Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia
 
Atanasio Lapido 2865, Apto. 102 - Telefax: 708 98 47 - Cel.: 099 636 988 - E-mail:
 
 
Puede consultar los números anteriores en: www.vivirenfamilia.feyrazon.org
Campaña por la vida: http://www.vivirenfamilia.com
 Montevideo - Uruguay
 

«... A veces se usa una expresión de refinada hipocresía para denominar el aborto provocado. Se dice que es la «interrupción de un embarazo». Los partidarios de la pena de muerte tienen resueltas sus dificultades ¿para qué hablar de tal pena? ¿de tal muerte? La horca o el garrote pueden llamarse «interrupción de la respiración» (y con un par de minutos basta); ya no hay problema. Cuando se provoca el aborto o se ahorca a alquien, no se interrumpe el embarazo o la respiración, en ambos se mata a alguien».
Julián Marías
 
De acuerdo con este criterio, quizá se pueda afirmar que el golpe de estado del 27 de junio de 1973, no fue un «golpe», y que luego, no tuvimos una «dictadura»; lo que en realidad hubo, fue una "interrupción voluntaria de la vida parlamentaria". Interrupción ésta que obedeció a la libre voluntad de algunos militares, que no consideraron en absoluto la participación del pueblo en la toma de decisiones sobre su futuro... ¿Suena conocido?
En esta dirección podrán encontrar una página web que brinda la posibilidad de protestar por la costumbre de obligar a los pasajeros de los ómnibus a escuchar el programa "Malos pensamientos".
http://ar.geocities.com/vigilancio

CONTENIDO

Publicación N° 16/03

EDITORIAL

 
PERO... ¡EL CHOLO ERA MI AMIGO!
 
"Hace unos días me llamaron a casa para avisarme que el Cholo, mi amigo de toda la vida, había muerto en un accidente de tránsito. Lloré desconsoladamente pensando en los hermosos momentos que pasamos juntos en nuestra niñez. Recordé los partidos de "picacordón" que jugábamos de botijas, las primeras sinvergüenzadas adolescentes, los miedos que compartimos al momento de declarar nuestro amor a la chica que nos gustaba. Pensé en el esfuerzo con que ambos luchamos para sacar adelente nuestros estudios, que con sacrificio pagaron nuestros padres; y rememoré, más cerca en el tiempo, el casamiento de ambos. ¡Qué ilusiones nos hicimos respecto al futuro de los hijos que pensabamos tener! Luego, la prematura e inesperada muerte de mi esposa, el vacío, y el cariño con que el Cholo y su señora me recibieron en su casa para que no estuviera tan solo...
Cuando Marisa, la mujer del Cholo, reclamó ante la justicia por el daño afectivo que le había causado la muerte del Cholo, pensé que era lógico hacer lo mismo. Después de todo, yo lo conocí mucho antes que Marisa. Éramos uña y carne y vivíamos en la misma casa, compartiendo gastos y actividades en común. Y el conductor que en estado de ebriedad le quitó la vida a mi amigo del alma, de algún modo debía resarcir el daño. Pensé además, que con el dinero que me dieran, podría ayudar a Marisa con la educación de los hijos del Cholo. Era lo menos que podía hacer por mi amigo.
Fui al juzgado, me recibieron con gran amabilidad, plantée mi caso, y me dijeron:
-Si, comprendemos su dolor, pero no podemos hacer nada. La ley no prevé circunstancias en las cuales se puedan resarcir los daños por la muerte de un amigo.
- ¿Cómo? ¿Pero acaso hace poco no salió una sentencia por la cual se le resarció el daño a la pareja de un homosexual que murió como consecuencia de una mala praxis médica? 
- Ah, bueno, pero ¿Ud. tenía una relación homosexual con su amigo?
- ¿Está loco? ¡El Cholo era como un hermano para mi! El adoraba a Marisa, una mujer santa que le dio cinco hermosos hijos.
- Entonces no había una "relación" propiamente dicha... 
- ¿Cómo que no? ¡Claro que la había! ¡El Cholo era mi amigo, mi mejor amigo!
- Sí, pero el caso sobre el que se pronunció la justicia contempla las situaciones de amistad en las que además, haya una relación homosexual...
- No lo puedo creer...
- Así es, el fallo fue afirmativo porque la pareja del muerto mantenía con él una relación de concubinato, no una simple amistad.
- ¡¿Simple amistad?! Ud., caballero, parece que no sabe lo que es la amistad. Al menos no sabe lo buenos amigos que eramos el Cholo y yo... Dígame, ¿cuántos años hace que estaban juntos los de la sentencia que me cita?
- Y... unos 2 años, más o menos.
- ¿Se da cuenta? Yo tengo 45 años ¡y al Cholo lo conozco desde que tenía 5! ¡Hace 40 años que lo conocía!
- Si, pero no había entre Uds. contacto sexual...
- ¡Naturalmente que no! ¿Pero...? ¡Es increíble! No puedo creer lo que estoy escuchando... Bueno, entonces ¿no se puede hacer nada?
- Lo lamento, mi amigo, pero no. La ley es muy clara al respecto.
- No me llame amigo. Esa palabra, solo se la resevo para el Cholo. Dígame ¿dónde puedo hacer una denuncia por discriminación?
- Pero... ¿no me dijo que Ud. no es homosexual?
- Sí..., digo no. Le dije que no soy homosexual; ¿por qué?
- Porque aquí los únicos que pueden hacer denuncias por discriminación son los homosexuales. La nueva ley no dice nada sobre la discriminación hacia los heterosexuales."
 
Esta historia es ficticia. Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.
 
ASOCIACIÓN VIVIR EN FAMILIA
 

 
A NUESTROS LECTORES
 
Ante el revuelo generado en la opinión pública por las declaraciones del Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno en relación al tema homosexualidad, la Asociación Vivir en Familia manifiesta:
30 de agosto de 2003
 
Ing. Agr. Álvaro Fernández
Director
 

MATRIMONIO Y FAMILIA

 
TABACO, HOMOSEXUALIDAD Y TOLERANCIA
Francisco de Borja Santamaría
 
Pocas descalificaciones hay tan efectivas como tildar a alguien de intolerante. Un intolerante es un cavernícola asilvestrado, que no ha aprendido todavía a vestir el traje decente que la Modernidad y el progreso le suministran. El intolerante es la postrera encarnación del buen salvaje, pero sin pizca de romanticismo; un monstruo peligroso y temible.
Intolerancia y tolerancia cero
El desprestigio del intolerante no corre parejo, sin embargo, con el de la intolerancia, admitida ahora como tolerancia cero. La intolerancia ya no es lo que era y resulta que ahora algunas intolerancias, afortunadamente, gozan de buena salud. Una de las últimas intolerancias toleradas es la tolerancia cero con el tabaco. La XII Conferencia Mundial sobre el Tabaco, celebrada recientemente en Helsinki, ha querido impulsar el Convenio Internacional contra el tabaquismo aprobado en mayo por la Organización Mundial de la Salud. Meses atrás –hace cosa de un año– los obispos norteamericanos se plantearon la tolerancia cero ante los casos de pederastia protagonizados por algunos sacerdotes; por supuesto, la actitud exigible ante el terrorismo –por muy de baja intensidad que se disfrace– es no tolerarlo en absoluto; y otro tanto sucede con la violencia doméstica. Como se ve, en ciertas situaciones, ante algunos males, la intolerancia no sólo no es mala, sino que es exigible; la cuestión no es, por tanto, tolerancia o intolerancia, sino qué tolerar o no.
Así, pues, nos encontramos con la paradoja semántica de que la intolerancia en ocasiones resulta elogiable y exigible, mientras que el intolerante está condenado al ostracismo. ¡Cosas del lenguaje! Y de su manipulación, supongo. En relación con el documento presentado el 31 de julio por la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el reconocimiento legal de las uniones homosexuales tiene sentido preguntarse si responde o no una disposición intolerante de la jerarquía católica. Mi opinión es que el documento –que propone la tolerancia cero de los Estados ante el reconocimiento legal de esas uniones– en absoluto es intolerante.
Intolerantes para lo abusivo
La actitud intolerante se caracteriza, entiendo yo, por la pretensión de impedir algo abusivamente. Es intolerante el que no admite la diversidad o quien restringe indebidamente la libertad de las personas. Poner límites y prohibiciones, sin embargo, no es, por sí mismo, propio de un intolerante.
Así que hay que preguntarse si estar en contra del reconocimiento legal de las parejas homosexuales es estar contra la diversidad o si es una pretensión abusiva contra la libertad de los homosexuales. La respuesta es que tal negativa no responde ni a un mero rechazo de lo diverso, ni es una pretensión abusiva, y no lo es porque los diversos comportamientos sexuales no resultan irrelevantes para la civilización debido a que el ejercicio de la sexualidad, siendo una cuestión profundamente íntima y personal, acaba siendo un asunto de tanta y mayor proyección pública que la de fumarse un cigarrillo, que, por muy actividad privada que le pueda parecer al fumador, resulta que es, a la vez, una cuestión de salud pública.
Así, pues, las cuestiones referidas al reconocimiento legal de la convivencia homosexual no pueden tratarse como asuntos exclusivamente privados. La frontera entre lo privado y lo público es extremadamente débil y permeable y resulta que la dimensión pública de las actividades privadas es más inmediata que lo que tendemos a estimar.
El documento vaticano argumenta que una civilización que no discierne entre la relación hetero y homosexual se viene abajo y que el concepto de familia resulta determinante de cara al futuro de una civilización. Llama la atención que afirmaciones de este tipo se califiquen de oscurantistas precisamente en un momento en el que la antropología cultural ha mostrado la centralidad que para cada cultura tienen sus normas sexuales, es decir, su enorme relevancia de cara a la constitución de una determinada organización social.
La cuestión no parece trivial
Sorprende que se critique –alguno lo ha hecho– la pretensión vaticana de fijar una “ortodoxia” sexual, como si el manejo cultural del sexo fuese irrelevante, como si la combinatoria sexual (uno con una, uno con uno, una con una, uno o una con varios, varios con varios o varias, padres con hijos, hombres con animales –¿por qué no?–, etcétera) fuera culturalmente indiferente. Tal vez piense alguien que he llevado muy lejos la argumentación, pero es que no hay opción: o admitimos una ilimitada combinatoria sexual, como si la sexualidad fuera una especie de plastilina que puede ser modelada a capricho o fijamos una “ortodoxia” sexual. La Iglesia defiende un modelo acrisolado por siglos de civilización. El peso de la prueba corresponde al entorno gay, que debe explicar si su proyecto cultural incluye una combinatoria sexual ilimitada o si lo que propone es una “ortodoxia” sexual alternativa, que habría que argumentar, sin que quepa apelar, sin más, a la autonomía y libertad del individuo como criterio de legalidad.
 

 
SOBRE IGUALDADES Y DIFERENCIAS
 
Bonifacio Rey
 
El concepto de discriminación
 
Según el diccionario, la palabra "discriminar" tiene dos acepciones:
1. Separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra.
2. Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad, generalmente por motivos raciales, religiosos, políticos o económicos.
Aplicando la noción de justicia de la filosofía occidental clásica (según la cual "justicia" es dar a cada uno lo que le corrresponde), de aquí se deduce que hay discriminaciones justas y discriminaciones injustas:
· Por ejemplo, es justo negar el derecho al voto a los menores de 18 años, discriminando (distinguiendo) su situación de la de los mayores de edad.
· En cambio es injusto conceder subsidios estatales sólo a las escuelas que brindan una educación secularista, discriminando (dando un trato de inferioridad) a las que brindan una educación religiosa.
El Artículo 8º de la Constitución de la República Oriental del Uruguay establece lo siguiente:
"Todas las personas son iguales ante la ley, no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes."
Por lo tanto nuestra Constitución asume la misma concepción que hemos expuesto más arriba:
· Ya que todas las personas son iguales ante la ley, ésta no debe realizar discriminaciones injustas. Por consiguiente es inconstitucional que los impuestos pagados por todos los ciudadanos sean utilizados para financiar un sistema educativo que satisface sólo los intereses de algunos ciudadanos, los que tienen una ideología determinada (el secularismo).
· No obstante la ley puede y debe realizar discriminaciones justas entre las personas, basadas en sus diferentes capacidades ("talentos") o virtudes (incluyendo, evidentemente, las virtudes morales). Por consiguiente es constitucional negar el derecho al voto a los menores de 18 años, porque por lo general éstos carecen aún de la suficiente capacidad de discernimiento necesaria para ejercer ese derecho.
El artículo referido basta para rechazar como ajeno a nuestro orden constitucional a todo un conjunto de iniciativas legislativas que pretenden erróneamente equiparar las discriminaciones justas con las injustas.
 
Persona y condición de la persona
 
Consideremos por ejemplo la "ley Abdala", que acaba de ser promulgada. Dicho en pocas palabras, la nueva ley penaliza a quienes practican la discriminación basada en la "orientación sexual". Básicamente se trata de proteger a las personas homosexuales, bisexuales, transexuales etc. contra la discriminación. Ahora bien, debemos preguntarnos qué se entiende aquí por discriminación. Si se tratara simplemente de la segunda acepción del diccionario (la discriminación injusta) la nueva ley sería totalmente innecesaria, por ser redundante. Los homosexuales, los bisexuales etc. son personas y nuestro ordenamiento legal (pese a sus fallas) básicamente protege los derechos de las personas. Así, por ejemplo, las personas homosexuales están protegidas contra la violencia, la tortura, etc. en cuanto personas, por lo cual resulta innecesario volver a protegerlos en cuanto homosexuales.
Veamos por ejemplo el caso de la violencia. Es cierto que practicar la violencia contra una persona homosexual porque es homosexual debe ser considerado como un acto ilegal y punible; pero la ley (en Uruguay y en todo el resto del mundo) desde siempre penaliza la práctica de la violencia contra cualquier persona por cualquier motivo distinto de la legítima defensa (y otros casos asimilados o asimilables). Por lo tanto la nueva ley en el fondo no agrega nada nuevo al Código Penal, salvo en cuanto establece penas distintas para dos delitos similares en función de las distintas motivaciones de los delincuentes.
Me explico: Si Fulano ataca y golpea a Mengano, carnicero y homosexual, porque le vendió carne en mal estado, se le aplica la disposición tradicional del Código Penal; pero si lo hace porque odia a los homosexuales, se le aplica la nueva disposición legal. Pienso que esta distinción legal entre dos delitos semejantes encierra un error filosófico profundo: El de considerar toda "orientación sexual" como algo respetable en sí mismo, objetivamente. En efecto, una persona homosexual debe ser respetada, pero debe ser respetada porque es persona, no porque es homosexual; debe ser respetada como persona a pesar de su actividad homosexual, que atenta contra su dignidad humana. 
Evidentemente es necesario plantearse la siguiente cuestión fundamental, como hizo el Arzobispo de Montevideo, Mons. Dr. Nicolás Cotugno, en una reciente entrevista periodística (lo cual le valió una andanada de críticas tan gruesas como inmerecidas): ¿Cuáles son las "orientaciones sexuales" que la nueva ley pretende proteger contra la "discriminación"? ¿Todas las "orientaciones sexuales" posibles, como el texto mismo de la ley parece indicar? ¿Se deberá entonces admitir como "orientaciones sexuales" respetables la poligamia, el incesto, el adulterio, la zoofilia etc. (todo el elenco de los pecados contra la castidad y contra el matrimonio)? No se trata, como hipócrita o tontamente algunos han acusado al Sr. Arzobispo, de igualar a las personas homosexuales con las personas que se adhieren a estas otras prácticas sexuales. Lo importante aquí es preguntarse con qué criterio la ley puede proteger a unas prácticas y no a otras sin contradecirse a sí misma. La conclusión ineludible desde el punto de vista lógico es que si uno niega la existencia de un orden moral objetivo y de normas morales absolutas no puede fundamentar racionalmente esa distinción; y que si uno, en cambio, afirma la existencia de una ley moral natural, debe necesariamente concluir que la homosexualidad es tan contraria a la naturaleza humana como cualquiera de esas otras prácticas.
 
Intolerantes contra la "intolerancia"
 
El tema de la entrevista de "Búsqueda" a Mons. Cotugno merece una digresión: Sin prejuzgar las intenciones de los periodistas, diremos simplemente que si su objetivo hubiera sido el de causar el máximo daño posible a la imagen del Arzobispo, no lo podrían haber cumplido mejor: Una entrevista agresiva sobre un tema de candente actualidad, con el trasfondo de una ley novísima que pendía como espada de Damocles sobre las previsibles declaraciones del Arzobispo, unos titulares impactantes, que causan una impresión muy diferente a la que causa la lectura de la entrevista completa (con el resultado de que los muchos que leen sólo los titulares se hacen una idea errónea de lo que dijo y quiso decir Mons. Cotugno). Sobre todo puede reprocharse a los periodistas que hayan publicado como titular una expresión metafórica sin su contexto, cambiando así su sentido: Mons. Cotugno, hablando de la excomunión, la comparó a la medida por la cual las víctimas de una enfermedad contagiosa son separadas de la comunidad con vistas a su curación. Esta explicación perfectamente razonable de un concepto cristiano fundamental, aislada en el titular del resto de su discurso, da la radicalmente falsa impresión de que el Arzobispo propone poner en cuarentena a los homosexuales en algún campo de concentración. Esto le valió muchas réplicas duras y hasta injuriosas, por ejemplo del Diputado Abdala en televisión, quien lo acusó de soberbio e intolerante y dijo que "no vivimos en la Alemania nazi" (insinuando no muy sutilmente una calificación insultante para un alto dignatario de la Iglesia que congrega a casi dos tercios de los uruguayos). Tan luego él, cuyo partido está manchado por el reciente voto favorable de muchos de sus legisladores a dos proyectos de ley claramente eugenésicos (la "Ley de Reproducción Humana Asistida" y la "Ley de Defensa de la Salud Reproductiva"). Una declaración firmada por diputados de todos los partidos políticos con representación parlamentaria incurre en errores semejantes.  
 
¿Homofobia o cristianofobia?
 
Tenemos pues todo el derecho de pensar que esta nueva ley apunta sus baterías principalmente contra la discriminación justa. En efecto, es justo discriminar (tratar en forma diferente) en determinados casos a una persona en función de su orientación sexual (por ejemplo, en el caso de un liceo católico que quiere contratar a un profesor de religión), dado que la actividad homosexual no es moralmente neutra, sino que es lo contrario de una virtud: un vicio.
Peor aún, es muy probable que la finalidad última de esta ley sea discriminar injustamente a quienes (por ejemplo los católicos) pensamos que la actividad homosexual es un grave desorden moral. El gran revuelo causado por la citada entrevista a Mons. Cotugno podría llevar a pensar que contiene algún nuevo pronunciamiento de la Iglesia Católica. Nada más lejos de la verdad: Desde siempre la doctrina católica, basándose tanto en la fe en la Divina Revelación como en el recto ejercicio de la razón, ha condenado los actos homosexuales como actos pecaminosos, que ofenden gravemente a Dios y degradan al ser humano que los comete. A partir de ahora quienes, como el Arzobispo de Montevideo, se animen a expresar públicamente ese pensamiento y a plantear con valentía la verdad sobre el ser humano en esta materia, se expondrán a ser denunciados penalmente (cosa que al parecer ya le ha ocurrido a Mons. Cotugno; que Dios lo bendiga día tras día). Enseguida se oirán los cacareos y los gritos acusadores: "¡Es reo de homofobia! ¡Apliquemos todo el peso de la ley a este antidemócrata!" Pues si quieren llamar "homofobia" al odio cristiano al pecado, siempre unido al amor al pecador, encontrarán un homófobo cabal en cada cristiano verdadero y coherente. Y si quieren llamar "demócrata" al que propugna una soberanía absoluta de la mayoría, no sujeta a la soberanía de la razón y la justicia, entonces cuéntennos gustosos entre los contrarios a ese concepto decadente de la democracia. Pero no canten victoria antes de tiempo, porque más allá de la enorme presión de los "tolerantes" a favor de su ideología relativista de "corrección política", la inmensa mayoría de los padres y de los educadores uruguayos sabrán hacer lo que es debido para corregir en sus hijos o educandos cualquier tendencia homosexual.
 
Justicia: dar a cada uno lo suyo
 
Debemos concluir pues que la ley en cuestión es flagrantemente inconstitucional, porque prohíbe y penaliza lo que la Constitución permite y manda: hacer distinciones entre las personas con base en sus virtudes. Dado que discriminar es también distinguir y discernir las diferencias, la condena de la discriminación justa conduce a la creación de un pueblo sin discernimiento, capacidad crítica o entendimiento, una masa amorfa en la cual, como en el "Cambalache" de Discépolo, "todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor" y que arrincona a la Biblia junto al calefón.
Algo similar, pero a la inversa, cabría decir de la iniciativa que consiste en obligar por ley a los partidos políticos a incluir al menos un 33% de mujeres en sus listas de candidatos a cargos electivos. Ser mujer no es ni un talento ni una virtud, por lo cual esta "acción afirmativa" sería inconstitucional.
Pero si en la práctica nuestra Constitución dejara de regir debido a los continuos pisoteos de que es objeto, no veo por qué entonces los católicos no habríamos de exigir que al menos un 50% de todos los candidatos fueran católicos.
 

 
LA IGLESIA Y LOS HOMOSEXUALES
 
Néstor Martínez
 
Ha llegado el momento de levantarse contra la indiscriminación. No discriminar es indiscriminado. En materia sexual y moral en general. Debemos discriminar a la indiscriminación.
La sociedad uruguaya discrimina a los asesinos, ladrones, copadores, punguistas, violadores, estafadores, contrabandistas, traficantes de drogas, etc. Los asesinos también son personas. Y hasta son una minoría (felizmente).
Los homosexuales, igual en esto que los heterosexuales, no tienen porqué ser asesinos, y no deben ser encarcelados ni multados ni penalizados legalmente por su condición. Tampoco pueden unirse en matrimonio. No pueden hacerlo, no porque alguien se lo prohíba, sino del mismo modo en que es imposible fumar abajo del agua o morderse la oreja.
Tampoco el Estado puede concederles la unión matrimonial. Físicamente, no puede. Lo más que puede hacer es sacar una ley diciendo que eso que hacen los homosexuales es matrimonio, del mismo modo en que si hay suficientes votos se puede sacar una ley que diga que las peras son manzanas. Reconocer por ley el matrimonio de los homosexuales es como reconocer por ley la ancianidad del recién nacido o la modernidad de los abuelos de Homero.
No es discriminación decir que los gatos no son perros y que no pueden ladrar. A lo sumo, es discriminación cognoscitiva, la cual es imprescindible para no confundir la cuchara con el tenedor, o el dedal con el enchufe, por ejemplo. Hay matices que son esenciales.
Y ojo, que esto no es ser conservador. La realidad se conserva sola.
La Iglesia no prohíbe a los "gays". Este tipo de leyes se las dejamos a los que decretan que las uniones homosexuales son matrimonios. La realidad no se prohíbe, ni se cambia por ley.
La Iglesia, en realidad, la ley moral que la Iglesia tiene la misión de enseñar, prohibe los actos homosexuales. No las personas, ni siquiera las  tendencias, en lo que tienen de involuntario. Los católicos tenemos el prejuicio de que sólo se puede prohibir o permitir lo que depende de la voluntad humana.
Los homosexuales pueden acceder a la comunión eucarística, siempre que acepten vivir conforme a la moral católica, absteniéndose de actos homosexuales, y no defendiendo como moralmente válida la opción favorable a esos actos.
Los homosexuales "asumidos", es decir, los que hacen todo lo contrario de lo recién señalado, no pueden comulgar. En general, los pecadores "asumidos" en ese sentido, no pueden comulgar. En general, además, los que se quejan de que esto sea así, tampoco quieren comulgar por nada del mundo. 
La homofobia ¿es una enfermedad? Si lo fuese, más que penalización, necesitaría tratamiento.  La hidrofobia, la agorafobia, la claustrofobia, por ejemplo, son enfermedades. De todos modos, hay una cuantas fobias que no son enfermedades, y que hasta son buenas: la robofobia, la mentirofobia, la engañofobia, la estafofobia, la homicidofobia, etc. 
¿Cuándo una fobia es buena, y cuándo mala? Es decir: ¿cuándo es legítima la fobiofobia, y cuándo no? ¿Puede llegar a ser una enfermedad?
Por otra parte, la homofobia, ¿es alergia a las personas homosexuales, o a los actos homosexuales? ¿Debemos ser igualmente fóbicos a ambas fobias?
Las declaraciones del Arzobispo son políticamente incorrectas, como lo es la doctrina católica en general. Gracias a Dios.  Mons. Cotugno no incitó a violencia alguna, por más que las reacciones hayan sido sí muy violentas y tal vez hasta un poco incitadoras, quién sabe.
Hay grupos hoy día que parecen incitar al odio contra Mons. Cotugno y la Iglesia Católica, hasta el punto de que quieren meterlo preso. ¿No será un caso de "católicofobia" (o tal vez "episcopofobia"), y no debería haber una ley que penalizara esa incitación a la violencia contra personas e instituciones? O al menos, un tratamiento, si se trata de una enfermedad.
Los católicos somos distintos y diversos de los no católicos. La diversidad, en efecto, es muy diversa de lo que algunos piensan.  "Al que no acepta la diversidad, lo excluimos", suena un poco contradictorio.  "Aquí somos todos distintos, y el que no quiera serlo, no es de los nuestros. ¿Tá?"
Con todo, nos alegramos que los señores políticos, al reafirmar el derecho de la diversidad, hayan salido en defensa del derecho de los católicos a vivir, pensar y hablar conforme a su ...¿cómo?...¿cómo que no...? Bueno, ejem.
A las metáforas e imágenes (aquí también hemos usado algunas) hay que aplicar aquello de "comparatio non valet in omnibus", que no tiene nada que ver con el transporte, sino que dice que las imágenes no deben ser tomadas literalmente en todos sus detalles. Así, la "enfermedad", el "aislamiento", el "contagio", como es fácil de ver, cuando se quiere, por el contexto textual y doctrinal.
Digámoslo así: Si Pedro quiere tener hijos con Luis, haya o no allí "enfermedad" en sentido médico, ciertamente hay algo que no funciona bien.  Y eso no lo puede negar ni la OMS ni la OIT ni el FMI ni la CIA ni el FBI.
Claro, se me dirá que lo de los hijos no importa, es lo de menos, son un mero accidente, un subproducto casual, involuntario e incluso lamentable de la pasión. Con ese argumento, en vez de festejar cumpleaños habría que repartir pésames a los pobres padres.
Los homosexuales, además, no son una minoría. Es decir, aunque fuesen mayoría, seguirían siendo homosexuales, o sea, sujetos de una tendencia moralmente desviada. La prueba inmediata de ello es que en esa hipótesis la tasa de renovación por natalidad de la población mundial descendería dramáticamente...De paso: ¿es eso lo que se busca, en el fondo (o en el Fondo...)?
Los homosexuales no pierden su dignidad esencial de personas por el hecho de ser homosexuales. Precisamente, lo que sucede es que los actos homosexuales no condicen con esa dignidad propia de la persona humana.  Es  por eso que la homosexualidad no es problema ético en las otras especies vivientes, privadas de la dignidad de la naturaleza racional.
No se puede ser diferente solo. Los homosexuales son diferentes de los heterosexuales, y éstos de los homosexuales. Los no católicos son diferentes de los católicos, y viceversa. Como decía Chesterton el Grande: "Leí un libro una vez que decía que el cristianismo y el budismo eran en buena medida lo mismo, especialmente el budismo". 
 

 
VAMOS POR PARTES...
 
Alvaro Fernández
 
A riesgo de ser reiterativos, vamos a dar nuestro punto de vista sobre el tan manido asunto de la homosexualidad, los homosexuales y la cultura gay. Que no es lo mismo.
 
Las personas homosexuales
 
La homosexuales son ante todo, personas. En virtud de ello -como los embriones humanos- merecen todo el respeto del mundo. Nadie dice que deban ser discriminados injustamente. Llama la atención sin embargo, que algunos pretendan no ser discriminados, y que al mismo tiempo reclamen "derechos especiales"; con lo cual, en lugar de tener los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, se autodiscriman, diferenciándose del resto de la sociedad.
Debe quedar claro entonces, que nosotros nos oponemos a que se discrimine injustamente a los homosexuales, del mismo modo que nos oponemos a la discriminación injusta de los fumadores.
Toda persona merece -por el simple hecho de serlo- amor, comprensión, respeto. Desde el Papa al último pecador, desde el hombre más rico del mundo hasta el último paria, todos los seres humanos somos iguales en dignidad. Nadie es más ni menos que el otro. Pero, la propia Constitución de la República de 1997 afirma con toda claridad en su Art. 8°. que "Todas las personas son iguales ante la ley no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes." Y nos preguntamos: ¿es una virtud ser fumador, o es más virtuoso no serlo?; ¿es una virtud ser homosexual o es más virtuoso no serlo? ¿es igual de virtuoso el matrimonio heterosexual que el heterosexual?  En manos del lector queda la respuesta.
 
La homosexualidad
 
Llegados a este punto, nos preguntamos por qué razón somos considerados progresistas, liberales y aggiornados si decimos:
Y por qué razón somos considerados "oscurantistas", "fundamentalistas" e "intolerantes", si decimos
No llegamos a comprender por qué somos fundamentalista si decimos que los actos homosexuales perjudican a la persona que los realiza, y por qué somos progresistas si afirmamos que fumar es un mal que debe ser erradicado de la faz de la tierra.  ¿Acaso los detractores del tabaquismo son "fumófobos" en el sentido de que odian a los fumadores? ¿O más bien lo que no soportan es el cigarrillo y los daños que le causan a los fumadores?
Nótese además, que en ninguno de estos dos casos estamos juzgando a las personas que tienen un estilo de vida homosexual, ni un estilo de vida fumador. Lo que se critica es el ejercicio de la homosexualidad en sí misma y del tabaquismo en sí mismo. Esto lo tienen muy claro quienes han organizado campañas antitabaquismo, como el cardiólogo Baltasar Aguilar del Departamento de San José: "(la campaña) debe ir contra el tabaquismo y no contra los fumadores". En ambos casos, se critica algo que es perjudicial para las personas que lo practican.
Cuando una persona le dice a un fumador: "andá a fumar afuera", aunque haga -5°C, también le esta diciendo: "tu, por tu condición de fumador, no puedes compartir conmigo el mismo espacio vital". Y cuando un heterosexual le dice a un homosexual que no puede contraer matrimonio legal, también le está diciendo: "tu, por tu condición de homosexual, no puedes compartir conmigo, de igual a igual, el mismo "espacio legal", el mismo status jurídico." En fin, que las plantas, crecen en la tierra. Si las ponemos sobre una baldosa, por más decretos que hagamos, no van a crecer, porque no conviene a su naturaleza estar lejos de la tierra.
¿Y entonces? ¿Por qué es "progre" la crítica al tabaquismo y "retrógrada" toda crítica al homosexualismo? Muy simple: moda, lobby y terror a ser "políticamente incorrecto".
 
Cultura gay  
 
Un caso particular lo tenemos entre los activistas gay. Ellos pasan de la homosexualidad -simples tendencias desordenadas- al homosexualismo -promoción de una verdadera cultura del orgullo gay-. Debe quedar claro que no todas las personas homosexuales -ni siquiera todos los que a veces realizan actos homosexuales- son activistas gay. Algunos -quizá muchos- reconocen que tienen un problema y tratan de solucionarlo porque saben -o intuyen- que lo natural es la heterosexualidad.
Los activistas gay, por el contrario, tienen como meta difundir en la sociedad la idea de que la homosexualidad es algo sano, bueno, natural, y que debe ser promovido desde la escuela y... desde el Plan CAIF. En Uruguay, esta "normalización" a la que hacemos referencia, fue promovida en el Manual ¡Escucha, Aprende, Vive!, promovido por ONUSIDA, ANEP y el CODICEN. Este Manual afirma en su pág. 42 que "Existen diferentes maneras de obtener satisfacción y placer sexual, ya sea en forma transitoria o permanente (sic). Es posible lograrlo con el propio cuerpo (autoerotismo, masturbación) o en interrelación con otras personas. Así aprendemos a amar y ser amados, a acariciar y ser acariciados. Estas personas pueden ser del otro sexo (heterosexualidad) o del mismo sexo (homosexualidad)." Todo es igual, nada es mejor ("lo mismo un burro que un gran profesor", diría Discépolo...). Otro manual elaborado por Gurises Unidos y el Plan CAIF, tiende al mismo propósito: su objetivo es "formar" en la ideología de "género" a los técnicos que trabajan con preescolares en los Centros CAIF.
Esta "normalización", junto a la "victimización" del homosexual orgulloso de su condición y la "demonización" de los defensores de la familia, son estrategias para imponer en la sociedad, la idea de que el homosexualismo -más allá de la homosexualidad- es un hecho perfectamente normal, en tanto que la familia es una suerte de perversión del orden natural donde el hombre oprime y esclaviza a la mujer. En este contexto, la homosexualidad vendría a ser algo así como un tercer sexo, que nadie se había dado cuenta que existía realmente en toda la Historia de la Humanidad. 
 
Hablar de enfermedad no lleva al odio, sino a la compasón
 
Hace unos días, la mamá de mi ahijado, me contó una anécdota que no puedo dejar de difundir.
Un día, iba caminando con uno de sus pequeños hijos, cuando al ver un travesti, este le preguntó:
- "¿Mamá, por qué ese señor está vestido de mujer?
Y su mamá le respondió:
- "Porque está enfermo..."
- "¡Pobre!", comentó el niño.
Conste que no dijo "que horror", "que espantoso", "que patético"... No, el niño no dijo nada agraviante ni ofensivo: sólo dijo "¡Pobre!", porque sus padres le enseñaron a compadecerse de -a "padecer con"- los enfermos. De cualquier enfermo, sin discriminar a ninguno. Queda claro entonces que al hablar claro del problema de la homosexualidad, al referirnos a ella como una desviación de la conducta normal -como una discapacidad-, lejos de incitar al odio, al desprecio o a la violencia, estamos ayudando a la comprensión del problema, a la solidaridad y a la compasión hacia quienes lo sufren. La Iglesia Católica, fundadora de los primeros hospitales y responsable de la atención de millones de enfermos en todo el mundo a lo largo de los siglos, nunca ha tratado ni tratará a un sólo enfermo o discapacitado con desprecio, ni lo discriminará por padecer tal o cual patología. Basta recordar el ejemplo que diera la Madre Teresa  de Calcuta con los parias de la India para comprobar la realidad de esta afirmación. 
 
Caridad es amar en la verdad
 
Si el amor a los hijos y a los amigos nos lleva a corregirles cuando erran, ¿por qué no manifestar ese mismo amor diciendo a cualquiera que se equivoque: "Mirá, quizá no sabés que esto no es así, sino de esta otra forma..." "Por ese camino, vas errado, es mejor ir por este otro" "Yo se que te cuesta, pero hay personas que te pueden ayudar a mejorar en esto o en aquello". Cualquiera que obre de esta manera -como cualquiera que le diga a un niño: "No metas ese clavo en el enchufe"- debe ser estimado en tanto que actúe de la manera correcta y no a las trompadas. Y así como las personas individuales pueden hacer notar a otros sus errores, la sociedad y las instituciones -como la Iglesia- no solo pueden, sino que tienen el deber de hacerlo.
No es faltar a la caridad, sino más bien practicarla, corregir al que erra cuando lleva a cabo actos homosexuales o... heterosexuales fuera del matrimonio. Y tampoco es faltar a la caridad rechazar la eventual legalización de tales uniones, que nada tienen que ver con el matrimonio ni en sus fines, ni en su esencia. A propósito: si en nombre de la libertad el derecho positivo permite legalizar cualquier tipo de uniones, ¿por qué aún no se ha legalizado el adulterio...? A Clinton le hubiera venido bárbaro.
 

DEFENSA DE LA VIDA

 
FEMINISTAS QUE INSPIRARON CAMPAÑA ANTINATALISTA PASAN DE VICTIMARIAS A VICTIMAS EN EL PERÚ
 
LIMA, 27 Ago. 03 (ACI).-En un acontecimiento sin precedentes, el Gobierno peruano decidió indemnizar a familiares de una de las numerosas víctimas fatales de la campaña de esterilizaciones forzadas lanzadas por el ex presidente Alberto Fujimori; pero en un inusitado giro, los grupos feministas que apoyaron la campaña han aparecido ahora como beneficiarios de la indemnización.
El martes 27, el Gobierno peruano, por mandato de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, indemnizó a la familia de Maria Mamerita Mestanza Chávez, del departamento norandino de Cajamarca, quien murió a causa de una esterilización forzada como parte de la brutal campaña de cuotas establecidas por Fujimori.
La ceremonia se llevó a cabo en el Ministerio de Justicia con la presencia de representantes de! l Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud, Ministerio de Justicia, organizaciones feministas y un delegado de la Conferencia Episcopal Peruana, a quien hasta el final se trató de soslayar del evento.
Lo paradójico es que el acuerdo de indemnización incluye una cláusula en la que se aprueba financiar a las “organizaciones capacitadas en estos temas” –palabras textuales del Ministro de Salud, Álvaro Vidal–, en evidente referencia a las organizaciones feministas que asistieron al evento, pese a que durante el gobierno de Fujimori apoyaron la indiscriminada campaña de control natal hasta que ésta se convirtió en un escándalo político y un drama social.
Una fuente de la Comisión de Defensa de la Vida del Episcopado señaló a ACI Prensa que “esta pseudo-solución tiene un marcado sesgo anti-vida, evidenciado en la explicación que señala que la causa de la muerte de la paciente fue una mera ‘falta de capacitación en la técnica’, cuando en realidad fue la campaña masiva de esterilización, y el mismo hecho de la esterilización la causa de la muerte de María Mamerita, así como de otros 200 casos más de mujeres víctimas de estas operaciones forzadas”.
La fuente recordó que durante el gobierno de Fujimori, “USAID destinó gran cantidad de dinero a organizaciones anti-vida para llevar a cabo este programa de esterilización”: así por ejemplo, el movimiento feminista “Manuel Ramos” y “Alternativa” recibieron 25 millones de dólares; mientras que el organismo controlista IMPPARES, uno de los promotores más entusiastas de la esterilización, recibió 8 millones de dólares.
Entre los grupos feministas que se hicie! ron presentes en la ceremonia de conciliación para obtener dividendos políticos están el Comité para América Latina y Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM); Defensa de los Derechos de la Mujer (DEMUS); y Centro Legal para Derechos Reproductivos y Políticas Públicas (CRLP), entre otros.
Al margen del evento, en cambio, estuvo el P. Efraín Castillo, responsable de la Vicaría de la Solidaridad de la diócesis de Cajamarca, quien amparó a la familia afectada tras la muerte de María Mamerita.
En conversación con ACI Prensa, el P. Castillo explicó que “la Sra. Mamerita Mestanza Chávez fue llevada bajo presión al Hospital de Salud Regional de Cajamarca para ser sometida a una esterilización forzada, acto que fue impulsado por la campaña antinatalista dirigida a las mujeres pobres e indígenas de la localidad, promovida por el gobierno de Fujimori y por ciertos grupos feministas con el fin de reducir a la población de bajos re! cursos”.
“En el anterior régimen –continuó– la política de pobl ación del Estado, influenciada por grupos feministas, obligaba a médicos y para-médicos a llevar cupos de mujeres para ser esterilizadas pues si no lo hacían perdían automáticamente su empleo”.
El P. Castillo relató además que “ante el fallecimiento de la Sra. Mamerita, la Vicaría de la Solidaridad asumió el caso presentándolo al Estado, que simplemente no dio lugar a la denuncia y archivó el caso”.
“Detrás de todo esto están las políticas que van en contra de la dignidad de la persona, contra su naturaleza, contra la vida, dirigidas en especial a poblaciones pobres”, resaltó el sacerdote.
Al referirse al actual papel de las feministas, que han convertido el drama de María Mamerita en una nueva ocasión para impulsar las mismas políticas que le costaron la vida, el sacerdote cajamarquino subrayó “ya no más ‘campañas’ ni ‘ferias de capacitación’ porque van en contra de la vida de la persona”. “Esperamos que no se repitan! estas políticas anti-humanas que van agresivamente contra la población con una agenda antinatalista”, agregó.
“La cuestión de fondo no es sólo la Sra. Mamerita, ella ha sido una muestra explícita de la acción anti-vida de estas campañas que ha llegado a muchas mujeres ¡Que ya no hayan más Mameritas! ¡Nunca más!”, concluyó el P Castillo.
Feministas que inspiraron campaña antinatalista pasan de victimarias a víctimas en el Perú
LIMA, 27 Ago. 03 (ACI).-En un acontecimiento sin precedentes, el Gobierno peruano decidió indemnizar a familiares de una de las numerosas víctimas fatales de la campaña de esterilizaciones forzadas lanzadas por el ex presidente Alberto Fujimori; pero en un inusitado giro, los grupos feministas que apoyaron la campaña han aparecido ahora como beneficiarios de la indemnización.
El martes 27, el Gobierno peruano, por mandato de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, indemnizó a la familia de Maria Mamerita Mestanza Chávez, del departamento norandino de Cajamarca, quien murió a causa de una esterilización forzada como parte de la brutal campaña de cuotas establecidas por Fujimori.
La ceremonia se llevó a cabo en el Ministerio de Justicia con la presencia de representantes de! l Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud, Ministerio de Justicia, organizaciones feministas y un delegado de la Conferencia Episcopal Peruana, a quien hasta el final se trató de soslayar del evento.
Lo paradójico es que el acuerdo de indemnización incluye una cláusula en la que se aprueba financiar a las “organizaciones capacitadas en estos temas” –palabras textuales del Ministro de Salud, Álvaro Vidal–, en evidente referencia a las organizaciones feministas que asistieron al evento, pese a que durante el gobierno de Fujimori apoyaron la indiscriminada campaña de control natal hasta que ésta se convirtió en un escándalo político y un drama social.
Una fuente de la Comisión de Defensa de la Vida del Episcopado señaló a ACI Prensa que “esta pseudo-solución tiene un marcado sesgo anti-vida, evidenciado en la explicación que señala que la causa de la muerte de la paciente fue una mera ‘falta de capacitación en la técnica’, cuando en realidad fue la campaña masiva de esterilización, y el mismo hecho de la esterilización la causa de la muerte de María Mamerita, así como de otros 200 casos más de mujeres víctimas de estas operaciones forzadas”.
La fuente recordó que durante el gobierno de Fujimori, “USAID destinó gran cantidad de dinero a organizaciones anti-vida para llevar a cabo este programa de esterilización”: así por ejemplo, el movimiento feminista “Manuel Ramos” y “Alternativa” recibieron 25 millones de dólares; mientras que el organismo controlista IMPPARES, uno de los promotores más entusiastas de la esterilización, recibió 8 millones de dólares.
Entre los grupos feministas que se hicie! ron presentes en la ceremonia de conciliación para obtener dividendos políticos están el Comité para América Latina y Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM); Defensa de los Derechos de la Mujer (DEMUS); y Centro Legal para Derechos Reproductivos y Políticas Públicas (CRLP), entre otros.
Al margen del evento, en cambio, estuvo el P. Efraín Castillo, responsable de la Vicaría de la Solidaridad de la diócesis de Cajamarca, quien amparó a la familia afectada tras la muerte de María Mamerita.
En conversación con ACI Prensa, el P. Castillo explicó que “la Sra. Mamerita Mestanza Chávez fue llevada bajo presión al Hospital de Salud Regional de Cajamarca para ser sometida a una esterilización forzada, acto que fue impulsado por la campaña antinatalista dirigida a las mujeres pobres e indígenas de la localidad, promovida por el gobierno de Fujimori y por ciertos grupos feministas con el fin de reducir a la población de bajos re! cursos”.
“En el anterior régimen –continuó– la política de pobl ación del Estado, influenciada por grupos feministas, obligaba a médicos y para-médicos a llevar cupos de mujeres para ser esterilizadas pues si no lo hacían perdían automáticamente su empleo”.
El P. Castillo relató además que “ante el fallecimiento de la Sra. Mamerita, la Vicaría de la Solidaridad asumió el caso presentándolo al Estado, que simplemente no dio lugar a la denuncia y archivó el caso”.
“Detrás de todo esto están las políticas que van en contra de la dignidad de la persona, contra su naturaleza, contra la vida, dirigidas en especial a poblaciones pobres”, resaltó el sacerdote.
Al referirse al actual papel de las feministas, que han convertido el drama de María Mamerita en una nueva ocasión para impulsar las mismas políticas que le costaron la vida, el sacerdote cajamarquino subrayó “ya no más ‘campañas’ ni ‘ferias de capacitación’ porque van en contra de la vida de la persona”. “Esperamos que no se repitan! estas políticas anti-humanas que van agresivamente contra la población con una agenda antinatalista”, agregó.
“La cuestión de fondo no es sólo la Sra. Mamerita, ella ha sido una muestra explícita de la acción anti-vida de estas campañas que ha llegado a muchas mujeres ¡Que ya no hayan más Mameritas! ¡Nunca más!”, concluyó el P Castillo.
 
 

 
 
Informe de Vida Humana Internacional
 
Introducción
 
El ataque más insidioso de las feministas antivida contra la Iglesia Católica y sus enseñanzas, es el que ha lanzado la organización "Católicas por el Derecho a Decidir" o CFFC ("Catholics for a Free Choice"). Por más de dos décadas, la CFFC ha luchado por subvertir a la Iglesia y las doctrinas católicas. Sus objetivos principales son promover el aborto y sembrar cizaña y discordia entre los católicos, con la estrategia de "divide y vencerás".
La CFFC también fomenta la anticoncepción, la esterilización, el lesbianismo, la homosexualidad, el feminismo radical y las doctrinas de la New Age (la llamada Nueva Era) dentro de la Iglesia Católica y en todo el mundo. Este documento demuestra lo que realmente es la CFFC: una organización anticatólica, antivida, antifamilia y antifemenina, que se las da de católica y de trabajar en pro de la mujer.
 
Definición
 
Ciertamente la CFFC no es católica. El título de católica que ostenta la CFFC es un engaño. La Conferencia Nacional de Obispos Católicos de los EE.UU. declaró el 4 de noviembre de 1993, que la CFFC no es una organización católica. "Muchas personas - dice la declaración - pueden ser inducidas a creer que esta organización es auténticamente católica, pero no lo es. No está afiliada ni formalmente ni de ninguna otra manera a la Iglesia"1.
"Los obispos hicieron hincapié en el hecho de que la CFFC está asociada con los movimientos a favor del aborto en Washington, D.C., y comparte una dirección postal y fuentes de ingresos con la Federación Nacional del Aborto, el nombre comercial de la industria del aborto. Citan también el apoyo que le presta la CFFC a `la destrucción violenta de seres humanos inocentes en gestación [...] en cualquier etapa del embarazo y por cualquier motivo'. Los obispos insistieron en que la CFFC ha rechazado la adhesión a la Iglesia y ha tomado posturas que `deliberadamente contradicen las enseñanzas esenciales de la fe católica' y concluyeron que `las Católicas por el Derecho a Decidir no pueden ser reconocidas como una organización católica ni apoyárseles como tal'"2.
Fundada en 1970 para protestar contra la oposición de la Iglesia a la ley de Nueva York que permite el aborto, la CFFC surgió como afiliada de la Coalición Religiosa Pro Derecho al Aborto (Religious Coalition for Abortion Rights), creada poco tiempo después de que el Tribunal Supremo legalizara el aborto en 19733. Ese mismo año la CFFC ya había quedado establecida como una "organización docente que apoya el derecho al legítimo cuidado de la salud de la reproducción [es decir, la anticoncepción y la esterilización] y al aborto"4. Su primer presidente fungió hasta 1979 y fue un sacerdote, el Padre Joseph O'Rourke, Jesuita expulsado de la Orden en 19745. A partir de 1980, Frances Kissling, la fundadora de la Federación Nacional del Aborto (National Abortion Federation), ha sido la directora de la CFFC6.
En un principio, las oficinas principales de la CFFC estuvieron situadas en el edificio de la Paternidad Planificada (Planned Parenthood) en Nueva York7. En realidad, ambas organizaciones se aliaron muy estrechamente en su guerra contra la Iglesia, la familia y los niños por nacer; no solamente porque compartían los mismos locales, sino también porque tienen una ideología y objetivos similares. Por ejemplo, Pamela J. Maraldo, quien fue la presidenta de la Federación Norteamericana de la Paternidad Planificada (Planned Parenthood Federation of America) declaró: "yo no soy menos católica porque me aparte de la Iglesia en materias relacionadas con la privacidad de la familia y la autonomía en la reproducción"8. En otras palabras, Maraldo se considera "buena católica", aunque estaba dirigiendo sin duda, la más poderosa organización dedicada a promover el aborto9. Como veremos, este tipo de mentalidad es la que la CFFC desea inculcarles a todos los católicos.
 
Frances Kissling, agente de la CFFC
 
La presidenta de la CFFC, Frances Kissling, abandonó la Iglesia Católica durante su juventud, pero dice que ha vuelto a incorporarse; y dice que su regreso a la Iglesia no significa "que haya vuelto a la misa de los domingos, a la confesión y a todas esas cosas que son memorias de mi niñez," sino que ha regresado a la Iglesia como "agente de cambio social"10. Parte de su labor ha consistido en organizar grandes campañas a favor del aborto. En ese tiempo fue consultora de los Servicios de Asistencia para Proyectos Internacionales (International Projects Assistance Services), una organización dedicada a abrir clínicas de abortos y a capacitar a los que practican abortos en los países donde el aborto es ilegal11. También fue fundadora, como señalamos más arriba, de la Federación Nacional del Aborto, una organización profesional de facultativos y de orientadores que fomentan el aborto12. Fue directora de una de las primeras clínicas para abortos legales de la ciudad de Nueva York y también dirigió clínicas ilegales de abortos en México y en Roma13. Kissling ha confesado haber introducido ilegalmente aparatos para abortos por succión en México14. Y, cuando visitó Italia dijo: "No veo nada malo en ayudar a las mujeres a practicarse abortos ilegales"15. Su "ética" sobrepuja las leyes nacionales que prohíben el aborto con la misma facilidad con la que ignora las enseñanzas de la Iglesia.
A menudo Kissling trata de defender su organización como si ésta fuera la voz legítima de disensión entre los católicos, apoyada por la gran mayoría de ellos. Sin embargo, cuando se unió a la CFFC, declaró que ya no se consideraba católica16. Por otro lado, "a principios de los años 80, manifestó que la CFFC tenía 5,000 miembros en todo el país. En 1983, sin embargo, solamente el 3% de sus ingresos anuales de $221,900 provino de las cuotas de los miembros. Si se considera que la cuota son $15.00 por persona, entonces, la CFFC, lejos de tener 5,000 miembros, tiene sólo menos de 450 en total, es decir, un 0.00076% de los 59 millones de católicos de los Estados Unidos"17. Kissling admitió en el programa de Jeanine Graf, en Radio WRKO de Boston, que la CFFC no es una organización para socios18. ¿Es ésta la auténtica voz de la oposición católica?
La misma Kissling, que en 1980 fue miembro no asalariado de la junta directiva de la CFFC, comenzó a ganar al año siguiente, algo menos de $30,000, como directora ejecutiva de esa organización19. En 1982, percibió de la CFFC $34,119, cantidad que excedía el límite de sueldo permitido por la Administración de Rentas Internas (Internal Revenue Service) para empleados de organizaciones sin fines lucrativos20. En 1983, ante la baja de $43,000 que sufrieron los ingresos de la CFFC (los cuales descendieron a sólo $221,900), Kissling aceptó reducir su sueldo a $28,33321.
Sin embargo, actualmente el presupuesto anual de la CFFC es de $1.5 millones y en 1993, la organización le declaró al gobierno entradas por un total de $1,530,636, una cantidad 1,000 veces superior a los 1,542 dólares pagados por los socios22. Ese año Kissling percibió un sueldo de $76,400, más $10,000 para su "cuenta de gastos"23.
 
¿De dónde recibe la CFFC sus fondos?
 
Entre 1980 y 1994, 35 fundaciones de los EE.UU. le enviaron cuantiosos donativos a la CFFC para sus actividades antivida y anticatólicas, que ascendieron a $8,138,79724. De $1,530,636 que recibió en 1993, $1,501,412, (o sea, el 98%), lo recibió de estas fundaciones, y solamente $29,224 de otras fuentes25. Las cinco fundaciones principales que mantienen a la CFFC son: Ford, Sunnen, J.D. MacArthur, Gund y la Fundación Pedagógica de América (The Educational Foundation of America)26.
Desde 1986, la CFFC ha recibido $1.5 millones específicamente para promover el aborto, la anticoncepción y el anticatolicismo en la América Latina a través de su rama latinoamericana "Católicas por el Derecho a Decidir" (CDD)27. Esto significa que más de la quinta parte de los ingresos declarados por la CFFC, se utilizan para persuadir a las madres latinas para que maten a sus hijos por nacer. De estos $1.5 millones, $900,000 fueron donados por la Fundación MacArthur28. La Fundación Noyes, ayudó a la CFFC a abrir sus oficinas en Uruguay y México29.
La connotación antivida y anticatólica de los donativos enviados por estas fundaciones, consta en las descripciones de su uso: "Guía para los católicos a favor de la libre elección [es decir, del aborto]" (Fundación Packard, 1991); "contrarrestar los esfuerzos de la Iglesia Católica Romana por evitar que legalmente se tenga acceso a los cuidados de la salud de la función reproductiva [es decir, a los anticonceptivos, en su mayoría potencialmente abortivos y dañinos para la mujer]" (Fundación General Service, 1988); "apoyar a los disidentes católicos en el tema del aborto" (Fundación Gund, 1987); "proporcionarles a los ciudadanos católicos una alternativa razonable a la doctrina de la Iglesia" (Fundación Clark, 1985), entre otras30.
 
La CFFC se opone a las enseñanzas de la Iglesia Católica
 
La CFFC se opone vehementemente a la doctrina de la Iglesia Católica sobre el aborto, la anticoncepción y la moral sexual, siendo su postura que la doctrina de la Iglesia sobre la sexualidad y la procreación no es infalible, y por lo tanto no hay obligación de aceptarla; y que el aborto puede ser una opción moral porque, sin duda las mujeres son capaces de tomar decisiones que "mejoren su integridad y su salud"31. La CFFC también alega que, un católico aunque crea que el aborto es inmoral, puede estar a favor de su licitud32. Kissling ha declarado que, aunque ella considera al feto parte de la especie humana, piensa que el valor del feto nunca puede anteponerse al "valor del bienestar de la mujer"33. Obviamente, Kissling no toma en consideración el hecho de que aproximadamente la mitad de las criaturas por nacer son mujeres.
La CFFC se jacta de defender a la mujer, ¿por qué, entonces, no ha protegido a las mujeres de los abortos chapuceros, tanto legales como ilegales? ¿Por qué no ha denunciado públicamente el daño que los promotores del control de la población les han hecho a las mujeres, especialmente en los países del tercer mundo, con los abortos, los anticonceptivos y la esterilización? La CFFC se ha pronunciado a favor del "derecho de decidir", pero su verdadera orientación es proaborto.
Kissling, en una ocasión dijo: "yo no estoy a favor del aborto; lo que quiero es que se respete la conciencia de la persona"34. Sin embargo, la CFFC "se ha opuesto a que a las mujeres se les de información sobre los datos biológicos objetivos que existen acerca de la criatura durante el embarazo, asegurando que eso constituye un instrumento de `...propaganda que favorece la postura que se opone al aborto'"35. "Ha llegado incluso a referirse al aborto como un `acto sagrado'"36.
En cuanto a la anticoncepción, la CFFC alega que hasta hoy "ni la jerarquía ni los teólogos ni los laicos católicos han dejado de debatir la cuestión con gran interés"37.
La CFFC también alega que "la unión entre heterosexuales u homosexuales para vivir como pareja, basada en la justicia y el compromiso más que en el contrato conyugal tradicional, es moralmente válida"38.
Respecto de la autoridad de la Iglesia, la CFFC declara falsamente que el derecho canónico, "afirma tanto el derecho como la responsabilidad que tienen los católicos de seguir su propia conciencia, aún cuando ésta discrepe de las enseñanzas de la Iglesia"39.
Finalmente, la CFFC favorece la ordenación de la mujer40.
 
Publicaciones de la CFFC
 
¿Cómo da a conocer la CFFC sus ideas? Mediante la publicación de libros, folletos y boletines, para lo cual utiliza la mayor parte de su dinero. A continuación una lista parcial:
Conscience, publicación trimestral en inglés que promueve "la opinión de los católicos a favor del derecho a decidir," contiene artículos de sacerdotes y monjas disidentes41.
Conciencia Latinoamericana, publicación trimestral en español de la CDD sobre "cuestiones de la salud de la reproducción" en Latinoamérica, donde se recibe gratis43.
Instantes, publicación trimestral de la Iniciativa Latina (Latina Initiative) de la CFFC, creada especialmente para llegar a la mujer latina en los Estados Unidos44.
In/Fire Ethics, publicación trimestral publicada por la Red Internacional para Feministas Interesadas en la Reproducción (International Network of Feminists Interested in Reproductive Health), la Salud y la Ética, pero en realidad está dirigida, al menos parcialmente, por la CFFC45. En inglés solamente.
Este último grupo surgió en la Reunión Internacional sobre la Mujer y la Salud (International Women and Health Meeting), en Manila, Filipinas, en 1990, y sirve de centro de control e información para feministas profesionales de ambos sexos, interesados en cuestiones éticas relacionadas con "los derechos de la salud de la reproducción.46" Uno de sus principales objetivos es desarrollar un banco de datos de moralistas feministas y su respectivo campo de especialización, a fin de lograr que se incluya la perspectiva feminista en esta cuestión47.
Los siguientes folletos tratan principalmente sobre los vanos intentos de la CFFC de refutar la doctrina de la Iglesia sobre el aborto y la anticoncepción. Tratan de "justificar" el aborto con razones "éticas":
El aborto: Guía para la toma de decisiones éticas ("Abortion: A Guide to Making Ethical Choices"). En inglés y español. Una de las autoras de este libro, Marjorie R. Maguire, quien colaboraba con la CFFC, ha declarado que está de acuerdo con el Vaticano en que dicha organización no es católica. Maguire también afirma que la CFFC no está a favor de la mujer, sino que simplemente se dedica a promover el aborto y el libertinaje sexual.48
Los Obispos y el control de la natalidad: Crónica de obstrucción ("Bishops on Birth Control: A Chronicle of Obstruction")49. En inglés solamente.
La Historia de las ideas sobre el aborto en la Iglesia Católica ("History of Abortion in the Catholic Church") y El aborto de buena fe: Un cuestionamiento ético50. En inglés y español.
La anticoncepción en la Doctrina Católica: Evolución de un código terrenal ("Contraception in Catholic Doctrine: The Evolution of an Earthly Code")51. En inglés solamente.
Reflexiones de un teólogo católico durante su visita a una clínica de abortos ("Reflections of a Catholic Theologian on Visiting an Abortion Clinic")52. En inglés solamente.
La CFFC también ha publicado folletos y artículos destinados a influir en las decisiones de los congresistas y como parte del trabajo que realizan en el campo de la política. Dos de ellos son: La cuestión del aborto en el proceso político ("The Abortion Issue in the Political Process") y Guía para Católicos a favor del derecho a decidir: la Iglesia, el Estado y la política del aborto ("Guide for Pro-Choice Catholics: The Church, the State and Abortion Politics")53. También la CFFC les repartió un escrito de cuatro páginas titulado Los católicos, el aborto y la política pública ("Catholics, Abortion and Public Policy"), a más de 50 "católicos" que están a favor del "derecho a decidir" en el Congreso de los EE.UU.54. Junto con más de una docena de miembros de "Mujeres-Iglesia" ("Women-Church"), la CFFC circuló una carta entre los miembros del Congreso de los EE.UU., donde pedía que el gobierno le pague por el "servicio" del aborto a las mujeres acogidas al plan Medicaid (plan de fondos federales para ayudar a las personas de bajos ingresos a cubrir sus gastos médicos).55
La CFFC ha patrocinado muchas actividades para promover su ideología antivida por medio de la prensa. En octubre de 1984, puso un anuncio de una página en el New York Times titulado: "Declaración católica sobre el pluralismo y el aborto" ("Catholic Statement on Pluralism and Abortion"). En el artículo afirmaba que sobre el aborto "hay diversas posturas católicas que pueden ser legítimas"56. El anuncio "fue diseñado y publicado por la agencia publicitaria de la Paternidad Planificada en Nueva York"57.
 
El vínculo entre la CFFC y la Nueva Era
 
Es muy preocupante la relación entre la CFFC y los movimientos de Mujeres-Iglesia y Nueva Era, que se han infiltrado en la Iglesia Católica58. La escritora católica, Donna Steichen ha indicado que "Mujeres-Iglesia y la CFFC están íntimamente vinculadas"59. De hecho, una de las fundadoras del movimiento Mujeres-Iglesia, Rosemary Radford Ruether, que algunos consideran una "teóloga católica", es miembro de la junta directiva de la CFFC y feminista que apoya el aborto60. Ruether ayudó a unir a muchos de los grupos feministas en una coalición llamada Convergencia de Mujeres-Iglesia (Women-Church Convergence)61. "Como parte de su estrategia, las principales teólogas feministas...denominan ahora al movimiento feminista en la religión como Mujeres-Iglesia -- el movimiento que abarca todas las creencias religiosas de `mujeres identificadas consigo mismas y de hombres que se identifican con las mujeres', cuyo fin común es reinterpretar el Evangelio según el enfoque de la liberación de la mujer"62. Ruether ha dicho que Mujeres-Iglesia es un movimiento de "cristianismo radical", que "tiende a ver la religión tradicional como falsa o en decadencia" y que "prevee la Nueva Era esperando que nazca pronto sobre la tierra, según el modelo del orden social de la redención que esté de acuerdo con sus principios"63.
Ruether también ha "admitido...[que] `Mujeres-Iglesia está cimentada en lo que recientemente se ha definido como la espiritualidad basada en la creación', que no es sino otra versión de las teorías de las ciencias ocultas y de la Nueva Era del Padre Matthew Fox"64, Dominico expulsado de la Orden65.
 
(Continuará)
 
Junio de 1995
 
Notas: 1-2. C. Joseph Doyle, "Agent of Influence," The Catholic World Report (enero, 1994): 42. 3. Richard Doerflinger, "Who are Catholics for a Free Choice?," America (16 de noviembre de 1985): 312. 4. Conscience 10 (10 de noviembre de 1989): 13. 5. Doerflinger, 312. 6. Ibid., 313; "`Catholics for a Free Choice' and National Abortion Federation," Secretariat for Pro-Life Activities, 12 de noviembre de 1993. Según esta fuente, la "NAF no es un grupo más a favor de la legalización del aborto, sino una asociación de suministradores de abortos, que alcanzó gran notoriedad el año pasado [1992] luego de haber auspiciado un taller de capacitación sobre la espeluznante técnica llamada `dilatación y extracción', que se utiliza en los abortos tardíos." 7. Doerflinger, 313. 8. Maraldo, Pamela J., "Pro-Choice and Catholic," Planned Parenthood Challenges (1993): 8. 9. "Celebrating Seventy Years of Service," 1986 Annual Report, Planned Parenthood Federation of America, pp. 23 y 32, citado por George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood (Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc., 1988), 23. El libro de Grant contiene mucha información sobre la ideología y las actividades de la Paternidad Planificada, que son absolutamente contrarias a la enseñanza moral cristiana. 10. Mary Meehan, "Viewpoint: The Powers Behind Population Control," Our Sunday Visitor, 21 de agosto de 1994, 19. 11. Meehan, "Kissling Speaks Frankly About Past Activism," National Catholic Register, 7 de septiembre de 1986, 6. 12-13. Janet Wallach, "The Cardinal of Choice," The Washington Post Magazine (24 de agosto de 1986): 6, citado por Laura J. Halbmaier, "Catholics for a Free Choice," Catholic Critique (National Catholic Action Coalition), Número 1, p. 3. 14. Doyle, 44-45. 15-16. Ibid., 45. 17. Ibid., 43. 18. Ibid., 41. 19. James A. Miller, "`Catholics For a Free Choice' Exposed. Part II: The Dirty Money," HLI Reports (febrero, 1995): 9. 20-23. Ibid. Véase el formulario de declaración de ingresos de 1993 de la CFFC para organizaciones con excepción de impuestos. 24. Ibid., 8. Para más información sobre este tema, consulte nuestro informe sobre las fundaciones que les envían donativos a la CFFC y a otras organizaciones antivida y anticatólicas. Este informe se titula "Fundaciones de EE.UU. que otorgan fondos para promover la muerte y el anti-catolicismo" (junio de 1995). 25. Ibid., 9. 26. Ibid., 8. Ni la Compañía Ford ni la familia Ford tienen vínculo alguno con la fundación que lleva el mismo nombre. 27-29. Ibid., 10; véase también el informe sobre las fundaciones. 30. Ibid., 10-15; véase también el informe sobre las fundaciones. 31. Steve Askin, "Challenging the Right," Conscience 15 (primavera, 1994): 65. 32. Ibid. 33. Ibid., 66. 34. "Fe discordante", Revista VEJA, Brasil (26 de octubre de 1988). 35. Doerflinger, 313. 36. Brian Clowes, Ph.D., Pro-Life Activist's Encyclopedia, Vol. II, p. 80-6. 37. Askin, 65. 38-40. Ibid., 66. 41. Ibid., 64. 42. Conciencia Latinoamericana 5 (abril/mayo/junio, 1993). 43. Ibid; Askin, 64. 44. Askin, 65. 45. IN/FIRE Ethics 3, issue 1 (1994): 8. 46. Conscience 12 (enero/febrero, 1991): 21. 47. Ibid. 48. Askin, 65; Marjorie R. Maguire, "Not Catholic," National Catholic Reporter, 21 de abril de 1995. El National Catholic Reporter es un periódico heterodoxo, sin embargo, publicó esta declaración. 49. Askin, 65. 50. Ibid.; Kathleen Hynes, Ph.D., El aborto de buena fe: Un cuestionamiento ético (Washington, D.C.: Catholics For a Free Choice). 51-52. Ibid. 53. Doyle, 47; Askin, 65. 54. "CFFC Notebook," Conscience 15 (primavera, 1994): 71. 55. Ibid. 56. Askin, 65; Doerflinger, 312. 57. Doerflinger, 313. 58. Véase el revelador libro de Donna Steichen, Ungodly Rage: The Hidden Face of Catholic Feminism (San Franciso: Ignatius Press, 1991), que trata sobre cómo el feminismo extremista y el movimiento de la Nueva Era se están infiltrando en la Iglesia Católica. 59. Ibid., 156. 60. Ibid., 32, 304; Conscience 10 (noviembre 10, 1989): 13. 61. Steichen, 304. 62. Kenneth L. Woodward, "Feminism and the Churches," Newsweek (13 de febrero de 1989): 60. 63. Rosemary Radford Ruether, Women-Church: Theology and Practice of Feminist Liturgical Communities (San Francisco: Harper & Row, 1985), 15-23, citado por Steichen, 165. 64. "The Hideous Error of Women Priests," Crying in the Wilderness Newsletter (otoño, 1992): 4. 65. Molly O'Neill, "Roman Catholic Rebel Becomes a Cause Celebre," The New York Times, 17 de marzo de 1993, C1.
 
 

 
VIRUS DE VIH-SIDA AFECTA A CUATRO DE CADA MIL URUGUAYOS
 
MONTEVIDEO, Jul 13 (AFP) - En los últimos dos años se duplicó en Uruguay la prevalencia del VIH, que pasó a afectar a cuatro de cada mil habitantes, de acuerdo con un estudio del Programa Nacional de Sida, conocido este domingo.
El 29 de este mes se cumplen 20 años del inicio de la epidemia en Uruguay, con la notificación del primer caso de sida, lapso en el cual se registraron 5.795 casos de VIH-sida y 2.183 fallecimientos.
Según el estudio realizado a fines de 2002, se calcula 12.500 personas conviven con el virus en Uruguay, mientras que dos años atrás la estimación era de 7.300, dijo la directora del Programa Nacional de Sida del Ministerio de Salud Pública (MSP), Margarita Serra, al diario El Telégrafo de Paysandú.
"La prevalencia del VIH-sida entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con personas de su mismo sexo alcanza al 21%", afirmó Serra, quien consideró este porcentaje como "muy alto".
En Uruguay se vendieron 17 millones de preservativos en 2001, pero el uso del mismo "no ha sido el más adecuado por parte de la población", señalaron en noviembre último portavoces del MSP en un informe sobre la situación de la enfermedad en ocasión del Día Internacional de Lucha contra el Sida.
 
http://www.aegis.com/news/afp/2003/AF030770_ES.html
 

INFECTADOS POR VIH AUMENTARON UN 65%
Alerta - La prevalencia del virus se duplicó
 
El País, 16 de julio de 2003.- El número de infectados por el virus del Sida en Uruguay aumentó un 65 %, según el último estudio centinela realizado por el Programa Nacional de Sida. Además, las nuevas estadísticas marcan una duplicación de la prevalencia del VIH. El virus afecta ahora a cuatro de cada mil uruguayos, mientras que en 2000 dos de cada mil uruguayos estaban infectados.
La directora del Programa Nacional de Sida, Margarita Serra, admitió su preocupación en una entrevista con el diario "El Telégrafo", de Paysandú. "No es la única mala noticia, porque también se duplicó la cantidad de casos notificados diariamente al programa", dijo la médica. Sin embargo, la directora enfatizó que Uruguay sigue teniendo una "baja prevalencia" de la enfermedad, categoría que implica tener menos de 10 infectados cada mil habitantes.
"El próximo 29 de julio se cumplirán 20 años del inicio de la epidemia en Uruguay, con la notificación del primer caso de Sida", dijo Serra, quien recordó que era una persona que vivía en Estados Unidos, que llegó en la etapa terminal de la enfermedad al país.
Según la especialista, "en ese momento pensamos que era algo que nos tocaba circunstancialmente y que no teníamos por qué preocuparnos, pero 20 años después queremos decir que hay 5.795 notificaciones de casos de VIH-Sida y fallecieron 2.183 enfermos".
En la actualidad se calcula que hay 12.500 personas que conviven con el virus en Uruguay. "En este momento, estamos preocupados porque el estudio centinela del año 2000 nos dijo que teníamos una prevalencia de 2 casos de VIH-Sida cada 1.000 personas, se notificaba un nuevo caso por día y se calculaba que 7.300 personas tenían el virus", admitió Serra.
Pero, el estudio realizado a fines de 2002 nos dejó en evidencia que se duplicaron las notificaciones diarias y 4 de cada 1.000 uruguayos tienen la enfermedad.
VULNERABLES. La técnica enfatizó que la mayor preocupación proviene de los hombres que tienen relaciones sexuales con personas de su mismo sexo, muchos de ellos con una bisexualidad secreta.
"La prevalencia del VIH-Sida entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres alcanza actualmente el 21 por ciento, lo cual es muy alto", explicó.
"El puente del Sida hacia la población en general son los clientes de los trabajadores sexuales y, por las encuestas y charlas que hemos hecho, sabemos que la mayoría de ellos son hombres casados que tienen una bisexualidad secreta y, como no pueden justificar la necesidad del inicio del preservativo con sus esposas, no lo usan", afirmó.
En cuanto a los usuarios de drogas intravenosas, dijo que, tomando todo el espectro de edades, el 28% de las personas con VIH-Sida lo adquirieron por intercambiar agujas y jeringas. Entre los reclusos existe una prevalencia de la enfermedad del 6 %, mientras que el último grupo de riesgo está constituido por las prostitutas, aunque en este caso la prevalencia de la enfermedad es menor.
 
www.diarioelpais.com.uy
 

 
IMPLEMENTARÁN EDUCACIÓN SEXUAL EN ESCUELAS, LICEOS Y UTU
 
Plan General - Alcanzará también a padres, docentes y médicos
 
El País, 29 de agosto de 2003.- Las autoridades de la enseñanza iniciaron ayer acciones para implementar un programa de educación sexual que se dictará en las aulas de todos los niveles.
Este proceso se inscribe en un Plan Nacional de Educación Sexual, diseñado tanto por la Administración de Educación Pública (ANEP), el Consejo de Educación Primaria, el Consejo de Educación Secundaria, el Consejo de Educación Técnico profesional (UTU), el Instituto Nacional del Menor (Iname), el Instituto Nacional de la Juventud (INJU), y los ministerios de Educación y Cultura y de Salud Pública.
Este plan apunta a "promover la salud sexual (...) ayudar a las personas a tener una visión de la sexualidad, a proveerles de información y destrezas sobre como cuidar su salud sexual y desarrollar habilidades para la toma de decisiones", señala el texto del proyecto al que El País tuvo acceso.
Dentro de los objetivos específicos que se propone, destacan "favorecer un mayor conocimiento y vínculo con el propio cuerpo, como elemento de autoestima y de sustento de autocuidado de la salud. Favorecer la adopción de conductas sexuales conscientes, placenteras, libres y responsables hacia uno mismo y los demás. Propiciar la comunicación entre la pareja y en la vida familiar. Promover criterios equitativos y conductas de responsabilidad compartida en la pareja (...) y el empleo de métodos anticonceptivos. Promover conductas de responsabilidad recíproca en la prevención de infecciones de transmisión sexual".
Aquí se incluye no solo la educación sexual en las aulas, sino también la capacitación de docentes, padres y médicos y técnicos vinculados a la salud.
El primer paso será la capacitación de los docentes, junto con el diseño de una currícula para el tratamiento del tema que estará adaptada a la edad de los estudiantes a los que se dirija.
Los temas que incluirán en la misma será de corte biológico, psicológico y también sociales. Allí aparecen contenidos tales como "Pubertad, el adolescente y su cuerpo, menstruación, eyaculaciones espontáneas, respuesta sexual, fecundidad, embarazo. Pareja y afecto, placer sexual, comunicación y familia. La sexualidad a través de la historia, creencias mitos y tabúes, homosexualidad, heterosexualidad, bisexualidad, la familia y la educación sexual, los medios de comunicación y la educación sexual, los aspectos legales de la educación sexual".
DERECHO. El texto argumenta que la educación sexual "se constituye en un derecho humano, no pudiendo quedar librada al arbitrio de terceros, aún cuando estos terceros sean personas tan próximas como los propios padres u otros integrantes de la familia". Añade "los padres son quienes tienen la clave de guiarle en el ejercicio de estos derechos, por tanto, la patria potestad no puede ser utilizada como obstáculo para que las personas a su cuidado se vean privadas del derecho de la educación sexual. Los padres, la institución educativa y la sociedad en su conjunto son responsables de facilitarle el acceso al máximo de información y habilitarle los procesos que permitan formarse un juicio propio en relación a este aspecto de su vida".
Sin embargo, se reconoce la importancia del apoyo de los padres, la familia y la comunidad en este proceso, para lo cual se prevén instancias de capacitación y campañas comunicacionales de concientización que acompañen las acciones en las aulas y los centros de atención médica.
 
Preocupantes
 
El Proyecto de Educación Sexual lo que busca es incidir en la reducción de algunos indicadores peocupantes que se presentan actualmente en Uruguay y en el mundo en general.
La edad promedio de iniciación sexual de los estudiantes es a los 15 años.
El 24% de los jóvenes que mantienen relaciones sexuales no utiliza ningún método anticonceptivo.
En el Hospital Pereira Rossell el 25% de los nacimientos provienen de madres adolescentes.
El embarazo de por si hace que las adolescentes interrumpan sus estudios. Un 8% continúa estudiando, 20% deja de estudiar por el embarazo y 27 % ya no estudiaba cuando quedó embarazada.
El 35,6% de los infectados con el virus del Sida tienen entre 15 y 24 años.

www.diarioelpais.com.uy
 

N. del E.: Lamentamos profundamente estas dos últimas noticias. La primera, proque si bien se reconoce que el problema del SIDA es un problema de conducta sexual, se sigue insistiendo en promover la misma conducta, en no cambiarla, salvo en lo que refiere a la utilización de preservativos. Es como si la policía caminera quitara todos los límites de velocidad en las rutas y recomendara solamente el uso del cinturón de seguridad. No parece que la cifra se vaya a reducir, por tanto, mientras se sigan promoviendo las mismas conductas.
La segunda noticia, nos lleva a concluir que no sólo el Programa Nacional de SIDA, sino prácticamente todos los organismos estatales, cooperarán en la difusión de este tipo de conductas de riesgo que lleva a la propagación del SIDA y al incremento del embarazo adolescente y el aborto. De acuerdo con un estudio realizado por el British Medical Journal (324: 1426; 2002) -citado en Vivir en Familia a fines de 2002 (N° 20/02)- sobre la incidencia de las campañas y programas escolares impartidos en los últimos treinta años en distintas partes del mundo, estos no sirven para prevenir el embarazo adolescente (y naturalmente, menos aún sirven para prevenir el SIDA, que se contagia todos los días del mes...).
Según esta investigación, "30 estudios en 9.642 chicas adolescentes demuestran que los programas no logran que las jóvenes retrasen las relaciones sexuales. Otros 11 estudios en 7.418 jóvenes llegaron a la misma conclusión, en este caso para los varones. Los autores tampoco han descubierto aumentos significativos en el uso de anticonceptivos por parte de los adolescentes después de participar en algún programa de prevención de embarazos. En este punto, 12 estudios en 8.019 jóvenes concluyen que los programas no han reducido el índice de embarazos; además, cinco estudios señalan un aumento del número de embarazos después de participar en los programas de prevención." (...) "El estudio afirma que los jóvenes tienen información, pero que la prevención mejora mucho cuando los programas incluyen además seguimiento de los participantes; sesiones individuales; actividades alternativas; lecciones de autoestima y de relaciones con los padres; información sobre enfermedades de transmisión sexual; insistencia en la responsabilidad sexual, etc. Estos programas, al ser más profundos, suelen hablar de la abstinencia, una estrategia que se ha demostrado mucho más eficaz".
No tenemos elementos para juzgar a priori el resultado de los programas que se implementarán en Uruguay. Pero no nos extrañaría que fueran un completo fracaso, puesto que la alternativa de la abstinencia prácticamente no se considera.
Animamos por tanto a los padres que envían sus hijos a instituciones estatales, y que estén en desacuerdo con estos programas, a invocar el art. 41 de la Constitución de la República  para solicitar la inasistencia de estos a dichas clases, en las cuales, entre otras cosas, se enseñará que no hay diferencia alguna entre ser heterosexual y ser homosexual. Este artículo de nuestra Carta Magna dice muy claramente: "El cuidado y educación de los hijos para que éstos alcancen su plena capacidad corporal, intelectual y social, es un deber y un derecho de los padres. (...) La ley dispondrá las medidas necesarias para que la infancia y juventud sean protegidas contra el abandono corporal, intelectual o moral de sus padres o tutores, así como contra la explotación y el abuso."
A propósito, este tipo de programas ¿no es inconstitucional? ¿Cómo puede ser que el Estado se obligue a disponer las medidas necesarias para que la infancia y la juventud sean protegidas contra el abandono "moral" de sus padres o tutores, y que al mismo tiempo imponga programas de educación sexual contrarios a las convicciones morales de muchos padres o tutores?  

PARA REFLEXIONAR

LA CRISIS DE LA IGLESIA, «UNA FE DÉBIL», SEGÚN EL CARDENAL RATZINGER

Declaraciones al canal de televisión EWTN

IRONDALE (ALABAMA), 24 agosto 2003 (
ZENIT.org).- Para el cardenal Joseph Ratzinger la crisis que atraviesa la Iglesia, particularmente en Estados Unidos, es «una fe débil» a la que hay que responder con «conversión» y «una enseñanza moral clara».
Así lo expresa el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, considerado como uno de los más grandes teólogos contemporáneos, en una entrevista concedida al director de noticias del canal de televisión
EWTN, Raymond Arroyo, que será transmitida en su original en inglés el 5 de septiembre.
Según el purpurado alemán, la causa fundamental de la crisis que atraviesa el cristianismo tiene un «elemento general», «la debilidad de los seres humanos, incluso de los sacerdotes». «Creo que el punto esencia es una fe débil», afirma.
«Por tanto hay dos aspectos esenciales --considera--: conversión a una fe profunda con una vida de oración y sacramentos, y una enseñanza moral clara en conexión con la enseñanza que la Iglesia ha recibido del Espíritu Santo y que puede mostrarnos el camino».
Por lo que se refiere al papel de los obispos estadounidenses en la crisis y en la respuesta a la crisis, el cardenal Ratzinger afronta el debate en torno a la función de la Conferencia Episcopal.
«La coordinación entre los obispos es ciertamente necesaria, pues Estados Unidos es un gran continente --reconoce--. Ahora bien, desde un primer momento queda claro que la responsabilidad personal del obispo es fundamental para la Iglesia, y tal vez el anonimato de las Conferencias Episcopales pueden ser un peligro para la Iglesia. Nadie resulta inmediata y personalmente responsable. Resulta siendo la conferencia y uno no sabe ni dónde está ni quién es la conferencia».
Ante las críticas de quienes contestan la voz de la Iglesia católica en temas como la sexualidad o el reconocimiento de las uniones homosexuales, el cardenal responde: «Creo que, aunque nuestra cultura esté en contra del matrimonio como forma esencial de las relaciones entre el hombre y la mujer, nuestra naturaleza está siempre presente, y podemos comprender» [la postura de la Iglesia].
«Espero que sea posible un diálogo sincero y abierto con gente que comprende incluso hoy que ésta es nuestra naturaleza: el hombre y la mujer han sido creados el uno para el otro», recuerda.
El purpurado de 76 años, afronta también la cuestión de su posible renuncia al cargo, que hace de él uno de los hombres más cercanos.
«Sí, desee retirarme en 1991, en 1996 y en 2001, pues tenía la idea de escribir algunos libros y de volver a mis estudios, como lo ha hecho el cardenal Martini [arzobispo emérito de Milán] --revela--. Pero, al ver el sufrimiento del Papa, no puedo decirle "Me retiro, me dedico a mis libros..." Tengo que continuar».
La entrevista del cardenal Ratzinger a EWT será transmitida doblada al español en una fecha todavía no anunciada.
ZS03082405

 
ACTIVISTAS HOMOSEXUALES TOMAN REPRESALIAS CONTRA PASTORES QUE PREDICAN A FAVOR DEL MATRIMONIO
WASHINGTON DC, 22 Ago. 03 (ACI).-En medio de la profunda división en la iglesia episcopaliana a raíz del nombramiento del obispo homosexual Gene Robinson, diversos activistas homosexuales han tomado represalias agrediendo a pastores que predican a favor del matrimonio.
Esta vez, el pastor Paul Endrei de la iglesia de la Resurrección en Westlake, Ohio, informó que luego de su homilía sobre el polémico nombramiento de Robinson, tres hombres atacaron por sorpresa al conserje de la iglesia, Richard Bilski.
En declaraciones al periódico Cleveland Plain Dealer, el pastor explicó que cuando el conserje fue atacado, uno de los agresores exclamó: “éste es un mensaje para el pastor Paul”.
Asimismo, Endrei añadió que su homilía giró entorno al tema “amamos a los homosexuales pero odiamos el pecado”, donde “le dije a los feligreses que ‘el evangelio de Gene Robinson no es el Evangelio de Jesucristo”.
 
Otros casos
 
Un vicario episcopaliano en Graham, Texas, cerca de Fort Worth, reportó que su iglesia fue atacada vandálicamente y que una parte fue incendiada el 5 de agosto en una aparente reacción de activistas homosexuales por la defensa que los fieles hacen de la ortodoxia tradicional. La policía dijo que la única pista es una inscripción en la pared: “Dios y Jesús aman a los homosexuales”.
Por otro lado, el 7 de agosto, un obispo anglicano de Kenia fue atacado en una calle de Londres por dos colegas suyos de la Iglesia de Inglaterra por oponerse al nombramiento de Robinson. El enfrentamiento llegó a las manos antes de que personas que pasaban por ahí fueran al rescate del obispo Simon Oketch, que se encontraba atendiendo un seminario internacional en esa ciudad.
 
www.aciprensa.com
 

PARA SONREIR

AVISOS CLASIFICADOS
 
Clasificación: Otros...
Vendo auto cuatro puertas con excelente vista a la calle.
Busco suegra y perro, recompensa por el perro.
Vndo maqina d scrbir qu l falta una tcla.
Permuto moto rota por silla de ruedas.
Permuto pastor alemán por uno que hable español.
Ce dan klacez de hortografya.
Permuto lindo perro doberman por mano ortopédica.
Desempleado de muchos años de práctica, sin estudios, ofrece sus servicios para cualquier empleo.
Chico timido busca, ehhhh, bueno, no, este, no, no importa...

CORREO DEL LECTOR
----- Original Message -----
From: Alejandro Fernández
To: familias@adinet.com.uy
Sent: Friday, August 29, 2003 11:38 AM
Subject: Película sobre aborto
Apreciados amigos de "Vivir en Familia":
Por el presente les informo que el día 5 de setiembre se estrenará en el cine Metro la película Punto y Aparte, que tiene como propósito concientizar sobre el aborto con un mensaje a favor de la vida.
Tenemos a disposición promociones individuales para que entren dos personas por el precio de una sola entrada para su distribución.
Deseamos hacer la mayor difusión de la misma dado que estamos a las puertas del comienzo de discusión del proyecto-ley de "salud reproductiva", y creemos que esta película puede ser una muy buena herramienta para sensibilizar a la población y generar y fortalecer una postura que exalte la vida desde el momento de la concepción.
Les felicito por vuestro emprendimiento y me dispongo a sus gratas disposiciones.
Pastor Alejandro Fernández

----- Original Message -----
From: Cecilia Juri
Sent: Thursday, August 28, 2003 8:54 AM
Subject: me gustaria suscribirme

Me gustaria recibir la revista virtual que ustedes realizan , ya que me fue enviada por parte de un sacerdote una edicion y me gustaria seguir en contacto con ustedes.
Cecilia Juri

----- Original Message -----
From: Hugo Suárez
Sent: Tuesday, August 26, 2003 9:34 PM
Subject: De Durazno

El presente correo es para solicitarles me envíen la revista virtual, les cuento que soy un Laico comprometido y que vuestra información me vendría bien para trabajarla en el grupo de reflexión que integro; me llamo Hugo y tengo 43 años soy casado y tengo dos hijos.-
Un abrazo en Cristo
Hugo

----- Original Message -----
From: Alfredo Becerra
To: familias@adinet.com.uy
Sent: Friday, August 22, 2003 12:47 AM
Subject: Inscripcion

Deseo suscribirme para recibir la hermosa revista que editan. Gracias.
Alfredo Becerra - Argentina

----- Original Message -----
From: Leandro Moyano
To: familias@adinet.com.uy
Sent: Monday, August 11, 2003 5:06 PM
Subject: Pedido de suscripcion

Deseo suscribirme a vuestro correo electronico de Vivir en Familia.
Atte.,
Leandro Moyano

Si está Ud. interesado/a en uso de MÉTODOS NATURALES DE REGULACIÓN DE LA FERTILIDAD, y/o en organizar conferencias sobre los temas que se tratan en la revista, no dude en consultarnos:
Si quiere ver la página de la Campaña por la Vida, puede entrar en:
 
 

 
Visite "Fe y Razón", sitio web dirigido por católicos uruguayos: www.feyrazon.org
 
"Fe y Razón" es un sitio dedicado a tratar temas de religión y filosofía desde una perspectiva católica y a difundir el conocimiento de las vidas y obras de grandes pensadores cristianos.

En él Ud. tendrá la oportunidad de informarse y dialogar acerca de la relación entre la fe cristiana y católica y la razón humana.

Artículos recientemente publicados:

Cartas del Diablo a su sobrino (C. S. Lewis): LewisCartas.htm
Vademecum del realista principiante (E. Gilson): GilsonVadem.htm
Breve Principio (Sto. Tomás de Aquino): http://www.geocities.com/Athens/Atrium/8978/BojPrincipio.htm
John H. Newman, precursor del Concilio Vaticano II (D. Iglesias): http://www.geocities.com/Athens/Atrium/8978/DanNewman2.htm
Exelencia de la fe sin desmedro de la razón en Sto. Tomás de Aquino (M. Barriola): Barriolatomas2.htm
Frases escogidas de San Agustín: DanAgustin.htm
¿Quién es Edith Stein?: CrisStein.htm
 

 
Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:
DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL
BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 

 
La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite.
 
Redactor Responsable:
Ing. Agr. Álvaro Fernández
 
Colaboran regularmente con la Revista:
Dr. Carlos Álvarez
Arq. José Luis Barrabino
Dra. María del Carmen Barrera
Lic. Florencia Beltrán
Dr. Juan Bonifazio
Dr. Eduardo Casanova
Srta. Lucía de Mattos
Ing. Daniel Iglesias
Lic. Néstor Martínez
Dr. Esc. Pedro Montano
Sra. Magdalena Olaso
Dr. Gustavo Ordoqui
Conexion a Internet:
Telefonos: 628 84 28
Fax: 628 83 65
 
Servicio Técnico:
José Luis Sánchez Rodríguez
Tel.: 481 27 29
Cel.: 099 234568
 


 Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envíe un mail a:
 
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".

Arriba ] 01/01 ] 02/01 ] 03/01 ] 05/01 ] 06/01 ] 07/01 ] 08/01 ] 09/01 ] 10/01 ] 11/01 ] 14/01 ] 15/01 ] 16/01 ] 17/01 ] 18/01 ] 20/01 ] 01/02 ] Campaña por la Vida ] Edición Especial ] 02/02 ] 03/02 ] 04/02 ] 05/02 ] 06/02 ] 07/02 ] 08/02 ] 09/02 ] 10/02 ] 11/02 ] 12/02 ] 13/02 ] 14/02 ] 15/02 ] 17/02 ] 18/02 ] 19/02 ] 20/02 ] 01/03 ] 02/03 ] 03/03 ] 04/03 ] 05/03 ] 06/03 ] 07/03 ] 08/03 ] 09/03 ] 10/03 ] 12/03 ] 13/03 ] 14/03 ] 15/03 ] [ 16/03 ] 17/03 ] 18/03 ] 19/03 ] 20/03 ] 21/03 ] 22/03 ] 23/03 ] 01/04 ] 02/04 ] Elecciones 2004 ] 15/04 ] 16/04 ] 17/04 ] 18/04 ] 02/05 ] 03/05 ] 04/05 ] 06/05 ] 07/05 ]