crecer, no querer ser responsable, encerrarse en el complejo de Peter Pan) es otra fuente de dolor: dolor contra el propio orgullo, pero quizás también dolor por no saber hacerse cargo de las cosas y sobre todo de las personas, quienes a fin de cuentas son lo que en realidad tiene importancia. O nos daña por no querer reconocer que la realidad es como es, que el fuego quema, que el egoísmo aísla, que convivir cuesta mucho esfuerzo, que todos pasamos por «noches oscuras», que somos siempre «hombres en tiempos de oscuridad», cargados de oportunidades al tiempo que de obstáculos.
No somos protagonistas de ningún feliz cuento de Andersen, sino que lo que nos va es el realismo sucio de las narraciones de lo ordinario, y no está tan claro que todo vaya a acabar bien, sino que la miel a menudo deviene en amargo sabor a hiel. Se suceden las jornadas, lo que antes era amor deviene en aburrimiento, y muchos no son capaces de darse cuenta de que quizás es justo ahí –en la repetición– donde ese amor, por fuerza del dolor, podría empezar a acrisolarse, podría ser algo más que una imprevista sensación de bienestar que, del mismo modo en que viene, siempre se acaba yendo y que –de modo lamentable– se centra más en quien se da el nombre de amante que en la persona supuestamente amada.
El hombre precisa echar raíces. Pero roturar un terreno exige sudor, aguantar la lluvia, rasgar la tierra, convertirla en mundo: la casa no se improvisa. Solamente se puede habitar en aquello con lo que uno se compromete. Y eso implica entrega: el compromiso sin esfuerzo es una farsa que decae. Sin dolor nunca podrá decirse «Estoy donde debo estar». Pero no pasa nada: lo realmente triste resultaría no contar con un lugar al que volver, no haber preparado una habitación donde habitar la propia existencia. Se puede disminuir el dolor si se prescinde del amor pero –como se insistirá más adelante– tal tipo de existencia sería un fracaso, algo estéril. El dolor, entonces, es condición de posibilidad de ser feliz. La felicidad tiene raíces en forma de renuncia, de esfuerzo, de compromiso, de cruz. Quien es capaz de descubrir tal horizonte de sentido está en condiciones de comportarse de corazón de un modo alegremente triste.

 

 
EMPLEO VACANTE: SE SOLICITA AMA DE CASA
 
Para el puesto se requiere que la solicitante afortunada realice y coordine las siguientes funciones: acompañante,consejera, directora, administradora, agente de compras, maestra, enfermera, cocinera, nutricionista, decoradora, limpiadora, chofer, supervisora del cuidado de los niños, trabajadora social, psicóloga y organizadora de recreaciones.
Requisitos:
La solicitante debe tener una automotivación ilimitada y el más fuerte sentido de responsabilidad si quiere tener éxito en este trabajo.
Debe ser independiente y con iniciativa, capaz de trabajar aisladamente y sin supervisión. Ser eficiente en el manejo de personas de todas las edades y apta para trabajar en condiciones de estrés durante largos períodos, si fuera necesario. También debe contar con la flexibilidad suficiente para hacer un gran número de tareas conflictivas al mismo tiempo sin cansarse y con la adaptabilidad para manejarse sin problemas en los distintos cambios del desarrollo de la vida del grupo, incluyendo emergencias y crisis serias. Debe ser capaz de comunicarse acerca de un sinnúmero de asuntos con gente de todo tipo, incluyendo: burócratas, maestros de escuela, médicos, dentistas, trabajadores, comerciantes, adolescentes y niños.
Ser competente en los oficios arriba mencionados, sana, creativa y extrovertida; para alentar y ayudar al desarrollo físico y emocional de los miembros del grupo. Tener imaginación, sensibilidad, calor, amor y comprensión, ya que será la responsable del bienestar mental y emocional del grupo mencionado.
Hora de trabajo:
Todo el tiempo en que permanezca despierta, así como turnos de veinticuatro horas cuando sea necesario.
Remuneración:
Ningún salario o sueldo. El gasto será negociado de vez en cuando. Se le puede requerir a la solicitante afortunada que consiga un segundo trabajo además del que se anuncia ahora, para ayudar al sostenimiento del grupo.
Beneficios:
Ninguna vacación garantizada, ni siquiera por enfermedad, maternidad o largo servicio. Ningún seguro de vida o por accidentes. Tampoco se ofrece compensación alguna para la solicitante contratada...
Solo una madre con su infinito amor, tomaría el empleo, pues solo ella puede pasar por todo lo anterior y mucho más con tal de que su familia se encuentre bien. Con toda mi admiración y cariño para cada una de ustedes que tiene la fortuna de ser madre, gracias por el inmenso cariño depositado en sus hijos. Mi felicitación para cada uno de ustedes (hijos) que aún cuentan con la dicha de tenerla a su lado. Cuídenla muchísimo, pues es el regalo más hermoso que nos ha dado Dios. Y para aquellos que su mamá ya está en cielo, solo quiero recordarles que tienen el mejor ángel de la guarda que siempre los cuida, los protege, los guía y los acompaña.
 
ES TAN GRANDE EL AMOR DE MADRE... QUE HASTA DIOS QUISO TENER UNA
 
Autor desconocido.
(Enviado por Ignacio Álvarez Islas, Veracruz, México)

CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
Sent: Saturday, July 14, 2001 2:34 PM
Subject: Jornada Mundial del Rosario 2001, favor de difundir
Amigos:
Pido apoyo para que nos ayuden a difundir el que se organicen rosarios multitudinarios, lo que requiere meses de preparación, para unirse a la Jornada Mundial del Rosario, que se lleva simultáneamente en mas de 100 países y que el Papa guió el año 2000 desde el Vaticano. El evento sede este año es en Basílica de Guadalupe, en México. Veo que tienen un gran numero de enlistados en sus mailing/list, pues a mi me llegan cantidad de mails de iglesia-catolica@yahoogroups. He tratado de mandar por varios medios mails para que se difunda la invitación pero no he visto que se haya difundido. Mucho les agradecería que me orienten a quien debo dirigirme para poder mandar el anuncio a todo su mailing-list si es que lo aprueban. Atentamente,
Guillermo Estévez - Organizador
 
JORNADA MUNDIAL DEL ROSARIO - 6 DE OCTUBRE DEL 2001 - BASÍLICA DE GUADALUPE, MÉXICO
 
El primer sábado de octubre se organizarán rosarios multitudinarios en cantidad de localidades de mas de 140 países a lo largo del día. No organizarás un rosario multitudinario en tu comunidad? Estas muy en tiempo para hacerlo en grande. Puede agradar enormemente a Jesucristo y a María y ayudarnos a vivir en un mundo mejor. El Papa dijo en Nigeria: "Alabo a todas las familias que rezan juntas". "Familias cristianas, el Papa os pide hoy que fomentéis la oración en familia, la oración diaria en familia. Maridos y mujeres juntos, los padres con sus hijos. Tened especial devoción al Rosario. Rogad a María, madre de Cristo y madre de la iglesia, la madre de las familias católicas. Dios no dejará de bendecir a la familia que rece unida en el nombre de su hijo, nuestro Señor Jesucristo" En respuesta a esta petición del Papa a las familias cristianas del mundo, les invitamos a organizar rosarios multitudinarios para unirse a esta gran Jornada Mundial del Rosario para el 6 de octubre que por sexto año se llevará a cabo. En años anteriores se ha llevado a cabo en estadios, plazas, parques, iglesias, oficinas o en familia de mas de 100 países. El año pasado el Papa Juan Pablo II lo guió desde el Vaticano y se enlazó vía televisión con la Basílica de Guadalupe y muchos países.
Para mayores informes visitar www.churchforum.org/rosario o www.catholic.net
Correo electrónico rosario@churchforum.org

----- Original Message -----
From: Fabián Róvere
To: familias@adinet.com.uy
Sent: Saturday, July 14, 2001 5:10 PM
Subject: Suscripción a la revista Vivir en Familia
 
Sres: de la Asociación Vivir en Familia:
Es de mi interés poder recibir en forma gratuita vuestra publicación, ya que pude leer un artículo publicado en Cuadernos Vianney sobre eutanasia y quedé muy comforme con el contenido. Les cuento que soy de Uruguay, estoy cursando segundo año de Teología, y estoy hace cinco años en el Seminario Cristo Rey de Montevideo, perteneciente al celro secular, por la diócesis de Canelones. La publicación cuadernos Vianney es una revista para los sacerdotes y seminaristas del clero secular y se distribuye para todo el país, en la misma se recogen artículos, se tratan temas de espiritualidad, sociedad, formación, etc.
Sin mas y quedando a vuestras órdenes:
Fabián Róvere

----- Original Message -----
From: Yamandú Sánchez
Sent: Friday, July 13, 2001 11:19 PM
Subject: Subscripción
 
"Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico". Acabo de enterarme de este emprendimiento, el cual parece muy interesante y sano, por lo cual quisiera subscribirme.
Gracias.

----- Original Message -----
From: Vicky Trambauer
Sent: Thursday, July 05, 2001 2:32 PM
Subject: ánimo

Mis felicitaciones por este número de Vivir en familia. No tiene desperdicio. Todo el esfuerzo que ponen, les aseguro que VALE LA PENA.
Los invito a buscar alguna manera que haya más dinamismo en la estructura del mail. Podría ser con títulos que sean directamente links para ir al texto que se quiere y no tener que recorrer todo el texto. Un ejemplo es el resumen que te manda Zenit.
Felicitaciones de vuelta y sigan adelante!

----- Original Message -----
From: Eileen McGarrity
Cc: Magaly Llaguno
Sent: Tuesday, July 10, 2001 4:47 PM
Subject: Re: Vivir en Familia - Nº 10/01
 
Me da mucho placer informarles que hemos incluido un enlace en nuestro sitio para su revista virtual. Puede encontrarla en:
 
 
Si tienen alguna pregunta, pueden escribirme.
En defensa de la vida,
Eileen McGarrity
Webmaster, Vida Humana Internacional

----- Original Message -----
From: Rizzi Suárez
Sent: Tuesday, July 10, 2001 7:09 PM
Subject: AGRADECIMIENTO

Quisiera agradecer por el envío de tan valioso material para nuestra familia, y la oportunidad de poderlo compartir a través de este medio con mucha más gente. También felicitarlos por la gran idea de esta revista y la gran difusión que seguramente tendrá. Felicitaciones especiales para sus directores.
Flia. Rizzi
PD: Quisieramos permanecer suscriptos en todas las siguientes ediciones

----- Original Message -----
From: Familia Salementón Alonso
Sent: Monday, July 09, 2001 10:13 AM
Subject: comentario sobre vida familiar nº 10

En primer lugar un saludo a todos los responsables de la redación de vida familiar y nuestras sinceras felicitaciones por lo acertado y oportuno del envío de este mensaje,desde ya muy agradecidos.
Pensamos hacerlo llegar a todas aquellas personas que ha nuestro juicio tienen diversas motivaciones para compenetrarse con la pastoral cristiana. Hace poco yo le comentaba a mi señora,que leyendo al apostol Pablo resaltaba en su predica, (no recuerdo en que carta), la importancia de los valores. Hoy estamos leyendo un libro del autor Anselmo P. Bosello,Escuela y valores.(editorial CCS ).Esperamos seguir recibiendo vida familiar.
Consideramos oportuno el contar con este material porque no abundan entre toda la letra impresa que anda circulando y es accesible .Como quien dice, ayuda a separar el polvo, de la paja.Como todo mensaje cristiano es esclarecedor y perenne y nos trae un aliento vivificante cuando las situaciones nos son adversas.Naturalmente que compartimos que la formación de la persona integral lleva implícito el metasentido de su vida,de lo contrario su libre albedrío carece de brújula.
Tenemos hijos, y hacemos lo mejor posible por educarlos, somos hinchas de la escuela pública que enriquece nuestras vida
y sin duda oportunidad de confrontación y disernimiento .
Me alegra cuando se resalta que la religión se induce no se impone, Dios es demasiado sabio y no nos deja de asombrar cuando se manifiesta de infinitas maneras.
UN saludo a todos los responsables de la redación y desde ya muy agradecidos:
Flía. Salmentón Alonso

Amigos de familias:
No sé quién me suscribió, pero quisiera cambiar la dirección a la que me llegó el informe. Desearía recibirlo en la dirección de nuestro semanario Yerbamate.
Puede ser? Muchas gracias.
Liset Corbo
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
Yerbamate: noticias del Uruguay
www.uruguay.com/yerbamate/
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

----- Original Message -----
From: Julio Atienza
Sent: Sunday, July 08, 2001 6:31 PM
Subject: revista vivir en familia
Muchas gracias por el envío de la revista.
Julio Atienza

NOTAS DEL EDITOR:
1) Las feministas de la Comisión de Equidad y Género del Parlamento, desarchivaron cuatro proyectos de ley que tienden a despenalizar y aún legalizar el aborto en Uruguay, y lo pasaron a la Comisión de Salud Pública. Según información aparecida en El País del 06/07/2001, habría mayoría para tratar el tema como prioritario en la referida Comisión. Estaremos informando sobre la marcha de este asunto, y preparándonos para tomar medidas cuando sea necesario. Contamos desde ya con el apoyo y la participación activa de nuestros suscriptores.
2) Mientras tanto, estamos organizando un Ciclo de Conferencias a realizarse el próximo viernes 27 de julio en el Palladium Best Western Hotel a las 19:30 hs. (Tomás de Tezanos 1146), titulado "ABORTO Y EUTANASIA, DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA". Los panelistas serán los siguientes: Dr. Fernando Blois, Dra. Mónica Vega de del Campo, Dr. Carlos Salveraglio, Dr. Eduardo Casanova y Periodista Heraclio Labandera.
 
¡ESPERAMOS CONTAR CON LA PRESENCIA DE NUESTROS SUSCRIPTORES!
 
3) Agradecemos vivamente el alto honor que nos hace Vida Humana Internacional a través de Eileen McGarrity, al poner en su sitio web un enlace con nuestra revista . A Eileen, muchas gracias. Y a Magaly, ¡mucho ánimo! ¡Que TODO ES PARA BIEN!
 

 
Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:
  • DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURA
  • BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite desde el mes de mayo de 2001.
 
Integran la Directiva de la Asociación Vivir en Familia:
Lic. Marta Grego, Ing. Agr. Álvaro Fernández, Sra. Magdalena Olaso y Arq. Alfredo Vaeza
 
Colaboran regularmente con la Revista:
Dr. Eduardo Casanova
Dr. Pedro Montano
Dra. Liliana Matozzo de Romualdi
Dra. Adela González
 
En este número:
Sr. José Luis Barrabino
Sr. Ignacio Alvarez Islas
Pbro. Juan Claudio Sanahuja
Dr. Jorge Scala
 

Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envie un mail a:
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".