Revista Virtual de la
Asociación
Vivir en Familia

Arazatí 1104, Apto. 102 - Telefax: 709 58 13 - Cel.: 099 636 988 - E-mail:

familias@adinet.com.uy

Montevideo - Uruguay 


¡SÚMATE A NUESTRA CAMPAÑA POR LA VIDA! VISITÁ NUESTRO SITIO WEB: www.vivirenfamilia.com
Agradecemos y saludamos especialmente, a todos aquellos que hasta el momento han apoyado y difundido esta campaña; a nivel local, desde Montevideo, San José, Florida, Salto y Treinta y Tres; y a nivel internacional, desde Argentina, Brasil, Perú, Colombia, Nicaragua, Costa Rica, Puerto Rico, México, España e Italia.
En especial, queremos agradecer a los Diputados Jorge Barrera (Partido Colorado) y Sebastián Da Silva (Partido Nacional), por responder a quienes se sumaron a esta campaña, su intención de votar en contra del Proyecto de Ley que pretende despenalizar el aborto en Uruguay. 

"La verdad padece, pero no perece"
Santa Teresa de Ávila
 
"A veces más vale callar y pasar por tonto,
que abrir la boca y demostrarlo"
 Noel Clarasó

CONTENIDO


Publicación N° 17/02

EDITORIAL

 
CONTRADICCIONES ABORTISTAS
 
¿Cuándo comienza la vida?
Días atrás nos llegó por correo electrónico una noticia donde se entrevistaba a dos diputados del Encuentro Progresista - Frente Amplio: el Dr. Luis Gallo, médico y co-promotor del proyecto de ley que propone legalizar el aborto en Uruguay, y el Dr. Orlando Gil Solares, también médico, que se opone a dicha inciativa.
Con el "mouse" -que a veces no logro controlar- me fui al medio del artículo, y leí una frase que en principio, atribuí al Dr. Gil Solares: "La interpretación que nosotros hacemos de la vida, es que hay vida desde el momento de la concepción hasta el fallecimiento" (El País, Domingo 3 de Noviembre de 2002). Para mi sorpresa, la frase era del Dr. Luis Gallo, quien el año pasado, promovió además, un Proycto de Ley de Eutanasia.
Lo afirmado por el diputado Gallo, difiere radicalmente de lo dicho por la diputada Glenda Rondán en el debate que se llevó a cabo en Canal 10 unas semanas atrás: "Hay diferencias en cuanto a cuando yo, respetando lo que piensa el otro, considero  lo que es el inicio de la vida. Para mí, el inicio de la vida como tal, hasta las 12 semanas -por razones que quizá va a explicar mucho mejor que yo el Presidente de la Comisión-, creo que hasta ese momento, se puede interrumpir el embarazo." "Siempre antepongo la vida de la madre y el derecho a decidir sobre su cuerpo"..."No soy partidaria del aborto. El aborto sigue siendo un delito. Este proyecto no es despenalizador del aborto.  Lo que hace esta ley es legalizarlo en determinadas circunstancias."
Sin embargo, el Presidente de la Comisión (Dr. Gallo), explicó a el diario El País que  la vida comienza en el momento de la concepción. Por eso se habla de legalización del aborto: porque hay vida. Si "ab-ortus" significa privación de la vida, para que haya aborto tiene que haber vida; si no hay vida, no hay aborto, puesto que no se puede privar de su vida a un objeto inanimado. Y si hay algo en lo que todos coincidimos, es en que el tema de la polémica, es la legalización del aborto, la legalización de la privación de la vida.
Por otra parte, no es posible calificar de decisión sobre el propio cuerpo a una decisión que afecta el cuerpo de otro. En cuanto a la legalización, resulta muy extraña una ley que considera el mismo hecho, que afecta a una vida humana (me remito a las afirmaciones del Dr. Gallo), como "acto médico" y como "delito" en distintas fases de su desarrollo. Lo grave del caso, es que el aborto se califica de "acto médico" cuando ese ser humano es más débil, y "delito" cuando es más fuerte, cuando tiene mayor desarrollo. Esto implica un claro desconocimiento de las mismas bases del derecho, que se supone debe proteger a los más débiles
Aunque parezca extraño, algunos médicos respaldan en parte la posición de Glenda Rondan. En efecto, el Dr. Leonel Briozzo, médico del Pereira Rossell y profesor de la Facultad de Medicina, manifestó días atrás en el Paraninfo de la Universidad, que era "temerario afirmar que hay vida humana a partir del momento de la concepción". En defensa de esta tesis (contraria a la del Dr. Gallo), Briozzo dijo que a veces se forma una mola. Pero una mola hidatiforme, no es un embrión, por dos motivos: a) su ADN pertenece sólo al padre (no hay concepción en tanto no hay un proceso de singamia que lleve a la fusión de los pronúcleos masculino y femenino); b) una mola, por más que no se le pongan obstáculos, jamás puede convertirse en un ser humano adulto. Por tanto, o se es mola (sin vida propia, incapaz de crecimiento y desarrollo), o se es embrión (vida humana). No es por tanto un argumento válido, invocar a la mola para negar el embrión: es evidente que cuando una existe, el otro no está presente. 
Como dijimos, el Dr. Briozzo es Profesor de la Facultad de Medicina. Veamos pues, que piensa un ex-Decano de dicha casa de estudios, el Dr. Eduardo Touyá, quien en una visita a la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores (5 de julio de 2001), expresó lo siguiente:
"La vida humana se inicia desde el momento en que el óvulo materno es fecundado por el espermatozoide paterno. A partir de ello se inicia el proceso de desarrollo del nuevo ser, que tiene su identidad y potencialidad biológica para ir transcurriendo las diversas etapas de existencia. La ciencia nos enseña que desde entonces, el nuevo ser cuenta con su capital genético responsable de sus características bien determinadas. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción, desde ese momento se le deben reconocer sus derechos de persona, principalmente, el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida. Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos derechos del hombre no están subordinados a los individuos ni a los padres y tampoco son una concesión de las sociedades o el Estado; pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte. Al máximo del arbitrio y de la injusticia se llega cuando algunos legisladores o médicos se arrogan el poder de decidir sobre quién debe vivir o morir. El tema es importante ya que atiende a la vida humana y es necesario legislar a fin de preservar derechos fundamentales."
Es curioso ver como el Profesor Briozzo, discrepa en un punto tan importante y básico de la medicina, con el ex-Decano Touyá, y con el mismísimo Jerome Lejeune, famoso genetista y descubridor del Síndrome de Down, cuando afirma que "la vida tiene una historia muy larga pero cada individuo tiene un comienzo muy preciso: el momento de su concepción.”
 
El argumento del sistema nervioso central
Por cierto, las afirmaciones del diputado Gallo son muy similares a las del Dr. Lejeune. Por tanto, cabe preguntarse cuáles son los argumentos de Gallo para defender la despenalización del aborto. Volviendo al artículo del diario "El País", observamos que el Dr. Gallo dice: "Desde nuestro punto de vista la ley defiende el derecho del no nacido y el derecho de la mujer. ¿Cuál es el punto de inflexión? Son las doce semanas. Hay explicaciones científicas, ya que el sistema nervioso central se consolida después de las doce semanas. Eso determina la viabilidad y la conciencia. Es un caso similar a la muerte cerebral.
Sobre el mismo punto, el Dr. Gallo afirmó en el debate de Canal 10, que: "hay argumentos, anátomo-embriológicos, de desarrollo del embrión, que determinan que a las 12 semanas es cuando empieza a desarrollarse el sistema nervioso central. Y este es el punto de inflexión. Antes del desarrollo del sistema nervioso central, no hay viabilidad." 
Para empezar, no deja claro el Dr. Gallo si a partir de las famosas 12 semanas, el sistema nervioso central "empieza a desarrollarse" ( como dijo en televisión) o "se consolida" (como dijo en el diario). Son cosas distintas. Como teníamos dudas, consultamos a la Dra. Dolores Torrrado, quien nos transcribió un pasaje del libro "Embriología Médica Langman 7ª edición T.W.Sadler, Ph D. Editorial Médica Panamericana. 1995." Este libro, al que muchos consideran como una especie de "biblia embriológica" -si cabe el término-, afirma al referirse al sistema nervioso central del embrión, que este "Tiene origen ectodérmico y aparece en forma de placa neural, aproximadamente a mediados de la 3ª semana de vida intrauterina . El día 25 , el sistema nervioso es una estructura tubular con una porción cefálica ancha , el encéfalo, y una porción caudal larga , la médula espinal. La placa neural da origen al tubo neural, se forma luego el cerebro anterior , el medio y el posterior a partir de las vesículas encefálicas primitivas. En el embrión de 5 semanas  está presente el prosencéfalo ( cerebro anterior) y el cerebro terminal constituído por una parte media y dos evaginaciones laterales, los hemisferios cerebrales primitivos. Los nervios espinales y raquídeos aparecen a la 4ª semana.  y se originan de las placas basales de la médula espinal . La mielinización comienza al 4º mes de vida intrauterina. A las 4 semanas de desarrollo están presentes los núcleos de los pares craneanos."
Por tanto, el sistema nervioso central, aparece en forma de placa neural a mediados de la 3° semana, a la 4° semana aparecen los nervios espinales y raquídeos, y en la 5° semana está presente el cerebro anterior y el cerebro terminal... Sobre todo, interesa destacar, que todo esto está muy, pero muy lejos de la 12° semana.
La Dra. Torrado nos acercó además, otra cita del libro "Embriología humana" de Hamilton  Boyd y  Mossman, donde se afirma que: "Antes de la s 8 semanas no se observaron respuestas táctiles. En un embrión de 25 mm se obtuvieron movimientos en  respuesta a dichos estímulos. Se observaron movimientos espontáneos a la 9ª y 10 a semana A la semana 14 los movimientos tienden a tener individualidad y ser delicados y con mayor fuerza. Los movimientos del feto humano in útero pueden detectarse en la semana 14  y la madre lo percibe a la 16 o 17 semana."
En consecuencia, si entre las 9 y 10 semanas, hay movimiento, hay sistema nervioso central funcionando. El corazón comienza a latir alrededor de las 10 semanas. En consecuencia, si algo funciona, es porque está formado y coordinado; si no, no funciona.
Con lo cual, nos volvemos a preguntar por qué un médico -dos médicos, contando a Briozzo- afirman que la vida merece respetarse sólo a partir de determinado momento de su desarrollo. El gran problema que tienen por responder, más allá de los aspectos médicos, es como un ser no animado, no vivo, se desarrolla, crece y se diferencia en sus diversos órganos y tejidos antes de las 12 semanas, cuando esta acción no es propia de los seres inertes, sino que es exclusiva de los seres vivos, sean plantas, animales o seres humanos.
En nuestra humilde opinión, estos médicos -con todo el respeto que me merecen- han cometido el error de interpretar la ciencia en forma subjetiva y no tal cual es. El error fundamental, es que se pretende adaptar la ciencia a lo que dice la ley, en lugar de adaptar la ley a lo que dice la ciencia.
 
¿Cuál es el argumento verdadero argumento?
Ahora bien, ¿por qué esto es un error? Supogamos que una ley obligara tirar las bolsas de basura al aire, para que suban, suban suban... y se pierdan en el espacio. Es una forma interesante de cuidar el medio ambiente -aunque probablemente provocaría un conflicto con ADEOM-. Pero no es posible, porque existe la Ley de la Gravedad, que hace que cuando uno tira una bolsa de basura al aire, esta caiga irremediablemente. Por tanto, la ley debe adaptarse a la ciencia, y la Intendencia debe ocuparse de que haya un servicio de recolección de basura.
¿Cuál es la diferencia con el problema del aborto? Que la existencia de un ser humano desde el momento de la concepción no es, para la mayor parte de los mortales, un hecho evidente: la concepción se produce en un lugar que no se ve, y en sus comienzos, el embrión tiene un tamaño que no se ve. Como Yuri Gagarín -quién afirmó que Dios no existía porque el había estado en el espacio y no lo había visto- hoy algunos opinan que el embrión no es persona porque no se ve. Y si no es persona, no tiene derechos.
¿O sí? Es el propio Dr. Gallo quien habla de los derechos del embrión, cuando afirma lo siguiente: "Creo que la ley llega a un equilibrio entre dos bienes jurídicos. Esta ley defiende el bien jurídico "derecho a la vida"... "Sólo en esas doce semanas se está defendiendo el derecho a la vida de la madre; después de esas doce semanas se está defendiendo el derecho del no nacido." 
Se reconoce, por tanto, que se está optando por el derecho de una persona (la madre) en detrimento del derecho de otra persona (el hijo). Si el equilibrio del que habla Gallo lo lleva a respetar el derecho de la madre antes de las 12 semanas en detrimento del derecho del hijo, ello quiere decir que, no simplemente "hay vida desde el momento de la concepción", sino que además, hay persona desde el momento de la concepción. En efecto, una "cosa", no es sujeto de derecho: sólo una persona lo es. Como consecuencia, si se priorizan los derechos de la madre sobre los del hijo antes de las 12 semanas, es porque este tiene derechos, porque es persona; aunque no se respeten ni sus derechos ni su dignidad de persona.
Llegados a este punto, nos preguntamos  si es posible plantear la cuestión en términos de "equilibrio de derechos", cuando se habla de derechos humanos fundamentales. En primer lugar, afirmamos con el Dr. Touyá, que "el interés jurídico de la vida humana, de su salud e integridad, es prioritario sobre cualquier otro". En segundo lugar, es necesario recordar que la sentencia clásica "in medio virtus", se refiere a que en el medio está la virtud, no la verdad. Por tanto, más que buscar un equilibrio entre los derechos, el legislador debe atender a los principios que rigen el Derecho. Y ante un supuesto enfrentamiento de derechos -por un lado el de la madre y por otro lado el del hijo- el Derecho, el sistema jurídico, debe ordenarse a la defensa del más débil (in dubio pro reo, in dubio pro operario, in dubio pro nasciturus). Como consecuencia, no es posible zanjar la cuestión estableciendo períodos de tiempo en los que a una misma persona, ya se le niegan, ya se le respetan sus derechos fundamentales. El legislador no puede negar a nadie sus derechos fundamentales; sólo el juez, en todo caso, y a la vista de las circunstancias, puede eventualmente reducir o no aplicar la pena que corresponde a quien los viola.
De manera que, probado el hecho de que la vida comienza en el momento de la concepción -en lo que coincide con nosotros el Dr. Gallo-; probado que el sistema nervioso central se forma mucho antes de las 12 semanas; y probado que en caso de tener que optar entre los derechos de las personas, debe decidirse siempre por el más, débil, esperamos que los señores legisladores tengan a bien votar negativamente el Proyecto de Ley de Salud Reproductiva.
Cabe recordar a nuestros lectores, que este Proyecto de Ley, es promovido por los siguientes diputados: Glenda Rondán (Partido Colorado), Luis Gallo (Encuentro Progresista - Frente Amplio), Gustavo Amén (PC), Margarita Percovich (EP - FA), Daisy Tourné (EP - FA), Wilmer Trivel (PC), Daniel Bianchi (PC) y Ramón Legnani (EP - FA).
Asimismo, cabe destacar que han manifestado su oposición al proyecto los diputados: Jorge Barrera (PC), Orlando Gil Solares (EP - FA), Luis Lacalle (PN), Eduardo Lay (EP - FA), Sebastián Da Silva (PN) y Raúl Argenzio (PN).
 
El eterno problema de los datos
Si el Proyecto es aprobado y pasa a Senadores, seguiremos hablando sobre el tema. Si es votado negativamente, nos proponemos seguir trabajando sobre distintas alternativas que venimos manejando desde hace tiempo para promocionar la familia, para reducir el número de abortos y para devolver a 0 (cero), como en los años 1998, 1999 y 2000, el número de muertes maternas como consecuencia del aborto. A propósito, ¿piensan los legisladores que vale la pena legalizar el aborto en base a datos de un sólo año, por demás atípico, en el que murieron 5 mujeres como consecuencia del aborto provocado en condiciones de riesgo? ¿tienen claro que el promedio de muertes maternas por dicha causa fue en el sexenio 1996 - 2001, de 1,16 mujeres por año? ¿No tendría más sentido dedicarse a combatir las causas y consecuencias del aborto, para evitar enre otras cosas, los suicidios de mujeres post-aborto? ¿Algún legislador se ha preguntado por qué, si el aborto trae como consecuencias para la mujer un incremento en el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino y un aumento en la tasa de suicidios, no aparecen las cifras de estos problemas? ¿Ante un problema tan, pero tan grave -y polémico-, no valdría la pena esperar a tener más datos sobre las causas de muerte en las mujeres del Uruguay? ¿Podría el propio Poder Legislativo -a través de su Comisión de Equidad y Género- solicitar un estudio sobre el punto al Instituto Nacional de Estadística y al Sindicato Médico del Uruguay?
Dejamos por acá. Hay muchas preguntas que a nosotros, como pueblo que somos, nos corresponde plantear. Y a que los Sres. legisladores como gobernantes, les corresponde responder. 
 
AVE FAMILIA
 

MATRIMONIO Y FAMILIA

 
HACIA UN PROTAGONISMO ACTIVO DE LAS FAMILIAS
Javier Arnal (*)
Mi actitud respecto al futuro de la familia es optimista, pero reconociendo la realidad. Hay gente que tiene miedo a reconocer que está enfermo, o reconocer que su negocio no va bien: es como admitir un fracaso personal. La familia tiene una crisis honda, que no se puede ni debe esconder, ni disfrazar, que en buena parte es lo que está sucediendo. ¿Cobardía? ¿Comodidad? ¿Falta de recursos éticos debidos a la casi nula formación?
Forma parte del autismo o falta de profundidad argumentar que “nunca se ha dado una formación específica para la familia”. Así nos va como nos va. Ni nos sirven las “modas”, ni el “nunca”: honradez intelectual ha de encontrar la ética por encima de todos esos falsos o cómodos puntos de vista. El déficit de formación se nota en un aspecto muy visible: las familias no se sienten protagonistas de su propia formación, de su presencia en la sociedad, de ser las voces en los medios de comunicación de cuanto les afecta, de ser interlocutores con los partidos políticos y con los Gobiernos. Es otra incongruencia: sentirse muy importantes, la institución social más decisiva, y no moverse en consecuencia, esperando que otras instancias le resuelvan los problemas. El resultado está a la vista: a la familia nadie puede sustituirle. Son instancias subsidiarias, que han de reconocer y proteger la familia, y sin que ésta tenga “sensación de molestar”, como si exigiera “privilegios”.
O la familia se resuelve sus problemas, o nadie se los va a resolver. Por eso, cada una en su ámbito; promoviendo y participando en asociaciones específicas, de todo ámbito, que les sirvan de altavoz. Los tiempos de elecciones políticas son muy propicios para que las familias se hagan oír ahora, y obtengan promesas: pero la familia es la vida, y la vida es el transcurrir cotidiano, que ha de velar para que esas promesas se cumplan y mejoren, sin electoralismos. Véase, por ejemplo, el caso del PSOE: a nadie ha pasado inadvertido que este año ha empezado a hablar de proteger a la familia, cuando hasta hace poco se consideraba no correcto políticamente en una fuerza de izquierdas.
Hay formación estudiantil, vial, laboral, pero no familiar. La familia es la primera escuela de humanidad, y eso no es para decirlo, sino para vivirlo. Cuando no cumple con sus funciones, los medios de comunicación, la escuela o el Estado le arrebatan o asumen tareas propias de la familia: por invasión de competencias ...y por dejación de la familia. “Nuestra civilización perece porque sus bases y su principio estructural, la familia, están moribundos” (Peter Kreeft, “Cómo tomar decisiones”).
 
 

 
¿TE HA TOCADO UN MATRIMONIO DIFÍCIL?
 
Sheila Morataya-Fleishman
 
“La vida de misionera es una vida dura con un claro impulso evangelizador y una profunda creencia en la fuerza de acción presidida por la compasión” Madre Teresa de Calcuta.
¿Te has encontrado alguna vez frente a uno de esos casos en donde aconsejar a las amigas se vuelve extraordinariamente difícil por lo complejo de la situación que algunas veces te exponen? Y cuando aconsejas a tus amigas, ¿lo harás tomando en cuenta tu compromiso como Hija de Dios, tu llamado a crear unión, o más importante, está el amor de Dios presente  en medio de tus consejos?
Tal vez te extrañará que te haga estas preguntas, pero a veces cuando aconsejamos a una amiga se nos pasa por alto que tenemos una fe que nos empuja y no pide en cada pasaje de las escrituras perseguir todo lo que es bueno, y que nos invita  siempre a ser sabias, misericordiosas y compasivas. También tenemos esos valores de mujer que nos piden profundizar en la forma en que estamos amando, creer en la bondad de las personas y ayudarlas a construir una vida persiguiendo su plenitud humana. Por todo lo anterior es que cuando mi amiga Dudas me visita para pedir me ayuda y consejo procuro tomar todo esto en cuenta. Aconsejar así te lleva a dar respuestas y aliento de una forma diferente.
 
A veces las ilusiones nos sorprenden
Estoy segura de que si eres una mujer casada sabes de primera mano lo difícil que es llevar un matrimonio. Especialmente se te hace extenuante en los primeros años pues es un “aprender” a acoplar tus deseos, metas y opiniones con las de tu esposo. Para algunas mujeres los primeros años de casada son los más hermosos e inolvidables, para otras una verdadera batalla, un reto, la prueba de fuego de sus convicciones y valores. Para muchas, representa la forma en que Dios les llama a descubrir todo el potencial que reside en sus corazones para amar sin condiciones. Mi amiga Dudas es de las últimas. Desde recién casada se encontró con que todo aquello con lo cual soñaba  e ilusionaba una vez casada no era. Cuando vino a platicar conmigo se le veía angustiada, confundida,  e inmensamente triste. –No sé que hacer- me decía no se cómo  manejar esta situación…me siento tan desorientada.
 
Toma siempre en cuenta tu fe
La vida, decía Viktor Frankl es una tarea. Es un descubrir y  encontrar un sentido detrás de todo aquello que nos pasa y realizarlo. Por supuesto, tenemos ese maravilloso regalo de la libertad para llevar a cabo esa tarea o dejarla a un lado. Le di a mi amiga  Dudas los siguientes consejos: - Haz una instrospección cuidadosa en torno a tu fe y la forma en que la vives. ¿Es una fe viva? ¿es tu vida interior lo suficientemente sólida como para iluminarte y llenarte de fortaleza cada día?
- Piensa que tu  problema matrimonial puede  ser tu  misión, tu único y personal  llamado. La tarea para ayudar a ese compañero de tu vida con el especial talento para dar amor que como mujer tienes a crear significado, pues hay un momento en que te decides por medio de la fe que te sostiene a amar sin condiciones, a olvidarte de ti, a donarte. Esto, en esta época tan moderna y confusa en la que vivimos puede parecerte ridículo y hasta loco. Pero para quien tiene la experiencia de vivir “un matrimonio diferente” representa un verdadero sendero hacia el conocimiento de sí misma, pues te lleva a preguntarte ¿porqué quiero luchar por este matrimonio? ,¿qué significado tiene para mí el hacerlo o no hacerlo? , ¿me siento llamada a responderle a la vida y a mi propia fe?
 
La llamada dentro de la llamada
“Muchos matrimonios ya no conversan, no por falta de tiempo, sino por haberle cerrado al otro la puerta del corazón”. Jutta Burggraf
El camino matrimonial es una de las vocaciones a la vida más retadora, apasionante, educadora, fascinante. Pero dentro de la especial vocación a la llamada matrimonial, hay una llamada más para ti como mujer , en palabras de Juan Pablo II es la feminidad realizando lo “humano”, tanto como la masculinidad pero con una modulación directa y complementaria. Tener conciencia de esto ayuda a la hora de trabajar sobre un matrimonio difícil.
Por otro lado Edith Stein, la gran filósofa alemana convertida al catolicismo habla de que compartir la vida de otro ser humano y participar en todo lo que le afecta, en lo más grande y en lo más pequeño, en las alegrías y en los sufrimientos, pero también en los trabajos y problemas constituye su don y felicidad. La mujer según Stein, es capaz de penetrar empática y reflexivamente en ámbitos que a ella de suyo le quedan lejos y de los cuales jamás se hubiera preocupado si no hubiese puesto en juego al respecto un interés personal. Cuando como mujer te decides a “poner amor donde no hay amor”(San Juan de la Cruz), estas ejerciendo precisamente tus habilidades únicas de mujer, sigues ese instinto que ha nacido contigo y que te hace la llamada dentro de la llamada, “jamás te rindas, nunca te detengas” y sobre todas las cosas ten presente a Dios en todo lo que decidas y hagas.
Para Jutta Burggraf, una de las pensadoras actuales más brillantes, el amor matrimonial representa un verdadero “desafío”, pues la convivencia matrimonial puede ser muy bonita pero también agotadora y desgastante cuando no es ideal. Pero detrás de esto, exhorta a descubrir  la “oportunidad” que hay para la mujer  para aprender a madurar e ir ganando en profundidad en el amor. Cada tormenta es una oportunidad de renovación. Cada decepción dentro de tu matrimonio puede servirte para descubrirte, para revolucionarte a ti misma haciéndote una auto-invitación a amar que muchas veces va en contra de lo que la mayoría piensa. En palabras de Burgraff, con los años voy amando más y más porque quiero amar, porque me he decidido por el otro como cónyuge y estoy dispuesta a soportar desilusiones. Sin embargo quiero agregar acá que para soportar esas desilusiones  en donde a veces puede parecerte que eres tu sola luchando contra los defectos, neurosis o groserías de tu esposo tengas siempre en cuenta que tu madurez emocional es crítica y tu vida espiritual representará tu comida diaria para que descanses pero no renuncies nunca.
Entonces, ¿qué harás con tu matrimonio difícil? Amiga, te diré lo que también le recomendé a mi amiga Dudas: Esfuérzate por descubrir a través de ese matrimonio tu propia individualidad. Vívete como “más mujer”, decídete  a “hacer crecer”. Desarrolla un tipo de creatividad diferente, original, ambiciosa, sobrenatural. No te quedes en lo que se suele hacer en estos casos o en lo que todos piensan. Tu, puedes ir más lejos y responder con un sí a una llamada diferente. Pues es un echo que cada una de nosotras es un “original”. Con sueños, deseos y ganas de ser muy amada. Hay una mujer especial que puede ser tu compañera de batalla, tu gran motivadora, a la Santísima Virgen María le encantara que la tengas como amiga favorita.
 
 

 
UN VALOR INCALCULABLE
 
Florencia Beltrán
 
Las interrogantes se abren casi sin permiso cuando nos planteamos en nuestra vida qué cosas poseen un valor incalculable. No extraño que vengan a nuestra mente un sin fin de ideas, por ejemplo, podemos pensar en piedras preciosas, en objetos de arte, en documentos históricos, entre otras cosas. Pero, si elevamos nuestra mirada, ampliamos nuestros horizontes podemos observar que todas las personas poseemos algo sin igual, mucho más preciado de lo que podemos imaginar, es decir, un corazón.
Al mismo se lo puede considerar sólo desde una perspectiva anatómica, en otras palabras, como indica la Real Academia Española como un “órgano de naturaleza muscular, común a todos los vertebrados y a muchos invertebrados, que actúa como impulsor de la sangre y que en el hombre está situado en la cavidad torácica”.
Sin embargo, lo increíble de querer sumergirse, de bucear en el tema del corazón humano, es que no lo podemos circunscribir bajo la sola perspectiva de un simple órgano, puesto que la piedra angular radica en que por medio de él podemos amar tanto a Dios, como a nuestros padres, a nuestro esposo/a o a nuestro novio/a, a nuestros amigos, etc. Con un mismo corazón sin compartimentos amamos, nos entregamos por completo sin reserva alguna, como también, aceptamos al otro.
Pero este corazón para poder amar de verdad, entregarse y aceptar al otro, teniendo en cuenta su dignidad humana, necesita ser cuidado como el mayor tesoro que tenemos en nuestras manos y por lo cual, no lo podemos malgastar, desperdiciar, quitar el valor que realmente tiene, dejar que no lo respeten como lo que realmente es, … Se explica así que, durante el noviazgo es fundamental cuidar este tesoro, para luego cuando llegue el momento de contraer matrimonio, la novia y el novio puedan decirse mutuamente “cuidé mi corazón durante toda mi vida, para poder entregártelo a tí  por  entero, tal como tú te lo mereces”.
El cuidar el corazón es todo un reto, un desafío, y por tanto, no implica algo fácil, pero sí algo que vale la pena, algo por el cual jugarse y luchar en serio aunque cueste, puesto que el premio es mucho más que la copa que se entrega en los campeonatos mundiales de fútbol. El premio del que hablamos no es algo externo, sino que éste involucra a toda la persona, y en pocas palabras, encierra nada menos que su felicidad.
Ahora viene la pregunta que tanto nos formulamos, ¿cómo cuidarlo?. Quizás lo primero que tenemos que tener en cuenta, es no olvidar que es un tesoro que Dios nos dio para amar y por tanto, si no le damos el uso para el cual fue creado esto puede conducir a la falta de sentido de la vida, al desamor, a la angustia, a la depresión, etc. Asimismo, es conveniente no andar en la vida caminando por la cuerda floja, es decir, es fundamental evitar, tomar distancia de las situaciones que nos conduzcan a descuidar el valor tan preciado. De acuerdo a ello, podemos citar el cuidar la vista cuando vamos por la calle, el mirar televisión y revistas, ya que todo ésto favorece a que se evite una avalancha de imágenes que a la larga las vamos aceptando como buenas, normales, en pocas palabras, vamos perdiendo sensibilidad a las cosas tal como sucede con la violencia que vemos a diario en la televisión. Otro punto a no perder de vista, es el ABC, es decir, el no pasarse de raya con las demostraciones de cariño o sea, con los Abrazos, Besos y Caricias, a ésto se suma también, el tema de las relaciones prematrimoniales. En éste último punto, al considerar el porqué no tenerlas podemos resaltar que en estas circunstancias puede primar el placer sexual, la curiosidad, el “feeling” momentáneo, la atracción física, entre otras cosas, y por tanto, puede convertirse en un mero ejercicio físico entre animalitos que no supera el plano individual y por tanto, no conduce a una verdadera entrega y mutua unión. A su vez, las relaciones prematrimoniales no promueven a que se profundice en el conocimiento de la persona en sí misma, en unas palabras, a que los novios conozcan la riqueza incalculable e irrepetible que encierra toda la persona, aquello que la hace singular, diferente, única y por tanto, lo que no pasa con el tiempo, sino lo que permanece a través de los años. Es de persona madura, audaz y fuerte ir contra corriente, contra los propios impulsos y deseos, al enfrentarse a la persona a quien se quiere y decirle que se prefiere esperar hasta contraer matrimonio puesto que ésto los va a ayudar a ambos a conocerse mejor a sí mismos, y por tanto, a saber a quien se está entregando para toda la vida en el momento del consentimiento matrimonial. Por último, como todos somos de carne y hueso, y tenemos los pies de barro podemos meter la pata hasta el fondo, no obstante, siempre tenemos la oportunidad de levantarnos, teniendo en cuenta que Dios nos quiere tanto y por ello podemos acercarnos a Él una y otra vez por medio de la confesión y de esta forma volver a empezar.
Ahora bien, por decirlo de alguna manera, uno puede quedarse con la impresión de una visión muy negativa de la vida, conforme a lo mencionado en líneas anteriores lo cual es todo lo contrario. A modo de ejemplo, La Puerta de la Ciudadela, El Palacio Legislativo y El Palacio Salvo, no fueron construidos de un día para el otro por obra de un mero impulso momentáneo. Hoy en día, al visitar cualquiera de ellos nos podemos quedar atónitos al contemplarlos, pero es muy fácil olvidar sus cimientos, ya que éstos se encuentran ocultos y por tanto, pasan desapercibidos. De hecho, si los cimientos no hubieran sido sólidamente edificados, estas construcciones no hubieran superado los avatares del tiempo. Esto no significa, que algún vidrio no se resquebraje, que necesite ser remodelado, reconstruido alguna sección, o incluso gran parte de la edificación. De igual modo que sucede con las obras de arquitectura, el noviazgo vendría a ser el cimiento, sobre el cual se apoya el matrimonio y la familia. Pero esto no significa, que si se lleva a cabo un muy buen noviazgo se tiene ya asegurado de antemano el matrimonio y la familia, puesto que ambos, al igual que los mencionados patrimonios históricos, se construyen ladrillo a ladrillo, y se pueden cometer errores en la construcción, incluso muy graves, pero siempre se está a tiempo de volver a empezar y comenzar así la reconstrucción. Además, uno al verlas luego de haber transcurrido cierto tiempo desde su construcción, puede pasar inadvertido todos los avatares que pasaron los arquitectos en su labor, lo mismo sucede con el noviazgo, el matrimonio y la familia, pero con la gran diferencia de que en éste caso es nada menos que la persona la que está involucrada por entero, y por tanto, el desafío, el reto nos llama con mayor intensidad. Recapitulando lo dicho hasta el momento, diría que cuidar el corazón es una aventura apasionante y que vale la pena ser vivida a full, sin ninguna clase de regateos.
 

DEFENSA DE LA VIDA 

 
PRO-VIDAS JUGARON PAPEL DECISIVO EN ELECCIONES NORTEAMERICANAS, DICEN EXPERTOS
 
WASHINGTON DC, 7 Nov. 02 (ACI).- Diversos analistas independientes han coincidido en señalar que la inesperada victoria republicana en el Congreso y el Senado –las dos cámaras que conforman el poder legislativo en Estados Unidos- ha tenido a los militantes de la defensa de la vida como sus principales protagonistas.
El prestigioso analista de encuestas John Zogby, presidente del Grupo Zogby, señaló que aunque el tema del aborto no aparece listado entre los diez temas más importantes que los norteamericanos señalan como decisivos, "este tema es un importante nicho electoral en las batallas por un puesto en el Congreso o el Senado, especialmente cuando se trata de una competencia cerrada como la reciente".
En este tipo de contiendas electorales, según Zogby "el grupo relativamente pequeño que vota en base al tema del aborto es muy convencido y podría hacer la diferencia en una elección reñida".
Según los analistas, los primeros signos del peso del voto pro-vida se hizo evidente el pasado martes 5, cuando el candidato pro-vida Saxby Chambliss tomó la delantera en su esfuerzo por sacar de la banca senatorial al demócrata pro-aborto Max Cleland en Georgia.
Según los análisis, la caída de Cleland en la conservadora Georgia comenzó cuando los pro-vida locales pusieron al descubierto que éste no se oponía al terrible aborto por parto parcial, como venía diciendo, sino que durante su período como senador había sistemáticamente votado en contra de cualquier intento por frenar este tipo de aborto.
Chambliss en cambio, como congresista, tenía un récord de 100 por ciento de votos a favor de la vida.
También en Minnesota, dicen los analistas, el tema del aborto fue decisivo. El ex alcalde de St. Paul, el republicano pro-vida Norman Coleman trajo el tema del aborto a colación en repetidas ocasiones durante la campaña, mientras que su contrincante, el ex-vicepresidente demócrata Walter Mondale ridiculizó la postura pro-vida de Coleman, calificándola de "una muestra evidente de su extremismo derechista".
Contra los pronósticos, Coleman derrotó a Mondale –un peso pesado de la política norteamericana- por una ajustada diferencia. Una diferencia que según los analistas, fue proporcionada por la decisión de los pro-vida de acudir a las urnas y expresar su respaldo a Coleman.
Según Lori Waters, una analista de la organización "Eagle Forum", Missouri fue otro estado donde la carrera senatorial se decidió sorpresivamente a favor de un candidato republicano a causa de los votos pro-vida. En efecto, Jim Talent ganó por menos de un punto de diferencia en un estado donde los votantes habían señalado que el tema de la defensa de la vida era el segundo asunto más importante.
La inesperada victoria republicana en estas tres competencias fue suficiente para devolverle al partido del Presidente George W. Bush el control del Senado.
Para los pro-vida, desplazar el Senado del control demócrata se había convertido en un tema urgente, debido a que el líder demócrata Tom Daschle –hoy convertido en un cadáver político- estaba bloqueando importantes legislaciones pro-vida propuestas por la Cámara Baja.
Entre las normas bloqueadas se encuentra una ley que impediría a los pro-aborto imponer su "derecho" sobre hospitales y organizaciones de salud católicos; y otra que convertiría en ilegal el aborto por parto parcial, al considerarlo como "infanticidio" debido al desarrollado estado del bebé por nacer.
 

 
DECLARACIONES DE UN EX-DECANO DE LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA, SOBRE EL INICIO DE LA VIDA HUMANA
Versión taquigráfica de las declaraciones del Dr. Eduardo Touyá ante la Comisión de Salud Pública de la Cámara de Senadores (5 de julio de 2001)
 
«La vida humana se inicia desde el momento en que el óvulo materno es fecundado por el espermatozoide paterno. A partir de ello se inicia el proceso de desarrollo del nuevo ser, que tiene su identidad y potencialidad biológica para ir transcurriendo las diversas etapas de existencia. La ciencia nos enseña que desde entonces, el nuevo ser cuenta con su capital genético responsable de sus características bien determinadas. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción, desde ese momento se le deben reconocer sus derechos de persona, principalmente, el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida. Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos derechos del hombre no están subordinados a los individuos ni a los padres y tampoco son una concesión de las sociedades o el Estado; pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte. Al máximo del arbitrio y de la injusticia se llega cuando algunos legisladores o médicos se arrogan el poder de decidir sobre quién debe vivir o morir. El tema es importante ya que atiende a la vida humana y es necesario legislar a fin de preservar derechos fundamentales.
«El Proyecto establece una serie de aspectos valiosos, sin embargo no protege la vida del nuevo ser desde su inicio. El espíritu del proyecto se fundamenta en la introducción de una clasificación y terminología que define una etapa de preembrión como un cúmulo de derechos biológicos en el que participan un conjunto de células vivas que, al no producir características fenotípicas determinadas, todavía estarían en una categoría que podría llamarse pre-vida. Cuando en el laboratorio se cultivan células para realizar, por ejemplo, un diagnóstico prenatal, estas tienen toda la información necesaria para generar un individuo; sin embargo, los genes que determinan dicha diferenciación y, por ende, un nuevo individuo, están apagados, cosa que no sucede en el preembrión
«La aparición de la línea primitiva hacia el día 15, luego de la fecundación, no es más que el punto final de la diferenciación específica y única que se está gestando desde el quinto o sexto día, cuando el blactocito tiene varios cientos de células y un tamaño de 0.2 milímetros. La cantidad de genes activados y proteínas generadas en la etapa previa a la implantación, sugiere que no es biológicamente exacto pensar que el día 14 ó 15 es una fecha con significado biológico preeminente sobre todas las demás fechas del embrión y los demás fenómenos previos al fin de la implantación.
«Juan Ramón Lacadena, eminente genetista español, expresó que al producirse la fecundación de los gametos se origina el cigoto que reúne ya, desde el mismo instante de su formación, toda la información genética necesaria para la formación del nuevo ser, de manera de no mediar alteraciones de cualquier tipo que interfieran con el proceso, a partir del momento que empiece a funcionar el primer gen en dicha célula inicial única, la programación genética conducirá inexorablemente a la formación del individuo adulto.
«Se considera que las técnicas biomédicas de reproducción han de estar orientadas hacia la creación de vida y la defensa de la dignidad de la persona, y jurídicamente, la ley que regule la reproducción asistida debe garantir los derechos del embrión humano. El cigoto se constituye en una realidad poseedora de un genoma humano propio, no pudiéndosele abandonar a su suerte ni hacerlo sujeto merecedor de una protección de segunda clase, ya que el concepto de vida humana como valor jurídico ha de ser siempre interpretado de la forma más amplia posible. Si el objeto de la ley es la lucha contra la infertilidad humana, esa lucha no se erige como un fin absoluto, sino que tiene ciertos límites, ya que el interés jurídico de la vida humana, de su salud e integridad es prioritario sobre cualquier otro, tanto en el caso de la salud e integridad de la madre como del futuro hijo.
«El Estado uruguayo se ha obligado internacionalmente mediante la suscripción y posterior internalización de la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos llamado Pacto de San José de Costa Rica de 1969, a proteger la vida del ser humano a partir del momento de la concepción. La ley de internalización es la Nº 15.737, de 8 de marzo de 1985. El artículo 4º del capítulo segundo de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, Parte I, Deberes de los Estados y Derechos Protegidos, dispone: «Toda persona tiene derecho a que se respete su vida». Este derecho está protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.
«En el artículo 1º de la Ley Nº 15.737 se dice: «Persona es, según esta Covención, todo ser humano».
El Parlamento Europeo, en su resolución de 1989 sobre la fecundación asistida, se declara consciente de la necesidad de proteger la vida humana desde el momento de la fecundación.
El proyecto de ley de fecundación asistida aprobado por la Cámara de Diputados Italiana el 26 de mayo de 1999 establece que el embrión creado “in vitro” tiene personalidad desde el momento de la fecundación.
Las Constituciones de Chile, Ecuador, Perú y Venezuela aseguran el derecho a la vida a todas las personas, entendiéndose esta protección también aplicable a la vida que está por nacer y desde el momento de la concepción.
Los derechos fundamentales o derechos humanos se encuentran recogidos en la Sección II, Derechos, Deberes y Garantías, Capítulo I de la Constitución. Estos derechos humanos son preexistentes a la Constitución. Esta no está atribuyendo, confiriendo derechos o imponiendo deberes según la voluntad del propio constituyente, sino partiendo de la base de que los habitantes como individuos de la especie humana, ya poseen una serie de derechos fundamentales. El artículo 72 de la Constitución dispone que la enumeración de derechos, deberes y garantías amparados por la Constitución, no excluye los otros que son inherentes a la persona humana o se derivan de la forma republicana de gobierno. Este artículo implica la adhesión…
El artículo 72 implica la adhesión a la filosofía jus naturalista y, por lo tanto, la creencia en la existencia de un derecho natural al cual debe tender el Derecho Positivo; significa la adhesión a la creencia en un derecho que está más allá de las posibles variaciones dispuestas por el hombre, y que es un derecho inmutable y perfecto.
El artículo 7º de la Constitución se refiere a los habitantes de la República, es decir, a todas las personas, cualquiera fuese su edad, sexo, raza o religión, y no solamente a los ciudadanos como ocurre en algún país. Respecto a dichos habitantes, la Constitución establece que tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad. Nadie puede ser privado de estos derechos, sino conforme a las leyes que se establecieren por razones de interés general. Es decir que la Constitución no consagra el derecho a la vida, sino que considera este derecho como inherente a la persona humana y, por ende, preexistente a su texto. Lo que sí consagra es el derecho a ser protegido en el goce de la vida. En este sentido, debe tenerse especialmente en cuenta que el artículo 26 prohibe que se aplique la pena de muerte.
La Constitución parte de la base de que el derecho a la vida no depende de la voluntad del constituyente y menos del legislador, por ser preexistente a todo acto constituyente o legislativo. Podría ser invocado por cualquier ser humano, aun ante el silencio constitucional.
De todos los derechos de que goza el hombre por ser tal, es la vida el que ocupa en importancia el primer lugar entre los penalmente tutelados y, por ende, entre los bienes humanos individuales, el Derecho Penal debe proteger el bien jurídico más alto por ser el presupuesto de toda la actividad del hombre y el punto de partida para el desenvolvimiento de su personalidad. Una vez destruida la vida, carecen de sentido todos los otros derechos y valores humanos. Nuestro orden jurídico protege la vida en una forma amplia, distinguiendo la vida humana estricto sensu como el lazo que se extiende desde el nacimiento hasta la muerte, de la esperanza de vida humana comprendida entre los límites de la concepción hasta el nacimiento. Para la protección de la vida, desde la concepción hasta la muerte, existen figuras delictivas diferentes, que son el aborto entre la concepción y el nacimiento y el homicidio entre el nacimiento y la muerte.
El embrión es una entidad jurídica autónoma, cuya existencia debe ser preservada por su propio valor humano intrínseco y, por ende, tutelable desde el punto de vista penal. El Derecho Penal uruguayo siempre considera el aborto como un delito. Sólo en alguna circunstancia exime de pena su ejecución, pero nunca la responsabilidad. Toda ley que desconozca el bien tutelado embrión será inconstitucional y, por ende, contraria al orden jurídico uruguayo.
De las disposiciones del proyecto de ley en cuestión importa el concepto de considerar el embrión como un mero objeto que puede ser donado, en algunos casos, tácitamente, utilizando para ello los términos de preembrión o concepti, sin definirlo en ninguna de sus normas. La falta de protección de la vida humana a partir de la concepción marca la inconstitucionalidad de los artículos 2º, 4º y 10 del proyecto.
En cuanto al derecho que asiste a ambos padres, la Constitución reconoce a la familia como un núcleo social que debe ser protegido y promovido como tal, al grado que lo define como base de nuestra sociedad.
El artículo 40 de la Constitución establece la obligatoriedad del Estado de velar por la estabilidad moral y material de la familia para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad, observando el fundamento de que la familia es la base de la sociedad.
El artículo 41 dice que el cuidado y educación de los hijos para que éstos alcancen su plena capacidad corporal, intelectual y social es un deber y un derecho de los padres. Quienes tengan a su cargo numerosa prole tienen derecho a auxilios compensatorios, siempre que los necesiten. La ley dispondrá las medidas necesarias para que la infancia y juventud sean protegidas contra el abandono corporal, intelectual o moral de sus padres o tutores, así como contra la explotación y el abuso.
El artículo 42 expresa que los padres tienen para con los hijos habidos fuera del matrimonio los mismos deberes que respecto a los nacidos en él. La maternidad, cualquiera sea la condición o estado de la mujer, tiene derecho a la protección de la sociedad y a su asistencia en caso de desamparo.
Lo sustantivo es el derecho que tiene todo niño a crecer y a desarrollarse en el seno de una familia constituida con padre y madre.
La fertilidad como derecho fundamental, sería contraria a la dignidad del hijo, pues se le trataría como un objeto o propiedad susceptible de apropiación, en vez de como sujeto con vida y dignidad propia, como un valor en sí mismo. En definitiva, se convertiría a un ser humano en objeto de un derecho subjetivo de otro ser humano que decide una cosa. Los hijos no son bienes o cosas, sino personas y, en tal calidad, son merecedoras del debido respeto y de la debida consideración.
La dignidad humana, enfocada desde el ángulo del embrión, requiere que las técnicas de reproducción humana asistida tengan, efectivamente, el respeto a la vida y a su integridad física, que no se les instrumentalice, que no se les niegue el derecho a conocer a sus progenitores, que se les reconozca el derecho a integrar una familia normal.
El derecho a tener un padre y una madre y a conocer sus verdaderas identidades es un derecho humano fundamental de la persona, que debe ser respetado y garantizado. También lo es, y así lo admite expresamente nuestro ordenamiento de familia, el derecho a exigir el cumplimiento de las obligaciones inherentes a la paternidad y a la maternidad. Existiría un derecho implícito a tener hijos de parte de quien no los pueda tener naturalmente, en la previsión del artículo 72 del texto constitucional, derecho inherente a la personalidad humana de los padres. Pero ese derecho a tener hijos, a tener descendencia, no es absoluto, sino que debe ejercerse debidamente equilibrado y en correspondencia con la efectiva atención y preservación de los derechos del ser concebido.
El pretendido derecho de la mujer soltera a tener hijos debe ceder, porque colide abiertamente con los derechos humanos del ser que aspira a concebir, en cuanto voluntaria y deliberadamente colocará a su hijo en una situación menoscabante, contraria a su bien, desde que lo privará de la importante figura del padre biológico, al tiempo que suprimirá su derecho de conocer al progenitor e integrarse a una familia normal. Simultáneamente, atenta contra la estabilidad moral, emocional y aun material del hijo, contraviniendo preceptos constitucionales y legales.
La antropología biológica sustenta la existencia, en los primates superiores, de roles separados, importantes, ejercidos por los dos sexos progenitores durante el desarrollo de la cría. Si se ahonda luego en todo lo que aporta la psicología del desarrollo infantil referido al papel de la figura paterna, no corresponde que la sociedad legitime, como norma, la condición de orfandad desde la concepción. Cuando el niño huérfano se debe a contingencias de la vida, se afronta buscando el menor mal posible.
Lo que se proyecta legalizar crea esta discapacidad en el niño desde el inicio de la vida y de forma claramente intencional. Costa Rica, Taiwan, Turquía, Egipto y Arabia Saudí exigen un matrimonio civil o religioso. Brasil, México, Francia, Alemania, Israel, Austria y Suecia exigen matrimonio o una unión fehaciente.
Derecho a conocer el padre biológico.- La Declaración Universal de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas no acepta la discriminación de ningún niño, brindándole una protección especial contra toda forma de abandono y contra prácticas que pueden fomentar la discriminación, cualquiera sea su índole, y el anonimato en las donaciones podría suponer un caso de discriminación respecto al resto de los niños, al verse obligado a desconocer la identidad de su padre o madre biológicos.
La Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, de la que Uruguay también es parte, aprobada por la Ley Nº 16.137, de fecha 26 de setiembre de 1990, en los artículos 7º y 8º se asegura al niño el derecho a conocer a sus procreadores. En Alemania, una Comisión celebrada en 1985 aconseja conservar la información relativa al donante a fin de que el niño, una vez que ha cumplido dieciséis años, pueda conocer sus orígenes. En Austria, la ley del 1º de julio de 1992 reconoce al niño nacido de una inseminación heteróloga el derecho a conocer, a partir de los catorce años, la identidad de su padre biológico. En Suecia, la Ley Nº 1.140, del 20 de diciembre de 1984, reconoce expresamente el derecho del niño a conocer, una vez alcanzada la madurez suficiente, la identidad de su padre biológico. En Suiza, la Ley del 17 de mayo de 1992, a través del voto favorable del 73,8 % de la población, garantiza el acceso de una persona a los datos relativos a su ascendencia.
Las técnicas de micro inyección espermática, son ampliamente utilizadas en caso de infecundidad masculina grave, siendo la más conocida la llamada ICSI, inyección intracitoplasmática de esperma, en la que se extraen óvulos del cuerpo de la mujer y cada uno de ellos es utilizado en laboratorios micro inyectándoles un solo espermatozoide. También existen técnicas en las que ni siquiera son necesarios los espermatozoides para conseguir fecundar un óvulo, ya que éste se va a fecundar micro inyectándole un espermátide, célula germinal masculina que, cuando madura, da lugar a un espermatozoide, pero que ya cuenta con cromosomas haploides.
Generado implantado, no al Banco de Embriones, no a la eugenesia. Parece ser tres el número de embriones científicamente recomendados para transferirse en cada ciclo de reproducción asistida, y es este el límite que han tomado legislaciones como las de Alemania, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Hungría, Singapur y el proyecto de ley de fecundación asistida aprobado por la Cámara de Diputados italiana, en 1999.
La crioconservación o congelación de embriones humanos, con el grave riesgo que supone para sus vidas, es considerada por el Parlamento Europeo como una ofensa a los seres humanos que han de ser respetados en sí mismos y no ser reducidos a un simple valor instrumental en beneficio de terceros. La Ley alemana sobre protección de embriones, en vigor desde el 1º de enero de 1991, pretende proteger al embrión desde el momento de su concepción. No admite bancos de embriones, siendo obligatoria la transferencia, al útero materno de la madre biológica, de todos los embriones obtenidos por fecundación “in vitro”, que en ningún caso pueden ser más de tres. La legislación austríaca acepta la fecundación “in vitro”, pero no pueden fecundarse más de 3 ó 4 óvulos por ciclo, debiendo transferirse todos al útero materno. En la legislación suiza se establece que no pueden desarrollarse fuera del cuerpo de la mujer hasta el estadio de embrión, un número de óvulos superior al que puede ser inmediatamente implantado. El proyecto de ley italiano de 1999, prohibiría la congelación de embriones desde el momento de entrada en vigor de la Ley. El decreto de 1995 de Costa Rica establece que todos deben ser transferidos a la madre, prohibiendo la preservación de embriones para transferirlos en ciclos posteriores.
El Código de Etica Médica adoptado por el Sindicato Médico del Uruguay y la Federación Médica del Interior en 1995, en su Capítulo VI, artículo 39, dice que los embriones que se gesten “in vitro” deben ser transferidos al útero materno. Las clínicas de reproducción asistida españolas acumulan ya unos 25.000 embriones congelados, número que debe llevarnos a la reflexión. En 1996, en el Reino Unido había 4.000 obtenidos por fecundación asistida congelados, que habían sido abandonados por 910 parejas en los depósitos del Ente Británico de Embriología Humana y Fertilización. Al haber transcurrido el plazo legal de 5 años previsto por la legislación británica para mantenerlos en ese estado, el Centro de Ayuda a la Vida de cierta región italiana promovió a más de un centenar de mujeres voluntarias, que se ofrecieron como madres adoptivas.
Otro aspecto que queríamos comentar es el que tiene que ver con el hecho de que en el proyecto de ley se atendía, con penas administrativas, situaciones que realmente eran de un impacto mayor. Parecía, claramente, una contradicción que tales cosas pudieran ser sólo pasibles de una observación o amonestación, o multa de hasta 500 U. R., publicación de las infracciones, suspensión hasta un máximo de dos años o clausura definitiva. Me refiero al hecho de fecundar óvulos humanos con cualquier fin distinto a la reproducción humana, en especial cuando el objetivo sea la comercialización o la utilización industrial de todo material así obtenido; importar o exportar embriones; mezclar semen de distintos donantes o utilizar mezcla de óvulos de distintas mujeres. Estos hechos son de una entidad tal que no corresponde que quien los ejecute sea pasible únicamente de una sanción administrativa, tal como establece el artículo 19.
El otro punto que queríamos mencionar a la Comisión se refiere a la necesidad de que el proyecto de ley asegure una total cristalinidad y no facilite la comercialización a intermediarios.

 
PARA LEER ANTES DE LEGALIZAR EL ABORTO: LISTA DE LAS PRINCIPALES SECUELAS PSÍQUICAS DEL ABORTO
 
• Necesidad de Tratamiento Psicológico:
En un estudio realizado sobre pacientes post-aborto a sólo 8 semanas de haber abortado, los investigadores hallaron que el 44 % se quejaba de trastornos nerviosos, el 36 % había sufrido alteraciones del sueño, el 31 % tenía arrepentimientos por la decisión tomada y al 11 % le habían sido prescritos fármacos psicotrópicos por su médico de cabecera. (2) Un estudio retrospectivo que abarcaba un período de cinco años en dos provincias canadienses detectó que el recurso a los servicios médicos y psiquiátricos era sensiblemente mayor entre mujeres que habían abortado. Lo más revelador fue la conclusión a la que se llegó, según la cual el 25 % de mujeres que habían abortado visitaban a los psiquiatras frente al 3 % del grupo control. (3) Las mujeres que han abortado tienen bastantes más probabilidades que otras de requerir el ingreso posterior en un hospital psiquiátrico. Adolescentes, mujeres separadas o divorciadas, y aquéllas en cuya historia clínica figura más de un aborto encaran un riesgo especialmente alto. (4)
Puesto que muchas mujeres tras un aborto recurren a la represión como mecanismo de defensa, puede darse un largo período de negación antes de que una mujer requiera tratamiento psiquiátrico. Estos sentimientos reprimidos son susceptibles de causar afecciones psicosomáticas y psiquiátricas o de conducta en otras facetas de la vida de la mujer. En consecuencia, algunos informan del hecho de que la angustia por un aborto que no se quiere reconocer, es lo que en realidad subyace en muchas de sus pacientes, incluso aunque se hayan dirigido a ellos en demanda de terapias para problemas que aparentemente nada tienen que ver con ello. (5)
 
• Trastornos por estrés post-traumático (PTSD o PAS):
Un importante muestreo concluyó que al menos un 19 % de mujeres que han abortado padecen trastornos por estrés post-traumático. Aproximadamente la mitad presentaba muchos de los síntomas de PTSD, aunque no todos, y entre un 20 y un 40 por ciento mostraban niveles de estrés que fluctuaban entre moderados y altos, así como conducta evasiva respecto a sus experiencias abortivas. (6) Puesto que nos hallamos ante una alteración grave que puede estar presente en muchas demandantes, y que no es fácilmente comprendida fuera de la profesión de asesor, el siguiente resumen será más completo que otros apartados de esta sección. El PTSD es una disfunción psicológica producto de una experiencia traumática que anula los mecanismos normales de defensa de una persona, derivando en miedo intenso, sensación de desvalimiento o de estar atrapado, o en pérdida del control. El riesgo de que una experiencia resulte traumática se incrementa cuando el hecho traumatizante es percibido como susceptible de conllevar amenazas de lesión física, violación sexual o presencia personal o participación en una muerte violenta. Se da el PTSD cuando el hecho traumático produce la hiperexcitabilidad de los mecanismos de defensa de vuelo o lucha. Tal hiperexcitación provoca que estos mecanismos de defensa se desorganicen, desconectados de las circunstancias presentes, y empiecen a funciona por su cuenta, dando lugar a una conducta anormal y a graves transtornos de la personalidad. A guisa de ejemplo de esta deconexión de funciones mentales, puede ocurrir que alguna víctima de PTSD experimente una intensa emoción, pero sin clara memoria del hecho; otros pueden recordar cada detalle pero sin emoción; otros incluso pueden revivir tanto el hecho como las emociones en furtivas y abrumadoras experiencias de flashback. (7)
Las mujeres pueden interiorizar el aborto como una experiencia traumática por varias razones. En muchos casos llegan a él forzadas por maridos, novios, padres u otros. Si la mujer ha sido victima en repetidas ocasiones de abuso de posición dominante, el aborto forzado puede ser percibido como la violación definitiva en el curso de una vida marcada por el abuso. Otras mujeres -sin importar cuánto de imperioso tuviesen las razones por las que recurrieron al aborto- pueden incluso percibir el final de su embarazo como la muerte violenta causada a su propio hijo. El miedo, la ansiedad, el dolor y la culpa asociada al procedimiento aparecen entreverados en esta percepción de muerte violenta y grotesca. Algunas mujeres aun dan cuenta de que el dolor del aborto, desatado sobre ellas por un extraño enmascarado que asalta su cuerpo, se siente como idéntico al de una violación. (8) En efecto, los investigadores han concluido que las mujeres en cuya historia clínica constan agresiones sexuales pueden sentir mayor angustia durante y después de la práctica del aborto a causa de estas asociaciones entre ambas experiencias. (9) Cuando el factor de estrés que conduce al PTSD es el aborto, algunos clínicos lo denominan Síndrome Post-aborto (PAS).
Los síntomas más importantes del "PTSD" son clasificados generalmente en tres categorías: hiperexcitación, intrusión y constricción.
El primero consiste en una intervención inapropiada y crónica de los mecanismos de defensa fight or flight. La persona se halla por lo visto en permanente alerta frente a amenazas de peligro. Los síntomas de hiperexcitación incluyen: respuestas exageradamente sobresaltadas, ataques de ansiedad, irritabilidad, explosiones de ira o rabia, conducta agresiva, dificultad para concentrarse, hipervigilancia, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse despierto, o reacciones fisiológicas ante situaciones que simbolicen o se asemejen a algún aspecto de la experiencia traumática (por ejemplo, aceleración del pulso o sudoración durante un examen pélvico, o al tiempo de oír el sonido de una bomba neumática).
La intrusión consiste en revivir el hecho traumático involuntaria e inesperadamente. Los síntomas de intrusión en los casos de PAS incluyen: pensamientos recurrentes e intrusivos sobre el aborto o el niño abortado,flashbacks en los que las mujeres vuelven a vivir momentáneamente un aspecto de la experiencia abortiva, pesadillas sobre el aborto o el niño, o reacciones de intenso pesar o depresión en la fecha del aniversario del embarazo abortado o del aborto.
La constricción consiste en paralizar los recursos emocionales o en desarrollar patrones de conducta, de forma se que eviten los estímulos asociados con el trauma. Se trata de la conducta evasiva; un intento de negar y de evitar las sensaciones negativas de gente, lugares, o cosas que agraven las sentimientos negativos asociados con el trauma. En los casos de trauma post-aborto, la constricción puede incluir: incapacidad para recordar la experiencia abortiva o partes importantes de ella; esfuerzos por evitar actividades o situaciones que puedan excitar los recuerdos del aborto; abandono de relaciones, en especial, alejamiento de aquéllas que tuvieron que ver con la decisión de abortar; evitación de hijos; intentos de evitar o negar pensamientos o sensaciones relacionadas con el aborto; escasa presencia de sentimientos relacionados con el amor o la ternura; visión del futuro como en escorzo (p. ej. no esperar tener una carrera, casarse, criar hijos o una vivir una vida larga); interés reducido por actividades con las que antes se disfrutaba; abuso de drogas o alcohol; pensamientos o actos suicidas y otras tendencias autodestructivas.
Como ya se mencionó, el estudio de Barnard identificó un porcentaje del 19 % de PTSD entre mujeres a las que les fueron practicados abortos entre tres y cinco años antes. Pero en realidad el porcentaje efectivo es mayor con toda probabidad. Como la mayoria de los estudios post-aborto, el de Barnard estaba lastrado por un porcentaje de omisiones del 15 % . La experiencia clínica ha demostrado que las mujeres que menos suelen cooperar en una investigación post-aborto son aquéllas a las que el aborto ha causado mayor angustia psicológica. La investigación ha confirmado esta intuición, demostrando que las características demográficas de las mujeres que rechazan la evaluación posterior, coinciden en su mayoría con las de las mujeres que padecen la angustia post-aborto más acentuada. (10) La extraordinariamente alta tasa de negativas a participar en estudios post-aborto puede ser interpretada como evidencia de constricción o de conducta de evitación (no querer pensar en el aborto) que es un destacado síntoma de PTSD.
Para muchas mujeres, el comienzo o la identificación inequívoca de los síntomas del PTSD puede demorarse durante varios años. (11) Hasta que una persona aquejada de PTSD ha recibido consejo y logrado un adecuado restablecimiento, el PTSD puede dar lugar a una incapacidad psicológica que impediría a una paciente de aborto afectada interponer una demanda judicial dentro del período normal establecido por la ley. Esta incapacidad puede, sin embargo, proveer de base legal para obtener una prórroga de dicho plazo.
 
• Disfunción sexual:
Entre un treinta y un cincuenta por ciento de mujeres que han abortado declaran sufrir disfunciones sexuales, tanto de breve como de larga duración, que comienza inmediatamente después de sus respectivos abortos. En concreto pueden incluir uno o varios problemas de los que se detallan a continuación: ausencia de placer en las relaciones, dolor añadido, aversión al sexo o a los hombres en general, o desarrollo de una forma de vida de tipo promiscuo. (12)
 
• Planteamientos suicidas e intentos de suicidio:
Aproximadamente un 60 por ciento de mujeres que experimentan secuelas post-aborto declaran albergar ideas suicidas, con un  un 28 por ciento que intenta realmente suicidarse, de las cuales la mitad lo ha hecho en dos o más ocasiones.
Investigadores finlandeses han identificado una estrecha relación estadística entre el aborto y el suicidio en un estudio basado en registros. Los 73 suidicidios identificados se asociaban en el espacio de un año a embarazos que acababan ya de forma natural, ya por aborto provocado. La tasa media anual de suicidio femenino en general era de 11.3 por cada 100.000. La tasa de suicidios asociados con nacimientos era significativamente más baja (5.9). Las tasas para interrupción del embarazo eran sensiblemente más altas. Para el aborto natural, la tasa era de 18.1 por cada 100.000 y para el aborto provocado de 34.7 por cada 100.000. La tasa de suicidio dentro del año posterior a la práctica del aborto era tres veces más alta que la tasa general femenina, siete veces más elevada que para las mujeres que llevan a término su embarazo, y casi el doble de alta que la de las mujeres que habían sufrido un aborto por causas naturales. (13)
 
• Refuerzo del hábito de fumar con los correspondientes efectos negativos para la salud:
El estrés post-aborto se vincula con una acentuación del tabaquismo. Las mujeres que abortan tienen el doble de probabilidades de convertirse en grandes fumadoras y de sufrir los correspondientes riesgos sobre la salud. (14) Las mujeres que han abortado tienen también mayor probabilidad de continuar fumando durante los posteriores embarazos deseados, con el riesgo añadido de muerte neonatal o anomalías congénitas. (15)
 
• Abuso del alcohol:
El aborto se vincula de forma significativa con un riesgo doblemente añadido de abuso del alcohol entre las mujeres. (16) El aborto seguido de abuso del alcohol se vincula con conductas violentas, divorcio o separacion, accidentes de tráfico, y pérdida del puesto de trabajo. (17) (ver también New Study Confirms Link Between Abortion and Substance Abuse)
 
• Abuso de las drogas:
El aborto se halla significativamente ligado a abuso posterior de las drogas. Además de los costes psico-sociales que supone tal abuso, la adicción las drogas se vincula con riesgo incrementado de contraer infecciones por VIH/SIDA, malformaciones congénitas y conducta agresiva. (18)
 
• Desórdenes alimenticios:
Para algunas mujeres al menos, el estrés post-aborto se asocia con desórdenes en la ingestión de alimentos tales como comer compulsivamente, bulimia, y anorexia nerviosa. (19)
 
• Descuido de los niños o conducta abusiva hacia ellos:
El aborto se vincula con mayores niveles de depresión, conducta violenta, abuso del alcohol y de las drogas, embarazos 'de sustitución o reemplazo', y relajación de los lazos que unen a las madres con los hijos habidos posteriormente. Estos factores se asocian estrechamente con el trato abusivo hacia los niños y parecen confirmar particulares valoraciones clínicas que vinculan el trauma post-aborto con abuso infantil subsiguiente. (20)
 
• Divorcio y problemas crónicos de relación:
Para la mayor parte de las parejas, un aborto crea problemas imprevistos en su relación. Las parejas que han recurrido al aborto están más expuestas a divorciarse o a separarse. Muchas mujeres que abortan desarrollan una mayor dificultad para establecer lazos duraderos con un compañero. Esto puede deberse a que el aborto se relaciona con reacciones tales como baja autoestima, mayor desconfianza hacia los hombres, disfunción sexual, abuso de substancias y niveles incrementados de depresión, ansiedad y cólera pasajera. Las mujeres que se han sometido a más de un aborto (que representan alrededor del 45 % de todos los abortos) tienen mayor probablidad de requerir ayudas públicas, en parte porque también tienen más probabilidades de acabar constituyendo familias monoparentales. (21)
 
• Abortos de repetición:
Las mujeres a las que les ha sido practicado un aborto arrostran un riesgo añadido de volver a abortar en el futuro. Las mujeres que cuentan con una experiencia abortiva anterior tienen una probabilidad cuatro veces mayor de volver a interrumpir voluntariamente su embarazo que aquéllas que no tienen historia abortiva previa. (22)
Este riesgo incrementado se asocia con el aborto anterior por la baja autoestima, un consciente o inconsciente deseo de llevar a cabo un embarazo 'de sustitición', y una mayor actividad sexual post-aborto. Los abortos posteriores pueden producirse por culpa de deseos conflictivos de quedar embarazada y tener un hijo y presiones continuas en favor del aborto, como puede ser el abandono por parte del nuevo compañero. En los abortos de repetición se da cuenta también de cierta clase de auto-punición. (23)
Aproximadamente un 45 % de todos los abortos son ahora abortos de repetición. El riesgo de caer en un patrón de aborto de repetición debería ser comentado con la paciente a la vista de su primer aborto. Es más, puesto que las mujeres a las que se les ha practicado más de un aborto se exponen a un importante riesgo añadido de sufrir secuelas físicas y psíquicas, tales riesgos cualificados deberían ser ampliamente comentados con las mujeres que optan por abortar.
 
NOTAS:
1. Una excelente fuente de información para cualquier abogado interesado en lo referente a la negligencia en la práctica del aborto es Thomas Strahan's Major Articles and Books Concerning the Detrimental Effects of Abortion (Rutherford Institute, PO Box 7482, Charlottesville, VA 22906-7482, (804) 978-388.).
2. Ashton,"They Psychosocial Outcome of Induced Abortion", British Journal of Ob&Gyn., 87:1115-1122, (1980).
3. Badgley, et.al.,Report of the Committee on the Operation of the Abortion Law (Ottawa:Supply and Services, 1977) pp.313-321.
4. R. Somers, "Risk of Admission to Psychiatric Institutions Among Danish Women who Experienced Induced Abortion: An Analysis on National Record Linkage," Dissertation Abstracts International, Public Health 2621-B, Order No. 7926066 (1979); H. David, et al., "Postpartum and Postabortion Psychotic Reactions," Family Planning Perspectives 13:88-91 (1981).
5. Kent, et al., "Bereavement in Post-Abortive Women: A Clinical Report", World Journal of Psychosynthesis (Autumn-Winter 1981), vol.13,nos.3-4.
6. Catherine Barnard, The Long-Term Psychological Effects of Abortion, Portsmouth, N.H.: Institute for Pregnancy Loss, 1990).
7. Herman, Trauma and Recovery, (New York: Basic Books, 1992) 34.
8. Francke, The Ambivalence of Abortion (New York: Random House, 1978) 84-95.
9. Zakus, "Adolescent Abortion Option," Social Work in Health Care, 12(4):87 (1987); Makhorn, "Sexual Assault & Pregnancy," New Perspectives on Human Abortion, Mall & Watts, eds., (Washington, D.C.: University Publications of America, 1981).
10. Adler, "Sample Attrition in Studies of Psycho-social Sequelae of Abortion: How great a problem." Journal of Social Issues, 1979, 35, 100-110.
11. Speckhard, "Postabortion Syndrome: An Emerging Public Health Concern," Journal of Social Issues, 48(3):95-119.
12. Speckhard, Psycho-social Stress Following Abortion, Sheed & Ward, Kansas City: MO, 1987; and Belsey, et al., "Predictive Factors in Emotional Response to Abortion: King's Termination Study - IV," Soc. Sci. & Med., 11:71-82 (1977).
13. Speckhard, Psycho-social Stress Following Abortion, Sheed & Ward, Kansas City: MO, 1987; Gissler, Hemminki & Lonnqvist, "Suicides after pregnancy in Finland, 1987-94: register linkage study," British Journal of Medicine 313:1431-4, 1996.C. Haignere, et al., "HIV/AIDS Prevention and Multiple Risk Behaviors of Gay Male and Runaway Adolescents," Sixth International Conference on AIDS: San Francisco, June 1990; N. Campbell, et al., "Abortion in Adolescence," Adolescence, 23(92):813-823 (1988); H. Vaughan, Canonical Variates of Post-Abortion Syndrome, Portsmouth, NH: Institute for Pregnancy Loss, 1991; B. Garfinkel, "Stress, Depression and Suicide: A Study of Adolescents in Minnesota," Responding to High Risk Youth, Minnesota Extension Service, University of Minnesota (1986).
14. Harlap, "Characteristics of Pregnant Women Reporting Previous Induced Abortions," Bulletin World Health Organization, 52:149 (1975); N. Meirik, "Outcome of First Delivery After 2nd Trimester Two Stage Induced Abortion: A Controlled Cohort Study," Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavia 63(1):45-50(1984); Levin, et al., "Association of Induced Abortion with Subsequent Pregnancy Loss," JAMA,  243:2495-2499, June 27, 1980.
15. Obel, "Pregnancy Complications Following Legally Induced Abortion: An Analysis of the Population with Special Reference to Prematurity," Danish Medical Bulletin, 26:192-199 (1979); Martin, "An Overview: Maternal Nicotine and Caffeine Consumption and Offspring Outcome," Neurobehavioral Toxicology and Tertology, 4(4):421-427, (1982).
16. Klassen, "Sexual Experience and Drinking Among Women in a U.S. National Survey," Archives of Sexual Behavior, 15(5):363-39 ; M. Plant, Women, Drinking and Pregnancy, Tavistock Pub, London (1985); Kuzma & Kissinger, "Patterns of Alcohol and Cigarette Use in Pregnancy," Neurobehavioral Toxicology and Terotology, 3:211-221 (1981).
17. Morrissey, et al., "Stressful Life Events and Alcohol Problems Among Women Seen at a Detoxification Center," Journal of Studies on Alcohol, 39(9):1159 (1978).
18. Oro, et al., "Perinatal Cocaine and Methamphetamine Exposure Maternal and Neo-Natal Correlates," J. Pediatrics, 111:571- 578 (1978); D.A. Frank, et al., "Cocaine Use During Pregnancy Prevalence and Correlates," Pediatrics, 82(6):888 (1988); H. Amaro, et al., "Drug Use Among Adolescent Mothers: Profile of Risk," Pediatrics 84:144-150, (1989)
19. Speckhard, Psycho-social Stress Following Abortion, Sheed & Ward, Kansas City: MO, 1987; J. Spaulding, et al, "Psychoses Following Therapeutic Abortion, Am. J. of Psychiatry 125(3):364 (1978); R.K. McAll, et al., "Ritual Mourning in Anorexia Nervosa," The Lancet, August 16, 1980, p. 368.
20. Benedict, et al., "Maternal Perinatal Risk Factors and Child Abuse," Child Abuse and Neglect, 9:217-224 (1985); P.G. Ney, "Relationship between Abortion and Child Abuse," Canadian Journal of Psychiatry, 24:610-620, 1979; Reardon, Aborted Women - Silent No More (Chicago: Loyola University Press, 1987), 129-30, describe el caso de una mujer que golpeó a su hijo de tres años hasta matarlo, poco después de haberle sido practicado un aborto que le desencadenó un "episodio psicótico" de aflicción, culpa e ira injustificada.
21. Shepard, et al., "Contraceptive Practice and Repeat Induced Abortion: An Epidemiological Investigation," J. Biosocial Science, 11:289-302 (1979); M. Bracken, "First and Repeated Abortions: A Study of Decision-Making and Delay," J. Biosocial Science, 7:473-491 (1975); S. Henshaw, "The Characteristics and Prior Contraceptive Use of U.S. Abortion Patients," Family Planning Perspectives, 20(4):158-168 (1988); D. Sherman, et al., "The Abortion Experience in Private Practice," Women and Loss: Psychobiological Perspectives, ed. W.F. Finn, et al., (New York: Praeger Publ. 1985), pp98-107; E.M. Belsey, et al., "Predictive Factors in Emotional Response to Abortion: King's Termination Study - IV," Social Science and Medicine, 11:71- 82 (1977); E. Freeman, et al., "Emotional Distress Patterns Among Women Having First or Repeat Abortions," Obstetrics and Gynecology, 55(5):630-636 (1980); C. Berger, et al., "Repeat Abortion: Is it a Problem?" Family Planning Perspectives 16(2):70-75 (1984).
22. Joyce, "The Social and Economic Correlates of Pregnancy Resolution Among Adolescents in New York by Race and Ethnicity: A Multivariate Analysis," Am. J. of Public Health, 78(6):626-631 (1988); C. Tietze, "Repeat Abortions - Why More?" Family Planning Perspectives 10(5):286-288, (1978).
23. Leach, "The Repeat Abortion Patient," Family Planning Perspectives, 9(1):37-39 (1977); S. Fischer, "Reflection on Repeated Abortions: The meanings and motivations," Journal of Social Work Practice 2(2):70-87 (1986); B. Howe, et al., "Repeat Abortion, Blaming the Victims," Am. J. of Public Health, 69(12):1242-1246, (1979).
© Elliot Institute (Springfield, Illiniois, EE. UU.)
Para la versión original inglesa: http://www.afterabortion.org/psychol.html
 

 
EXISTEN ALTERNATIVAS AL ABORTO QUE SU LEGALIZACIÓN CLAUSURA
 
Heraclio Labandera
 
Un aborto siempre es igual a una mujer abandonada. Se trata de embarazadas que son abandonadas a la miseria, a la angustia o a la soledad. Para algunos el aborto es una solución porque descuentan que con su liberalización le hacen un favor a la mujer, cuando en realidad sólo consolidan ese clima de abandono que rodea a las embarazadas en situación de abortar.
 
El tema del aborto se ha convertido en Uruguay en una conversación inteligente, de esas que hacen interesante cualquier tertulia aburrida de fin de semana o que resulta funcional a la imagen liberal que siempre es bueno cultivar en los medios de comunicación.
En los últimos días, poner cara de intelectual y desplegar un discurso repleto de sociologismos y estadísticas constituye la condición necesaria para impresionar a cualquier auditorio. Y si se trata de un hombre, es imprescindible repetir en la conversación los eufemismos del feminismo pro-abortista para obtener credenciales habilitantes para opinar. En esto no hay que quedar afuera, ni debajo de la mesa.
Queda bien repetir los argumentos desconcertantes y contradictorios de los que admiten que el concebido es un ser vivo o que el aborto -aunque sea legal- le provoca marcas indelebles a la mujer, e igual abogan por su liberalización sin admitir que provocan el daño y la muerte. Y ni que hablar si hay que posar de progresista postmoderno. Hay que hablar de manera “políticamente correcta” en un Uruguay que se supone ha virado al frenteamplismo, en un mundo donde la izquierda en general apoya la legalización del aborto. No importa que Tabaré Vázquez haya dicho hace algunos meses que como médico jamás podría justificar al aborto porque elimina a un ser vivo, ni que Danilo Astori o Mariano Arana hayan afirmado que están en total desacuerdo con una legalización de esa cruel práctica. Ni tampoco importa que en eso coincidan diputados frentistas y colorados con los legisladores blancos.
Hablar del tema del aborto es algo que queda cerca para muchos. Lo que en cambio queda muy lejos es abordar el drama real del aborto, algo de lo que muy poco se habla y menos aún participan con brío esos muchos polemistas de fin de semana.
 
Ignoran la realidad
Los que predican la legalización del aborto como la gran solución para el drama de las mujeres pobres, ignoran que en el país hay miles de mujeres a las que se las expulsa de las pensiones por estar embarazadas, o se les niega trabajo si están en estado de preñez, y eso –con ser ilegal- tampoco se controla de manera adecuada.
Los que predican la legalización del aborto nunca han levantado la voz para denunciar esas injusticias que obligan a muchas mujeres a abortar, y en cambio recurren al expediente fácil de proponer la liberalización de esta cruel práctica. Y de paso, estos mismos ignoran que en el país hay miles de personas anónimamente dedicadas a la tarea pro-vida, que sin tener nada que ver con esas embarazadas van a las pensiones que hacen eso para evitar que se las eche a la calle, o hablan con esos patrones abusivos para evitar que dejen a una trabajadora en el más absoluto e ilegal abandono. Esa es una ilegalidad que los que pretenden defender a la mujer debieran denunciar a gritos.
Los que predican que la legalización del aborto es la panacea para evitar muertes de las mujeres que abortan, encubren el hecho de que en los países en donde esta práctica es legal siguen habiendo muertes de mujeres por abortos clandestinos (que no desaparecen) y se suman las muertes de mujeres que provocan los abortos legales. Esto lo admite la propia Organización Mundial de la Salud (1) y es citado en la literatura que esgrimen quienes ahora quieren legalizar el aborto.
Así lo reconoce también la psicóloga Dense Defey, ex profesora adjunta de Facultad de Medicina, en ese trabajo que informó a los que redactaron la ley para liberalizar el aborto que está a consideración en la Cámara de Diputados.
“La legalización –sostiene- ha conducido en algunos países a una práctica excesiva del aborto (Osler, 1992), utilizándolo como método anticonceptivo de elección (Guidal y Semin., 1999; Douvier y col., 2001), a un aumento de partos prematuros (con la consiguiente morbimortalidad neonatal en embarazos que si se qusieron mantener) e incluso a una banalización del aborto, que en algunos planteos aparece como sinónimo de la liberación de la mujer”. (2)
El aborto también acarrea graves problemas psicológicos a la mujer, porque a un hijo es más fácil sacarlo del vientre que de la conciencia. En la actualidad, la literatura psiquiátrica describe el llamado “síndrome post-aborto”, relacionado con las consecuencias psíquicas que provoca en las mujeres el haber abortado, que viene acompañado de depresiones sin causa aparente y dependencias toxicológicas compulsivas a repetición.
 
La alternativa
Si el aborto es la consecuencia de una mujer abandonada, entonces la legalización podrá parecer una comodidad para los demás, pero no para la abandonada. El aborto –clandestino o legal- es la consolidación de un fracaso. Pero existen alternativas reales al aborto. Por cierto que el instituto de la adopción ya no puede ser un calvario interminable como lo es hoy, convirtiéndolo potencialmente en algo que se preste para la corrupción y la “compra” de bebitos por parte de padres desesperados por adoptar.
Si el gobierno aspira a actuar sobre este problema, deberá encarar con seriedad un programa de salud que cree “Casas de Recibo” para mujeres en situación de abortar. Esta experiencia ya está muy expandida en Argentina, Chile, Colombia, México y Estados Unidos, por citar algunos de los casos que se conocen bien en Uruguay. Hay que crear además, equipos técnicos especializados que entiendan que la principal razón por la cual una mujer aborta, es la afectiva, es el abandono.
Eso es lo que indican los muchos estudios latinoamericanos que se han realizado en los últimos años con mujeres en situación de abortar. Y la solución al abandono nunca será institucionalizar el abandono, que eso es la legalización del aborto.
 
1.“Abortion: a tabulatión of available information”, 3a. ed., World Health Organization, Genova, 1997. Cit. en “Iniciativas sanitarias contra el aborto provocado en condiciones de riesgo” (pág. 86), trabajo del Sindicato Médico del Uruguay citado como referente de los sectores que predican la legalización del aborto.
2.“Iniciativas sanitarias contra el aborto provocado en condiciones de riesgo”, paginas 31 a 49. Coordinado por doctor Leonel Briozzo. Sindicato Médico del Uruguay, Montevideo, 2002.
 

 
"CORRUPTIO OPTIMI PESSIMA"
 
Álvaro Fernández
 
La sentencia clásica se confirma una vez más: la corrupción de lo mejor, es lo peor: pretender corromper la nobleza de la profesión médica obligándola a abortar, es probablemente, la barbaridad más grande que ha visto en su historia el Parlamento uruguayo. En efecto, el proyecto de despenalización del aborto -eufemísticamente llamado de "Defensa de la Salud Reproductiva"-, además de cambiar la tipificación del aborto como "delito" a "acto médico", en el Artículo 11° dice que: "Todos los servicios de asistencia médica integral, tanto públicos como privados habilitados por el Ministerio de Salud Pública, tendrán la obligación de llevar a cabo este procedimiento (aborto) a sus beneficiarias, siendo efectuado en todos los casos por médico ginecotocólogo, en las hipótesis previstas en esta ley".
Y en el Artículo 12°, dice que "Aquellos médicos o miembros del equipo quirúrgico que tengan objeciones de conciencia para intervenir en los actos médicos a que hace referencia la presente ley, podrán hacerlo saber a las autoridades de las instituciones a las que pertenezcan dentro de los 30 días contados a partir de la promulgación de la misma. Quienes ingresen posteriormente, deberán manifestar su objeción en el momento en que comiencen a prestar servicios.
Los profesionales y técnicos que no hayan expresado objeción, no podrán negarse a efectuar las intervenciones."
Si plantear el "derecho a decidir" contra la vida de otro ser humano es algo inadmisible -el embrión es vida humana desde la concepción-, negar el "derecho a decidir"  por la vida a todas las instituciones de asistencia médica y a los profesionales que en ellas trabajan salvando vidas, es inaudito, una verdadera aberración, un sorprendente avasallamiento de la libertad de las conciencias en un país que pretende ser democrático.
Por ahí se ha dicho que quienes afirmamos que el derecho de la madre a elegir no se puede anteponer al derecho del hijo a nacer, somos fundamentalistas. Pero cuando vemos el articulado de esta ley, no podemos menos que preguntarnos: ¿quienes son los verdaderos fundamentalistas? ¿aquellos que hacen oír su voz con firmeza y energía -no negamos nuestra indignación ante este proyecto de ley injusto para con los más débiles de nuestra sociedad- o aquellos que pretenden imponer la obligación de hacer abortos contra sus estatutos, principios y fines asistenciales, a todas las instituciones médicas públicas y privadas del país, e incluso a los médicos que no hayan expresado su objeción de conciencia en el momento oportuno? ¿Desde cuándo el Parlamento uruguayo tiene la facultad de obligar a las instituciones médicas y a los propios médicos y médicas a realizar abortos, a matar y despedazar vidas humanas inocentes contra sus principios y contra su conciencia? ¿Desde cuando el Estado puede obligar a un profesional de la salud a ir contra la razón de su vocación -salvar vidas-? Si hay médicos y médicas que omiten cumplir el trámite burocrático de presentarse como "objetores de conciencia", ¿no es una burla a la razón y a la propia ciencia médica, pensar que pueden terminar tras las rejas por "omisión de asistencia", mientras los aborteros van a ocupar sus puestos al frente de las clínicas ginecoltológicas? ¿Cómo garantizar que los objetores de conciencia no serán discriminados en alguna institución médica favorable a la práctica del aborto? ¿Cómo evitar la confección de las fatídicas listas negras? ¿Es esta ley tan "liberal" y "progresista" para los médicos y las instituciones de salud como pretende serlo para las madres? ¿Acaso se puede prohibir a los médicos y médicas, cambiar de opinión respecto al aborto? Y si lo hacen ¿van a ser despedidos o van a tener que renunciar a sus trabajos por decidir a favor de la vida? ¿Qué es sino totalitarismo, qué sino imperialismo, obligar a los médicos a hacer aquello que –siguiendo a Hipócrates- juraron no hacer?: "No daré veneno a nadie aunque me lo pida, ni le sugeriré tal posibilidad. De igual manera no daré a ninguna mujer un remedio abortivo." Llevado al terreno de la educación -menos grave, por cierto- esto equivale a obligar a todas las instituciones educativas movidas por un fin religioso, a enseñar el ateísmo. Si eso es un disparate, cuanto más este proyecto de ley, que en lugar de atentar contra la libertad de conciencia, atenta contra la vida. Nadie puede ser libre, si antes no está vivo.
Para terminar, insistimos en que jamás, y bajo ninguna circunstancia, el legislador puede obligar a un profesional de la salud a actuar contra su conciencia. Nadie puede obligar a un médico a violar su más sagrado juramento, quizá realizado hace ya muchos años y honrado con el testimonio de una vida dedicada al servicio de la vida. Queremos llamar muy especialmente la atención de los señores legisladores sobre este punto en particular. Porque consideramos absurdo limitar los verdaderos Derechos, en nombre de unos "pseudoderechos" que, ilimitados para quienes los poseen, omiten contemplar los derechos del otro. No en vano, desde estas mismas páginas se dijo hace poco que este proyecto de ley de aborto, guarda estrecha similitud con aquel que fuera propuesto por un miembro del "establisment" dictatorial, en la época en que los derechos valían lo que un paquete de tabaco. ¿En qué se asemejan? Pues para empezar, en que ninguno de esos proyectos de ley tuvo en cuenta un librito que a veces conviene leer, y que se llama nada más ni nada menos que... Constitución.
 

 
ABORTO Y "FUNDAMENTALISMO"
Carta del Dr. Rafael Brum a Ecos de El País, 10/11/2002.- La Comisión de Salud (¿) de la Cámara de Diputados, aprobó el proyecto de despenalización del aborto.
El objetivo del proyecto, según los miembros de dicha comisión, pasa por privilegiar la libertad de vientre de la madre, la libertad de las madres de elegir sus vidas; que no haya organizaciones que se enriquezcan con la clandestinidad del aborto y que las condiciones sanitarias al hacerlo, sean óptimas y no las derivadas de acciones clandestinas.
Por otro lado no cabe duda a nadie —la ciencia médica es unánime al respecto— que desde que óvulo y espermatozoide se unen hay una nueva vida, aunque esté en etapa embrionaria.
Nuestra legislación ha sido siempre coherente con respecto al tratamiento de la vida humana. En efecto, se la cuida y respeta en todas sus etapas.
Es por ello que se pena el aborto —salvo el caso de razones médicas específicas y violación—, se condena el homicidio, no se permite la asistencia en la llamada eutanasia, y no existe la pena de muerte para ningún tipo de delito.
Vale decir, la Constitución y la Ley son armónicas. La vida vale desde su concepción y hasta su extinción por medio de la muerte natural sin excepciones de clase, color, actitud o aptitud.
Este proyecto viene a poner un quiebre en la coherencia jurídica. De aprobarse, una madre (¿) podrá por su propia voluntad poner fin a la vida de su hijo por que altera sus planes y su proyecto de vida, porque no es deseado, porque no viene en el mejor momento. Se pone por delante el valor PLANES ALTERADOS DE LA MADRE frente al valor VIDA DEL HIJO.
Pues bien a aquellos que rechazan que la Ley permita la muerte de un niño, la Diputada Glenda RONDAN les dice que forman parte de un plan organizado por “ORGANIZACIONES FUNDAMENTALISTAS. No pertenezco a ninguna organización fundamentalista, soy igualmente colorado y batllista que la Diputada, Convencional Nacional igual que ella e integro y voté la misma Lista 15. Además soy —al igual que ella siempre manifestó— católico apostólico romano —aunque no del Opus Dei—. La diputada habla de agresividad, de que no permitirá que la traten de burra, de ignorante ni de asesina.
Yo la conozco y la respeto y por tanto no la trato de burra, ni de ignorante ni de asesina.
Sólo pido que le llame a las cosas por su verdadero nombre, que no existe bien por encima del de la vida, que ese si es total e irrestricto y que el valor tranquilidad de la madre no puede estar nunca por encima de la vida, tenga estas semanas, días o años.
Los próximos pasos de la Comisión de Salud pueden ser aprobar la eutanasia —pude ser porque el paciente enfermo afecta la tranquilidad y la paz espiritual de sus familiares que sufren por él, o porque lo ven tan viejito que eso les afecta el recuerdo y más vale ultimarlo— luego la pena de muerte —si alguien mata a tres o cuatro personas no merece vivir— etc., etc.
Justamente por no considerarla ni burra ni ignorante ni asesina es que estoy muy preocupado por sus razonamientos a la hora de legislar.
Desde ya le anuncio la lucha frontal contra la aprobación de la ley en todos los niveles y si igualmente se aprobara y promulgara, la creación y organización de una Comisión Pro-referendum contra la misma. Y no precisamente liderada por ORGANIZACIONES FUNDAMENTALISTAS.
Diputada, siga defendiendo el derecho de los vientres, que nosotros nos ocuparemos del derecho a la vida”.

PARA REFLEXIONAR

 
Esta vez abre el fuego una película mexicana

LONDRES, 9 noviembre 2002 (ZENIT.org).- Da la impresión de que algunos medios de comunicación haber convertido en su deporte preferido el tiro al blanco contra la Iglesia católica durante todo este año.
Un ejemplo es la última película, “El Crimen del padre Amaro”. El filme, que se podrá ver el 15 de noviembre en Estados Unidos, ha sido un éxito de taquilla en su México natal, informaba el New York Times el 21 de octubre. La cobertura dada por los medios de comunicación estadounidenses se ha centrado en aspectos de la película relacionados con pasiones prohibidas y el abuso de poder en la Iglesia.
Las protestas de la Iglesia contra la película han recibido por respuesta los acostumbrados llamamientos al derecho de libertad de expresión. “Es muy sano que la Iglesia entienda que ya no tiene tanto poder, que su poder no es absoluto”, afirmaba el director de la película, Carlos Carrera, según el Times. “Debe quedar muy claro que ahora la Iglesia, al menos en términos de censura, no tiene influencia”.
Los obispos de México explicaron en una declaración del 12 de agosto que en realidad no se trata de una cuestión de censura, sino de algo más profundo. La película, afirman, “constituye una ofensa contra las creencias religiosas de los católicos y mancha los símbolos más sagrados de la comunidad católica”. Libertad de expresión, aseguran, no significa el derecho a denigrar las personas o las instituciones.
Como el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, decía en declaraciones concedidas al semanario mexicano «El Observador», en su edición del 25 de agosto, la ofensa más grave de la película no es el intento de destruir la imagen de los sacerdotes. Es el tratamiento sacrílego de la Virgen María y de los sacramentos, incluyendo la Eucaristía, afirmaba. En una escena de la película, por ejemplo, una mujer toma la hostia consagrada de su boca y se la da a un gato.
Otro ejemplo reciente es “The Magdalene Sisters”, ganadora del León de Oro en el festival de cine de Venecia de este año. La película cuenta la historia de tres voluntariosas chicas enviadas a vivir a una casa llevada por monja en la Irlanda de los años sesenta. La película, presentada como una historia verídica, muestra cómo las tres sufren abusos mentales y físicos.
El film es lanzado por Miramax, famosa por su hostilidad contra la Iglesia. La película de 1995 de la compañía, “Priest”, llevó a un boicot de Disney, propietaria de Miramax, por parte de algunas iglesias. En 1999, Miramax sopesó el lanzamiento de “Dogma”, pero el plan se abandonó cuando surgieron protestas por su contenido blasfemo.
¿Hasta qué punto es verídico el contenido de “The Magdalene Sisters”? El escritor católico italiano, Vittorio Messori, analizaba la película en un artículo aparecido el 14 de septiembre en el periódico milanés Corriere della Sera.
Para empezar, hacía notar que las escuelas-reformatorio irlandesas estaban bajo estricta supervisión del gobierno. Además, casi todas las chicas internadas habían sido sentenciadas por crímenes juzgados por los tribunales juveniles. En la película, sin embargo, las tres chicas son internadas en el colegio de monjas a petición de sus padres.
Messori también hacía notar que los reformatorios católicos de la época no eran peores que los demás --ya funcionaran a cargo del estado o de instituciones religiosas--, lo que significa que la película selecciona injusta e intencionalmente a la Iglesia como blanco de sus ataques.
Messori va más lejos, al explicar que el castigo corporal era común incluso en los costosos internados privados de la época. Además, en la vida real, las chicas podrían haber abandonado las instituciones a petición de los padres, lo que difiere de la versión ofrecida por la película.

La realidad ignorada
Cuando no ataca las creencias religiosas, la industria del cine con frecuencia simplemente las ignora. En un comentario del Washington Post el 2 de agosto, Donna Britt publicaba un comentario sobre la película “Signs” en el que admitía que “estaba asombrada de escuchar en un filme hablar de la deidad en general”.
“Película tras película”, observaba Britt, “programa televisivo tras programa televisivo, la gente se enfrenta al terror, al crimen, la enfermedad, la traición sin referencia alguna, o incluso sin reconocimiento alguno de un poder más alto”.
La religión se presenta sólo en raras ocasiones “como algo de lo que la mayoría de la gente desea formar parte”, afirmaba Britt, citando al director de cine Sushama Austin-Connor. Censurando de esta manera un parte importante de la vida de la gente, los personajes representados en los medios a duras penas parecen reales, afirmaba Austin-Connor.
El crítico de cine Michael Medved observaba en su ensayo “That's Entertainment: Hollywood's Contribution to Anti-Americanism Abroad”, en la edición del pasado verano de The National Interest, que las encuestas sugieren que cerca del 40% de los estadounidenses asisten a servicios religiosos semanalmente --cifra cuatro veces superior a la de quienes van al cine--. “La asistencia a la iglesia o a la sinagoga, sin embargo, aparece difícilmente en los retratos que Hollywood o la televisión hacen de la sociedad norteamericana contemporánea”, observaba Medved.
La radio también tiene sus problemas con la religión. En Inglaterra, el programa “Thought for the Day” de la BBC Radio 4, que lleva mucho tiempo en antena, ha sido un lugar donde la gente con trasfondo religioso contribuye con una breve reflexión para los oyentes. Hace poco, la National Secular Society, la British Humanist Association y otras organizaciones pidieron a esta radio un tiempo para contribuir con sus pensamientos no religiosos.
El rechazo de la BBC a conceder esta petición ocasionó las críticas de Polly Toynbee en el Guardian del 6 de septiembre. Reservar diariamente 2 minutos y 45 segundos para un comentario espiritual era, según su punto de vista, una decisión peligrosa en una época en la que el fundamentalismo religioso “amenaza con un armagedón global”.
Según Toynbee, el fundamentalismo cristiano ha convertido a “cada” político de Estados Unidos en un “cruzado” --a la par de los radicales islámicos--. Incluía al Papa en esta categoría porque “mata a millones a través de su imprudente forma de afrontar el sida”. Para Toynbee, “la religión no es buena, mata: es tóxica en los lugares donde la gente realmente cree”.
¿Y cómo le gustaría a ella que se usara “Thought for the Day”? “Debería presentarse el secularismo militante, con celo misionero”, escribía Toynbee. “La religión pertenece a la esfera personal, nunca a la pública”.

¿Un accesorio de moda?
La reciente decisión de Juan Pablo II de sugerir otra serie de misterios al rosario ha encontrado una reacción general favorable. El periódico británico Independent, sin embargó, logró encontrar un motivo de crítica.
En un artículo del 20 de octubre, Catherine Pepinster se lamentaba de que los cambios del Papa le han hecho perder el dinero que se gastó el año pasado cuando compró un rosario para un amigo. Los misterios propuestos, afirmaba Pepinster, son parte de un plan siniestro de la Iglesia para “traer dinero a las arcas del Vaticano”, pues la gente tendrá que comprar ahora rosarios nuevos.
Pepinster no sabía ni siquiera que el hecho de que el Papa haya añadido una nueva serie de misterios al rosario no implica ningún cambio en el tradicional rosario de cinco decenas.
La escritora considera que el rosario es ampliamente ignorado por los fieles de hoy día. Como remedio, recomienda que la Iglesia pida consejo a expertos en imagen para convertir el rosario en un objeto de moda --tal y como ha sucedido con el crucifijo que ha tenido mucho éxito como accesorio de moda--, afirma.
Como observaba el decreto sobre los medios de comunicación social del Vaticano II, "Inter Mirifica", los medios, “si se utilizan rectamente, proporcionan valiosas ayudas al género humano”. Sin embargo, la Iglesia también siente «angustia a causa de los daños que de su mal uso se han derivado con demasiada frecuencia para la sociedad humana». Aquel decreto parece tener tanta vigencia hoy como el 4 de diciembre de 1963 en que fue publicado.
ZSI02110901
 
 

Tenemos el agrado de invitar a Ud. al Foro sobre aborto denominado:
 
 
“SALVEMOS A LOS DOS”
 
 
a realizarse en el edificio “José Artigas”, pasaje central, nivel 1, Anexo del Palacio Legislativo, el próximo lunes 11 de Noviembre, a partir de las 19:00 hs. Disertarán destacadas personalidades que abordarán temas específicos, entre otros, “La verdad sobre el aborto”, “Los derechos de la mujer”, “Aborto: ¿Acto médico?”, “Verdades científicas sobre el aborto”, etc.
 
Nos sentiremos honrados con su grata presencia
 
Comité Organizador Salvemos a los Dos
 
“Asociación Vivir en Familia” – “ESALCU - Ong por los Desamparados” - “Iglesia Misión Vida para las Naciones” – “Comisión de Bioética del Círculo Católico del Uruguay” - “Movimiento Juventud con Derecho a Vivir” – “Comisión Honoraria en Defensa de la Familia” – “Asociación Mujeres de Valor” – “Comisión Familia, Vida y Dignidad” – “Movimiento en Defensa de la Familia” – “Movimiento New Génesis” – “Comisión Sensibilidad y Ética” – “Asociación Esperanza Uruguay” - “Movimiento Progresista contra la discriminación”  - “ACUPS- Asociación Cristiana Uruguaya de Profesionales de la Salud” - “Comisión Mujer y Procreación”.

PARA SONREIR

En una tienda de telas, una hermosa y elegante chica, se acerca al mostrador y le dice al empleado:
"Quisiera comprar esta tela para hacerme un vestido nuevo. ¿Cuanto cuesta?"
El empleado, con una pícara sonrisa, le dice:
"Solo un beso por por metro".
"No hay problema", responde la chica, "llevo 10 metros".
Expectante y con una sonriente, el empleado corre, corta la tela, la envuelve y se la entrega haciendo una guiñada. Entonces, la chica toma el paquete, señala a un pequenio viejito que estaba parado junto a ella y muy sonriete le dice:
"Mi abuelo paga la cuenta".
 
(Enviado por Fernando Grignola)

CORREO DEL LECTOR

----- Original Message -----
From: "Roberto Avellaneda" <torrefuerte@redfacil.com.uy>
To: <familias@adinet.com.uy>
Sent: Sunday, November 03, 2002 6:15 PM
Subject: Herencia de Dios

Hola Álvaro:
Te saludo después de tanto tiempo y contento de que sigan luchando por la vida.- Te mando un pasaje de la Biblia que a lo mejor esclarece un poco sobre el tema.-
Un Abrazo
Roberto
He aquí, heredad de Jehová son los hijos: Cosa de estima el fruto del vientre.4
Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud.5
Bienaventurado el hombre que hinchió su aljaba de ellos:
No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta. (Salmo 127:3)

----- Original Message -----
From: MARTINEZ, Enrique
To: 'Vivir en Familia'
Sent: Sunday, November 03, 2002 8:34 PM
Subject: RE: CAMPAÑA POR LA VIDA

Gracias por el mensaje; cuenten con mi apoyo en lo que fuera posible.
Cordiales saludos,
Enrique Martínez Larrechea

----- Original Message -----
From: Gabriela Liguori
To: "Vivir en Familia"
Sent: Thursday, October 31, 2002 4:44 PM
Subject: Asunto: Vivir en Familia - Edición Especial - Aborto

MUY INTERESANTE EL MATERIAL RECIBIDO. ME GUSTARIA SEGUIR RECIBIENDOLO.
DESDE YA MUCHAS GRACIAS.

MARIA GABRIELA LIGUORI

----- Original Message -----
From: "regcleri"
Sent: Wednesday, October 30, 2002 12:10 PM
Subject: suscripción

Estimados señores:
Felicidades por su trabajo. Que Dios y la Virgen los bendigan. Favor de suscribirnos.
Jesús R. Díez Antoñanzas

----- Original Message -----
From: Cecilia Villar
To: Vivir en Familia
Sent: Tuesday, October 29, 2002 9:59 AM
Subject: Re: Vivir en Familia - Edición Especial - Aborto

No se de donde han sacado mi dirección de correo electrónico, pero la verdad es que me alegro que me hayan incluido en este correo masivo. Me interesan los temas que tratan y me gustaría que me siguieran incluyendo en su lista y me enviaran otros artículos interesantes.
Gracias,
Cecilia Villar

----- Original Message -----
From: Secretaría
To: Vivir en Familia
Sent: Friday, October 25, 2002 9:02 PM
Subject: suscripción

Me encantaría seguir recibiendo este material, desde ya gracias.
Alejandra Bruno.

----- Original Message -----
From: Marcelo Senna
Sent: Saturday, October 05, 2002 11:04 PM
Subject: suscripcion

Desearia saber acerca del contenido de la revista y como hacer para suscribirme. Soy lector, admirador y participe de Persona.
Un abrazo
M. Senna
Chaco

 
Vivir en Familia es una publicación que se distribuye en forma gratuita por correo electrónico. Sus objetivos son:

        • DEFENDER LA VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL
        • BRINDAR FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

La Asociación Vivir en Familia es una asociación civil sin fines de lucro, con personería jurídica en trámite. 
 
Redactor Responsable:
Ing. Agr. Álvaro Fernández
 
Colaboran regularmente con la Revista:
Arq. José Luis Barrabino
Dra. Carmen Barrera
Lic. Florencia Beltrán
Dr. Juan Bonifazio
Dr. Eduardo Casanova
Dra. Adela González
Ing. Daniel Iglesias
Lic. Néstor Martínez 
Dr. Esc. Pedro Montano
Sra. Magdalena Olaso
Dr. Gustavo Ordoqui

Esperamos sus comentarios. Para suscribirse o borrarse envíe un mail a:
 
 
En base de las normativas internacionales sobre SPAM, este correo no puede ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Para ello solo tiene que contestar este correo electrónico poniendo en Asunto:"Bórreme de lista de distribución".


Arriba ] 01/01 ] 02/01 ] 03/01 ] 05/01 ] 06/01 ] 07/01 ] 08/01 ] 09/01 ] 10/01 ] 11/01 ] 14/01 ] 15/01 ] 16/01 ] 17/01 ] 18/01 ] 20/01 ] 01/02 ] Campaña por la Vida ] Edición Especial ] 02/02 ] 03/02 ] 04/02 ] 05/02 ] 06/02 ] 07/02 ] 08/02 ] 09/02 ] 10/02 ] 11/02 ] 12/02 ] 13/02 ] 14/02 ] 15/02 ] [ 17/02 ] 18/02 ] 19/02 ] 20/02 ] 01/03 ] 02/03 ] 03/03 ] 04/03 ] 05/03 ] 06/03 ] 07/03 ] 08/03 ] 09/03 ] 10/03 ] 12/03 ] 13/03 ] 14/03 ] 15/03 ] 16/03 ] 17/03 ] 18/03 ] 19/03 ] 20/03 ] 21/03 ] 22/03 ] 23/03 ] 01/04 ] 02/04 ] Elecciones 2004 ] 15/04 ] 16/04 ] 17/04 ] 18/04 ] 02/05 ] 03/05 ] 04/05 ] 06/05 ] 07/05 ]